Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 1 Epílogo


LA CELEBRACIÓN DE LA VICTORIA


— ¡Salud!

Sosteniendo una lata de jugo, Ike exclamó entusiasmado.

Una vez que se anunciaron los resultados del parcial, todos los miembros del grupo de estudio se reunieron por la noche. Todos, menos Horikita, sonreían porque nadie fue expulsado.

Con nuestros amigos, todos logramos superar las dificultades. ¿Es esto lo que es la juventud?

Supongo que no está mal.

— ¿Qué hay con esa cara sombría? Sudou no fue expulsado, así que todo terminó, ¿verdad?

— No me molesta la celebración, pero ¿por qué es en mi habitación?

— Mi habitación está sucia, y también las de Sudou y Yamauchi. Tampoco podemos ir a las habitaciones de las chicas, ¿verdad? No, por supuesto, me encantaría que estuviéramos en la habitación de Kushida-chan. Es por eso que tu habitación maravillosa y completamente vacía es la mejor, Ayanokouji.

— Han pasado solo dos meses desde el comienzo de la escuela. Más bien, es extraño tener muchas cosas.

Aparte de mis necesidades diarias, no hay nada más que realmente necesite.

— ¿Qué te parece, Kushida-chan?

— Creo que está bien. Se siente limpio, fresco y simple.

— ¿Verdad? Debe ser bueno ser alabado por Kushida-chan. Jajaja.

Ike, que parecía tener un rencor personal contra mí, me empujó ligeramente (pero no realmente).

— Aunque considerando todas las cosas, este parcial fue bastante peligroso. Si no hubiéramos hecho ese grupo de estudio, Ike y Sudou definitivamente hubieran sido expulsados.

— ¿Hah? Estabas casi en el borde, ¿sabes?

— No, no, podría obtener una calificación perfecta si lo intentara. En serio.


— Todo es gracias al esfuerzo de Horikita-san. Después de todo, también enseñó a Ike-kun, Sudou-kun y Yamauchi-kun.

Horikita se quedó fuera del círculo y estaba leyendo su novela sola. Cuando dijimos su nombre, sin embargo, alzó la cabeza mientras volvía a poner el marcador en el libro.

— Solo estoy actuando por mi bien. Si alguien es expulsado, los puntos de clase D también caerán.

— Incluso si es una mentira, di que lo hiciste por nosotros. Pensaremos mejor ti.

— Está bien si no piensas mejor de mí.

Bueno, su actitud es la misma de siempre, pero su participación en este grupo es una mejora en sí misma.

Si fuera la vieja Horikita, definitivamente no habría venido.

— Bueno, pero... Horikita es sorprendentemente agradable.

Siguiendo el comentario de Horikita, Sudou respondió.

Desde que Horikita se disculpó, Sudou dejó de ser tan hostil hacia ella. Antes, él declaró que no era amable, pero parece que las personas cambian.

— De todos modos, ¿por qué decidió Sensei cancelar la expulsión de Sudou?

— También me preguntaba eso. ¿Qué brujería usaste, Horikita-chan?

— Eh, no me acuerdo.

— Uwa, ¿un secreto?

Ike se cayó de forma exagerada.

— Solo porque logramos superar el parcial, no debemos celebrar salvajemente. Nuestro próximo obstáculo es el examen final. Obviamente, los problemas en el examen final probablemente serán más difíciles que este examen. Además, todavía tenemos que buscar una forma de aumentar nuestros puntos.

— Tenemos que comenzar ese infernal estudio de nuevo... Eso es lo peor.

Ike enterró su cabeza entre sus manos.

— ¿No crees que deberíamos comenzar ahora para que no sea tan malo?

— ¡No!

Supongo que no.

— No entiendo nada sobre la escuela, como la división entre clases y el sistema de puntos.

— Ah~ mis puntos~. Quiero puntos~. La pobreza es realmente lo peor~.

Habiendo consumido todos sus puntos, Ike y Yamauchi vivían solo con cosas gratuitas.

— Hey, Horikita-san. ¿Todavía es muy difícil obtener puntos?

— Lo hicimos bien en el examen, así que deberíamos poder obtener algunos puntos, ¿verdad?

— ¿Has visto nuestro promedio? Entre todas las clases, somos, con mucho, el más bajo. Si crees que podemos obtener puntos así, debes cambiar tu forma de pensar.

Como siempre, Horikita dijo la verdad sin remilgos.

— Entonces no recibiremos puntos el mes próximo tampoco... no...

— Solo vive una vida con moderación y renuncia a tu lujoso estilo de vida.

— Está bien, Ike-kun. Es posible que no obtengamos ningún punto en este momento, pero obtendremos algunos puntos en el futuro cercano. ¿Cierto? Horikita-san.

— Eso me pregunto.

— ¿Puedo decir algo? Todos somos amigos, después de todo. Horikita-san, Ayanokouji-kun y yo estamos trabajando juntos para tratar de llegar a la clase A. Si está bien, quiero que nos ayuden.

— ¿Llegar a... la clase A? ¿Hablas en serio?

— Sí. Por supuesto. Intentar aumentar nuestros puntos, obviamente, es una parte importante de eso también.

— ¿Pero no es eso súper descabellado? Son un grupo inteligente, ¿verdad? Ya que son mucho más inteligentes, ¿no es prácticamente imposible?



Si solo piensas en sus calificaciones, todo un grupo de personas como Horikita da miedo.

— Sin embargo, estudiar no es lo único que decide las clases. ¿Verdad?

— Sí, pero si no puedes estudiar, está descartado.

Las tres personas silbaron y desviaron sus ojos.

— Todavía estamos muy lejos de nuestro objetivo, pero si trabajamos juntos, llegaremos allí. Seguro.

— ¿Dónde está la evidencia de eso?

— Evidencia... Bueno, tres personas trabajando juntas no fallarán tan fácilmente como solo una, ¿verdad?

— No creo que realmente eso se aplique a estos tres.

— B-bueno... ¡Oh, eso es todo! ¡Tres cabezas son mejores que una! Algo como eso.

— Bueno, si sumas los resultados de sus exámenes, es como el puntaje de una persona.

Kushida intentó que los tres resultaran útiles, pero Horikita desmanteló por completo sus intentos. Qué par tan increíble.

— Si peleamos, no se hará nada, ¿verdad? Llevarse bien definitivamente es mejor.

— Si lo piensas, creo que eso es correcto.

— ¿Cierto?

Horikita no intentó negar sus palabras.

En cualquier caso, si estamos intentando avanzar la clase, probablemente sea mejor llevarse bien con tantos compañeros de clase como sea posible. Si peleamos en esta etapa, nada resultará de nuestros esfuerzos.

— Es por eso que quiero pedirles ayuda a ustedes tres nuevamente.

— ¡Encantados!

Ike y Yamauchi respondieron de inmediato.

— Bueno, si Horikita me pide ayuda, entonces...

Sudou trató de ocultar su vergüenza.

— Nunca pensé en confiar en ti, Sudou-kun, y tampoco quería ayudarte. En primer lugar, no serías muy útil.

— Guh... estaba tratando de ser amable, ¿sabes?

— ¿Tratando de ser amable? Estoy sorprendida.

No es sorprendente que Sudou se estremeciera de ira, pero no levantó el puño. Parece que él también está mejorando.

— Eres molesta.

— Gracias por tus amables palabras.

— No eres linda en absoluto.

— Dices eso, pero ¿qué quieres decir realmente?

Ike se burló de él. Sudou envió una feroz mirada hacia Ike, y le aplicó una llave de lucha al cuello.

— ¡Ay! ¡D-detente!

— Si dices algo innecesario voy a estrangularte.

— ¡Ya me estás estrangulando! ¡Me doy por vencido!

Al ver algo parecido a la “amistad entre hombres”, Horikita soltó un profundo suspiro.

— Esta escuela está regida por nuestra habilidad. Solo nos aguardan duras competencias. No es algo que puedas hacer a medias. Si dices que vas a ayudar y luego te rindes, solo serás un obstáculo.

— Déjame cualquier cosa física a mí. Tengo confianza en mis habilidades de baloncesto y lucha.

— ... Después de todo no puedo esperar nada de ti.

Regida por nuestra habilidad, eh. Siento que mi pecho se aprieta. Básicamente, nos hemos distanciado del resto del mundo. Antes de notarlo, puse mucho esfuerzo en nuestro trabajo en conjunto. Bueno, supongo que también podrías llamarlo una especie de maldición.

Horikita ha puesto su mirada en la clase A. Ella está decidida a hacerlo. Sin embargo, el camino para salir de la clase D será difícil.

Con la forma en que nos estamos desempeñando en este momento, será difícil llegar a la clase C.

Si ese es el caso, ¿qué debo hacer de ahora en adelante? Me centraré en dar lo mejor de mí por ahora.

Al menos... quiero ver a Horikita sonreír una vez.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario