Rakuin no Monshou Volumen 1 Epílogo

Hubo muchas andanzas.

Las fuertes emociones que transmitieron no fueron pensadas para el actual Orba.

Este no era el camino que él había esperado recorrer, pero si esperaba obtener algo después de todo este vagar, para alguien que había sido manipulado a la fuerza de esta manera, ¿no era el medio para vengarse con sus propias manos?


Yo… 

¿No puedes tomar la espada para tus fines si no odias a alguien? Con esos sentimientos en su corazón, vestido con una armadura de bronce, se arrodilló sobre la brillante alfombra roja. 

La capital imperial Solon - en la sala de audiencias. 

— Has engalanado tu primera campaña con una brillante victoria, estamos más contentos que nadie, Gil. 

Con cortesanos sentados en fila a izquierda y derecha, el hombre sentado en el trono frente a él era el emperador de la Dinastía Imperial de Mephius, Guhl Mephius. Su pelo blanco y barba eran largos y llenos de ondulaciones. Aunque tenía profundas arrugas en la cara y profundas cuencas oculares como si estuvieran ahuecadas, todavía brillaba con vitalidad. 

— Me siento halagado. 

— Parece que has usado varias ideas. Pero estoy realmente complacido de que la cabeza de Ryucown haya sido cortada por manos Mephianas. Esto es más de lo que esperábamos. 

— Esto fue todo gracias a la sabiduría de Lord Fedom. El general Oubary también me ha sido de gran ayuda durante mi primera campaña. También fue gracias a los soldados y por tu guía, padre. Simplemente tomé prestada su fuerza. 

— ¿Oh? 


La expresión en la cara de Guhl estaba inusualmente calmada mientras asentía. Parecía que Su Majestad estaba definitivamente complacido, y los estadistas más antiguos se miraron a los ojos entre ellos mostrando una mirada satisfecha. Antes, aunque parecía que mostraba una actitud mucho más severa hacia su verdadero hijo, todo lo que deseaba era el crecimiento de éste. No había un padre que no amara a su hijo. 

— Como resultado de nuestra reunión con Garbera, se decidió que debemos volver a centrar nuestra atención en tu matrimonio con la Princesa Vileena. Hasta entonces, ella es una invitada especial nuestra. Pero podemos entender los sentimientos apasionados, así que mantén tus relaciones sexuales a un bajo nivel para que no causen ningún problema. 

Su sonrisa demostró que estaba haciendo una broma. 

Avergonzado, Gil inclinó la cabeza y dijo: 

— Lo haré— Eso dio motivito a que los miembros de la audiencia se rieran. 

La princesa Vileena había recibido una habitación privada en el palacio interior. Junto con su asistente Theresia, podría esperar un estilo de vida bien establecido por el momento. Además, cuando decidieran una nueva fecha para el matrimonio, Garbera sin duda devolvería el territorio capturado de Apta en forma de “regalo”. El Reino de Garbera no podría ver a Mephius correctamente si no lo hicieran. 

Por muchas razones diferentes, los logros del Príncipe Gil fueron grandiosos. 

La atmósfera en el salón estuvo en calma desde el principio hasta el final, pero en el momento final Guhl pronunció estas palabras: 

— Incluso Ende no podrá hacer un movimiento tan fácilmente. Sin embargo, si esto sucedió en Garbera, podría haber sucedido en cualquier lugar. A partir de ahora, para mantener la autoridad y la fuerza dentro de la Familia Imperial Mephiana, tendremos que proteger la paz en nuestro país. Gil, tú también tienes esta responsabilidad. 

No había olvidado dar a los grupos anti imperiales su justa advertencia. 




— ¡Onii-sama! 

Justo después de salir de la sala de audiencias, Ineli se le acercó y le ofreció sus felicitaciones. Levantando el dobladillo de su falda, le hizo una brusca reverencia, pero Gil solo dio una respuesta apática antes de darle la espalda otra vez. La hermosa chica frunció el ceño. 

— Es una fría actitud la que me estás mostrando. Y eso que todo este tiempo estuve contando los días, esperando tu regreso. He estado preocupada por ti estos últimos días, hermano, y apenas pude soportar la cena. ¿Y ahora ni siquiera le contarás a tu linda hermanita la historia sobre tus viajes? 

— Ahh...— Gil forzó una sonrisa e hizo contacto visual—. Tengo mucho que contar, pero ¿podemos hacer eso en otro momento? Estoy un poco cansado. 

— Bien… 

Con esas palabras, Ineli lo dejó pasar, pero no porque estuviera preocupada por el príncipe, sino porque Gil ya había evitado su mirada y giró sus talones para alejarse. No pudo volver a llamarlo, su linda mirada se convirtió en desprecio. Pero luego, de repente, se congeló por una razón diferente. 

Fue por esa única mirada que el príncipe le había dado. 

Parecía la misma del guerrero enmascarado de la arena. 




Después de eso, el Príncipe Gil regresó a su habitación privada en el palacio interior. No tenía nada planeado hasta la fiesta de la victoria de esta noche. Al igual que Ineli, había algunos nobles y militares que buscaban una audiencia para felicitarlo personalmente, pero los rechazó a todos. 

— Aahhh... 

En el momento en que llegó a su habitación, se acostó en la cama, con los brazos y las piernas abiertos. 

— Eso es bastante impropio, su alteza— bromeó su paje Dinn. 

Le habían encomendado la tarea de continuar cuidando al príncipe. Fedom había dispuesto que los chambelanes que se habían ocupado del príncipe hasta ese momento fueran reemplazados con el brillo del oro. Naturalmente, no quería que la verdadera identidad del príncipe saliera a la luz. 

Todo su cuerpo parecía hundirse en esa esplendorosa cama, pero, por otro lado, no podía calmarse. Además, esta habitación era mucho más grande que aquella en la que había sido alojado junto con docenas de gladiadores. Estando solo en un lugar como este, sin saber quién estaba al acecho, pensó que no podía descansar. 

Orba saltó y se levantó, aunque no por las palabras de Dinn, y se dirigió a las grandes ventanas de la habitación. Frente al verde jardín de afuera, se divisaba al paisaje ordenado de Solon. 

Aquí comienza. 

¿En qué tipo de persona podría convertirse y qué podría lograr? Hasta ahora, todavía no había encontrado una respuesta a la pregunta que su hermano Roan planteó en esa noche estrellada. 

¿Empuñaría su espada para perseguir el sueño de su infancia de una vida exitosa? ¿Levantaría esa espada para vengarse de aquellos que lo habían privado de todo, o encontraría la manera de seguir a la gente que había perdido? 

Todo ello. 

En efecto. Exactamente porque no sabía qué hacer, solo tenía que hacer todo eso. Estos eran los únicos medios que Orba tenía disponibles para él. No podía desear una posición mejor que la de un príncipe imperial. 

Ahora se encontraba entre aquellos que una vez, en su infancia, creía que no estaban viendo las mismas cosas que la gente común. Si abrazaba todas las cosas que antes no podía alcanzar con ambos brazos, podría descubrir algo nuevo. 

Y además, quería descubrir hasta qué punto lo llevarían su propia existencia y el poder que su existencia tenía. 

Por supuesto, había muchos obstáculos. Fedom y la pregunta de dónde estaba el verdadero príncipe, tratar con la princesa de Garbera, la facción anti imperial, y- 

— ¿¡Cómo puedes tener el temple!? ¡Manteniendo una actuación tan despreocupada! 

Fue lo primero que dijo Gowen después de ser invitado a la habitación del príncipe. Shique asintió y dijo: 

— Y durante tu audiencia. Por un lado, eres un antiguo esclavo gladiador disfrazado del hijo del emperador. Pero por otro lado… 

Orba intervino y se hizo cargo de la conversación. 

— Es como un archivillano tratando de manipular al príncipe, ¿verdad? 

Dinn lo miró asustado. 

Aunque el que estaba detrás del intento de asesinato del Príncipe Gil y Vileena probablemente no era ni Garbera ni Mephius, Orba sospechaba que en realidad podría ser Guhl Mephius. 

Ende era el actor más sospechoso en querer matar a los dos. Sin embargo, su delegación había sido especialmente invitada y nunca pronunciaron una palabra que podría haberlos etiquetado como sospechosos. No había forma de interrogarlos de tal manera que pudieran fabricar la “verdad”. 

Además de eso, si los miembros de ambas familias reales hubieran sido asesinados, habría resultado en un ataque en conjunto con Garbera sobre Ende desde ambos lados. Dos países que ayer habían sido enemigos se convertirían en firmes aliados al día siguiente. Hubiera dado mejores resultados que el matrimonio entre el príncipe y la princesa. 

Para Guhl, comparado con el beneficio de dividir las tierras de Ende con Garbera, la vida del príncipe Gil, del príncipe heredero, no era tan valiosa. 

Él era el emperador. 

Y después de todo esto, Orba tuvo que enfrentar a una persona como su “padre”. Alguien que para él, seguía siendo el misterioso símbolo viviente de este “reino”. 

— Esta vez, el asesinato falló porque el ataque de Ryucown interfirió con las cosas. De hecho, para el emperador, el sometimiento de Ryucown parece aún más conveniente para un futuro con Garbera— dijo Shique con tono sombrío. 

— Pero hasta cierto punto, puede haber terminado en un lugar aún peor que la arena de gladiadores— hablando como un anciano, Gowen pronunció esas importantes palabras—. Al menos no ha sido algo así como un ataque sorpresa. Aun así, un padre y un hijo que comparten sangre y se matan entre sí, es triste. 

Orba no respondió y siguió mirando por la ventana. En esta línea de negocios, todo era una batalla. Si no podía vivir sin terminar vencedor, entonces las cosas no eran tan diferentes como antes. 

Orba solo elegía el camino de la victoria, o no habría vivido tanto. 

Había muchos héroes en este mundo. Entre aquellos que atraviesan un mundo de guerra, los historiadores no se molestaban ni le prestaban atención a Gil Mephius. 

Pero, aunque había sido menospreciado por sus vasallos como el “príncipe tonto”, ahora, desencadenado por el matrimonio con Vileena del Reino de Garbera se había vuelto sabio en un abrir y cerrar de ojos, e hizo la repentina transición a ser el llamado “Dragón de Mephius”. Era el tipo de relato que los historiadores podían tejer en la imaginación de la gente. 

Pero ninguno de ellos lo sabía. 

La verdadera identidad de Gil Mephius. El hombre conocido como el gladiador enmascarado, poco después de haberse quitado la máscara de hierro de un tigre, había adquirido una nueva máscara de carne. 

Nadie lo sabía.




ANTERIOR -- PRINCIPAL -- SIGUIENTE

1 comentario:

  1. Gracias por los 2capítulos estuvo impresionante la historia n_n

    ResponderEliminar