Sevens Volumen 1 - Capítulo 11

FUERZA VERDADERA 


Nos reunimos en el gremio temprano en la mañana. 

Muchos aventureros se reunían en el gremio. Mientras preparaba mi equipo y miraba la situación en el mostrador de la recepción, me sentí un poco extraño. 

Novem estaba a mi lado, así que le hice una pregunta. 

—¿Por qué tenemos que presentarnos en el gremio aunque vayamos a salir de la ciudad? ¿No es la eficiencia muy mala así? 

Novem tenía un pensamiento diferente al mío. 

—Tal vez esto es importante para el gremio que dirige a los aventureros. Pero, creo que también hay un valor para nosotros al presentar el papeleo correctamente de esta manera. 

Llegó Zelphy-san que usaba un equipo de protección en su cuerpo y continuó la explicación de Novem. 

—Es algo así. Bueno, sólo con informar a dónde vas y cuándo volverás ayudará al gremio en la gestión del personal. Si ocurriera algún tipo de problema, el gremio enviará a alguien para comprobarlo, desde el punto de vista de esos tipos que se pondrán en marcha, hacer esto creará la posibilidad de que la ayuda llegue en caso de que ocurriera lo peor. Pero, también existe el verdadero objetivo del gremio para hacer esto, que es hacer más fácil la investigación cuando una emergencia y situaciones completamente inesperadas ocurren. 

Tarjeta del gremio. Es la misma tarjeta que la que tengo en mi poder y que está bajo la custodia del gremio. Y entonces, si el dueño muere, el nombre tallado se marca con una línea horizontal. Con esto, el gremio podía notar la muerte del aventurero. 

El Tercero emitió su voz desde el interior de la Joya en señal de comprensión. 

Rakuin no Monshou Volumen 9 Capítulo 3

LAS FUERZAS DE SUBYUGACIÓN


Parte 1

—En primer lugar, tenemos que enviar un mensajero a Solon.




En su planteamiento, las opiniones de Rogue y Odyne coincidían con las de Gil Mephius.

Rogue insistía en llevar a cabo el papel de mensajero él mismo, pero Gil rechazó la oferta. Por supuesto, aunque el veterano general no lo dijo, Orba entendió que tenía conexiones familiares allí. Podía obtener una audiencia personal con el emperador y le hablaría directamente con el espíritu de un guerrero. Era un militar de pies a cabeza, y no tenía miedo a la muerte. Y fue porque Orba lo sabía bien que no consintió en ello.

El mensajero elegido por Orba fue el general de la División Blue Zenith, Nabarl Metti.

—¿El General Metti? —Odyne ladeó la cabeza dubitativamente cuando escuchó la elección de la persona—. No puedo imaginarlo pidiendo a Su Majestad la amistad con Occidente.

Parecía decir que Nabarl sería más propenso a hablar de forma jactanciosa y a quejarse de lo injusto que había sido tratado.

Orba se rió.

—Dudo que Padre se conmueva. En ese caso, el más adecuado para ser el mensajero sería yo.

—Su Alteza...

—Lo sé. Primero esperaremos y veremos cuál es la reacción de Solon. Cuando vaya, será después de eso.

Al recibir la orden, Nabarl partió inmediatamente hacia Solon con los soldados bajo su mando. Como estaba dividido entre el Emperador y el Príncipe Heredero, fue un golpe de suerte para él.

Sevens Volumen 1 - Capítulo 10

ARIA 


Era una tienda llena de cosas rosas y con encaje. 

Dentro de la tienda, era un lugar donde las mujeres usaban minifaldas y ropa con volantes, atendiendo a clientes que eran principalmente hombres. En lugar de venir aquí solo, invité a Rondo-San y Ralph-san a venir conmigo después de mi primera vez aquí. 

Rondo-san era un poco reacio, pero la insistencia de Ralph-san fue fuerte. Con eso, Rondo-san no tuvo más remedio que venir. 

Cuando entramos en la tienda, fue cuando Aria-san estaba trabajando. Sonrió cuando me vio. 

—Has venido de nuevo. Bienvenido. 

Diciendo eso, nos guió hasta nuestros asientos. Rondo-san murmuró. 

—De alguna manera, me siento mal con Rachel. 

Pero su camarada Ralph-san fue capaz de persuadir a Rondo-san. 

—No hay manera de que podamos invitar a Rachel aquí. Además, si yo también hubiera sabido de este alejado buen lugar, ya lo habría visitado con bastante frecuencia. 

Este lugar estaba situado en un pequeño camino de la calle principal. Sin duda, esta tienda podría describirse así. Parecía que, debido a su preocupación por la mala ubicación de esta tienda, el dueño de la misma usaba varios métodos para atraer clientes. 

Después de que nos sentáramos los tres, Aria-san vino con el menú. 

『 Lo de siempre.』 

Aunque la voz del Primero no se oía en el exterior, intentaba pedir algo relativamente caro del menú. No, desde luego un gasto de dos monedas grandes de cobre era un poco elevado, pero no era como si el precio estuviera fuera de mis posibilidades. He estado ahorrando todo lo demás, así que debería estar bien que derroche un poco. 

Rakuin no Monshou Volumen 9 - Capítulo 2

EXPIACIÓN POR EL ENGAÑO 


Parte 1 

—Q-Qué —Orba vaciló mientras intentaba responder. Finalmente, después de engullir repetidamente su saliva—, ¿Qué quieres decir con eso? 

Apenas logró estrujarlo, pero en ese instante, se sorprendió tanto que pensó que su corazón se iba a detener. La "máscara" que pretendía mantener se estaba desmoronando y su verdadero rostro estaba destellando a la vista. 

Vileena le dio a Orba una mirada escrutadora, 

—Significa lo que dije. No puedes ser el Príncipe Heredero de la Dinastía Imperial de Mephius. 

El corazón, que había pensado en detenerse, volvió a latir rápido y furiosamente. La cara y las extremidades por las que fluía su sangre se estaban calentando. 

—Eso... ¿por qué? 

—Oh, pero es muy simple —por alguna razón, el tono y la actitud de Vileena hacia el desconcertado Orba se asemejaba mucho a los de Ineli Mephius—, Lord Gil Mephius recientemente cayó por las balas disparadas por los subordinados asesinos del General Oubary. Desde entonces, no se le ha visto. No importa dónde se le buscó o cuántas veces se le llamó, no apareció. En otras palabras, Lord Gil falleció. ¿Debería estar de luto? Pero entonces, puesto que no nos habíamos casado formalmente, era, después de todo, un problema de otra persona, así que ¿debería haber vuelto rápidamente a Garbera? 

—Princesa. 

—¡No me hables tan familiarmente! —La actitud de Vileena dio otro giro. 

Mientras se preguntaba si se había enfurecido de repente, metió la mano debajo de la mesa. Cuando la levantó de nuevo, estaba sujetando una pistola. Era como si esa serie de acciones hubiera provocado un viento ominoso. 

El cañón estaba perfectamente quieto y apuntaba directamente al pecho de Orba. 

Poison Genius Consort - Capítulos 232-241

CAPÍTULO 232: 

ENFERMEDAD, SUSTITUCIÓN 


Jun Yixie se sentó con las piernas cruzadas en la alfombra ante una estatua de Buda, y se preguntaba por las palabras de Long Feiye. 

—Usar a Northern Li para cambiarlo por una mujer... —Parecía tranquilo, pero sus puños apretados lo habían traicionado hace tiempo. 

¡Él era arrogante, pero Long Feiye era aún más arrogante que él! 

Originalmente, pensó que Long Feiye y Han Yunxi se unirían para recuperar a Long Tianmo, pero el tipo ni siquiera se había dignado a aparecer. Todas las trampas y artimañas colocadas en el Templo Suspendido se habían desperdiciado. Hoy, Jun Yixie se había sentado desde el mediodía hasta el atardecer. Cuando cayó la noche, finalmente se convenció de que Long Feiye no iba a venir. 

Ya había dicho que mataría al rehén si no cumplían con el plazo. Pero ahora que realmente sucedió, ¿qué debía hacer? Jun Yixie tenía que pensarlo cuidadosamente. Si Han Yunxi no hubiera revelado su identidad bajo la máscara a Long Feiye en Ciudad Medicina, estaría más feliz de que Long Feiye no apareciera hoy. Entonces le habría cortado la cabeza a Tianmo sin dudarlo y se la habría entregado al Emperador Tianhui, asestando así un duro golpe a Long Feiye. Pero ahora su identidad había sido expuesta. El título de Duque de Kang de Northern Li era un título que representaba al clan imperial. Fue obligado a tener dudas y tomar precauciones contra Long Feiye, que podía usar su identidad en su contra. No era un descendiente del linaje imperial, pero era el príncipe más favorecido. Había mucha gente en el clan imperial esperando para aprovechar sus defectos. 

Cuando Jun Yixie se puso de pie, su asistente en el costado finalmente se atrevió a acercarse. 

—Maestro, ¿Long Feiye en realidad podría haber aceptado a esa mujer en su corazón? 

Jun Yixie sonrió con frialdad y desdén. 

—Long Feiye... ¿tiene siquiera un corazón?