Poison Genius Consort - Capítulo 41-50

CAPÍTULO 41:

ASUNTOS URGENTES, SU CONTRAMEDIDA


—Es un asunto urgente, ¿no? Si es tan importante, no culparé a esta chica. ¿Qué es lo que pasó? —La Gran Concubina Yi fingió una expresión de asombro.

La emperatriz sólo fingió no escuchar mientras seguía estudiando a la princesa Changping. 

—Como Qin Wangfei y el Duque de Qin están fuera, deberías buscar a tu padre, el emperador. Dile que llame al Duque de Qin, seguro que tiene formas de encontrarlo —Cuando terminó, la emperatriz le dio a la Gran Concubina Yi una mirada significativa—. ¿No lo dirías tú rambién, Gran Concubina Imperial?

Por un lado la amenazó con el duque de Qin y por el otro la presionó con el emperador. Toda la gente presente tembló de miedo mientras sus corazones palpitaban. La princesa Changping parecía haberse despertado con placer de su confuso pensamiento. 

—¡Bien! Le preguntaré a padre imperial, ¡esta vez definitivamente me ayudará!

La Gran Concubina Yi entendía la personalidad de la emperatriz. Con su estatus, nunca hablaba impulsivamente. Mencionar al emperador en esta conversación significaba que los asuntos de la princesa Changping eran realmente muy serios; al menos, tenía la certeza suficiente para molestar al ocupado emperador con sus asuntos.

—Muhou [1], ¡vamos! ¡Tomaremos el carruaje y encontraremos a padre inmediatamente! —La princesa Changping estaba muy emocionada mientras tiraba de la emperatriz.

Sevens Volumen 1 - Capítulo 2

EX PROMETIDA NOVEM 


En una carreta cargada con poco equipaje, me incliné sobre el barril que estaba a mi lado. 

La comodidad del carromato, que tenía tela como techo, era mala, se sacudía mucho, así que me sentí un poco enfermo. Si iba a ser así, entonces caminar podría haber sido mejor. Sólo que mi atención estaba dirigida a Novem, que estaba sentada frente a mí. Colocó la bolsa cuadrada de cuero de viaje a su lado y colocó su báculo en su regazo. Con su postura y su posición sentada, se sentía como si el interior de su falda se hiciera visible. 

Pensaba que estaba demasiado indefensa, cuando la miré a la cara, Novem también me miró a la cara. Nuestros ojos se encontraron, y entonces yo, que vi sus hermosos ojos violetas, aparté la mirada, porque estaba atrapado por un sentimiento patético. 

El comerciante ambulante que lo vio desde el puesto del conductor sonrió. Podría haberlo malinterpretado. 

—Jajaja, qué inocente. 

Ni siquiera tenía la motivación para aclarar su malentendido. Simplemente no quería estar delante de Novem. Normalmente Novem es amable y tranquila, pero tiene una mente abierta y una base firme en algún lugar de su interior. Recientemente no tuve la oportunidad de encontrarme con ella, pero fue una de las pocas existencias que me hizo sonreír cuando nos conocimos. 

¿Por qué Novem estaba haciendo algo como esto.... venía a seguirme? Miré al comerciante y confirmé que no estaba prestando atención aquí, luego hablé con Novem. 

—¿Por qué vienes con nosotros? Si hay un lugar al que quieres ir, ¿no es mejor montar en tu propio carruaje? ¿Vienes a verme conscientemente a mí, que fui expulsado? 

Yo mismo entendí que mi declaración era de autodesprecio. Lo sabía, pero ahora mismo la amabilidad de Novem daba miedo. Dentro de mi corazón quería que ella se quedara a mi lado, pero.... 

Poison Genius Consort - Capítulo 31-40

CAPÍTULO 31: 

POR UN CENTAVO, POR UNA LIBRA [1] 


No estaba claro lo que dijo Mu Liuyue, pero tanto la princesa Changping como el Oficial de la Corte Norte parecían felices cuando terminó. El oficial hasta le levantó los pulgares. 

—¡Ingenioso! ¡La Srta. Mu es realmente inteligente! 

—¡Muy bien, Liuyue! ¡Cuando todo termine, te recompensaré por esto! —Los ojos de la princesa Changping se estaban riendo mientras instruía al Oficial de la Corte del Norte para que hiciera los preparativos. 

¡Han Yunxi, esta vez definitivamente te matarán! 

Han Yunxi esperó ansiosamente toda una tarde sin noticias de Mu Qingwu. Ahora ya estaba oscuro. Había pasado otro día, y mañana era el último día del tiempo fijado. Casi se preguntó si Gu Beiyue había tomado la muestra de sangre y ya estaba en camino. 

Pero al caer la noche, sólo un niño pequeño vino con una sopa especialmente preparada para protegerse del frío. Han Yunxi tomó un sorbo y supo que Gu Beiyue la había hecho. Su corazón se sentía cálido pensando en una persona tan escrupulosa. 

—¿Ha habido algún cambio con el joven general? —preguntó en voz baja. 

El joven agitó la cabeza. 

—Qin Wangfei, su padre vino hoy. Después de irse, el Médico Imperial Gu vigila al joven general sin abandonarlo. 

Rakuin no Monshou Volumen 8 - Capítulo 2

CALOR ABRASADOR 


PARTE 1 

Los mercaderes zerdianos que transportaban mercancías estaban descansando a lo largo de un camino montañoso; cuando de repente se produjo un gran estruendo, como un terremoto, y se pusieron de pie. 

Una nube de polvo voló a lo largo del camino por el que viajarían más tarde. Entrando y saliendo de la visión, había un grupo de caballos y dragones junto con los guerreros que los montaban. Al mismo tiempo, esta escena se podía observar una y otra vez en todo el oeste. Los nómadas, que se tomaban un breve descanso del pastoreo de sus ovejas, y los habitantes de la ciudad de Zerdi, que araban sus campos cerca de los muros exteriores, podían ver las nubes de polvo y escuchar el eco de las pezuñas de los caballos junto con los violentos pisotones de los dragones que venían de la llanura o de las colinas que los flanqueaban. 

Si hubiera ocurrido con anterioridad, seguramente pensarían, resignados - Ah.... otra ciudad en algún lugar está comenzando una guerra. 

Pero ahora era diferente. Detuvieron las manos que trabajaban y los pies que viajaban, levantaron los brazos por encima de sus cabezas y golpearon el suelo con los pies, alabando unánimemente el valor de los soldados zerdianos. 





En Kadyne, hay dos valerosos generales conocidos como los Dragones Gemelos. 

El hermano mayor Moldorf, el Dragón Rojo, y el hermano menor Nilgif, el Dragón Azul. Cuando levantaban su lanza a caballo, se decía que no había ningún guerrero en todas las tierras occidentales que no temblara. 

Era pasada la medianoche cuando les llegó la notificación. 

Estaban sentados de rodillas uno frente al otro, en medio de un concurso de beber. 

Poison Genius Consort - Capítulo 21-30

CAPÍTULO 21: 

LA BASURA INÚTIL HABLA POR SÍ MISMA 


¿Intento de asesinato? 

—Espera, ¿qué clase de ojos usas como para verme matar a tu joven general? —Preguntó con rabia Han Yunxi. ¿Hasta a los antiguos les gusta manchar las motivaciones de la gente con buenas intenciones? 

Li Changfeng pateó la daga en el suelo y la puso en sus manos, con voz fría dijo: 

—Todos nosotros lo vimos con nuestros propios ojos. Mujer, no me importa quién te envió, ¡prepárate para la muerte! 

Ya habían detenido al ansioso conductor, que quería revelar la identidad de su señora, pero encontró que el momento era inapropiado. En vez de eso, gritó: 

—¡Es un error, es un malentendido! Pasábamos y vimos al joven general en el suelo, así que mi señora quería salvarlo. No tiene malas intenciones, el verdadero culpable huyó hace mucho tiempo. 

Li Changfeng levantó las cejas frente a Han Yunxi y resopló. 

—Si ibas a salvarlo, ¿por qué usar una daga? ¿A quién tratas de engañar? Que alguien la detenga. 

—Usé la daga para salvarlo. Una aguja envenenada lo hirió profundamente. Si no la recupero, las consecuencias no serán algo que un guardia como tú pueda soportar —Dijo seriamente Han Yunxi, intimidando a todos los presentes. 

Li Changfeng dudó un poco. Hace cuatro horas, el joven general persiguió a un espía enemigo en esta zona y desapareció. En cuanto a lo que pasó exactamente, nadie lo sabía. Miró la daga que tenía en la mano pero no se atrevió a arriesgarse. Esto era algo que no podía manejar. 

—Déjate de tonterías. Llévenla a la casa, aclararemos cualquier malentendido con el general en persona —Li Changfeng levantó a Mu Qingwu en sus brazos y se alejó apresuradamente.