Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Vol Cap 1

BIENVENIDO A MI ESCUELA DE ENSUEÑO


— Ayanokouji-kun, ¿estás bien?



Llegó. Llegó de nuevo. La temida situación.


Cuando estaba fingiendo dormir, esa persona vino.

Fue la aparición del diablo, lo que me obligó a despertar (estaba tomando una siesta) a la realidad.

En mi cerebro, la undécima sinfonía de Shostakovich estaba tocando. La canción describía perfectamente mi predicamento actual: el sentimiento de total desesperanza cuando la gente es perseguida por los demonios y cuando el fin del mundo se aproxima rápidamente.

Incluso con los ojos cerrados me di cuenta.

Podía sentir la alarmante presencia del diablo justo a mi lado mientras esperaba a que su esclavo se despertara...


Ahora, como un esclavo ¿cómo puedo escapar de esta situación?

Para evitar el peligro, use la computadora en mi cerebro para obtener la respuesta instantáneamente.

Conclusión... Pretende no haber escuchado nada. Lo nombro la estrategia de "sueño fingido". Mi situación será resuelta con esta estrategia.

Si la persona que hablaba era una chica amable, ella lo pasará por alto después de decir: "Bueno, no se puede evitar. Te perdonaré porque es mi culpa ☆”.

Incluso un patrón como “te besaré si no despiertas, Chuu ~~” también está bien.

— Si no te despiertas en 3 segundos, enfrentarás castigos.

— ¿Qué diablos quieres decir con “castigos”?

En menos de un segundo la estrategia de "sueño fingido" fue frustrada y sucumbí ante la amenaza.

Sin embargo, me negué a levantar la cabeza y seguí resistiendo.

— Mira, como esperaba. Estabas despierto.

— Ya sé que eres aterradora si te enfado.

— Eso es bueno. Entonces, ¿tienes tiempo?

— ¿Y si digo que no?

— Bueno... no puedo forzarte, pero estaré malhumorada si no lo tienes—. Luego continuó—. Y si estoy malhumorada, seré un obstáculo importante para la vida escolar normal de Ayanokouji-kun. Hmm, por ejemplo, innumerables chinchetas en tu silla, rociar agua en tu cabeza cada vez que entres al baño y a veces apuñalarte con una punta del compás. Ese tipo de comportamiento, sí.

— ¡Eso es simplemente hostigamiento! Además, ese último parece extrañamente real, ¡como si recordara haber sido apuñalado! 

Me desperté a regañadientes y me senté.

Una chica de cabello largo y negro, ojos afilados y hermosos me miraba desde un lado.

Su nombre es Horikita Suzune. Clase 1-D de preparatoria, mi compañera de clase.

— No tengas tanto miedo. Fue sólo una broma. No te echaré agua desde arriba cuando estés en el baño.

— ¡Las chinchetas y la punta del compás son más importantes! ¡Mira esto, esto! ¡Todavía puedes ver dónde me apuñalaron! ¿Cómo vas a asumir la responsabilidad si se convierte en una cicatriz de por vida?

Levanté la manga del brazo derecho y le mostré el antebrazo a Horikita.

— ¿Dónde está la evidencia?

— ¿Huh?

— ¿Dónde está la evidencia? ¿Estás diciendo que soy la culpable sin ninguna prueba?

Por supuesto, no hay evidencia. A pesar de que la única persona lo suficientemente cerca como para apuñalarme era Horikita, y aunque estaba sosteniendo el compás en su mano, definitivamente es difícil decirlo.

Sin embargo, tenía algo importante que confirmar.

— ¿Realmente tengo que ayudar? Lo pensé otra vez, pero después de todo-

— Hey, Ayanokouji-kun. Lamentando tu decisión mientras estás desesperado, o mientras estás sufriendo... ¿Cuál te gusta más? Debido a que me sacaste de mis compromisos, deberías ser responsable. ¿Está bien? 

Horikita ofrecía sólo dos opciones ridículas y extremas. Al parecer, no permitirá llegar a un arreglo. Fue un error hacer un contrato con el diablo. Decidí rendirme y obedecer. 

— Entonces, ¿qué se supone que debo hacer?

-pregunté temblando de miedo.

No me sorprenderé cuando escuche lo que me pide.

No sé cómo salieron así las cosas, pero recuerdo cuando empezó todo esto.

Conocí a esta chica exactamente hace dos meses.

¿Fue el día de la ceremonia de entrada?




1

Abril.

La ceremonia de entrada.

Iba a la escuela en autobús, que se sacudía cada vez que pasaba sobre una zona llena de baches en la carretera.

Mientras observaba el cambio de paisaje de un área a otra, los pasajeros del autobús aumentaron gradualmente.

La mayoría de los pasajeros llevaban uniformes escolares.

El frustrado y solitario asalariado que subió al autobús recordó el momento en que accidentalmente toqueteó a alguien la última vez que se subió a un autobús lleno de gente.

Una anciana se encontraba precariamente de pie frente a mí con sus pies inestables, se veía como si pudiera caer en cualquier momento.

Cometí un error al tomar el autobús.

A pesar de que fui capaz de asegurar un buen asiento, el frío viento soplaba hacia mí y el autobús entero estaba abarrotado.

Esa pobre anciana tendrá que esperar hasta que el autobús llegue a su destino.

El cielo sin nubes y el tiempo despejado es refrescante. Creo que podría quedarme dormido.

Mi paz y tranquilidad fueron interrumpidas repentinamente.

— ¿No crees que deberías ceder tu asiento?

Por un momento, abrí los ojos que estaban a punto de cerrarse.

Eh, por casualidad, ¿me estabas regañando?

Eso fue lo que pensé al principio, pero aparentemente la persona que estaba delante de mí estaba siendo advertida.

Un joven, bien vestido, de pelo rubio estaba sentado en el asiento prioritario. Quiero decir un estudiante de preparatoria. La anciana estaba de pie junto a él. Una oficinista estaba al lado de la anciana.

— Tú, ¿no ves que la anciana tiene problemas?

La oficinista parecía querer que cediera el asiento prioritario a la anciana.

En el silencioso autobús, su voz se hizo más fuerte y atrajo la atención de otras personas.

— Esa es una pregunta muy loca, señora.

El chico podría haber estado enojado, ignorante, o quizás brutalmente honesto, pero sonrió y cruzó las piernas.

— ¿Por qué debo dar este asiento a una anciana? No hay absolutamente ninguna razón para que se lo dé.

— ¿No es natural entregar el asiento prioritario a los ancianos?

— No entiendo. Los asientos prioritarios son sólo asientos prioritarios, y no hay ninguna obligación legal para que me mueva. Si me muevo o no, debería ser decidido por mí, que actualmente estoy en este asiento. ¿Me darías tu asiento porque soy un hombre joven? Hahaha, esa es una manera estúpida de pensar.

Es una manera de hablar que uno no esperaría de un estudiante de preparatoria. Su pelo está teñido de rubio, y hay algunos rasgos inesperados para un estudiante de preparatoria.

— Soy un joven sano. Ciertamente, no siento que ponerse de pie sea un inconveniente para mí. Sin embargo, es obvio que levantado consumirá más fuerza física que sentado. No quiero hacer una cosa tan inútil. O tal vez, ¿me estás diciendo que sea más animado y enérgico?

— ¿Qué clase de actitud es ésa hacia sus superiores?

— ¿Superior? Es obvio que tanto tú como la anciana han vivido más tiempo que yo. No hay duda al respecto. Sin embargo, ese "arriba" se refiere a la altura. Además, tengo un problema con usted. Incluso si hay una diferencia de edad, ¿no es una actitud terriblemente grosera e impertinente? (NTI: Superior en japonés es literalmente “persona por encima”, está diciendo que el “arriba” en la palabra superior se refiere a la altura, no socialmente "por encima".)

— ¿Eres estudiante de preparatoria? ¡Honestamente, escucha lo que dicen los adultos!

— Está bien, está bien.

La oficinista estaba exaltada, pero la anciana no quería empeorar la situación. Trató de calmarla con gestos de las manos, pero la oficinista continuó insultando al estudiante de preparatoria y parecía que estaba a punto de enfurecerse.

— Al parecer, la anciana escucha mejor que tú. Oh, querida, supongo que la sociedad japonesa no es completamente inútil todavía. Disfruta el resto de tu vida con toda tu alma.

Después de mostrar una sonrisa inútilmente refrescante, puso unos auriculares en sus oídos y comenzó a escuchar música fuerte. La oficinista que habló estaba apretando los dientes con enojo.

La actitud de importancia del estudiante la molestaba mientras trataba de discutir con él.

Personalmente, no me involucré porque estaba de acuerdo, al menos en parte, con el chico.

Una vez resuelto el problema moral, desaparece la obligación de renunciar a un asiento.

— Lo siento.

La oficinista trató de contener sus lágrimas mientras se disculpaba con la anciana.

Un pequeño incidente ocurrió en el autobús. Me sentí aliviado de no estar involucrado en la situación. No me importa cosas como dar mi asiento a los ancianos u obstinadamente negarme a moverme de él.

El alboroto terminó con el muchacho ganando con su gran ego. Al menos, todo el mundo pensaba que había terminado.

— Um... también creo que la señora tiene razón.

Una inesperada mano solidaria se extendió. La dueña de la voz parecía estar junto a la oficinista y le dijo su opinión valientemente al muchacho. Llevaba el mismo uniforme escolar que yo.

— Esta vez es una chica bonita, al parecer tengo suerte con las mujeres hoy.

— Abuela, parece que ha estado cálido por un tiempo. ¿No vas a ceder tu asiento? Puede que no sea de tu incumbencia, pero creo que contribuirá a la sociedad.



Con un "pachin", el muchacho chasqueó los dedos.

— ¿Contribución social? Ya veo, es una manera interesante de decirlo. Dar asientos a los ancianos puede ser una forma de contribuir a la sociedad. Desafortunadamente, no estoy interesado en contribuir a la sociedad. Sólo pienso en mi propia satisfacción. Ah, y también, en este autobús lleno de gente, me estás pidiendo, que estoy en el asiento prioritario, ceder mi asiento, pero ¿no se lo puedes pedir a las otras personas que se quedan en silencio y dejarme en paz? Si alguien realmente se preocupa por los ancianos, creo que “el asiento prioritario esto, el asiento prioritario aquello” sería una preocupación trivial.

Las intenciones de la chica no llegaron al muchacho, y la actitud descarada del chico no cambió. Tanto la oficinista como la anciana no podían decir nada y se quedaron allí con una sonrisa amarga.

Pero la muchacha que se plantó ante chico no se desmoronó.

— Todo el mundo. Por favor, escúchenme por lo menos un poco. ¿Puede alguien dar su asiento a la anciana? Por favor, cualquiera.

Cuánta compasión, coraje y determinación en esas pocas palabras. Es raro ver esas genuinas intenciones.

Con su comentario, la chica pudo haber parecido una molestia. Pero ella apeló seriamente a los pasajeros sin temor.

Yo no estaba en un asiento prioritario, pero estaba sentado cerca de la anciana.

Al levantar la mano y decir “aquí tiene”, la situación se resolvería.

Los ancianos también se calmarían.

Sin embargo, como todos los demás en el autobús, no me moví. Nadie sintió que era necesario moverse. La actitud y el comportamiento del muchacho se habían apoderado de algunos de los pasajeros y se convencieron de que tenía razón.

Por supuesto, los ancianos son contribuyentes y sin duda un importante apoyo de Japón.

Pero nosotros, los jóvenes, somos los importantes recursos humanos que sostendrán a Japón de ahora en adelante.

Además, debido a que la población en general está envejeciendo gradualmente, nuestro valor también está aumentando.

Así que si se comparan los jóvenes y los ancianos, es obvio que uno es más importante ahora. Bueno, este es también un argumento perfecto, ¿no?

De alguna manera, comencé a preguntarme qué harían las otras personas. Mirando alrededor, la gente fingía no haber notado nada o tenía una mirada vacilante.

Pero... la chica que estaba sentada a mi lado era completamente diferente.

Entre la confusión, ella tenía una mirada completamente inexpresiva.

Cuando la miré involuntariamente por su rareza, nuestros ojos se encontraron por un momento. Podría decir que compartimos los mismos pensamientos. Ninguno de los dos pensó en dar su asiento a la anciana.

— ¡Ah, aquí tiene!

Momentos después de la solicitud de la chica, una mujer se puso de pie. Cedió su asiento, incapaz de soportar la culpa.

— ¡Gracias!

Cuando la chica bajó la cabeza con una gran sonrisa, empujó a través de la multitud y llevó a la anciana al asiento.

Ella le dio las gracias a la chica una y otra vez, luego se sentó.

Mientras miraba a la anciana y a la muchacha, crucé los brazos y cerré los ojos.

El autobús pronto llegó al destino y se detuvo en la escuela.

Cuando bajé del autobús, había una puerta de piedra natural que me esperaba.

Todos los chicos y chicas de uniforme bajaron del autobús y pasaron por la puerta.

Preparatoria Koudo Ikusei.

Una escuela creada por el gobierno japonés que tiene como objetivo educar a los jóvenes para ser el pilar del futuro.

Es un lugar al que asistiré a partir de hoy.

Alto, respira profundamente.

¡OK, vamos!

— Espera un segundo.

Cuando trataba de dar mi primer paso de valentía, me detuve al instante cuando alguien intentó hablar conmigo.

Me detuvo la chica que se sentaba a mi lado en el autobús.

— Me miraste hace un rato. ¿Por qué?— Dijo con una mirada firme.

— Lo siento. Estaba un poco interesado. Cualquiera que sea la razón, no tenías ninguna intención de dar tu asiento a la anciana, ¿verdad? 

— Sí, sí, no quería dar mi asiento. ¿Qué está mal con eso?

— No, es sólo que pensaba lo mismo. Tampoco tenía ninguna intención de dar mi asiento. No me gusta meterme en problemas; no me gusta preocuparme por esas cosas. 

— ¿Meterme en problemas? No me compares contigo. No di mi asiento porque no sentí ningún significado en dar el asiento a una anciana.

— ¿No es peor que no meterse en problemas?

— No lo sé. Sólo estoy actuando de acuerdo a mis propias creencias. Es diferente de las personas que evitan cosas problemáticas como tú. No quiero pasar tiempo con gente como tú.

— Me siento igual.

Sólo quería dar mi opinión, pero no estaba realmente de humor para replicar.

Ambos suspiramos deliberadamente y comenzamos a caminar en la misma dirección.




2

No me gusta la ceremonia de entrada. Muchos de los de primer año piensan de la misma manera.

El director y los estudiantes se están agradeciendo mutuamente de modo irritante, es mucho tiempo de pie, y es un dolor en el trasero porque hay demasiadas cosas problemáticas.

Pero eso no es todo lo que quiero decir.

La ceremonia de ingreso a la primaria, secundaria y preparatoria marca el comienzo de una prueba importante para los estudiantes.

Los primeros días después de la ceremonia de entrada, los estudiantes deben hacer amigos para disfrutar el resto de su vida escolar.

Si alguien falla en esta tarea, es un hecho que le esperan tres miserables años.

Siguiendo mi principio de evitar problemas, creo que sería mejor hacer algunos amigos y establecer relaciones humanas decentes.

El día anterior, traté de practicar hacer amigos porque soy inexperto.

El primer escenario era explotar en el salón de clases y luego hablar emocionadamente.

El segundo escenario era pasar secretamente una nota con mi dirección de correo electrónico en ella. Después convertirse en amigos.

En mi caso, tuve que practicar porque este es un entorno completamente diferente al que había estado acostumbrado durante toda mi vida. Estoy completamente solo. Entré en el feroz campo de batalla yo solo.

Con vistas al aula, caminé hacia el asiento con mi placa de identificación.

Un asiento en la parte de atrás del salón y cerca de la ventana. En general un buen lugar.

El aula estaba solo medio llena.

Los estudiantes estaban mirando sus materiales escolares o estaban hablando con amigos y conocidos.

Ahora, ¿qué debo hacer? ¿Conocer gente durante este rato libre? Sentado unos lugares frente a mí, un chico rechoncho parecía solo (mi imaginación egoísta).

Emitía un aura de que gritaba, “¡Qué alguien hable conmigo y sea mi amigo!” (Otra vez, mi imaginación egoísta)

Sin embargo... si de repente caminas hacia alguien y hablas con ellos probablemente se sientan incómodos.

Entonces, ¿esperas el momento adecuado? No, para entonces, probablemente estaría rodeado de enemigos y hay una gran posibilidad de que me quede sin amigos.

Como pensaba, debería hablar...

Espera, espera, no te precipites.

Si descuidadamente salto y hablo con el estudiante desconocido, podría ser vencido por otra persona.

Esto es inútil, una espiral negativa...

Al final, no podía hablar con nadie y de la forma en que iban las cosas, pronto me quedaría solo.

¿Está todavía solo? ¿Oigo risas? Debo estar escuchando cosas.

Me pregunto qué son los amigos. ¿De dónde demonios vienen los amigos? ¿Se convierten en amigos después de comer juntos? ¿O te conviertes en amigo después de ir al baño juntos?

Cuanto más lo pienso, menos no lo entiendo. ¿Es algo profundo? Debería pensar más en ello.

Tratar de hacer nuevos amigos es realmente molesto y agotador. En primer lugar, ¿debo tratar de hacer amigos así? Además, ¿no se forman las amistades naturalmente con el tiempo? Mi mente está en completo desorden como un caótico festival de verano.

Mientras mi mente sigue nebulosa y confusa, el aula se llena rápidamente mientras otros estudiantes entran al salón de clases.

Oh, bueno, no tengo más remedio que intentarlo.

Después de una larga lucha interna, empecé a levantarme de mi asiento. Sin embargo…

Cuando me levanté, me di cuenta de que el chico rechoncho con gafas estaba hablando con otro compañero de clase.

Con una sonrisa amarga, me di cuenta de que no había ninguna amistad que hacer aquí.

Bien por ti, gafas-kun.

Hiciste tu primer amigo-

— ¡Tú, el de antes!

Sintiéndome perplejo, estaba haciendo un serio examen de conciencia.

Involuntariamente solté un profundo suspiro desde lo profundo de mis pulmones. Mi vida de preparatoria parece bastante sombría.

Me di cuenta de que el aula estaba casi llena y entonces escuché a alguien bajando su mochila en el asiento a mi lado.

— Es un suspiro profundo, aunque el semestre escolar aún no ha comenzado. Tengo ganas de suspirar después de encontrarte de nuevo.

La persona que se sentó a mi lado era la chica con la que discutí después de bajar del autobús.

— Así que estábamos en la misma clase, ¿eh? 

Después de todo, sólo hay 4 clases de primer año. No es como si fuera probabilísticamente imposible que nos pusieran en la misma clase. 

— Soy Ayanokouji Kiyotaka. Encantado de conocerte.

— ¿Una repentina presentación?

— Incluso si la llamas repentina, es la segunda vez que hablamos. ¿No está bien presentarse?

De todos modos, antes no tenía manera de presentarme con nadie. Incluso a esta chica impertinente. Aunque, para familiarizarme con la clase, quería aprender al menos el nombre de mi vecina.

— ¿Te importa si rechazo tu saludo? 

— Creo que sería incómodo si no conociéramos nuestros nombres, aun cuando nos sentamos uno al lado del otro.

— Creo que estaría perfectamente bien.

Después de mirarme, puso su mochila en el pupitre. Parece que ni siquiera me dirá su nombre.

La chica no mostró interés en el resto de la clase, y se sentó como una modelo.

— ¿Tu amiga está en otra clase? ¿O vienes sola a esta preparatoria? 

— Eres curioso, ¿no es así? No deberías hablar conmigo, ya que de todos modos no me encontrarás interesante.

— Si te estoy molestando, solo dime que me calle.

Pensé que la conversación había terminado, pero después de un repentino cambio opinión, suspiró y me miró.

— Me llamo Horikita Suzune.

No esperaba recibir una respuesta, pero ella... no, Horikita, se presentó.

Por primera vez vi su rostro.

... Wow, ella es linda.

Quiero decir, es una belleza.

A pesar de estar en el mismo grado, probablemente podría pasar como estudiante de segundo o tercer año.

Parecía una mujer madura.

— Déjame empezar diciéndote un poco sobre mí. No tengo aficiones particulares, pero tengo interés en todo. No tengo demasiados amigos, pero creo que sería bueno tener algunos amigos. Bueno, ese es el tipo de persona que soy.

— Suena como una respuesta de alguien que evita situaciones problemáticas. No creo que alguna vez me guste alguien que piense así.

— Siento que toda mi existencia ha sido negada en un segundo.

— Ruego que no me sucedan más desgracias.

— Lo comprendo, pero no creo que eso se haga realidad.

Señalé la puerta del aula. El que estaba parado allí era ───

— ¡El equipo en esta clase parece estar en orden! ¡El salón de clases se parece a lo que dicen los rumores!

Era el chico que discutía con la chica en el autobús.

— Ya veo. Ciertamente es mala suerte.

Parece que no sólo nosotros, sino ese chico problema también está en la clase D.

Sin notarnos para nada, se sentó en el asiento marcado con “Koenji”. Me pregunto si sabe lo que significa el término “amistad”. Intentemos observarlo un poco.

Entonces Koenji subió las piernas al pupitre, sacó un cortauñas y comenzó a hacer mantenimiento en sus uñas. Actuó como si fuera el único allí e ignoró todo su entorno.

Sus comentarios en el autobús parecen haber surgido de sus verdaderos pensamientos.

En menos de diez segundos, más de la mitad de la clase se alejó de Koenji. Incluso aquí, su actitud importante penetró en el aula.

Mirando a mi lado, me di cuenta de que Horikita estaba mirando hacia su escritorio, estaba leyendo un libro.

Oops, me olvidé que hablar y contestar era uno de los fundamentos para mantener una conversación.

Una de mis posibilidades de ser amigo de Horikita fue aplastada.

Mirando el título del libro, vi que estaba leyendo “Crimen y castigo”.

Eso es interesante. Si hay alguna razón para matar a una persona o no, aboga por matar. Tal vez las aficiones de Horikita son similares a las de los del libro. 

De todos modos, ya que las presentaciones terminaron, parece que no interactuaremos muy a menudo.

Después de unos minutos, sonó la primera campana.

Casi al mismo tiempo, una mujer que llevaba un traje entró en el aula.

A primera vista, parece una profesora que encuentra la estricta disciplina en el aula importante. Ella tiene unos 30 años. Su pelo largo estaba atado en una cola de caballo.

— Ahem, buenos días estudiantes. Mi nombre Chiyabashira Sae y estoy a cargo de la clase D este año. Enseño historia japonesa. Esta escuela no cambia las clases cada año, por lo que en los próximos tres años, espero conocerlos a todos. Saludos. Aunque la ceremonia de entrada será en el gimnasio en una hora, voy a distribuir la lista de reglas especiales y la guía de matrícula.

Desde el frente, pasaron los folletos.

En esta escuela, hay reglas especiales que la hacen diferente de cualquier otra preparatoria. Se requiere que todos los estudiantes vivan en el campus y se les prohíbe contactar con alguien ajeno a la escuela.

Incluso contactar a la familia cercana es imposible sin el permiso de la escuela.

También se prohíbe abandonar los terrenos escolares.

Sin embargo, también hay muchas otras instalaciones para que los estudiantes no sufran por estar encerrados. Hay karaokes, salas de teatro, cafés e incluso boutiques-se puede decir que es un pequeño pueblo. En medio de la gran ciudad, el inmenso campus abarcaba más de 600.000 metros cuadrados. (NT: 60 hectáreas)

Sin embargo, hay una característica especial más en esta escuela. La introducción del sistema S.

— Ahora voy a entregar las tarjetas de identificación de estudiante. Con esta tarjeta, pueden comprar cualquier cosa en cualquiera de las tiendas e instalaciones del campus. Funciona como una tarjeta de crédito. Sin embargo, tengan cuidado de cuántos puntos utilizan. No hay nada que no puedas comprar en la escuela. Si hay algo en la escuela, se puede comprar.

Este sistema de puntos asociado con la tarjeta de estudiante esencialmente reemplazó al dinero.

De esta manera, cada estudiante comenzaba con la misma cantidad de dinero y se vería obligado a revisar sus hábitos de consumo. En cualquier caso, todos los puntos se proporcionan por la escuela sin cargo alguno.

— Las tarjetas de estudiante se usan deslizándolas en las máquinas. El uso de las máquinas es realmente fácil, por lo que no tendrán ningún problema con ellas. Los puntos se abonarán automáticamente el primer día del mes. Todo el mundo debería tener ya 100.000 puntos en su tarjeta. Además, 1 punto vale 1 yen. Cualquier otra explicación es innecesaria. 

Por un momento, el aula se hizo ruidosa. 

En otras palabras, por ser admitido en esta escuela, recibimos una asignación mensual de 100,000 yenes por parte de la escuela. Como se esperaba de una escuela creada por el gobierno japonés. 

100.000 yenes es una cantidad considerable de dinero dado a los estudiantes como asignación mensual.

— ¿Se sorprendieron por la cantidad de puntos que les dieron? Esta escuela mide las habilidades de los estudiantes. Todos aquí, que aprobaron el examen de admisión, han demostrado cierto nivel de mérito y valor. La cantidad de dinero es un reflejo de sus habilidades. Úsenlo sin contenerse. Sin embargo, después de la graduación, todos los puntos serán retirados. Puesto que es imposible cambiar estos puntos por efectivo, no tiene sentido ahorrarlos. La forma en que se utilizan depende de ustedes. Utilícenlos en cosas que les gustan o necesitan. Si creen que no va a usar algunos de sus puntos, los pueden transferir a otra persona. Sin embargo, el acoso a otras personas por puntos está prohibido. La escuela es muy estricta en materia de intimidación.

Chiyabashira-sensei miró alrededor del salón.

— Parece que nadie tiene preguntas. Pues bien, por favor, lleven una buena vida estudiantil.

Muchos de los compañeros de clase no pueden ocultar su sorpresa por la cantidad de subvención.

— No es una escuela tan estricta como pensé que sería.

Pensé que estaba hablando conmigo mismo, pero Horikita estaba mirando en mi dirección y pensó que estaba hablando con ella.

— Ciertamente parece una escuela laxa.

Aunque nos obligan a vivir en dormitorios, nos prohíben salir del campus y nos prohíben entrar en contacto con cualquier persona en el exterior, nos dan muchos puntos gratis para usarlos libremente en el campus.

Se podría decir que los estudiantes son puestos en el paraíso con un trato preferencial.

Y el mayor mérito de la preparatoria Koudo Ikusei es su tasa de empleo del 100%.

Bajo la guía del gobierno, la escuela trabaja para un mejor futuro con todos sus recursos. De hecho, muchos de los alumnos de esta escuela ampliamente publicitada son personas famosas. Por lo general, no importa cuán famosa y buena es una escuela, su área de especialización es reducida. Una escuela puede especializarse en deportes o especializarse en música. O tal vez se especializa en temas relacionados con las computadoras. Pero esta escuela cumple en cualquier área que alguien desee estudiar. Esta es una escuela que tiene esta clase de sistema y valor.

Es por eso que pensé que el ambiente de clase sería más competitivo y sanguinario, pero la mayoría de mis compañeros de clase parecían estudiantes comunes que podías encontrar en cualquier otro lugar.

No, tal vez por eso todo el mundo es tan normal. Ya estábamos reconocidos como estudiantes que pasaron el examen de ingreso. ¿Podemos graduarnos pacíficamente y sin incidentes? Me pregunto si siquiera es posible.

— Este tratamiento tan preferencial da un poco de miedo.

Al escuchar a Horikita decir eso también me sentí de la misma manera.

Creo que sería mejor permanecer ignorante de los detalles de esta escuela.

Debido a que son capaces de cumplir cualquier deseo, creo que habría algunos riesgos asociados con la escuela.

— Oye, oye~, ¿no quieres ir a ver esas tiendas? ¡Vamos de compras!

— Umm. Con tanto dinero, podemos comprar cualquier cosa. Es genial que haya entrado a esta escuela~.

Después de que la maestra salió del salón, los estudiantes, que recibieron una gran cantidad de dinero, estaban inquietos.

— Todos, ¿pueden escucharme un momento?

Un estudiante que tenía el aire de un hombre joven levantó la mano y habló.

Su pelo no está teñido y parecía un estudiante de honor. Tampoco parecía delincuente.

— A partir de hoy, estaremos en la misma clase por los próximos tres años. Por lo tanto, sería genial si todos pudiéramos presentarnos y hacernos amigos. Todavía tenemos tiempo hasta la ceremonia de entrada, ¿qué les parece?

Oh... dijo algo asombroso. La mayoría de los estudiantes no encontraba palabras que decir.

— ¡Estoy de acuerdo! Después de todo, no sabemos nuestros nombres, mucho menos nada acerca de nosotros.

Después de que la primera persona estuvo de acuerdo, los anteriormente dudosos estudiantes expresaron su apoyo.

— Mi nombre es Hirata Yousuke. Ya que en la secundaria a menudo me llamaban por mi nombre de pila, Yousuke, siéntanse libres de usarlo. Aunque me gustan todos los deportes, me gusta el fútbol en particular y también planeo jugar fútbol en esta escuela. Quedo a su cuidado.

El joven que propuso que la clase se presentara de manera tranquila e impecable hizo su presentación.

Realmente tienes un montón de agallas. E incluso hablaste de fútbol. Después de hablar de fútbol con esa expresión refrescante, tu popularidad se multiplicó por 2, no, 4. Mira, mira, todas las chicas cerca de Hirata tienen corazones en sus ojos.

Así, Hirata se convirtió en la figura central de la clase, y probablemente atraerá la atención de todos hasta que nos graduemos.

Y probablemente saldrá con la chica más linda de la clase. Posiblemente sea así como las cosas terminarán.

— Bueno, si eso fue satisfactorio... entonces, ¿podemos comenzar las presentaciones desde el principio?

Siendo tranquilo hasta el final, Hirata pidió confirmación.

Aunque la chica estaba perpleja y nerviosa, pronto se decidió y se puso de pie.

En otras palabras, estaba aturdida por las palabras de Hirata.

— M-mi nombre Inogashira K-ko-

Mientras trataba de presentarse sus palabras no salían su boca.

Ya sea que su mente se quedó en blanco o no podía ordenar sus pensamientos completamente, era incapaz de hablar claramente. Cuando ya no salían las palabras, su rostro palideció de vergüenza. Es raro ver a alguien ponerse tan nervioso.

— Haz lo mejor que puedas.

— Está bien si no te apresuras~.

Esas amables palabras vinieron de un compañero de clase. Pero tuvieron el efecto contrario y las palabras dentro de su garganta desaparecieron. El silencio continuó durante 5 segundos, luego 10 segundos. La presión era palpable.

Pequeñas risitas provenían de algunas de las chicas del aula. Estaba paralizada de miedo. Una de las chicas habló.

— Hacerlo lentamente está bien, no te apresures.

Aunque eran palabras similares "Haz tu mejor esfuerzo" y "Está bien si no te apresuras", el significado que tenían era completamente diferente.

Para la muchacha nerviosa, las palabras de los chicos parecían un poco fuertes.

Por otro lado, las palabras de la chica le decían que fuera a su propio ritmo, y se sentía más tranquilizador.

Después de recuperar un poco de su compostura, inhaló y exhaló para calmarse.

Luego, después de un rato...

— Mi nombre es, Inogashira... Kokoro. Mi hobby es coser y soy buena tejiendo. Estaré a su cuidado.

Desde la primera palabra dijo todo sin detenerse.

Con una expresión aliviada, encantada y ligeramente avergonzada, Inogashira se sentó.

Gracias a la ayuda, la presentación de Inogashira terminó sin ningún problema. Siguieron otras presentaciones.

— Soy Yamauchi Haruki. En la primaria, jugaba al tenis de mesa a nivel nacional, luego fui el as del club de béisbol en la secundaria. Tenía el uniforme número 4. Pero como recientemente me lesioné durante Inter High, estoy actualmente en rehabilitación. Encantado de conocerlos.

No creo que el número 4 tenga algún significado...

Y el Inter High es un torneo deportivo para las preparatorias... No puedes competir como estudiante de secundaria.

¿O estaba tratando de hacer una broma? Tenía la impresión de que era un tipo de persona frívolo y de boca suelta.

— Entonces soy la siguiente, ¿verdad?

La chica alegre que se puso de pie después fue la que le dijo a Inogashira que se presentara a su propio ritmo.

Y la chica que ayudó a la anciana en el autobús esta mañana.

— Mi nombre es Kushida Kikyou, y como ninguno de mis amigos de la secundaria vino a esta escuela ¡quiero conocerlos a todos y que seamos amigos!

La mayoría de los estudiantes terminaron sus presentaciones después de unas pocas palabras, pero Kushida siguió hablando.

— En primer lugar, quiero ser amiga de todos aquí. ¡Después de que todos hayan terminado sus presentaciones, por favor intercambien información de contacto conmigo!

Sus palabras no eran sólo palabras. Podía decir inmediatamente que ella era el tipo de chica que abre su corazón inmediatamente.



Sus palabras a Inogashira no eran sólo un estímulo que parecía apropiado para la situación, sino sus verdaderos sentimientos.

Además, parecía el tipo de persona que se llevaría bien con todo el mundo.

— Entonces, durante las vacaciones o después de la escuela, quiero hacer recuerdos con mucha gente, así que por favor invítenme a muchos eventos. He estado hablando por un tiempo, así que voy a terminar mi presentación aquí.

Definitivamente se llevará bien con todos los chicos y chicas de la clase.

Por supuesto, no es como si estuviera criticando la presentación de otras personas.

Me siento un poco inquieto por alguna razón.

Lo que debo decir en mi presentación... ¿debo tratar de decir una broma?

¿O debo sacar risas creando alta tensión durante mi discurso?

No, me pregunto. La tensión alta probablemente arruinaría el estado de ánimo. Para empezar, no soy ese tipo de personaje.

Mientras estaba perdido en mis propias preocupaciones, las presentaciones continuaron.

— Entonces, el siguiente es-

Cuando Hirata miró al siguiente estudiante, éste le lanzó una mirada penetrante.

Con el pelo rojo brillante, el muchacho parecía un delincuente y habló de una manera que encajó con su aspecto.

— ¿Ustedes son idiotas? No quiero presentarme, solo déjenme en paz.

Pelirrojo miraba a Hirata. La tensión colgaba en el aire.

— No puedo forzarte a presentarte. Pero, no creo que sea algo malo para llevarte bien con tus compañeros de clase. Si piensas que estoy siendo desagradable, me disculpo. 

Después de mirar a Hirata inclinando la cabeza hacia pelirrojo, algunas de las chicas miraron fijamente a pelirrojo. 

— ¿No está bien hacer una simple presentación?

— ¡Sí, sí!

Como era de esperar del chico apuesto del fútbol. Parece haber atraído rápidamente la atención de las chicas.

Sin embargo, comenzando con pelirrojo, la mitad de los otros chicos se movían con celos hacia Hirata.

— No. No quiero pretender que somos buenos amigos.

Pelirrojo se levantó de su asiento. Al mismo tiempo, varios estudiantes salieron del salón. Probablemente no tenían intención de conocer a sus compañeros de clase. Horikita también se levantó de su asiento.

Miró mi dirección, pero cuando se dio cuenta de que no estaba moviéndome, comenzó a salir del salón. Hirata parecía un poco solitario al ver que el grupo salía del aula.

— No son malas personas. También soy culpable porque les pedí que se mantuvieran fuera por mi propio egoísmo.

— Hirata-kun no hizo nada malo. Dejemos a esas personas en paz.

A pesar de que algunas personas se fueron después de no querer hacer sus presentaciones, los estudiantes restantes continuaron.

— Soy Ike Kanji. Las cosas que me gustan son las chicas y las cosas que odio son chicos apuestos. Estoy buscando una novia en cualquier momento, ¡gusto en conocerlos! ¡Por supuesto, es mejor sean lindas o hermosas!

Es difícil decir si dijo eso como una broma o si son sus verdaderos pensamientos, pero se ganó la ira de las chicas.

— Guau, genial~. Ike-kun, eres tan asombroso—. dijo una de las chicas con una voz completamente sin emociones.

Por supuesto, era obvio que era 1000% mentira.

— ¿En serio, en serio? Wow, pensé que no estaba mal, pero... jeje.

Al parecer Ike pensó que era cierto y se avergonzó un poco.

De repente, todas las chicas se rieron.

— Wow, chicas, es lindo. ¡Está reclutando novias!

No, te están molestando.

Ike agitó la mano alegremente mientras se burlaban. Aunque no parece que sea mala persona.

Entonces, el siguiente era el chico que peleó en el autobús, Koenji.

Después de revisar sus flequillos con un espejo de mano, usó un peine para arreglar su cabello.

— Um, puedes presentarte.

— Fu~. De acuerdo.

Mientras sonreía como un joven noble, mostró vislumbres de su insolente conducta.

Pensé que se pondría de pie, pero Koenji mantuvo los pies sobre el pupitre y comenzó su presentación de esa manera.

— Mi nombre es Koenji Rokusuke. Como único heredero del conglomerado Koenji, seré el hombre responsable de la sociedad japonesa en un futuro próximo. Encantado de conocerlas, damas.

No era una presentación para toda la clase, solo para las mujeres.

Algunas chicas miraron a Koenji con ojos brillantes después de escuchar que era rico, mientras que los demás lo miraban como si estuviera loco. Es natural.

— De ahora en adelante, castigaré implacablemente cualquier cosa que me haga sentir incómodo. Sean cuidadosos con eso.

— Eh... Koenji-kun. ¿Qué quieres decir con “cualquier cosa que me haga sentir incómodo”?

Sintiéndose perturbado ante sus palabras, le preguntó Hirata.

— Exactamente como dije. Pero si diera un ejemplo. Odio las cosas poco atractivas. Si viera algo feo, haría lo que dije.

Se peinó el pelo hacia arriba.

— Oh, gracias. Me aseguraré de tener cuidado.

Pelirrojo, Horikita, Koenji. Entonces Yamauchi e Ike. Al parecer, todos los estudiantes raros se reunieron en esta clase. Durante este corto periodo de tiempo, pude ver una visión de la variedad de estudiantes en mi clase.

También tengo una extraña particularidad… no, no hay nada especial sobre mí.

Quería convertirme en un ave libre, pero volé de la jaula solo.

Sin pensarlo mucho, quería experimentar la libertad.

Si miras al exterior, puedes ver la gracia de las aves... lo cual no puedes ver en este momento.

De todos modos yo soy ese tipo de hombre.

— Um... la siguiente persona... por favor preséntese.

— ¿Eh?

Mi turno llegó mientras estaba perdido en mis delirios. Muchos de los estudiantes esperaban mi presentación. Oigan, oigan, no me miren con tanta expectación (mi imaginación).

Oh, bueno, apostaré todo en esta presentación.

¡Bien! Levántate y empieza.

— Bueno... Um, mi nombre es Ayanokouji Kiyotaka. El, er... no hay nada particular sobre mí, voy a hacer todo lo posible por llevarme bien con todo el mundo, uh, un placer conocerlos.

Después de terminar presentación, rápidamente me senté de nuevo.

Fu... ¿Todo el mundo lo vio? Mi presentación.

…¡Ha fallado!

Enterré la cara en mis manos.

Estaba demasiado perdido en mis pensamientos, por lo que no tenía palabras adecuadas de antemano.

Fue una presentación aburrida y sosa que nadie recordará más tarde.

— Encantado de conocerte Ayanokouji-kun. También quiero llevarme bien con todos, así que hagamos nuestro mejor esfuerzo—. Dijo Hirata con una sonrisa refrescante.

Todos aplaudieron. Siento cómo todos aplaudieron después de ver mi error.

Al mismo tiempo, me sentí extrañamente herido por su compasión.

Sin embargo, seguía siendo feliz.



3

A pesar de que esta escuela es difícil, la ceremonia de entrada es la misma aquí que en cualquier otra.

Después de un discurso de agradecimiento de algún rector u otro director, la ceremonia terminó.

Y entonces ya era mediodía. Después que nos explicaron todos los edificios e instalaciones en el campus, el grupo se separó.

De los estudiantes 70 u 80% se dirigieron a los dormitorios. El resto formaron pequeños grupos y caminaron hacia los cafés y las salas de karaoke. La multitud entera pronto desapareció.

En mi camino a los dormitorios, decidí ir a la tienda de conveniencia, que estaba de paso. Por supuesto que estaba solo. No conocía a nadie.

— Qué desagradable coincidencia. 

Cuando entré a la tienda, inmediatamente me encontré con Horikita.

— No seas tan hostil. Mejor dicho, ¿también tienes cosas que comprar?

— Sí, sólo un poco. He venido a comprar algunas cosas de primera necesidad.

Horikita habló mientras examinaba el champú que tomó de la estantería.

La vida del dormitorio comienza hoy, necesitas mucho más que “un poco”. Además, las chicas necesitan varios productos.

Puso rápidamente el champú y otras necesidades diarias en su cesta. Pensé que iría por artículos de buena calidad, pero sólo escogió lo más barato disponible. 

— Pensé que las chicas prestaban más atención a qué tipo de champú que utilizan.

— Eso depende del tipo de persona, ¿no? El tipo de persona que no sabe dónde debería gastar su dinero.

Me envió una fría mirada que decía: “¿Podrías no mirar las cosas de otras personas sin permiso?”

— Además, no esperaba que te quedaras en el aula para presentarte. No pareces el tipo de persona que está en ese grupo de compañeros.

— Estoy tratando de estar en ese grupo silenciosamente precisamente porque trato de evitar problemas. ¿Por qué no participaste en las presentaciones? Es sólo un breve saludo. Podrías llevarte bien con los demás y tener la oportunidad de hacer amigos.

También, muchos de los estudiantes intercambiaron direcciones de contacto.

Si Horikita hubiera participado, probablemente habría sido popular en la clase. Que desperdicio.

— Hay muchas razones que podría darte, pero ¿debo dar una explicación sencilla? Incluso si me presentase, no está garantizado que me llevaría bien con todo el mundo. Más bien, probablemente habría creado problemas. Si no me presento, ninguno de estos problemas ocurría. ¿Verdad?

— Pero todavía hay una alta probabilidad de que te lleves bien con todos.

— ¿De dónde sacaste esa probabilidad? Digo eso, pero discutiremos sin cesar si tratamos de debatir sobre esto, así que digamos que la probabilidad es alta. Entonces, ¿te llevas con alguien?

— Uug

Me miró mientras hablaba.

Ya veo. Sorprendentemente, tiene razón.

En realidad, no pude intercambiar contactos con nadie.

No podía utilizarse como prueba de que había una alta probabilidad de llevarse bien si se presentaba. Desvié la mirada ante las palabras de Horikita.

— En otras palabras, no tienes pruebas de que las presentaciones faciliten hacer amigos—. Horikita continuó—. Para empezar, nunca quise hacer amigos. Por lo tanto, no hay necesidad de que me presente y no hay necesidad de escuchar la presentación de nadie más. ¿Estás convencido ahora?

Ella me rechazó la primera vez que intenté presentarme...

En primer lugar, podría haber sido un milagro que me diera su nombre.

Cuando le pregunté si no debería haberme presentado, ella negó con la cabeza.

Las personas tienen diferentes formas de pensar; es imposible negarlo.

Horikita es más aislada, no, distante, de lo que yo pensaba.

Ni siquiera nos miramos mientras deambulamos en la tienda de conveniencia.

A pesar de que su personalidad es un poco pesada, no se sentía incómodo caminar juntos.

— Wow. Incluso tienen todos los diferentes tipos de fideos instantáneos, esta escuela es realmente conveniente~.

Frente a la sección de comida instantánea, dos chicos estaban siendo ruidosos. Después de arrojar un montón de fideos instantáneos en su cesta, los dos fueron a la caja registradora. También tenían un montón de aperitivos y bebidas que llenaban toda la cesta. Puesto que hay muchos puntos que pueden quedar, es natural que traten de gastarlos de alguna manera.

— Fideos instantáneos... así que tenían esa clase de sección también, huh.

Saber este tipo de cosas era uno de mis objetivos al venir a la tienda de conveniencia.

— ¿Así que a los chicos realmente les gusta este tipo de cosas? No creo que sea realmente bueno para el cuerpo.

— Eh, estaba considerando si debería comprarlo.

Cogí un tazón de fideos instantáneos y miré el precio.

Decía que eran 156 yenes, pero no estaba seguro si eso era barato o caro para un tazón fideos instantáneos.

A pesar de que la escuela lo llama “puntos”, los precios están escritos en yenes.

— Oye, ¿qué piensas de estos precios? ¿Parecen baratos o caros? 

— Hmm... realmente no puedo decirlo, pero ¿encontraste algo con un precio extraño?

— No, eso no es lo que quise decir. Sólo quería preguntar.

Los precios de las mercancías en la tienda parecían estar bien.

Además, realmente parece que 1 punto es igual a 1 yen.

Dado que el subsidio promedio de un estudiante de escuela preparatoria es de unos 5.000 yenes, nuestro subsidio mensual es 20 veces mayor.

Sintiendo mi comportamiento sospechoso, Horikita me miró extrañamente.

Tomé el tazón de fideos más cercano para deshacerme de sus sospechas.

— Wow, esto es realmente grande. ¡Es un tazón G!

Parece que significa “gigatazón”, pero por alguna razón me hace sentir lleno sólo de mirarlo.

En una nota no relacionada, los pechos de Horikita no son pequeños, pero tampoco son grandes. Son del tamaño perfecto.

— Ayanokouji-kun. ¿Acabas de pensar algo inapropiado?

— No, claro que no.

— Aunque estuviste actuando extraño.

Con sólo un vistazo, fue capaz de decir que estaba pensando cosas extrañas. Ella es aguda.

— Estaba pensando en lo que debería comprar. ¿Cuál se ve mejor?

— Si es sólo eso, entonces está bien. Debes dejar de comprar esos alimentos poco saludables. La escuela tiene mucho mejores opciones de comida, así que no lo hagas un hábito.

Como ella dijo, no hay necesidad de atenerse a la comida instantánea.

Sin embargo, tenía un impulso irreprimible por comprar unos cuantos más, así que tomé un tazón de fideos instantáneo de tamaño regular (decía FOO Yakisoba) y lo puse en mi cesta.

Horikita apartó su atención de la sección de comida y empezó a mirar la sección de artículos de primera necesidad de la tienda.

Ahora podría finalmente marcar puntos con Horikita diciendo algunas bromas ingeniosas.

— Wow, ¡esta navaja tiene cinco hojas! Parece que afeitaría súper limpio. (NT: el traductor al inglés no está seguro de la broma aquí, probablemente un juego de palabras que no entiende) ¿Qué demonios, qué me afeitaría con eso?

Sostuve la hoja de afeitar, sintiéndome orgulloso de mi broma, pero la reacción fue diferente de lo que esperaba. Pensé que ella sonreiría, pero me miraba como si fuera repugnante.

— Sabes, no hay nada que afeitar en mi barbilla o incluso debajo de mis axilas.

Eso lastimó mi corazón. Supongo que mi broma no funciona con las chicas.

— Tengo envidia de tu coraje al decirle eso a alguien que has conocido por casualidad.

— También has estado diciendo mierda a alguien que apenas conociste.

— ¿De Verdad? Sólo estaba diciendo los hechos. A diferencia de ti.

Ella devolvió mis palabras con calma y me calló. De acuerdo, estaba diciendo cosas estúpidas. La tranquila Horikita, sin embargo, no mostró señales de decir cosas vulgares.

Horikita eligió una vez más el limpiador facial más barato. Creo que las chicas deben prestar más atención a sí mismas.

— Creo que este se ve mejor, ¿no?

Agarré un limpiador facial que era un poco más caro y parecía más cremoso.

— No necesariamente. 

Me rechazaron.

— No, pero...

— Ya dije que no lo necesitaba, ¿verdad?

— ­Sí

Devolví gentilmente el limpiador a la estantería mientras me miraba.

Pensé que podía hacer conversación sin enojarla, pero fracasé.

— No eres muy bueno socializando. Apestas pensando en cosas de las que hablar.

— Incluso viniendo de ti... supongo que es bastante cierto.

— Por supuesto. Tengo un buen ojo para la gente. Normalmente, no quisiera oírte hablar dos veces, pero haré el doloroso esfuerzo de escucharte.

Por alguna razón intenté hacerme su amigo, pero mis expectativas estaban completamente fuera de lugar.

Con eso, nuestra conversación se detuvo. Cuando dos chicas entraron en la tienda y empezaron a comprar, me di cuenta de algo nuevo.

Horikita es muy linda.

— Oye. ¿Para qué sirven?

Mientras buscaba cosas de las que hablar, vi algo inusual.

En la esquina de la tienda de conveniencia, vi porciones individuales de comida y suministros.

A primera vista, parecían lo mismo que todo lo demás, pero con una gran diferencia.

— ¿Gratis?

Horikita también se sentía interesada, cogió uno de los artículos.

Las necesidades diarias tales como cepillos de dientes y vendas se pusieron en un recipiente etiquetado “gratis”. El recipiente también tenía escrito en él las palabras, "3 artículos por mes", y era obvio que éstos eran diferentes de los otros artículos.

— Me pregunto si esto es una ayuda de emergencia para aquellos que han agotado todos sus puntos. ¡Qué escuela tan indulgente!

Sin embargo, me pregunto si sólo son minuciosos con este tipo de servicios.

— ¡Hey, espera un poco! ¡Lo estoy buscando ahora!

Interrumpiendo la pacífica música de fondo una fuerte una voz sonó en el centro de la tienda.

— ¡Date prisa! ¡Todo el mundo está esperando!

— ¿¡Oh, en serio!? ¡Diles que se quejen directamente conmigo!

Parecía que había problemas. Dos chicos se miraban entre sí cuando comenzaron a reñir. El que tenía el rostro descontento era el muy familiar pelirrojo. Estaba apretando los fideos instantáneos con una de sus manos.

— ¿Qué está pasando aquí?

— ¿Oh? ¿Quién eres tú?

Quería hablar amistosamente, pero el pelirrojo me confundió con otro enemigo y me lanzó una mirada.

— Soy Ayanokouji de la misma clase. Hablé porque pensé que había problemas aquí.

Después de explicarlo, el pelirrojo bajó la voz al entender la situación.

— Oh... te recuerdo. Olvidé mi tarjeta de estudiante. Se me olvidó que esa cosa es prácticamente dinero de ahora en adelante.

Después de ver sus manos vacías, comenzó a dirigirse hacia los dormitorios. Probablemente la olvidó allí.

Para ser honesto, todavía no me acostumbraba a que las tarjetas fueran necesarias para cada pago.

— Si está bien contigo, puedo pagarlo ahora. Sería problemático volver a buscarla, no me importa si usas mis puntos.

— Es verdad. Es molesto. Qué bueno que estés aquí, gracias.

La distancia al dormitorio no es la gran cosa. Pero para el momento en que hubiera vuelto, la fila probablemente será mucho más larga ya que sería la hora del almuerzo.

— Soy Sudou. Te debo una.

— Encantado de conocerte, Sudou.

Tomé los fideos instantáneos de Sudou, entonces caminé hacia el dispensador de agua caliente. Horikita se sorprendió al ver ese corto intercambio.

— Eres un pelele incluso desde el primer encuentro. ¿Vas a ser su siervo obediente? ¿O es así como estás tratando de hacer amigos?

— En lugar de hacer amigos, sólo estaba tratando de ayudar. Nada más.

— Tampoco pareces asustado por su apariencia.

— ¿Asustado? ¿Por qué debería estar asustado? ¿Porque parece un delincuente?

— Alguien normal probablemente se mantendría alejado de ese tipo de persona.

— No, ni siquiera parece una mala persona. Además, tampoco pareces asustada.

— Sólo las personas sin ningún método de protegerse se mantienen alejadas de esos tipos. Si parecía violento, lo repelería. Por eso no tengo miedo.

Siempre que Horikita dice algo, es algo inusual. En primer lugar, cuando dice “repeler”, ¿qué quiere decir? ¿Está llevando algún tipo de spray anti-acosador?

— Vamos a terminar de hacer las compras. Molestaría a otros estudiantes si nos demoramos demasiado.

Terminamos nuestras compras. Después de presentar la tarjeta de estudiante en la máquina, la transacción se completó rápidamente. Fue aún más rápido porque no había cambio involucrado.

— Realmente se utiliza como dinero.

El recibo mostraba los precios de cada producto y la cantidad restante de puntos. El pago se hizo sin problemas. Mientras esperaba a Horikita, puse agua caliente en el tazón de fideos. Pensé que sería más difícil abrir la tapa y verter en el agua caliente, pero fue sorprendentemente fácil.

En cualquier caso, esta es una escuela muy rara.

¿Qué clase de mérito individual tiene cada estudiante que garantiza ese gran subsidio?

Puesto que mi grado tiene cerca de 160 personas, por simple cálculo, la preparatoria debe tener alrededor de 480 personas en total. En un mes son 48 millones de yenes. En un año, 560 millones.

Incluso si está respaldado por el país, todavía parece una exageración.

— Me pregunto qué beneficio traería a la escuela. 100.000 yenes es mucho para una persona.

— Bueno... Parece que hay demasiadas instalaciones para el número de estudiantes y no parece necesario dar a los estudiantes tanto dinero. Los estudiantes pueden descuidar sus estudios porque tienen mucho dinero.

No estoy seguro si esta es nuestra recompensa por pasar el examen.

Al hablar de dinero, los estudiantes pueden estar motivados a trabajar más duro.

Sin embargo, sin condiciones adjuntas, fueron entregados 100,000 yenes a todos.

— No es algo que realmente pueda decirte que hagas, pero probablemente sea mejor ahorrar tu dinero. Los malos hábitos son difíciles de arreglar. Una vez que los seres humanos se acostumbran a una vida cómoda, es difícil olvidarla. El choque mental ciertamente sería bastante grande.

— Voy a tomar eso en serio.

Originalmente nunca quise gastar mi dinero en tonterías al azar, pero ella tiene un punto válido.

Después de terminar la transacción, Sudou esperaba frente a la tienda de conveniencia.

Al verme salir, Sudou me saludó agitando la mano. También lo saludé para devolverle el gesto, me sentí un poco avergonzado y feliz al mismo tiempo.

— ¿De verdad estás tratando de comer aquí?

— Claro que sí. Es de sentido común, ¿dónde más podría comer? 

Cuando Sudou respondió así, me sorprendí y Horikita soltó un exasperado suspiro. 

— Voy a ir a casa. Siento que aquí mi dignidad se está degradando lentamente.

— ¿De qué dignidad estás hablando? Eres un estudiante normal de preparatoria. ¿O eres una especie de ojousama? 

A pesar de que Sudou se quejó de Horikita, ella ni siquiera lo miró. 

Sintiéndose irritado, Sudou dejó su tazón de fideos y se puso de pie.

— ¿Ahー? Escucha a las personas cuando te hablan. ¡Oye!

— ¿Qué pasa con él? De repente se enoja.

Horikita siguió ignorando Sudou mientras me hablaba.

Habiendo sido llevado al límite, Sudou gritó de rabia. 

— ¡Ven aquí! ¡Te voy a dar una paliza!

— Admitiré que la actitud de Horikita es mala. Pero tu comportamiento tampoco es muy bueno.

La paciencia de Sudou parece haberse agotado. 

— ¿Entonces? ¡Su actitud es demasiado impertinente para una mujer!

— ¿Para una mujer? Ese tipo de pensamiento es anticuado. No seas amigo de alguien como él.

Con eso, Horikita se dio la vuelta, ignorando Sudou hasta el final.

— ¡Hey, espera! ¡Maldita mujer!

— Cálmate.

Retuve a Sudou que intentaba alcanzar a Horikita.

Sin siquiera mirar atrás, Horikita se dirigió hacia los dormitorios.

— ¿Qué tipo de persona actúa así? ¡Maldita sea!

— Hay muchos tipos diferentes de personas, ¿sabes?

— Hmph. Odio a esa clase de persona.

Me estaba observando con cautela. Sudou agarró los fideos, arrancó la cubierta y comenzó a comer.

Hace poco, también peleó en la registradora, parece que tiene un bajo punto de ebullición para su ira.

— Hey, ¿eres de primer año? Ese es nuestro sitio.

Mientras observaba a Sudou sorber sus fideos, un grupo de tres muchachos salieron de la tienda de conveniencia llevando cuencos similares.

— ¿Quiénes son ustedes? Estamos usando este lugar ahora mismo. Estás bloqueando el camino. Vete a la mierda.

— ¿Lo han escuchado? Lárgate. Malcriado mocoso de primer año.

Los tres se rieron de Sudou. Éste se levantó y tiró la taza de fideos al suelo. Los fideos salpicaron.

— El de primer año está tratando de pelear, ¿qué?

Eso no. Sudou tiene una baja tolerancia a la ira. Es el tipo de persona que intenta intimidar.

— Estos de segundo año están diciendo cosas de mierda. Ya estamos sentados aquí.

Los senpais de segundo año pusieron sus cosas aquí también. Y luego comenzaron a reír.

— Yup, estamos aquí también. Así que lárguense, este es nuestro lugar.

— Son algo descarados, mierdas.

Sudou no vaciló por la diferencia en número. Parece que una pelea a golpes comenzará en cualquier momento. Yo, por supuesto, no me contaba en esos números.

— Vaya... tan aterrador. ¿En qué clase están ustedes? Oh, espera, no importa. Déjame adivinar... estás en la clase D ¿verdad?

— ¿¡Y qué!?

Después de que Sudou dijo eso, todos los miembros de la clase superior se miraron, y se rieron al mismo tiempo.

— ¿Escuchaste? ¡Está en la clase D! ¡Era realmente obvio!

— ¿Oh? ¿Qué quieres decir con eso, eh?

Mientras Sudou se encendía, los chicos dieron un paso atrás. 

— Ya que son tan lamentables los dejaré quedarse aquí hoy. Vámonos.

— ¿¡Están huyendo!?

— ¡El perro está ladrando! De todos modos, ustedes se enfrentarán al infierno muy pronto.

¿Enfrentar el infierno?

Claramente parecían tranquilos y serenos. Me pregunto qué significaba "enfrentar el infierno".

Pensé que esta escuela era para esos lujosos obocchans u ojousamas, pero hay bastantes personas como Sudou o ese anterior grupo de tres.

— Maldita sea, si fueran chicas o agradables chicos de segundo, estaría bien, pero tenemos a ese estúpido grupo.

Sudou se metió las manos en los bolsillos y regresó sin siquiera limpiar los fideos.

Miré el exterior de la tienda de conveniencia. Dos cámaras de vigilancia habían sido colocadas allí.

Probablemente habrá problemas más tarde, ¿eh?

De mala gana, me agaché y comencé a limpiar el desorden.

Tan pronto como los de segundo año supieron que Sudou era de la clase D, sus opiniones cambiaron al instante.

Aunque me sentía ansioso por ello, no había forma de entender por qué.



4

Alrededor de la 1pm, llegué a los dormitorios que serían mi hogar por los próximos tres años.

Después de que la recepcionista del primer piso me dio una tarjeta-llave para la habitación 401 y un manual de información, subí al ascensor. Mientras hojeaba el manual, vi la hora y el día para sacar la basura y una advertencia de no hacer mucho ruido. También decía que no había que desperdiciar agua y electricidad tanto como sea posible.

— Realmente no hay límites en el uso de gas y electricidad, eh...

Pensé que se restarían de nuestros puntos automáticamente.

Esta escuela realmente pasó por grandes cortes por el bien de los estudiantes.

Aunque me sorprendió que implementaran dormitorios mixtos. Para una escuela que prohíbe las relaciones entre los estudiantes, los dormitorios mixtos se sentían fuera de lugar. En otras palabras, el sexo era un no-no.

Bueno obviamente.

Es difícil creer que una vida tan mimada y fácil puede capacitar a los estudiantes para ser adultos admirables, pero dada la situación actual, los estudiantes probablemente deberían usar todo lo que les dieron.

La habitación es de 8 tatamis. Esta es mi casa a partir de hoy. Es también la primera vez que vivo solo. Hasta la graduación, tendría que vivir sin contactar a nadie fuera de la escuela.

Sin querer, dejé escapar una sonrisa.

La escuela tenía una alta tasa de empleo, y se jactaba de las mejores instalaciones y oportunidades de todas las preparatorias de Japón.

Para mí, sin embargo, esto no era tan importante. Tenía una gran razón para elegir esta escuela. En la secundaria, se me prohibió juntarme con amigos, parientes y otros estudiantes.

Por eso elegí esta escuela.

Soy libre. Libertad. En inglés eso es "Freedom". En francés es "Liberté".

¿No es la libertad lo mejor? Puedo comer, dormir y jugar cuando quiera. Sin que nadie me ordene, ahora puedo graduarme en paz.

Hablando francamente, antes de pasar el examen, el resultado no me importaba.

Sólo había una ligera diferencia entre pasar y no pasar.

Sin embargo, cuando los resultados salieron, estaba muy contento de haber entrado.

Ahora nadie puede juzgarme u ordenarme.

Puedo rehacer... no, empezar de nuevo. Un nuevo comienzo, una nueva vida.

De todos modos, planeo tener una vida estudiantil divertida a partir de ahora.

Sin preocuparme por mi uniforme, salté a la cama. Sintiéndome para nada cansado, traté de calmarme, esperando mi futura vida escolar.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario