Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 4 - Capítulo 3

PREGUNTA DOBLE 

PARTE 1 

— ...¿Estás bromeando?— Horikita me saludó con un tono de voz recriminatorio. 

— Desafortunadamente es cierto. Kouenji se levantó repentinamente y terminó el examen para su grupo —Le respondo. 

— ¿Eres idiota? ¿Por qué no lo detuviste de hacer un alboroto como ese? Era tu responsabilidad como compañero de habitación —me dice. 

— Eso es imposible, además no sirve de nada llorar por algo que ya está hecho —dije. 

El método de fuerza bruta que Kouenji había usado para terminar el examen de su grupo había estado circulando alrededor de los estudiantes causando que la clase estuviera llena de bullicio. Es por eso que en la charla de ayer, Horikita había querido encontrarse conmigo directamente. Parece que todavía no está convencida mientras movía la cabeza de un lado a otro. 

— Lo regañaré por ello la próxima vez que lo vea, me gustaría evitar estos incidentes en el futuro —me dice Horikita. 

— Deberías saber que no tiene sentido, las palabras no le llegan. Simplemente te verás envuelta en su ritmo. Por ahora, concentrémonos en nuestros grupos —dije en respuesta. Como es mi compañero de cuarto, podría culparme por no haberlo detenido a tiempo, así que decidí cambiar de tema. 

— Sin duda, mi grupo está lleno de enemigos problemáticos, pero no me quedaré atrás —me dice Horikita. 

Su actitud es más fuerte que nunca, y supongo que tendré que decírselo a ella en este caso. Por mi parte, también estoy teniendo problemas para tratar con Ichinose, a quien Hoshinomiya-sensei envió a vigilarme. 

— Hablando de eso, ya que también eres una chica, me gustaría preguntarte algo —le digo. 

— ¿Qué pasa con eso? Siempre he sido una chica, ¿sabes? —responde al instante, después de haber malinterpretado mis palabras como sarcasmo mientras me mira con ojos ligeramente decepcionados. 


— No, no es eso, no es eso. Solo estaba diciendo que me gustaría preguntarte algo ya que eres una chica —Como parecía que ella se enojaría más si seguía tratando de poner excusas como esa, rápidamente me puse a trabajar—. Me gustaría obtener información sobre Karuizawa —le digo. 

Como planeo hacer contacto con Karuizawa, necesito información sobre ella. Si tuviera que hacer una clasificación de los chicos en la clase, estoy seguro de estar en la parte inferior. 

— Entonces, ¿quieres consultarme sobre el tema de Karuizawa-san? —Horikita me pregunta. Asiento con la cabeza. 

— Me gustaría mantener un seguimiento de los miembros de mi grupo, pero me resulta un poco difícil. Debería ser capaz de lidiar con Sotomura y Yukimura, pero Karuizawa es un problema. Después de que terminó la prueba en la isla, Karuizawa te invitó una vez a almorzar ¿verdad? —Le digo a Horikita. 

— Debes saber que la rechacé, no estoy interesada en Karuizawa-san. Si quieres información sobre ella, ¿por qué no vas a preguntarle a Hirata-kun? Si es él, seguramente podrá ayudarte —Horikita me responde. 

Eso es cierto, pero antes de que comenzara el examen, había perdido la oportunidad de almorzar con Karuizawa y Hirata. Seguramente Hirata también recuerda el incidente, así que me gustaría evitar preguntarle en este momento. 

— ¿Te preocupa que ella sea el “objetivo” o algo por el estilo? —Horikita de repente me pregunta. 

— Es parte de eso. Pero en este momento, es imposible para mí entender el comportamiento de Karuizawa. Tengo curiosidad —le dije. 

— Entonces es una pérdida de tiempo, su comportamiento no tiene ninguna razón. Si te preocupas por ella, será una pérdida un desperdicio —me responde. 

— Horikita, no creo que sea bueno decir eso sobre los demás. 

— ¿Decir eso sobre los demás? ¿Qué quieres decir? —Me pregunta. 

— Por supuesto, solo has visto el lado egoísta e irritante de Karuizawa hasta ahora. Pero ¿sabes que probablemente también tiene un lado bueno? —le respondo. 

— ¿Tiene realmente un lado bueno? No puedo imaginarlo. ¿No está llena de defectos? —Horikita me pregunta. Por supuesto, en este momento, en lo que respecta a cooperación, debo admitir que Horikita es igual o mejor que ella. 

— Cuando conoces a alguien por primera vez, el primer instinto es juzgarlos por su apariencia ¿verdad? Ya sean geniales o lindos o lo que sea. Entonces los juzgas a través de la plática para ver su ser interior. Ya sean sociales o agresivos o pasivos o lo que sea —Habiendo dicho eso, Horikita se cruza de brazos y espera mis próximas palabras—. Pero incluso eso sigue siendo el exterior. Su mentalidad real no será inmediatamente visible con eso. Toma a Kushida, o Ibuki o incluso a mí, como ejemplo. La personalidad “principal” y la personalidad “secundaria” están bien divididas —le digo a Horikita. 

— ¿Karuizawa-san también tiene una división? —me pregunta. 

— Es algo que la mayoría de las personas tienen, incluso si no lo saben. Horikita, tú también las tienes —Porque cada vez que está delante de su hermano, ella siempre expone su verdadera naturaleza frágil. 

— Todavía no estoy del todo convencida, pero puedo entender que la conoces mejor a través del contacto directo —me dice Horikita. 

Por supuesto que es más fácil decirlo que hacerlo, porque si no hubiera decidido esforzarme, nunca podría conocer la verdadera naturaleza de Karuizawa. 

— ¿Y? ¿Hay algún uso para Karuizawa-san? —Horikita me pregunta. 

— No puedo expresarlo claramente en palabras todavía, pero si tuviera que decir, sería la “capacidad de gobernar”. Tiene iniciativa y no se puede negar que su estatus en la Clase D es inquebrantable —le digo a Horikita. 

Sin embargo, en nuestro grupo (Conejo), todavía no he visto ese lado de ella. Es por eso que pensé en determinar la verdadera naturaleza de Karuizawa lo más rápido posible. 

— Suponiendo que ella tenga esa capacidad, ¿qué vas a hacer? ¿Traer a Karuizawa-san a nuestro grupo? —me pregunta. 

— Me pregunto sobre eso— le digo. Mientras pensaba sobre mi respuesta, ese hombre de ayer volvió a nosotros. 

— Hey, ustedes dos. ¿Están teniendo una pequeña cita a la sombra?— era Ryuuen quien dijo eso. 

No estaba con Ibuki hoy, sino más bien, estaba acercándose a nosotros con una sonrisa espeluznante en su rostro. 

— Estás bastante libre, incluso si me acorralas así, no hay nada que puedas ganar —Horikita reprende a Ryuuen. 

— Yo soy el que decide eso. Entonces, ¿has decidido tratar de encontrar al “objetivo”? —Y nuevamente Ryuuen se sienta en una silla cercana sin permiso. 

— Sean cuales sean mis planes, no te lo voy a decir —dice Horikita. 

— Es una pena, pensé en discutirlo contigo. Parece que todavía no has progresado en tu búsqueda —le dice Ryuuen a Horikita. 

— Eso es interesante, ¿estás diciendo que sabes quién es el “objetivo”? —Horikita le pregunta. 

Mirándola con una expresión extraña, Ryuuen le responde como si hubiera esperado que le preguntara eso desde el principio. 

— Ya he descubierto quién es el “objetivo”, ¿me creerías si dijera eso? —Ryuuen le pregunta a Horikita. 

— No, no. No eres alguien como Ichinose-san o Katsuragi-kun con aliados de su lado. Solo tienes enemigos. Nadie reuniría ese tipo de información para ti —Horikita responde a Ryuuen. 

— Eso no es cierto. De hecho, no estoy en el club de “hacer amigos” como ellos. Pero hacer amigos y reunir información son dos cosas completamente diferentes —dice Ryuuen en respuesta. 

Le habló a Horikita con una actitud como la de un profesor decepcionado con su alumno por no obtener la respuesta correcta. 

— Desafortunadamente, ya he sumergido mis manos en este examen. Dependiendo de las circunstancias, la Clase C podría ser la única que gane —dice Ryuuen. 

— D-de ninguna manera. 

No, lo que dice podría ser verdad. La escuela siempre hace exámenes basados ​​en criterios muy específicos. Los exámenes parciales fueron los mismos, los finales fueron los mismos y la prueba de la isla también fue la misma. Si comprendes las “reglas” detrás del examen, es posible lograr un puntaje alto y producir buenos resultados. Si eso es cierto, este examen no es diferente. Si es él, debe entender este hecho. 

— Es muy simple, solo tienes que encontrar al “objetivo”. Desarma la estructura del grupo y analízalo hasta que encuentres la respuesta. 

— Sin duda, cualquiera hubiera pensado eso. Pero ¿responderán honestamente? Dado que la escuela garantiza el anonimato, uno puede permanecer en silencio y ganar 500,000 puntos de esa manera —Horikita le dice a Ryuuen. Pero Ryuuen dice con calma en respuesta a la duda de Horikita. 

— Solo tengo que asegurarme de que sea una situación en la que responderán honestamente y sin mentiras. 

— ¿Una situación para hacer que respondan honestamente y sin mentiras? —Horikita le pregunta. 

— Como que les pregunté a todos su contacto, simplemente puedo preguntarles uno por uno sin que la escuela lo sepa nunca —Ryuuen dice. 

— ¿Estás loco? Esto está prohibido por la escuela. Si lo descubren, serás expulsado —le dice Horikita en estado de shock. 

— No es un problema. Estoy parado aquí ahora porque no es un problema. Entiendes el significado de eso ¿cierto? —Ryuuen dice. 

Era un método de fuerza bruta que Ryuuen solo podía usar porque tiene la talla de un tirano absoluto. Si mira a la fuerza el teléfono del alumno de otra clase, sin duda Ryuuen sería denunciado y expulsado. Pero Ryuuen es dominante en la clase C. Sea lo que sea que haga, nadie dirá una queja. Y si no hay queja, no hay problema. Significa que las acciones de Ryuuen aún se encuentran dentro de los límites seguros de las reglas de la escuela. Esa debe ser la estrategia de Ryuuen. La estrategia de despojar por la fuerza a la clase C de todos sus secretos. Y si eso es cierto, Ryuuen podría tener las identidades de hasta tres “objetivos”. Eso sería una gran pista para él en este examen. 

Para ponerlo de una manera fácil de entender, sería como escribir la pregunta y la respuesta en diferentes lados de un panel. Normalmente no sabrías la respuesta a menos que gires el panel. Pero si el panel está doblado como un papel, es posible obtener una pista de la respuesta del otro lado. Básicamente, Ryuuen ya puede saber los nombres de todos los “objetivos” en este examen. 

— Parece que finalmente comprendes la situación —dice finalmente Ryuuen. 

— ...Sí. Pero si ya sabes la respuesta, ¿no deberías haberla enviado a la escuela? —Horikita le pregunta. 

— Tal vez solo estoy bromeando. 

— No sabes cuando alguien más llegará a la respuesta, no deberías estar tan tranquilo si es así —dice Horikita en respuesta. 

No hay pruebas, pero tengo la sensación de que la suposición de Horikita es correcta. Si él ya sabe la respuesta, no tiene sentido demorarla. Debería haberlo terminado en cuando pudo. 

— Entonces, finalmente estoy en la última etapa. 

— Ryuuen-kun, por cierto, ¿puedo preguntarte algo? 

— Ayer el examen del grupo (Mono) terminó. ¿Qué piensas de eso? —Horikita le pregunta. 

— Nada en particular, no me importa lo que estén haciendo los debiluchos —Ryuuen simplemente dijo esas palabras mientras se alejaba. 

— No sé cuánto de lo que dijo es verdad 

Horikita tenía una expresión perpleja en el rostro mientras miraba la espalda de Ryuuen que se alejaba. 

Y luego, miré debajo de la silla de Horikita y allí encontré un teléfono con el modo de grabación activado. En ese teléfono, una conversación. Solo una conversación fue enviada a éste. No tenía ni timbre ni vibración activada. Y no vi todo el contenido de la conversación, pero por un momento, vi las palabras: “Lo siento por lo de ayer” enviadas por alguien a Ryuuen. 

¿Tal vez hay algo mal con su clase? No quería profundizar más en eso y volví a mi postura normal en mi silla. También Horikita entendió rápidamente la situación, y ágilmente sacó su teléfono y me escribió. 

“Si ese teléfono es realmente suyo, mejor no hablar descuidadamente”. Lo que ella dice es verdad. 

— ¿Crees que lo que Ryuuen dijo era verdad? Lo que dijo sobre encontrar a los “objetivos” de cada clase. 

Horikita me miró con sorpresa por un momento, pero luego entendió el significado detrás de mis palabras. 

— Eso me pregunto. No puedo asegurarlo con 100% de certeza, después de todo, no hay mucho tiempo para este examen. 

— También lo tienes difícil. 

— Voy a hacer que trabajes hasta morir, también tenemos que encontrar a los “objetivos” lo más rápido posible —me dice Horikita. 

— Es más fácil decirlo que hacerlo, no hay forma de que yo pueda hacer eso —le digo. 

— Tampoco espero demasiado de ti, pero solo quería información de ti sobre el grupo (Conejo) —dice. 

Al tener esta conversación, pude resaltar el talento de Horikita y mi propia incompetencia. Al hacerlo, la sospecha se desviaría de mí hasta cierto punto. Después de todo, Ryuuen intentaba escuchar a escondidas usando su teléfono. 

— Si no hay una expectativa particular sobre mí, lo intentaré —le digo a Horikita. 

Luego, sin decir nada más, Horikita presionó un botón en el ascensor y se fue. Ahora, ¿debería volver a mi habitación y dormir? ¿O proponer una estrategia para el examen? 

En cualquier caso, decidí dejar el teléfono de Ryuuen tal como está. Y con eso, decidí regresar a mi habitación. También puedo aprender más sobre el grupo de Horikita de Hirata allí. Y afortunadamente, Hirata también está en la misma habitación que yo. Él debería acercarse a este examen con una perspectiva diferente de Horikita. Pero Hirata no estaba en la habitación cuando llegué allí, solo Yukimura. Y él estaba sentado en el borde de la cama con una expresión severa en su rostro. 

— ¿Pasa algo? —le pregunto. 

No puedo ignorar a un compañero de habitación así, Yukimura se dio cuenta de que estaba allí, ya que suspiró silenciosamente y me murmuró algo. 

— Se trata de nuestro grupo. ¿Por qué tenemos que tener a Karuizawa y Sotomura? —él gruñe. 

— ¿Qué pasa contigo? Tan de repente. 

— ¿No has oído? Parece que hay un patrón para la asignación de grupos. El grupo (Dragón) tiene asignados a los estudiantes excelentes. Eso empeora las cosas —dice. 

Ya lo veo. Es por eso que se siente ansioso. De hecho, el grupo (Dragón) al que pertenece Horikita tiene a los mejores. 

No hay dudas sobre eso a juzgar por la conversación de los profesores de ayer y la evaluación de Ryuuen. Sin embargo, si nos limitamos a la capacidad académica, Yukimura también estaría allí con Hirata y Horikita. Por supuesto que no estará satisfecho al ser colocado en el grupo (Conejo). Yukimura evitó usar el nombre de Horikita directamente, pero él me estaba mirando atentamente. No hay nada que pueda hacer, incluso si dices eso. Luego decidí ir a mi cama y esperar hasta que Hirata regrese. Pero Yukimura me estaba mirando con ojos sospechosos. 

— Ayanokouji. Solo quiero consultar contigo para estar seguro. Pero tú no eres el “objetivo” ¿verdad? —Yukimura me pregunta. 

— Voy a negarlo, pero ¿hay siquiera significado en verificar? —Le pregunto en respuesta. 

— Por supuesto, en este examen la “cooperación” es esencial. En otras palabras, si cooperas no perderemos —me dice. 

— Eso es verdad. Desafortunadamente, realmente no soy el “objetivo”. 

— Es cierto, ¿verdad? Será mejor que no trates de conseguir puntos para ti —me dice Yukimura. 

Dado que parece ser su política personal dudar de los demás, no era sorpresa que Yukimura me respondiera eso. 

— No soy el “objetivo”, ¿puedo creer que tú tampoco lo eres, Yukimura? —le pregunto. 

— Por supuesto, no lo soy. Por cierto, Sotomura tampoco es el “objetivo —me dice Yukimura. 

Esta fue una confirmación entre amigos, casi como una palabra clave que dice “no se traicionen”. 

— También le pregunté a Karuizawa y ella también negó ser el “objetivo”, pero creer en sus palabras es un asunto diferente —continúa Yukimura. 

Parece que Yukimura, a quien no le gusta Karuizawa, está inclinado a no creer en sus palabras. Por supuesto, para estar seguro, podría haber simplemente revisado su teléfono pero dada la relación entre ellos, eso es difícil. Parece que Yukimura estaba satisfecho por ahora ya que no preguntó nada más. Enterré mi cara en la almohada y cerré los ojos. Me sentía incómodo con que alguien en la habitación me mirara dormir, pero no es tan desagradable. Puedo ser tan adaptable como un camaleón cuando lo necesito, en términos de hacer amigos también. Parece que incluso Yukimura ha comenzado a reconocerme como un amigo. Me duermo después de escuchar el ligero suspiro de Yukimura desde el otro lado de la habitación. 



PARTE 2 

Por la tarde, una vez más fui a la sala de discusión del grupo (Conejo). Pero incluso en el mismo lugar y el mismo espacio, dependiendo de con quien estés, la atmósfera cambiará inevitablemente. Llegué a la sala diez minutos antes del comienzo de la discusión y la que llegó justo después de mí fue Karuizawa. Cuando me vio, su expresión cambió a una disgustada e inmediatamente desvió la mirada de mí. Luego se sentó en una esquina de la habitación (la esquina más alejada de mí) y comenzó a juguetear con su teléfono. No es como si tuviéramos una pelea o algo así, o que no nos llevemos bien. Lo voy a poner simple, ella me odia. Pero ese es el peor tipo de relación que se puede tener. 

Si hay una razón detrás del odio, hay espacio para la reconciliación. Sin embargo, si solo hay una aversión ambigua hacia mí, no puedo hacer ningún avance con ella. En este momento, mi posición con ella es bastante mala. Pude haber salido de la habitación y pasar el tiempo en el pasillo hasta que Ichinose y los demás llegaran. Pero no puedo irme porque la atmósfera se está poniendo difícil aquí. 

Rápidamente corregí mi postura de una manera digna de un verdadero hombre. En cualquier caso, este tipo de examen es especialmente malo para mí. Principalmente porque gira en torno al concepto de “diálogo”, lo cual es una debilidad para mí. Después de pasar todo el semestre como un solitario, no es que de repente pueda comenzar a cultivar una imagen sociable. Pero Karuizawa parece no tener intención de guardar silencio ya que colocó el teléfono cerca de su oreja y comenzó a hablar. 


— Ahh, Rinocchi, ¿cómo están las cosas allí? Aquí las cosas son terribles —le habló a su amiga por teléfono. 

Como éramos las únicas personas en la sala, naturalmente pude escuchar cada detalle de su conversación. La peor parte es que una vez que ella termina su llamada, un incómodo silencio descendió sobre la habitación. Entonces ella me habló 

— Aah... hablando de eso ¿eres el “objetivo”? Parece que Yukimura-kun y Soto... algo, no lo son— ella me pregunta. 

Al menos recuerda el nombre de Sotomura, pensé. Como no había nadie más en la habitación, parece que ella eligió hablar conmigo. 

Fue una pregunta que Yukimura también me hizo hace un momento. No se puede evitar que todos quieran comprobar esto conmigo. 

— No— le respondo. 

— Ya veo, entonces está bien —pero a diferencia de Yukimura, no volvió a preguntar para confirmarlo. 

— ¿Confías en mí?— le pregunto. 

— ¿Ha? ¿Dijiste que no eres el “objetivo”, verdad? —ella me responde. 

Me sorprendió que ella confiara tan fácilmente en mis palabras. No es como si alguna vez nos hubiéramos llevado bien o algo así. Pero supongo que no hay necesidad real de confirmarlo, porque lo que realmente pretendo en este examen no son los puntos. 

Lo que quiero confirmar es si esta persona conocida como “Karuizawa Kei” es realmente una existencia útil o no. 

— Ambos llegaron temprano —Parece que los tres estudiantes de la Clase B han llegado al mismo tiempo. 

— Vamos a llevarnos bien hoy también —le respondo a Ichinose. Ichinose también llamó a Karuizawa con esas palabras, pero la ignoró y continuó jugueteando con su teléfono. 

Y como ayer, los miembros se reunieron antes de la discusión. Parece que la situación aún no ha cambiado en absoluto. 

La clase A tomó rápidamente su distancia y solo las tres clases restantes se reunieron para formar un círculo. Al ver eso, Karuizawa se levantó y se unió a la Clase A y se sentó junto a Machida. Esa acción probablemente fue tomada como una medida defensiva contra Manabe. Machida no participaba activamente en las discusiones, pero su “presencia” era muy fuerte y su voz era influyente en el grupo. Y todavía existe la diferencia de fuerza entre un estudiante y una estudiante, que deja a Manabe y las chicas de Clase C incapaces de hacerle nada a Karuizawa con Machida alrededor. 

Si Karuizawa hubiera decidido depender del poco confiable yo o Sotomura, Manabe y su grupo no dudarían en atacarla. Pensando de esa manera, la decisión de Karuizawa de elegir a Machida es correcta. 

— Está bien, si pasa algo, definitivamente te salvaré —Machida le promete a Karuizawa. 

— Gracias, Machidakun —responde Karuizawa. 

Parece que al confiar en él, Machida se ha vuelto demasiado consciente de Karuizawa. Como ella es una linda chica en el exterior, no se puede evitar, incluso si sentimientos de protegerla nacen dentro de Machida. Dejando de lado esta nueva historia de amor, el problema real en este momento es el examen. Al igual que nosotros, las otras clases probablemente también entiendan. Deben haber hablado de ello como nosotros, y deben saber si el “objetivo” está en su clase o no. 

— Ahora, he estado pensando en ello desde anoche. Pero, creo que deberíamos discutir entre nosotros una forma de descubrir quién es el “objetivo” —dice Ichinose. 

— ¿Eso de nuevo? Ya te dije que hay personas con las que no puedes negociar. Y sin participar nosotros, no hay manera de que puedas descubrir al “objetivo” ¿no? —las palabras que se burlan de Ichinose así, provienen de la Clase A. 

— No lo creo, creo que es una cuestión de confianza. Y es por eso que hoy vamos a jugar a las cartas con todos. Por supuesto que no lo haré obligatorio, así que solo las personas dispuestas se unirán —Ichinose continúa mientras saca una baraja de cartas con una sonrisa. 

— Jajajaja, ¿construir confianza con un juego de cartas? Eso es estúpido —la Clase A continúa con sus burlas. 

— Pueden pensar eso, pero si lo prueban es sorprendentemente divertido. Va a ser una larga hora para que la pasen solo en silencio. Está bien si no se sienten aburridos —dice Ichinose en respuesta y, como de costumbre, en la Clase B todas las voces le dan su consentimiento. 

— También participaré. De todos modos estoy libre —agrega Sotomura. 

Pero, por supuesto, parece que nadie más está dispuesto a estar de acuerdo con el plan de Ichinose, así que levanto mi mano ligeramente y le doy mi consentimiento. 

— Entonces somos nosotros cinco. Por ahora estoy pensando en jugar Daifugo. ¿Hay alguien que no entienda las reglas? —nos pregunta Ichinose. 

Por supuesto, hasta cierto punto, también entiendo las reglas de los juegos de cartas. El daifugo incluido. No parecía haber problemas con todos los demás y el juego comenzó sin problemas. Los otros que no están jugando no muestran interés ​​en nosotros o nos envían miradas de vez en cuando. Ichinose procedió a barajar las cartas que estaban divididas equitativamente entre nosotros cinco. Tengo un Joker, 2 y 3 de bastos. Parece que se ha formado una mano bastante intensa. Mi mano actualmente abrumaría a la mayoría de los otros jugadores, pero en Daifugo, no se puede decir con certeza si la mano más fuerte siempre gana. Una revolución puede ocurrir y debilitar tu mano y enviarla a una caída en picada. 

Pero no se puede negar el hecho de que mi mano me da una ventaja. Debería pensar en una estrategia sólida para utilizar esto. Tengo que admitir que jugar a las cartas es una experiencia mucho más profunda de lo que jamás imaginé. Sin mencionar que la personalidad de cada jugador se destaca en el juego. Ichinose, por ejemplo, no lucha solo con su mano, sino que también analiza cuidadosamente a los otros jugadores y usa su ritmo para su ventaja. Hamaguchi está apostando todo en el final del juego. Parece que sus estrategias reflejan sus personalidades. 

— ¡Una vez más!— Sotomura gritó. 

Me esperaba que Sotomura, quien suele estar muy bien informado sobre los temas relacionados con lo otaku, exhibiera una personalidad mucho más tranquila. Pero parece que es de los que se enoja cuando comienza a perder. Pero también parece ser el tipo de persona que se enfría rápidamente ya que volvió a la normalidad una vez que terminó el juego. 

Creo que esto es lo que Ichinose esperaba. Explorar las personalidades y las características de los jugadores. Por supuesto, solo ayudó un poco, y el diálogo con el resto del grupo todavía no se lleva a cabo. Pero eso no significa que solo a Sotomura, sino que también podría haber estado vigilando mi comportamiento. 

Desde la perspectiva de Ichinose, me pregunto cómo soy visto. Desde un punto de vista objetivo... Estoy seguro de que soy un hombre realmente aburrido. Activo con una buena mano pero pasivo con una mala. Debo parecer un hombre muy común. Este enfoque es mejor que adaptarse al juego y desorientar las observaciones de Ichinose. Y así continuamos jugando a las cartas, comenzando con Daifugo y al final incluso habíamos jugado Old Maid. Y para cuando terminamos, ya había pasado una hora. Ni la Clase A ni la Clase C se unieron, y al final de todo, solo nosotros cinco habíamos participado en los juegos. 

— Fue divertido, a veces es bueno jugarlo de la manera anticuada —dijo Sotomura, aparentemente más feliz jugando a las cartas que tener que sentarse durante una hora discutiendo. 

Pero solo repitiendo estos juegos como una especie de táctica de guerra psicológica, todavía no puedo ver cuáles son los verdaderos objetivos de la Clase B. Estoy seguro de que es algo que solo Ichinose sabe. 

— Entonces... me despido. 

— ¿A dónde vas? 

— No puedo permitir que la Clase A se escape así. 

— ¿Entonces vas a ir a ver a Katsuragi-kun? 

Parece que Ichinose está planeando ponerse en contacto directo con el hombre que planificó la estrategia de fortaleza atrincherada de la Clase A. Aunque normalmente no soy el tipo de persona social, debería aprovechar esto. 

— Si te parece bien, ¿puedo acompañarte? —le pregunto. 

— Por supuesto que estoy completamente de acuerdo con eso, ¿quizás Ayanokouji-kun también está interesado en Katsuragi-kun? —Ichinose me pregunta. 

No es que ella fuera cautelosa conmigo, sino genuinamente estaba curiosa mientras inclinaba la cabeza cuando me preguntaba. 

— Ese no es el caso, es solo que Horikita también está en el mismo grupo que Katsuragi —le contesto. 

— Ya veo, ya veo. Entonces vayamos juntos, ¿nos vamos? Nos vemos luego, Hamaguchi-kun —dijo Ichinose mientras se iba conmigo, asintiendo como si estuviera convencida de mi razonamiento. 

Hamaguchi la ve irse. A pesar de ver a Ichinose como su líder, parece que Hamaguchi también es capaz de tomar acciones individuales. Esto es muy diferente de la relación rey-súbdito que Katsuragi y Ryuuen tienen con su clase. 

Mientras las discusiones sean al mismo tiempo, la hora en que terminan también debería ser la misma. Ichinose aceleró su paso por el corredor para llegar antes de que el grupo (Dragón) terminara su reunión. 

— Démonos prisa, ¿de acuerdo? —me dice. 

Y con esto, Ichinose camina rápidamente hacia el destino con ligera urgencia. Como todas las habitaciones están ubicadas en el mismo piso, es posible recorrer rápidamente la distancia entre la habitación de un grupo y otro. Solo pasaron uno o dos minutos desde que terminó el período de discusión, y los estudiantes en la sala todavía están dispersos. Y pronto llegué frente a la habitación del grupo (Dragón). 

Por supuesto, no podíamos escuchar las voces de las personas adentro, pero aún podíamos sentir su presencia, así que nos detuvimos frente a la habitación. 

Quizás el hecho de que nadie salga significa que hay una larga discusión en curso. Le envié un mensaje, pero Horikita aún no lo marca como “leído”. 

— Parece que se están tomando su tiempo. 

— Es difícil imaginar que Ryuuen y Katsuragi tengan una conversación entre ellos. ¿O tal vez este es el poder de la Clase B? 

— Eso me pregunto, Kanzaki-kun no es de los que llaman la atención de esa manera... y hablando de que Horikita-san y los demás son de clase D ¿no? Parece que la clase D también tiene una alineación considerablemente notable allí— Ichinose me dice en respuesta. 

No es solo Horikita, también están Hirata y Kushida. Y aproximadamente 10 minutos después del tiempo asignado, la puerta de la habitación del grupo (Dragón) finalmente se abrió. La primera persona que salió de la habitación fue la que Ichinose estaba buscando, Katsuragi. Varios estudiantes de la Clase A lo seguían. 

Después de haber notado a Ichinose, Katsuragi se giró para mirarla. 

— Ichinose, ¿qué estás haciendo aquí? Esto no es una coincidencia ¿verdad? 

— Hay algo de lo que me gustaría hablar contigo Katsuragi-kun. ¿Tienes algo de tiempo? —le pregunta. 

— El intervalo del examen es largo. No obstante, no tengo nada que hacer, así que hay tiempo más que suficiente —le dice. 

Como se esperaba, no ignoró a Ichinose, líder de la Clase B, y respondió a sus preguntas. Habiendo entendido la intención de Katsuragi, los estudiantes a su espalda se adelantaron y se fueron sin él. 

— No hay problema si solo soy yo, ¿verdad? —le pregunta a Ichinose. 

Asintiendo con la cabeza, Ichinose se mueve rápidamente hacia la pared para no molestar a los que pasan. Habiendo logrado unirme a la conversación, estoy junto a Ichinose. Y desde la perspectiva de Katsuragi, el haberme visto como el único observador parecía aceptable y no dijo nada. 

— A juzgar por nuestras discusiones, puedo más o menos entender la estrategia de Katsuragi-kun. Prohibiste hablar a todos los estudiantes de la clase A en los grupos, ¿verdad? De ser así, ¿reconsiderarías esa decisión? Este examen gira en torno al diálogo, ¿no es así?— Ichinose le pregunta a Katsuragi. 

En nuestras tres discusiones, la Clase A obstinadamente mantuvo silencio. Y ese tipo de fortaleza no es algo que Ichinose pueda romper de golpe. Para Ichinose, esta debe ser una oportunidad para romper esa defensa. Ahora, veamos la respuesta de Katsuragi. 

— Una petición razonable. Pero eso es algo de lo que me he cansado muchas veces desde ayer, hasta el punto que pienso que llegas tarde a preguntarme esto, Ichinose— responde. 

Parece que la estrategia de Katsuragi ha recibido mucha más atención de la esperada. 

— Tenía mis propias circunstancias que considerar, en cualquier caso Katsuragi-kun, ¿reconsiderarías tu estrategia de guardar silencio? —Ichinose le pregunta. Katsuragi parecía estar considerando las quejas planteadas en su contra por las otras tres clases. 

— La respuesta es la misma sin importar quién lo pida, esta es una estrategia que hice para ganar. Y hay un razonamiento detrás de ella. Dices que este examen gira en torno al diálogo. Pero si hay algo con lo que no estoy de acuerdo, es esto. Este examen es una prueba para “pensar”. Sería problemático si malinterpretases ese aspecto del examen. Por eso, teniendo en cuenta el examen, decidí prohibir la discusión. No hay problema con eso— Katsuragi responde a Ichinose—. Mis palabras pueden ser torpes, pero no están equivocadas. No solo este examen, sino también en los que vienen. Buscaré formas de lograr resultados sin hacer nada. Jugaré para mantener la posición actual de la Clase A. Creo que no hay nada de malo en eso— le dice. 

— Sí, si esta fuera una competencia directa entre clases, Katsuragi-kun tiene la idea correcta, pero en un examen con las clases mezcladas como este, ¿es la manera correcta de hacer las cosas?— Ichinose le pregunta. 

Ichinose contactó a Katsuragi para intentar cambiar su opinión, pero esta vez parece que Katsuragi ha tomado la decisión correcta. Solo hay cuatro resultados posibles para este examen. Los estudiantes pueden optar por aprobar el examen a través de cualquiera de éstos. Sin interesarse en la lucha entre clases, Katsuragi parece enfocarse solo en liderar la clase A en este examen. 

— Más discusión no tiene sentido, Ichinose. Debes saber que no voy a cambiar mi decisión —le dice. 

— Romper una montaña sin moverte un centímetro, ¿es eso?— Ichinose comentó con una sonrisa amarga. 

Al no haber visto señales de que se dé por vencido, parece que ha entendido que Katsuragi no estará de acuerdo con nuestra idea. Realmente esperaba este tipo de resultado desde el principio. 

— ¿Todavía vas a luchar? 

— Por supuesto, ese es el punto de este examen. 

Ichinose y Katsuragi. Dos élites poderosos chocando directamente. 

— Lo siento, pero ya puedo ver los resultados de este examen. Siempre que nosotros, de la Clase A, nos neguemos a cooperar, sus acciones estarán severamente limitadas. No habrá posibilidad de que ganen. 

De hecho, incluso con tres clases perfectamente unidas, este examen no es fácil de aprobar. Tan pronto como se revele la identidad de un “objetivo”, alguien está propenso a convertirse en traidor. Mientras el traidor pueda obtener algo, será difícil mantener la cooperación hasta el final. Si la recompensa no se distribuye de manera equitativa y justa, tampoco tendría sentido cooperar. 

— Dime algo. Si fueras la líder de la Clase A, ¿no hubieras usado la misma estrategia que yo? —Katsuragi pregunta a Ichinose. 

— Quién sabe, todavía no he visto las cosas desde la perspectiva de la Clase A. Si estás en posición de cazar de esta manera, ¿no debería ser después de que hayas tenido mucha experiencia en ser la presa? Correr desde el principio es algo difícil. 

Como si escuchara tonterías, Katsuragi cerró los ojos y se cruzó de brazos y finalmente se encontró los ojos con Ichinose una vez más. 

— Esta es solo mi opinión personal, pero creo que si estuviéramos en la misma posición, tú también habrías renunciado al diálogo y elegido la misma estrategia que yo. Si es para proteger a mi clase, no me importa recibir críticas de otras clases en absoluto. 

Katsuragi lo dice con la suposición de que Ichinose comparte la misma convicción que él. E Ichinose simplemente sonríe suavemente en respuesta a su evaluación de ella. 

— Lo siento por tomar tu tiempo, creo que ahora entiendo. Tus sentimientos y tu forma de pensar —le dice. 

— Es bueno escucharlo. Disculpa —Ichinose no se movió ni una pulgada cuando vio a Katsuragi irse. 

— Este examen, es realmente fácil cuando juegas a la defensiva, ¿eh? No debería haber hecho algo innecesario —dice Ichinose. 

En ese frente, solo las clases con gran necesidad de puntos tendrían que descubrir pistas desesperadamente, pero incluso así existe un gran riesgo. Eliminar el “objetivo” podría causar problemas para la clase también 

— Aun así, Kanzaki-kun y los demás todavía no salen. 

Aunque Katsuragi y la Clase A se fueron primero, los otros aún no se han mostrado. 1 hora es la cantidad mínima de tiempo requerida para la discusión, pero tomarse más tiempo no está prohibido. 

— ¿Vas a esperar a Kanzaki? —Le pregunto a Ichinose. 

— Ayanokouji-kun, también estás esperando a Horikita-san, ¿no? Me gustaría escuchar lo que tienen que decir, esperemos juntos. 

Ella puede hablar con Kanzaki cada vez que quiera, pero mis oportunidades de hablar con Horikita son limitadas. Ya que Katsuragi la rechazó, también podría querer escuchar las opiniones de otras clases. En primer lugar, no creo que haya una manera de romper la estrategia de Katsuragi. Y a partir de ese momento, esperamos alrededor de 30 minutos y la puerta de la habitación del grupo (Dragón) finalmente se abrió. Los que salieron fueron los estudiantes de la Clase C, excepto Ryuuen, y también Kushida y Hirata. 

— ¿Hmm? Ayanokouji-kun, ¿qué estás haciendo aquí? ¿Estás esperando a Horikita-san? 

Cuando me vio, Kushida se acercó de forma extraña. 

El recuerdo de lo que pasó con ella ayer vino a mi mente y mi cuerpo se puso rígido de inmediato. Pero parece que Kushida sigue siendo la misma de siempre y no ha mostrado señales de cambio. Es un poco desafortunado 

— Hola, Kushida-san. 

— Uwaa, es Ichinose-san. Hola. Esto es inesperado y una extraña combinación. 

Parece que Kushida no sabe que nos conocíamos y no pudo ocultar su sorpresa. 

— Estoy esperando a Horikita-san y Kanzaki-kun, pero ¿todavía están hablando adentro? —le pregunta a Kushida. 

— Esos dos todavía están hablando con Ryuuen-kun, parece que puedes entrar —Kushida hace un gesto hacia la puerta invitándonos a entrar. 

— Está bien, está bien. Puedo esperar si aún están en medio de la discusión. 

— Está bien. El límite del examen es de solo 1 hora. Más allá de eso, puedes entrar y salir como desees. Además, no sabes si todavía están hablando del examen o no —y con una actitud un poco agresiva, Kushida abre la puerta y nos obliga a entrar. 

Como me obligaron a entrar y sin motivo para negarme, entré junto con Ichinose. Mis ojos se encontraron con los de Hirata por un momento. 

Y en la sala, tres personas estaban sentadas un poco separadas entre ellas. Parecía una situación de tres estados. Pero no era una atmósfera tensa, sino relajada. En el momento en que los intrusos pusimos un pie en la habitación, sus miradas se volvieron de inmediato hacia nosotros. Horikita y Kanzaki no mostraron mucho cambio en sus expresiones, pero Ryuuen parecía haber encontrado algo divertido mientras se reía. Luego levanta la mano y llamó a Ichinose. 

— Hey. ¿Has venido hasta aquí para hacer un reconocimiento? No seas tímida, toma asiento. 

— Esta es ciertamente una combinación interesante. Estoy muy interesada en escuchar de lo que has estado hablando después de la hora obligatoria. 

— Kuku, por supuesto. Originalmente, debes haber pensado que estarías en el lugar de Kanzaki. Pero el hecho es que perteneces a un grupo diferente. Y a un pequeño equipo con apenas lo esencial. O tal vez solo sea eso el tipo de persona que eres —le dice a Ichinose. 

— Vamos, Ryuuen-kun. La colocación fue decidida por la escuela, ¿cómo podría haberlo sabido? Estamos peleando basándonos en la información y la situación que nos han dado. Por la forma en que lo dices, parece que es al revés y ¿la escuela intencionalmente nos agrupó? 

Ichinose actúa como si ella no se hubiera dado cuenta o notado nada, pero Ryuuen no es el tipo de hombre que cree en algo así. Mientras se ríe, se mueve rápidamente y cierra la distancia entre él e Ichinose. Y parece que él ni siquiera se ha dado cuenta de mi presencia. Pero, personalmente, me gustaba más de esa manera. 

— Si todavía no te has dado cuenta, te lo diré. En este examen, esos profesores decidieron intencionalmente los grupos. Eso es obvio. Eso también significa que hay una razón por la que fuiste excluida de este grupo a pesar de ser la líder de la Clase B —Ryuuen le dice a Ichinose. 

— Hmm. Entonces no es una agrupación aleatoria sino predeterminada. Sabía que el grupo de Ryuuen-kun estaba formado por gente extremadamente talentosa, pero parece que otros grupos también se deciden así. Gracias por tu información. Pero, ¿está bien? ¿Darme la información así? —ella le pregunta. 

Que Ichinose responda así era de esperarse, pero no me perdí el cambio en la expresión facial de Ryuuen. Normalmente, al escuchar hechos que uno no debería haber sabido, habría sorpresa, ansiedad o duda. Pero sin perder el ritmo, Ichinose le había agradecido su información. Esa no fue una respuesta natural. Por supuesto, mirándolo desde la perspectiva de su interlocutor, la reacción de Ichinose la hacía parecer que ella había sabido esta verdad todo el tiempo, pero que simplemente estaba ocultándolo. Incluso si él no está seguro de esto, la posibilidad de que le haya sacado esta información por instinto también es alta. Fue solo una breve conversación, pero los dos parecieron sacar un poco de información uno del otro. 

En este caso, si Ichinose notó las agrupaciones intencionales por parte de la escuela no es importante. Lo que es importante es “por qué”, si se dio cuenta, decidió guardar silencio sobre el asunto. Eso es lo que significa luchar por leer los movimientos de los demás. 

— Pero aun así... —y con una cara exasperada, Ryuuen finalmente volteó hacia mí— A mí también me gusta perseguir el culo de una mujer. Pero eres peor que eso ¿no? Primero Suzune y ahora Ichinose. Siempre estás colgando del trasero de una mujer —me dice. 

Por supuesto que esa no era mi intención, pero ahora que lo pienso, él tampoco está equivocado y no puedo negar eso. 

No es que Ryuuen esté particularmente interesado en mí, ya que no dice nada más después de eso. 

— Has venido en un buen momento, Ichinose. Tengo una propuesta interesante que hacerte. 

— ¿Propuesta? En cualquier caso, te escucharé. ¿Qué es? 

— Es una charla sin sentido. Una pérdida de tiempo incluso prestarle atención —aparentemente ya había escuchado esa propuesta, Horikita rápidamente se retrajo como para evitarlo. 

— Es una propuesta para trabajar juntos y aplastar a la Clase A. Pero parece que Suzune y Kanzaki me han rechazado —dice. 

— ¿Qué quieres decir? 

— Verás, le hablé a Suzune al respecto antes, ya conozco las identidades de todos los objetivos de la clase C. 

Y al igual que Katsuragi tenía su estrategia. Ahora parece ser el turno de Ryuuen de hablar de la suya. 

Parece que hemos evolucionado más allá del escenario en el que estábamos por la mañana. 

— Tres clases combinarán fuerzas y compartirán información, lo cual también incluye las identidades de todos los “objetivos” y omitirán las reglas de la escuela para este examen —así que eso es lo que significaría la alianza de las tres clases. 

— Es una idea bastante audaz. Pero cuán realista es, es un asunto completamente diferente. En primer lugar, ¿cómo podemos confiar en que Ryuuen-kun ya conoce los “objetivos” de la Clase C? 

— No puedes confiar en mí y eso es natural. Entonces, ¿hacemos un contrato para este caso? Un compromiso de compartir entre nosotros las identidades de los “objetivos” y formar una conspiración contra la A. De esa manera, dejando la A un lado, tres las clases formarían efectivamente un asedio contra ella. 

Pero esta es una estrategia que parece colapsar si la Clase A se niega a seguir el juego. 

— Incluso si redactamos un contrato, sin saber quién te va a traicionar, no tiene sentido. Todo habrá terminado si la Clase C nos traiciona. 

La declaración de Horikita era el seguimiento natural de esa propuesta. Según la información que he reunido, parece que Ryuuen ha formado una alianza con la Clase A durante bastante tiempo. Y durante la prueba de la isla, Ryuuen ha demostrado su propensión a la traición. 

El hecho de que Katsuragi no haya presentado una sola queja en su contra muestra cuán bien este hombre hace su trabajo. 

La estrategia en sí misma no es tan mala, sin embargo, el problema es que Ryuuen es quien la propuso. 

— Lo que Horikita-san dice es razonable, a menos que también conozcamos la identidad de los “objetivos” como Ryuuen-kun, esta es una propuesta no tiene sentido. 

— Es inútil hacerse la tonta, no hay manera de que no hayas analizado a las clases también —le replica Ryuuen a Ichinose. 

Ambos tenían sonrisas en sus caras, pero la atmósfera entre ellos había cambiado ligeramente, como agujas pinchando su piel por todas partes. 

— Me estás sobreestimando. No he hecho tal cosa, y además, esta propuesta es de muy alto riesgo y poco beneficio. Temo que no puedo aceptarlo —Ichinose le dice a Ryuuen. 

— Hay un momento para los secretos y uno para las acciones. 

— Puede ser desde tu punto de vista, pero ahora que estás reuniendo información tan agresivamente. ¿No es tu sueño elevarte a la Clase B de esa manera? 

— Horikita-san de la Clase D también se opone. Desde el principio, no había forma de que esta propuesta fuera aceptada. 

— No se puede evitar, después de todo, Suzune tiene una razón para rechazar la propuesta. 

— ¿Qué se supone que significa eso? —Horikita le pregunta a Ryuuen. 

— Entiendes, ¿no? Para que esta estrategia funcione, primero debes comprender perfectamente tu propia clase. Y para la Clase D que no tiene trabajo en equipo, es una tarea imposible ¿verdad? Y también es imposible para la Clase A que actualmente está dividida en dos facciones —responde. 

La situación cambia una vez más, ahora parece como si una atmósfera nublada hubiera descendido sobre la habitación. 

— Pero para mí, que gobierna la clase y para la increíblemente popular Ichinose, esta estrategia es posible. En este momento propuse una alianza de tres clases, pero incluso si solo son dos clases, aún es posible. La probabilidad de ver a través de las reglas del examen puede disminuir un poco, pero si soy yo, ciertamente puedo llevarlo a cabo. Si puedo hacerlo, tanto A como D podrían quedar al desnudo— dice Ryuuen. 

Descubrir los "objetivos" de las Clase A y D trabajando las dos clases. Esa era la propuesta de Ryuuen. 

El hecho de que Ryuuen propuso audazmente esta estrategia a la Clase B solicitando su cooperación frente a Horikita, Kushida, yo y la Clase D, en sí es incomprensible e inquietante. Incluso si esta estrategia no es perfecta, parece que Ryuuen podría obtener algo conociendo las identidades de los “objetivos” de la clase y llegaría a ese punto en un paso más. Si es así, este será un momento vital para la Clase D. 

— Estas podrían ser palabras innecesarias, pero ¿no significa eso que tu estrategia aún es imperfecta? 

Pensé que ella simplemente observaría pero ahora la postura de Horikita parece ser una que lo marca como enemigo. Incluso si Ichinose decide aliarse con la Clase D, aún no sabemos cuánto podemos confiar en ella. 

Y teniendo en cuenta eso, sería un error fatal permitir que Ichinose establezca una conexión con Ryuuen aquí. 

— ¿Comprendes ahora la situación, orbitador?— Ryuuen se ríe burlándose de mí, pero decidí no guardar silencio y respondí con mi honesta opinión. 

— Si las clases B y C forman una alianza, naturalmente esta vez las clases A y D formarían una alianza también, ¿no crees? Admito que la clase D está fracturada en este momento, pero una vez que la posibilidad de perder se convierte en realidad, creo que se unirá. Es lo mismo para la Clase A. 

— No es como si me estuviera aliando con Ichinose en este momento. Así que a menos que puedas determinar el hecho de que se formó esta alianza, dudo que Katsuragi coopere contigo— Ryuuen me responde. 

Es cierto que Katsuragi es un hombre prudente que no aceptará negociaciones tan ambiguas. Sin embargo, dado que él también ha sufrido a manos de Ryuuen, todavía hay espacio para razonar con él. Después de lo que dije, parece que Horikita también se dio cuenta de que esta propuesta no funcionaría. 

— No tiene sentido esta conversación. De todos modos, eventualmente nos enfrentaremos— dijo ella. 

— ¿Qué quieres decir con eso, Suzune? 

— Todo lo que quiero decir es que él tiene un punto. Si tienes la intención de continuar esta discusión como una reunión estratégica, tendré que asumir que “esto es realidad” y también actuar en consecuencia— responde Horikita. 

— Como desees, estoy ansioso por ver si te las arreglas para formar una alianza o no, ¿eh? 

Dice Ryuuen mientras lanza hostilidad hacia sus enemigos y al mismo tiempo, extiende descaradamente una oferta de cooperación. 

Horikita responde con la determinación de luchar en respuesta a eso. Esto es ciertamente un freno dirigido hacia Ichinose. Si ahora traiciona a la Clase D, todas las otras clases la verán como una traidora. Una persona que traiciona incluso a sus aliados en un abrir y cerrar de ojos por el bien de los puntos. Si esa reputación se quedara con Ichinose ahora, le representará un problema por el resto de su larga vida en la preparatoria. 

— Lo siento Ryuuen-kun, pero también hubo personas en Clase B que fueron lastimadas por tus acciones. Aunque sea por el hecho de ganar puntos, no puedo cooperar tan fácilmente contigo. 

— Ya veo, eso es desafortunado —le dice Ryuuen a Ichinose. 

Pero su rostro muestra que esperaba este resultado desde el principio y no estaba decepcionado en lo más mínimo. Ryuuen se levantó para dejar la habitación y pasar a nuestro lado. Cuando se fue, Ryuuen se giró una sola vez para mirarme. Tal vez lo hizo inconscientemente, pero su mirada se posó en mi rostro. 

— ...no puede ser —susurró y se fue. Yo, por supuesto, no reaccioné a esas palabras suyas. 

Cuando Ryuuen negó con la cabeza y se fue, Kushida también habló. 

— Tengo que irme ahora también, mi amiga me está llamando —disculpándose así, Kushida salió rápidamente de la habitación después de Ryuuen. 

— Parece que vio a través de nosotros —Ichinose suspiró levemente. 

— Esto va a ser problemático, ser blanco de alguien así. 

— A pesar de que tiene el kanji para dragón en su nombre, es una serpiente de pies a cabeza. Una vez que ha puesto la mirada en su presa, hará todo lo posible para devorarla. Pero en lugar de mí, en este momento, es Horikita-san en la que ha puesto su mirada. En este momento, Ryuuen es más cauteloso con la Clase A, y debería estar consciente del hecho de que la Clase B también será su enemiga algún día —dice Ichinose. 

Es cierto, la Clase D solo había emergido de las profundidades en las que se había hundido después de la reciente prueba en la isla. Tal vez sea el resultado de eso, pero ninguna de las otras clases está viendo a la clase D como una amenaza tan grave todavía. 

— Debería estar bien, Horikita no es del tipo que se desmorona bajo presión —le digo. 

— Por supuesto. 

Dije eso, pero existe la posibilidad de que Horikita aún pueda evolucionar a partir de la presión ejercida sobre ella aquí. De esto estoy seguro. Ya sea ahora o en diez años a partir de ahora, si vas a evolucionar como persona, en general necesitas ser destrozado primero. 

— Horikita-san, Ayanokouji-kun. Ya que la gente ahora sabe acerca de la alianza entre nuestras clases, lo preguntaré por si acaso, pero ¿creen que en este examen, una alianza que trascienda las clases puede formarse realmente? —Ichinose nos pregunta. 

— No hay una necesidad real de hostilidad, pero pedir cooperación podría ser un poco difícil. El examen en sí está configurado para que dos clases que cooperen perfectamente sea imposible. Es por eso que la cooperación absoluta e inquebrantable entre la Clase B y la Clase D es una necesidad. No creo que se pueda formar una alianza de este tipo. 

— Umm. Como se esperaba de Horikita-san. Entiendes perfectamente el examen. La idea de Ryuuen-kun no era factible desde el principio. Fue una buena elección aliarse contigo —Ichinose le dice a Horikita, aparentemente feliz de que sus ideas parezcan haber coincidido perfectamente— Sí. La estrategia de Ryuuen-kun terminará en fracaso. No hay necesidad de preocuparse por eso. El problema es la estrategia establecida por Katsuragi-kun. Habiendo hablado con él, ¿qué piensan? —Ichinose le pregunta a Kanzaki y Horikita sobre Katsuragi. 

— Como te informé ayer, no hay espacio para que los otros grupos hablen con ellos. Él no nos responde y se niega a participar en las discusiones. No creo que cambie su postura antes del final examen. ¿Es la postura la misma incluso sin Katsuragi presente?— Kanzaki le pregunta a Ichinose. 

— Sí. No hay esperanza en mi grupo tampoco. Parece que tendremos que abordar esta situación con un enfoque diferente— La cantidad de períodos restantes para discutir son tres. 

Y después de eso, cada grupo tendrá que enviar sus respuestas de forma individual. Ahí es cuando tendremos que hacer una elección. ¿Por la clase o para el grupo? ¿O tal vez solo por ti? 

— Entonces volveré a mi habitación. 

Como todos los del grupo (Dragón) habían salido de la habitación, Horikita también se levanta para regresar a su habitación. En ese momento, Ichinose se encontró con Hamaguchi que parecía haber estado esperándola afuera. Ichinose miró brevemente la espalda de Horikita, y luego volteó para mirarme. 

— Si te parece bien, ¿podrías acompañarme un poco? —Ichinose me pregunta. 

— Claro. Está bien. 

En este momento no es solo Ichinose sino también otros dos estudiantes de la Clase B, así que se sentía un poco estrecho. Luego al separarse de Kanzaki y llegar a la cubierta, de repente nos saludaron las figuras de los estudiantes que ya habían cambiado a un estado de ánimo festivo. 

— Horikita-san puede haber dicho eso, pero todavía creo que todos podemos trabajar juntos y aún hay espacio para la cooperación —Ichinose finalmente me dice. 

— ¿Espacio para la cooperación? 

— Sí, la Clase A de repente adoptó esa postura y me sorprendió, pero aún hay espacio para la cooperación. Por eso tenemos que exponer todo, ¿no estás de acuerdo? —ella me pregunta. 

— ¿Todo? 

— Al final del día, este examen se trata principalmente de encontrar al “objetivo”. Así que eso significa que todo lo que tenemos que hacer es descubrir tantos “objetivos” como sea posible para reducir la posibilidad. Por eso, te diré... que no soy el “objetivo”. Pero los encontraré, y llevaré a nuestro “grupo” a la victoria —Ichinose me dice eso claramente mientras me mira a los ojos. Y agrega esto: — Si todavía dudas de que yo soy el “objetivo” y simplemente me estoy escondiendo, incluso si me preguntas mi respuesta a eso es simple... estoy haciendo todo lo que puedo por la Clase B —Esas palabras me atravesaron con un aura misteriosa que parecía no poder entender. 

Habiendo observado el comportamiento de Ichinose hasta ahora, solo queda una cosa por qué cuestionarla. Si realmente quisiera pedir mi cooperación en este instante y desea ganar mi confianza absoluta, debería haber ido un paso más allá. Es decir, revelarme el contenido de su teléfono para asegurarme de que ella no es el “objetivo”. Pero Ichinose no muestra señales de hacerlo, ni siquiera noté signos de que intentara sacar su teléfono. Entonces, ¿debería tomar su declaración como las divagaciones de una mujer mentalmente enferma? ¿O como una historia que todavía tiene un lado oculto? Esa es la razón del aura misteriosa. Puede ser una sabia decisión aceptar honestamente su oferta aquí y ahora. 

— ... ¿es absurdo? —Ichinose me pregunta ansiosamente después de recibir solo silencio de mi parte. 

— No, lo siento. No es una proposición tan absurda. Me sorprendió que fueras tan honesta conmigo. Normalmente, uno no intentaría llevar a todo el “grupo” a la victoria si realmente fuera el “objetivo”. 

— No usaré mentiras en un lugar como este. Lo habría hecho si lo hubiera necesitado durante el examen, pero tanto como pueda, trato de ser honesta —me dice—. Todo lo que te he dicho hasta ahora, tengo la intención de hacerlo para permitir que mi clase gane justamente. Solo pensé en encontrar al “objetivo” para ver si comparten la misma idea. Ah, Ayanokouji-kun, no necesitas responder si no quieres. Solo quería que supieras mis sentimientos. Pensé que sería más fácil si estuviéramos en la misma sintonía —dice. 

— Aunque las alianzas perfectas puedan ser imposibles, es una buena idea mantener buenas relaciones. Si no te respondo honestamente aquí, esa relación podría desmoronarse —le contesto. 

— No, no. Para nada —trató de evitar que respondiera, pero esto no es algo que deba ocultar aquí. 

Lo que dice Ichinose es indudablemente cierto, lo que gana al traicionarme aquí es pequeño. No tiene sentido engañar a la Clase D, que ya se ha hundido hasta el fondo y apenas está ascendiendo nuevamente. Por supuesto, no puedo decir con certeza que ella sea 100% honesta al igual que uno no puede estar 100% seguro de que no será golpeado por un asteroide y morirá. Pero creo que puedo permitirme ser honesto con ella aquí. 

— Yo no soy el “objetivo”. Tampoco lo es Yukimura. Estoy seguro de lo de Yukimura. Pero no sé sobre Karuizawa y Sotomura. Y personalmente, estoy de acuerdo contigo, Ichinose. Sin objeciones —le digo. 

Escuché de Yukimura que ni Sotomura ni Karuizawa parecen ser el “objetivo” tampoco, pero lo mejor será alejar esas aseveraciones tan inciertas de esta conversación. Todavía no puedo decir que no sean “objetivos” con confianza. Y a juzgar por su actitud y su comportamiento, lo que Yukimura me confió es cierto. Yukimura no es el “objetivo”. 

— L-Lo siento. Parece que te obligué a hablar —Ichinose entonces baja la cabeza ante mí vencida por la culpa. 

Pero no hay necesidad de disculparse. Porque un día, soy “yo” quien deberá disculparse con ella por lo que estoy a punto de hacer. 

— Hamaguchi-kun, ¿podrías venir aquí por un momento? 

— ¿Qué pasa, Ichinose-san? —Cuando Hamaguchi se acercó, Ichinose comenzó a informarle de la situación actual. 

Después de escucharla, pareció sorprendido de que Ichinose lograra establecer una relación de cooperación con la Clase D. Pensé que la personalidad de Ichinose por sí sola le habría valido la aprobación de la clase. 

— Si él mismo lo ha confirmado, no hay razón para que lo rechace. Tampoco soy el “objetivo”. Está bien confiar en mí —me dice Hamaguchi. 

Y teniendo en cuenta su relación con Ichinose, su credibilidad también es bastante alta. Hay muy poco que ganar mintiendo aquí, porque podría arruinar la relación de Ichinose con Horikita si fuera expuesta. 

— Entonces todavía no has revisado tu clase —le pregunté. 

Si es Ichinose, quien es tremendamente popular, podría haber obtenido la información de su clase incluso sin usar un reino de terror como lo hace Ryuuen. 

— Trato de dejar que mis compañeros tomen acciones individuales. Ese tipo de cosas. Hay quienes simplemente quieren puntos para sí mismos. No es como si pudiera decidir el “objetivo” de entre ellos por mi cuenta —dice Ichinose— Puede ser difícil, pero verificaré a los restantes. Si responden con sinceridad, te avisaré después Ayanokouji-kun. 

— Estoy agradecido por eso. Pero no es como si te fuera a decir todo sobre la Clase D. Todavía no podemos decir que hayamos establecido una relación positiva en este momento y aún no hay garantía de que lo que acabas de decirme es verdad —le digo a Ichinose. 

— Está bien. Mientras solo Ayanokouji-kun coopere conmigo, estaré satisfecha con eso. 

Y con esto, los tres discutimos el examen desde un punto de vista neutral y la cooperación dentro del grupo (Conejo) de repente se ha convertido en una posibilidad. Ichinose, Hamaguchi Yukimura y yo. Los cuatro ciertamente no somos el “objetivo”. Puedo estar seguro de Yukimura al menos al observar su comportamiento y actitud. Eso deja a otras 10 personas aparte de nosotros. El “objetivo” indudablemente se esconde entre esos 10. En cualquier caso, será una tarea más difícil que encontrar al líder durante la prueba en la isla. Esa es precisamente la razón por la cual este es un examen. Los “objetivos” también sentirán presión sobre ellos y siempre y cuando eviten tomar medidas extravagantes, pueden mantenerse ocultos. Parecía injusto al principio, pero la escuela se aseguró de equilibrar el examen. 

— Entonces, ¿cómo pretenden encontrar al “objetivo” de aquí en adelante? Incluso si lo preguntamos directamente, honestamente dudo que se revelen. No es que puedan ser persuadidos solo con palabras como nosotros tres —nos dice Hamaguchi— La meta de este examen es hacer algo al respecto, ¿verdad? 

Exactamente, este es un examen del más alto calibre. Extraer información de una persona que intenta desesperadamente mantenerse oculta. Ahora que Ichinose hace su movimiento, inevitablemente ocurrirá un cambio en la situación actual. 



PARTE 3 

A menos que uno sea un Esper capaz de leer mentes, encontrar al “objetivo” no será una tarea fácil. Las personas son mentirosas y están más acostumbradas a mentir. Si existe una persona que nunca ha mentido ni siquiera una vez en su vida, esa existencia misma sería una mentira. Para los humanos, las mentiras son una parte inseparable de ellos mismos. Por lo menos, entre la gente reunida en esta sala, uno de ellos es el “objetivo”. Todavía hay tiempo hasta que comience la discusión propiamente dicha, sin embargo, la razón por la que llegué temprano como la última vez fue para observar el comportamiento de todos en el grupo. Y los primeros que llegaron para la discusión de la noche fueron las chicas de la Clase C. Entraron charlando alegremente entre ellas. Al verme, instantáneamente bajaron sus voces de manera disgustada y rápidamente se distanciaron de mí. 

Luego estaba Yukimura, quien entró a la habitación con una cara de aspecto afilado. Casualmente saludándome con la mirada, pronto se sentó cerca de mí. Él no parecía ser diferente de lo usual. Luego vino el grupo de la Clase A. Machida y Takemoto. Y luego Morishige. Como de costumbre, han decidido guardar silencio, y se sentaron en el otro extremo de la sala. Cerca de donde estaban sentadas las chicas de la Clase C. 

— Hey, Machida-kun, hoy, después de esto se acabe, ¿quieres venir a divertirte con nosotras? Estamos planeando divertirnos después de esto, pero no todavía hemos encontrado con quien ir. 

— Veamos...— Machida les respondió. 

Machida por lo general no participa en la discusión, pero su “presencia” es fuerte. Dejando a un lado a Ichinose e Ibuki, parece que todas las otras chicas del grupo están interesadas en él. No es como si estuviera celoso ni nada por el estilo... bueno, podría estar un poco celoso de él. O la Clase C había renunciado a encontrar los “objetivos” o quizás todavía era parte de su plan, pero con esas palabras habían invitado a Machida a divertirse con ellas. ¿Es así como los hombres y las mujeres profundizan sus relaciones? Parece que Machida también está satisfecho con eso, ya que parecía feliz al considerar su invitación. Entonces Sotomura y Karuizawa entraron a la habitación. Pero en lugar de estar juntos, parecía que acababan de llegar al mismo tiempo, ya que Karuizawa tenía una expresión de disgusto en su rostro. Tan pronto como entraron a la habitación, ella rápidamente puso algo de distancia entre ellos y se movió hacia el fondo de la habitación. 

— Oye, ese es mi asiento. 

A pesar de haber llegado más tarde, Karuizawa le dice eso a las chicas de la Clase C mientras las mira con odio, aún cuando llegaron antes. Después de ver a las otras chicas coqueteando abiertamente con Machida, parece que Karuizawa se enojó aún más con ellas. 

— No sé de qué estás hablando, ¿qué es tu asiento? Solo busca otro lugar para sentarte— le dijo Manabe a Karuizawa. 

— Dije que ese es mi asiento. Muévete —respondió ella. 

— ¿Huh? ¿No puedes ver que estoy hablando con Machida-kun en este momento? Vamos a estar divirtiéndonos esta noche —le dice Manabe a Karuizawa. 

— Machida-kun, por favor díselo tú mismo. Que quieres que me siente a tu lado —Karuizawa le pide a Machida. 

Pareciendo un poco avergonzado, Machida parecía estar debatiéndose sobre a quién elegir. Pero Karuizawa pronto entendió la situación, y rápidamente se interpuso entre Manabe y Machida, y tomó la mano de Machida. 

— Esta vez, divirtámonos juntos. Sólo nosotros dos. ¿O has elegido a esa chica? Odio a los mujeriegos, así que si vas a ir con esa chica no saldré contigo —le dice Karuizawa a Machida. 

Honestamente, me sorprendió que dijera algo así tan audazmente mientras salía con Hirata. De hecho, Machida parecía sentirse atraído por las palabras “solo nosotros dos” y ya había decidido qué chica elegir. 

— ¿Podrías moverte por favor? Ahí es donde se sienta Karuizawa. Esta tarde también— le dice Machida a Manabe. 

— ¿Huh? ¿Qué se supone que significa eso? Molesto... 

Al decir esas palabras con una cara que decía lo mismo, las chicas de la Clase C se alejaron de Machida. Y entonces Karuizawa rápidamente se movió a ese espacio vacío y se sentó. De hecho, ella se sentó tan cerca que era casi como si estuviera pegada a Machida. Honestamente, sus cuerpos ya estaban tocándose en este punto. 

Quizás la única razón por la que las personas no pensaban que esas acciones eran frívolas era porque la gente ya sabía cómo era Karuizawa. Tal vez él no sabe que sale con Hirata, o tal vez lo sepa, pero parece que Machida ha comenzado a abrir su corazón a Karuizawa, o ya se ha enamorado de ella. Si solo hablamos de las apariencias, Karuizawa es verdaderamente linda, y si la miras desde la perspectiva de que te gusta, también es posible que nazcan sentimientos protectores dentro de ti. Lo interesante es que el grupo que acaba de formarse ayer ya había empezado a desarrollar su propia jerarquía de poder y ecosistema. Un solitario es un solitario, mientras que una persona popular seguirá siendo popular. 

La división de los estudiantes en jerarquías ya está completa. Pero esta jerarquización no se hace de la manera habitual. Por ejemplo, si dos personas comparten el mismo estatus en el grupo, inevitablemente uno se elevará y el otro caerá en estatus. Incluso podría describirse como un entorno de la “supervivencia del más apto”. Y el que pierde en dicha competencia será degradado a un rango inferior entre sus pares. Tal vez incluso hasta el final de la escalera. Hasta el punto en que su existencia no importaría nada, incluso si no estaba allí. Por ejemplo, alguien como yo. Lo interesante de este examen es que obliga a las personas que antes habían competido entre sí a unirse. Incluso Ichinose, que es extremadamente popular entre su clase, tiene problemas para influenciar a sus enemigos en esta clase. Si fuera Hirata, ¿tal vez podría haber sido capaz de organizar esto en un grupo más apropiado? 

— ¡Vamos a llevarnos bien hoy también! —Ichinose llegó y devolvió la vida a la desanimada habitación. 

Inmediatamente me di cuenta de que el ambiente en la sala es especialmente denso hoy y decidí no hablar descuidadamente. Pero aun así, las acciones de Karuizawa me parecieron demasiado contundentes e incomprensibles. Si quería acercarse a Machida, no tenía que enojar a las chicas de la clase C para hacerlo. Solo sentí--- que este evento y el examen en sí no tenían conexión directa. Como alguien que había estado mirando a Karuizawa desde el comienzo del primer semestre, puedo decirlo después de observar su personalidad y sus acciones. Que Karuizawa quiere estar en la cima. Por supuesto, ella no es una persona tan talentosa como para llegar así a la cumbre del grupo de chicas. Ella carece del talento de Ichinose y algo así normalmente sería imposible para ella. 

Pero hay algo como las “relaciones humanas” que entran en juego aquí. Es un hecho que Karuizawa con una fuerte personalidad se convirtió en la líder de las chicas de la Clase D. Además, se convirtió en la novia de Hirata, la fuerza rectora de la clase y también tiene influencia con los chicos. Si uno aplica el comportamiento de Karuizawa en esta instancia, la verdad se vuelve más clara. Ella se une al hombre más fuerte que puede encontrar como Machida y gana influencia en el grupo de esa manera. Funciona, de hecho las chicas de la Clase C que no pudieron sobreponerse a la influencia de Machida y volvían de mala gana a sus asientos. 

Karuizawa acepta el riesgo de ser odiada a cambio de la dominación absoluta. 

¿Por un sentido de superioridad? 

¿Para autosatisfacción? 

¿O simplemente anhela ser el centro de atención? 

Todavía no puedo ver la causa primordial de este comportamiento, pero evidentemente algo en ese sentido es responsable de sus acciones. 

— Esto no es bueno. 

— Sí, si continuamos así, vamos a permitir que el “objetivo” se escape. 

El que respondió a mi murmullo fue Yukimura, que estaba sentado a mi lado. Sería incómodo corregirlo sobre el tema, así que le seguí la corriente. 

— Veamos, veamos. La clase A no se unirá a las discusiones como de costumbre. ¿Verdad? 

— Por supuesto. Siéntanse libres de continuar la discusión sin nosotros. Nuestra postura no ha cambiado. 

El estudiante sentado al lado de Machida que hizo esa afirmación y que había estado ocultando sus emociones todo el tiempo era Morishige. Lo he visto antes de este examen. De acuerdo con lo que he escuchado, la Clase A actualmente se divide entre dos facciones. La Facción Katsuragi y la Facción Sakayanagi. Morishige es uno de los que traicionó a Katsuragi durante la prueba en la isla. Normalmente no escucharía las órdenes de Katsuragi obedientemente, Sakayanagi está ausente de este crucero debido a su mala salud y sin alguien que le dé órdenes directamente, parece no tiene más remedio que seguir las de Katsuragi. 

Esperaba que Katsuragi perdiera inmediatamente la influencia en la clase después de su fracaso durante la prueba en la isla, pero parece que no caerá tan fácilmente. Dado que él también había estado guardando silencio durante dos días, parece que incluso Morishige cree que no tiene más remedio que soportar las órdenes de Katsuragi. 

— Como va a ser una pérdida pasar una hora así, ¿jugamos a las cartas otra vez? —Ichinose lo dice como si ya se hubiera acostumbrado a esto cuando propuso el juego de cartas. 

En este examen, hay diferentes enfoques que se pueden tomar, pero Ichinose parece querer encontrar al “objetivo” a través del diálogo, mientras que Katsuragi tomó el enfoque opuesto al evitar todo diálogo. 

Por otro lado, la estrategia de Ryuuen es convertir a todos en un enemigo mientras toma el control absoluto de su clase. Pero no puedo estar seguro de que esas sean sus estrategias hasta que caiga el telón. Después de todo, sería imposible hablar de eso mientras juegas cartas durante una hora entera. Yukimura parecía estar explorando desesperadamente los alrededores, pero no parece comprender quién es el “objetivo”. 

Estoy seguro de que es lo mismo para los otros estudiantes y esa es seguramente la conclusión a la que todos han llegado. Incluso si el diálogo fuera exitoso, es poco probable que el “objetivo” se exponga a sí mismo. Una vez que pasó la hora, observé el orden en que los estudiantes salen de la sala. 

Las estudiantes de Clase C que siempre eran unas de las primeras en salir no dan señales de irse todavía. Mientras que la Clase A, siempre la primera en irse, lo hizo como de costumbre. Sin embargo, parece que Machida y Karuizawa están ocupados intercambiando sus números y haciendo arreglos para contactarse. Entonces Yukimura y Sotomura se levantaron para irse. 

— Vámonos, Ayanokouji, ¿también te vas, verdad? 

— Sí. 

Y al mismo tiempo, Karuizawa también se levanta para irse mientras habla con alguien por teléfono, aparentemente hablando de algo interesante. Y cuando se va, las tres chicas de la Clase C también nos pasan para seguirla. 

— Esas tres chicas. ¿No te parecen un poco extrañas? —Yukimura parecía haber notado algo inusual sobre ellas y me miró con cara preocupada. 

— ¿Eso crees? No he notado nada —le responde Sotomura con un tono demencial de voz. 

Dejando de lado la opinión de Sotomura, la intuición de Yukimura es correcta. Parece que las chicas de la Clase C también están acumulando bastante enojo en ellas. Yukimura y yo salimos un poco de la habitación hacia el corredor exterior. Y vimos a las tres chicas persiguiendo a Karuizawa rápidamente en el pasillo. Preferiría no seguirlas solo. E Ibuki, que también parece desinteresarse de Karuizawa, no está allí. 

— ¿Podría ser una pelea entre ellas? —Yukimura me miró como preguntando qué hacer. 

— Sigámoslas. Puede que no termine en violencia, pero podrían causar un gran de alboroto. 

— Maldita sea, Karuizawa, siempre haciendo cosas que hacen que la gente la odie... aunque yo quería encontrar al “objetivo”. 

Mientras Sotomura se marchaba para regresar a su habitación, Yukimura y yo seguimos rápidamente a las cuatro chicas en silencio. 

Cuando llegué a una esquina, oí el sonido de una puerta que se cerraba de golpe y vi cómo se cerraba la entrada a la escalera de emergencia. Pero no había ninguna razón para usar las escaleras de emergencia a menos que los elevadores estuvieran descompuestos, lo que significaba que algo más estaba sucediendo aquí. 

— Oigan, ¿qué están haciendo trayéndome a un lugar como este? —Inmediatamente abrí la puerta de la escalera de emergencia y escuché una voz desde el interior. 

— No te hagas la tonta con nosotras, empujaste a Rika ¿verdad? Empieza a hablar. 

— ... ¿P-P-P-Por qué me acusas? Te dije que tienes a la persona equivocada ¿no? 

Las tres chicas se acercaron a Karuizawa y la llevaron de nuevo a la pared para evitar que escapara. Pero incluso en una situación como esta, Karuizawa siguió negando las acusaciones sin disculparse. ¿Realmente no es ella? 

— Tengo algo que hacer ahora, ¿te importaría moverte? 

— Entonces déjame confirmarlo. Voy a llamar a Rika ahora. Si realmente no eres tú, entonces te perdonaré. 

— No sé de qué estás hablando, llamaré a los profesores. 

— ¿Qué vas a decirle a los profesores? No es como si estuviéramos usando violencia contra ti ahora mismo. Si les dices, también podríamos decirles que empujaste a Rika y lo haremos un problema para ti también. 

Parece que no tienen intención de retroceder mientras agarran los brazos y empujan hacia la pared a una Karuizawa que trataba de escapar. 

Una de las chicas comenzó a usar su teléfono para contactar a la chica llamada Rika. 

— E-Espera un minuto. 

Una vez que se dio cuenta de que la situación era tan grave, Karuizawa intentó evitar que hicieran la llamada. 

— ¿Por qué tienes tanta prisa? 

— ...Acabo de recordar. Accidentalmente tropecé con esa chica —Karuizawa les dice rápidamente. 

— Eres un sucia mentirosa, ¿la has recordado desde el principio, no? No me importa, ¿vas a disculparte con Rika? 

— No, ella es la que está equivocada. Esa chica es una cabeza hueca. 

Pensé que Karuizawa aceptaría la responsabilidad, pero parece que es tan testaruda como siempre. A pesar de saber que irritaría aún más a las chicas de la clase C, dijo esas palabras. 

— Realmente me está haciendo enojar. Estaba pensando en perdonarla por sus acciones si se disculpaba con Rika. No importa, ahora no la perdonaré —Y con eso, empujó el hombro de Karuizawa con la palma de su mano. 

— No ibas a perdonarla de todos modos... ¿verdad? —era una chica llamada Yamashita que siempre seguía a Manabe quien dijo eso. 

— Shiho-chan, no puedo contenerme más. Realmente no perdonaré a Karuizawa. 

— Lo sé, ¿verdad? Estoy segura de que Rika comparte los mismos sentimientos que tú. Vamos a intimidarla de verdad. 

Esta vez, con más fuerza, golpeó el hombro de Karuizawa con su palma de nuevo. Yukimura intentó abrir la puerta rápidamente, pero lo agarré del brazo y lo detuve. Incluso si detuviéramos esto ahora, Karuizawa inevitablemente será atacada nuevamente en el futuro. Pero permitirles usar la violencia como les plazca en este momento servirá como un elemento de disuasión para ellas en el futuro. Y dependiendo del grado de violencia, incluso podría ser posible amenazarlas con contactar a la escuela. Y lo más importante, en este momento la existencia de Karuizawa Kei está a punto de cambiar. 

— Ha... haaaa. 

Karuizawa parece tener problemas para respirar. O tal vez está sufriendo. Agarró su cabeza con ambas manos. Pero la visión de su sufrimiento, en lugar de evocar empatía, provocó más ira por parte de Manabe y las otras chicas. 


— Incluso aunque actúes así de femenina, ya no te perdonaré —agarró el cabello de Karuizawa y levantó su cabeza con fuerza. 

— Siempre odié la cara de Karuizawa, ¿no crees que ella es realmente fea? 

— ¿Lo sé, verdad? ¿Quieres cortar su cara? —una de las chicas preguntó. 

— D-D-Deténganse. 

— “Deténganse”, dice. ¿Qué pasó con esa determinación que tenías hace un momento? 

Parecería que cuanto más odias a tu enemigo, más intentas atacar sus ventajas. Si solo estamos hablando de belleza, no hay duda de que Karuizawa es la mejor. Pero Manabe, Yamashita y Yabu no estarán satisfechas hasta que rechacen la apariencia de Karuizawa. Después de temblar en silencio, Karuizawa fue incapaz de moverse. Ya no se veía ningún rastro de su ser habitual en este momento. La verdadera naturaleza de una persona siempre sale en un dilema como este. Un poco más de esto y pronto podré ver y conocer más a Karuizawa Kei. 

Pero parece que el sentido de justicia de Yukimura había entrado, ya que parece incapaz de contenerse más. Abrió rápidamente la puerta con fuerza y ​​sorprendió a las tres chicas dentro. Por otro lado, como si hubiera sido salvada, Karuizawa miró a Yukimura con cara de alivio. 

— ¿Qué están haciendo? 

— ¿Q-Q-QQ-Qué? Estaba hablando con Karuizawa-san ¿Verdad? 

Manabe miró a Karuizawa con una expresión amenazante, desafiándola a decir una palabra, pero Karuizawa no es el tipo de persona que se siente intimidada por eso. 

— Oye, Yukimura-kun, haz algo. Me secuestraron violentamente de repente y comenzaron a empujarme. Son las peores ¿no? Fueron molestas, así que les dije que me dejaran en paz, pero… 

Normalmente, a Karuizawa nunca le importaría Yukimura, pero probablemente ahora esté agradecida con él por haber aparecido para salvarla. Su rostro parecía transmitir su alivio. Pero la Clase C parecía estar mirando con odio a Yukimura. Implicando que esto no tiene nada que ver con él. 

— Solo estoy ayudando a Rika con su problema con Karuizawa. Como llegaste aquí debes haber escuchado bien la historia. 

— ... Creo que deberías dejarlo pasar. Si tropezaron accidentalmente, no es como si Karuizawa tuviera la culpa ¿sabes? 

Yukimura no tuvo más remedio que responder así. 

— Cállate. Esto no tiene nada que ver contigo. 

— ..... 

Ya que las chicas Clase C le dijeron que se callara, esta vez Yukimura no tuvo más remedio que aceptarlo obedientemente. Karuizawa entonces comenzó a mirar a Yukimura como si estuviera mirando a un hombre patético mientras lentamente sacaba mi teléfono en silencio. 

— Solo déjenme en paz. De lo contrario, llamaré a alguien —les dice Karuizawa. 

— ¿Llamar? ¿Llamar a quién? ¿A Hirata-kun? ¿A Machida-kun? ¿O tal vez una prostituta como tú puede llamar a tantos hombres como quiera? 

Se dice que una pelea entre mujeres es sucia y no se puede resolver fácilmente mediante la violencia como los conflictos entre hombres. Como alguien que se había involucrado en esto, me resultó doloroso mirar y escuchar. 

— Un maestro que pasó por aquí antes, creo que es mejor si se van. 

Al no tener otra opción, entré y dije esas palabras para acabar con la pelea. Estoy seguro de que la Clase C tampoco desea causar una escena aquí. 

— Voy a hacerte inclinar la cabeza ante Rika. 

Era una amenaza para Karuizawa decir que usarían cualquier medio necesario para eso. Karuizawa trató desesperadamente de actuar con firmeza, pero es obvio que ya no es capaz de eso. Parece que las otras chicas también han sentido la debilidad de Karuizawa mientras la miraban arrogantemente con miradas condescendientes. 

— ¿Estás bien? 

Incapaz de abandonar a Karuizawa, que parecía estar hiperventilando, Yukimura le preguntó. 

— ¡Déjame en paz!— Karuizawa rápidamente apartó la mano de Yukimura mientras él se movía para ayudarla. 

— ¿Qué demonios? Vine para ayudarte porque estaba preocupado. 

— ¡Cállate! Nadie te pidió que lo hicieras —dijo Karuizawa mientras recuperaba el aliento. 

Yukimura dio un paso atrás abrumado por sus palabras. También di un paso atrás para no involucrarme en esto, pero Karuizawa me miró intensamente con una expresión de enojo antes de abrir la puerta de la escalera de emergencia con fuerza. Y luego la cerró de golpe detrás de ella. 

— ¿Cuál es su maldito problema? Siempre nos causa problemas. 

Entiendo los sentimientos de resentimiento de Yukimura hacia ella. Una “alborotadora” es una buena forma de describir a Karuizawa. 

Pero parecía que también estaba cansado por esta dura experiencia, ya que Yukimura no dijo nada más y salió por la puerta de la escalera de emergencia. Ahora, solo en la escalera de emergencia, pensé en Karuizawa. Y el lado vulnerable que la líder de las chicas de clase D había mostrado. 

La aterrorizada apariencia que Karuizawa tenía ahora no era solo porque estaba siendo amenazada, sino por otra cosa. 



PARTE 4 

Medianoche después de que el segundo día había terminado. La piscina que estaba llena durante el día ahora estaba en silencio. Estaba allí para esperar una llamada y confirmar una cosa. Dado que los teléfonos que nos asignaron después de la inscripción ya tenían los números de contacto de los profesores, fue una tarea extremadamente simple contactar a Chabashira-sensei. Aunque estábamos en pleno verano, navegábamos sobre la superficie del océano, por lo que el viento de la noche es bastante frío. 

— ... Siento haberte hecho esperar, Ayanokouji. 

— Realmente no me importa. Lo que es más importante, lamento llamarla tan tarde. 

— Es una consulta de un estudiante, como maestra tengo la obligación de responder. No es nada extraño. Para bien o para mal, esta es la primera vez que me llamas. 

Chabashira-sensei, que no maneja a la Clase D con amor, no es muy querida por los estudiantes, incluso hablando bien de ella. Si los estudiantes tienen un problema, es poco probable que la consulten. 

— Hay algo que me gustaría preguntar sensei-… su cara se ve bastante pálida —no me di cuenta al principio en la oscuridad. Pero Chabashira-sensei tenía la cara mortalmente pálida. 

— ... no te preocupes. Son cosas de adultos. Entonces, ¿qué pasa? —pude más o menos entender la situación ya que podía oler el alcohol que venía de su aliento. 

— En esta escuela, me dijo que no hay nada que no se pueda “comprar” con puntos. Pero hay excepciones ¿cierto? 

— Supongo que sí, naturalmente existen excepciones. Por ejemplo, si tratas de comprar las vidas de profesores y estudiantes con puntos, no podemos permitir que eso suceda. 

— Entonces, la cosa más costosa que se haya comprado con puntos en el pasado- 

Pero antes de terminar mi pregunta, noté rápidamente la presencia de un espía. 

— ¡Ya-ha! Sae-chan. ¿Te sientes bien? 

Era Hoshinomiya-sensei quien apareció. ¿Era solo una coincidencia? No, la probabilidad de eso es infinitamente baja. Hubiera sido imposible para ella dar con este lugar sin haber seguido a Chabashira-sensei. 

— ... ¿Estás borracha? 

— ¿Hmm? No, por supuesto que no, no hay forma de que pueda estar borracha. 

— ¿Estás jugando conmigo? 

— Realmente... puedes aguantar el licor muy bien, como de costumbre. Tanto ayer como hoy —Hoshinomiya-sensei mantuvo su ritmo y continuó hablando— Hola Ayanokouji-kun. ¿Te sientes bien? 

Actuando demasiado familiarizada conmigo, se me acercó, y actuando demasiado familiar otra vez, puso sus manos alrededor de mis hombros, estaba tan cerca que pude sentir el alcohol saliendo de su aliento. Por supuesto, alguien menor de edad como yo no lo sabría, pero ¿es el alcohol tan bueno como bebida? Solo al olerlo, no tengo ganas de beberlo. 

— Estoy bien. No estaría aquí si no lo estuviera —le digo. 

— Una respuesta linda y realmente impresionante. Entonces, ¿Ayanokouji-kun, te gustan las onee-sans tsundere como Sae-chan? —Hoshinomiya-sensei me preguntó. 

— No hagas eso con los estudiantes. Interferirá con nuestra conducta profesional. 

Afortunadamente, Chabashira-sensei agarró a Hoshinomiya-sensei por la nuca y la arrastró lejos de mí. Recuerdo la conversación entre profesores que escuché ayer. Incluso los maestros son cautelosos entre sí, compiten entre ellos y se engañan mutuamente para llegar a la clase superior. 

No sé si esa competencia está destinada a aumentar el salario de uno como maestro, o si es algo que hay entre Chabashira-sensei y Hoshinomiya-sensei desde sus días de estudiantes. Estoy seguro de que la escuela y los maestros intentan hacer que el sistema sea justo. Si la información se filtrara injustamente, eso en sí mismo sería un problema grave. Los profesores no pueden evitar asumir la responsabilidad de eso. Teniendo esto en cuenta, es muy probable que Ichinose haya sido asignada al grupo (Conejo) sin que se le haya dicho nada en particular. Ella posee una aguda percepción y habilidades de observación. Tarde o temprano ella comenzará a sospechar que algo está pasando. Acerca del “por qué” se le puso en el grupo (Conejo) sin decirle nada en particular. Estaría bien si ella lo ve como una coincidencia. Pero Hoshinomiya-sensei es mala ocultando sus emociones, por lo que inevitablemente descubriría que la enviaron a vigilar a Ayanokouji Kiyotaka. 

Si eso sucede, necesito considerar una contramedida. Y solo por pensarlo, ya he comenzado a fortalecer mis defensas. 

— Entonces, ¿de qué están hablando ustedes dos tan tarde en la noche? ¿No es esto en sí mismo un gran problema? 

— ¿Un gran problema? Como docente, ¿no es obvio que responda a las ansiedades de mis alumnos y darles asesoramiento sobre ello? —Chabashira-sensei responde a Hoshinomiya-sensei. 

— Pero si eso es cierto, ¿no podrían hacerlo en un lugar más abierto? No hay necesidad de ser sigiloso con él. 

Mientras Hoshinomiya-sensei intenta descifrarla, Chabashira-sensei mantiene su sentido de la racionalidad y calma. 

— Es lo que el propio Ayanokouji solicitó. Quería consultarme en privado sin que nadie lo supiera —finalmente responde. 

— Hmmm... bueno, no es que tenga quejas sobre esto. 

— Ya veo, si lo entiendes, vuelve al bar. Me reuniré contigo en breve. 

— ¡Ok, ok! Tómate tu tiempo, pero recuerda no hacer nada sexual —Hoshinomiya-sensei le dice a Chabashira-sensei. 

Y dejando atrás una advertencia tan innecesaria, Hoshinomiya-sensei regresó al barco. Parece que es capaz de ocultar su presencia muy fácilmente. 

— Lo siento, por ser maestros tan problemáticos. 

— Nada de eso. 

Chabashira-sensei no dijo nada acerca de que me vigilaran. No sé lo que está pasando entre las dos, pero sinceramente no tiene nada que ver conmigo. 

— De todos modos, continuemos donde lo dejamos. Lo más importante que se ha comprado con puntos en el pasado —cuando asentí levemente, Chabashira-sensei me miró pensativamente—. Si lo tengo que decir, sería “cambiar las reglas de la escuela”. Por supuesto, solo puedes cambiarlas de manera realista. Por ejemplo, podrías cambiar las normas para permitirte llegar a la escuela un minuto más tarde de lo habitual, algo por el estilo —Chabashira-sensei eligió usar un ejemplo para explicarlo en lugar de un hecho. 

— ¿Así que solo un ejemplo? 

— ¿Insatisfecho? 

— No, está bien. Con esto puedo entender más o menos el sistema escolar y los usos de los puntos mejor. 

Eso significa que dependiendo de cómo uses tus puntos, incluso si es por una razón trivial, uno puede desafiar al sistema escolar en sí mismo. Parece que los puntos privados son un activo extremadamente esencial. 

— Podrías haber preguntado eso por correo. No necesitabas llamarme— dice Chabashira-sensei. 

— Porque enviarle un correo deja un registro. Me gustaría evitar eso —le digo. 

Y decidí dejarlo así y me dirigí a una salida diferente a la que Hoshinomiya-sensei acaba de usar. Si bien hay muchas cosas que me gustaría confirmar con ella, supongo que esto es suficiente por ahora. 

— Le pediré un favor pronto— le digo. 

Y cuando me volví para irme, Chabashira-sensei por un momento me miró con incertidumbre. 



PARTE 5 

Medianoche. O más precisamente, dos horas después de la medianoche. Parece que mi compañero de habitación se ha despertado silenciosamente. Con cuidado de no despertar a los otros tres que dormían en la habitación, se levantó lentamente de la cama. Como las reglas de la escuela exigen que los estudiantes duerman con sus camisetas, también pueden abandonar sus habitaciones mientras las usan. Habiendo confirmado que no estaba simplemente yendo al baño, también agarré la llave-tarjeta de mi habitación y me levanté de la cama. No hay garantía de que haga su movimiento hoy, pero parece que los resultados de mi trabajo finalmente se están mostrando. 

Una vez que se dio cuenta de que yo también estaba despierto, rápidamente se volteó para mirarme. Nuestros ojos se encontraron. Y sin apartar la mirada de sus ojos, le dije que había algo de lo que necesitaba hablar con él. Respondió que estaría esperando en el pasillo. Luego salió de la habitación, y en el pasillo me estaba esperando con una expresión ligeramente preocupada. Era Hirata quien me estaba allí con esa expresión preocupada. 

— ¿Te desperté o ya estabas despierto, cuál? —me pregunta. 

— Lo último. Pensé que ibas a salir de la habitación esta noche —respondí. 

— ¿Por qué pensaste eso? Esta es la primera noche en que salgo de la habitación. 

Evalué la situación y decidí que andarse por las ramas no nos llevaría a ninguna parte y le pregunté con sinceridad. 

— ¿No es porque que Karuizawa te contactó esta noche? —pregunté. 

Y con solo eso pareció entender todo. Como se esperaba de Hirata, de hecho su habilidad para comprender situaciones no tiene paralelo. 

— ¿Sabes algo? —pregunta. 

— Después de todo, estoy en el mismo grupo que Karuizawa. No sé hasta qué punto, pero más o menos entiendo la situación —le dije. 

Hirata parecía estar esperando que dijera más. Y, de hecho, con esa explicación que acabo de dar, todavía no sería razón suficiente para seguirlo esta la noche. 

— Una vez me dijiste que querías que actuara como el puente entre tú y Horikita, ¿verdad? —pregunté. 

— Ya veo, entonces estás aquí porque Horikitasan te lo ordenó, ¿no es así? —pregunta. Esto me ahorra el problema de tener que explicarle más, así que es más conveniente para mí. 

— Sí. Ella me ordenó que le informara todo lo del grupo (Conejo), incluida la situación de Karuizawa. Así que una vez que me enteré de su situación y le informé, me ordenó que también te vigilara. Por supuesto, me ordenó escuchar lo que decías a escondidas, pero como me dijiste que fuera el puente entre tú y ella, pensé que en no acercarme sigilosamente. Esta es una oportunidad de escucharlo de ti —le dije a Hirata. 

— ¿Qué información quiere? —me pregunta. 

— Todo lo que Hirata sabe sobre Karuizawa, y el contenido de tu charla con ella —le dije. 

Parece que Hirata, que todavía no conoce las circunstancias del grupo (Conejo), está confundido acerca de por qué necesitaría información sobre Karuizawa en particular, más que la información sobre el grupo mismo. Pero al menos comprende que esta información puede afectar lo que ocurra en el futuro. 

— No estoy seguro de cuánto puedo decirte, todavía necesito considerar los sentimientos de Karuizawa-san —me dice Hirata. 

Y con eso, Hirata comenzó a caminar por el pasillo. En este escenario tranquilo, tampoco tengo ganas de obligarlo a hablar, así que también lo seguí con calma y sin preocupaciones. Aunque me acosté en la cama por alrededor de dos horas, mi cabello todavía está en perfecto estado. A mí no me importa demasiado, pero para asegurarme de que la gente no se sienta incómoda al mirarme, necesito considerar mi cabello. 

— Estoy seguro de que Ayanokouji-kun no dirá nada innecesario, pero lo que estoy a punto de decirte es información extremadamente sensible. Y existe la posibilidad de que Karuizawa-san simplemente se niegue a hablar y regrese. Solo me gustaría que tengas esos hechos en mente —me dice Hirata. 

Siempre existe la opción de que simplemente los escuche mientras me oculto, pero no hay forma de que Hirata permita algo así. Como esto es algo que Karuizawa no quiere que nadie más escuche, nunca me permitiría escuchar de esa manera. Entonces en este escenario, lo mejor que puedo hacer es asentir en respuesta. 

El lugar de la reunión estaba frente a una máquina expendedora ubicada en un área de descanso en el segundo piso. Estaba en medio de un largo corredor del el barco. Un lugar fácil de notar, pero también es fácil para que alguien se dé cuenta si hay gente escuchándoles. La ubicación hace que sea extremadamente difícil esconderse y escuchar. Karuizawa ya estaba allí, con una jersey, sentada en un sofá mientras esperaba a Hirata. Al principio, cuando lo vio sonrió por un momento, pero cuando me vio detrás de Hirata, rápidamente perdió la sonrisa y fue reemplazada por una expresión de enojo. 

— ¿Por qué está Ayanokouji-kun junto con Hirata-kun? —pregunta. 

— Está bien, lo llamé y venimos juntos— Hirata le responde. 

— ¿Hirata-kun lo hizo?... ¿por qué? Te dije que quería hablar contigo a solas —le pregunta. 

— Lo sé, pero estaba preocupado por lo que Karuizawa-san me dijo por teléfono. Así que traje a Ayanokouji-kun, que parece entender la situación. Lo siento por actuar sin consultarte —Hirata se disculpó con ella. 

A pesar de que Karuizawa parecía extremadamente insatisfecha con la situación, no parece que simplemente pueda rechazar a Hirata. 

— Pero... aún quiero hablar solo contigo —le dice Karuizawa a Hirata. 

— Si es necesario, pero nunca me dijiste por teléfono que hablaríamos solos —respondió Hirata. 

Ya podría inferir más o menos ya que esto está relacionado con el problema con la clase C liderada por Manabe. Pero me pregunto cómo abordaría Karuizawa este tema. Si solo quería animarse hablando con Hirata, no había necesidad de insistir en estar a solas con él. Eso significa que desea hablar sobre un tema que no puede permitirse que escuche un extraño. En cualquier caso, permanecer en silencio así sería inútil. Y entonces Hirata comenzó a hablar sobre el contenido de su llamada. 

— Me estabas diciendo acerca de la disputa que tuviste con Manabe-san y sus amigas de la Clase C. ¿Cierto? —le pregunta. 

En respuesta a esa pregunta, Karuizawa abrió un poco la boca para responder, pero quizá todavía desconfía de mi presencia, no hubo respuesta. Una vez más, Hirata rompió el silencio. 

— ¿Ayanokouji-kun ya sabe acerca de tu disputa con Manabe-san y las demás? 

— Algo. 

Dado que la conversación con ella no parece ir bien, Hirata tiene la intención de preguntarme en su lugar. Karuizawa todavía parecía estar descontenta con la situación, pero obedientemente permaneció en silencio y escuchó nuestra conversación. Esto podría deberse a que yo fui quien vio a Karuizawa siendo acosada por Manabe en ese momento. 

— Por lo que Karuizawa-san me dijo, parece que la acusaron primero. Y luego la arrastraron a un lugar aislado y estaban a punto de atacarla violentamente —me dice Hirata. 

— Sí. Eso es verdad. Lo presencié yo mismo. También Yukimura lo vio —le respondí. 

— Ya veo... —dijo Hirata mientras me miraba pensativamente. 

Luego cerró los ojos. En este caso, me pregunto cuál será el juicio de Hirata. ¿Llamar a Manabe y a las demás y reprenderlas? ¿O informarlo a la escuela? 

— Si Manabe-san y los demás realmente usaron la violencia, entonces definitivamente tenemos que hacer algo al respecto. No puedo permitir que los amigos usen la violencia entre ellos —declaró Hirata. 

Al escuchar esas palabras rebosantes de un heroico sentido de la justicia, vi a Karuizawa sonreírle a Hirata por un momento. Pero una vez que se dio cuenta de que la estaba mirando, inmediatamente volvió a su expresión enojada. 

— Karuizawa-san, fuiste intimidada hasta el punto de no ser capaz de defenderte, ¿cierto? —le pregunta. 

— No.... 

Incapaz de responder correctamente, Karuizawa simplemente lo miró en silencio. Pero como ella no lo negó, parece ser la verdad. 

Al parecer Karuizawa tuvo un problema con una chica llamada Rika en el pasado. Manabe y las demás intentaron que se disculpara por ello. Pero al final, las cosas casi llagaron a los golpes con Karuizawa. Habiendo escuchado la historia, Hirata asintió. 

— Ya veo, es por eso que me dijiste algo así —dijo por fin. 

— ¿Algo como eso? —pregunté. 

— Karuizawa-san me dijo que la defendiera y me vengara de Manabe-san y las demás —me dice Hirata. Esta es una charla mucho más directa de lo que esperaba. 

Pero desde la perspectiva de aquel que recibió el acoso, supongo que se tendrá una mentalidad de matar o morir. Y de hecho, cuando Hirata dijo esas palabras, Karuizawa que había estado en silencio hasta ahora, habló. 

— ¿Por qué le estás diciendo todo esto...? —le pregunta a Hirata. 

— Porque este no es la habitual Karuizawa-san. No eres el tipo persona que intenta luchar contra la violencia con violencia, Karuizawa-san —Hirata le responde. 

— Pero ella está siendo intimidada ¿verdad? Si realmente eres su novio, entonces tienes la obligación de salvarla —le digo a Hirata. 

— Sí, sé que ese es el caso. Pero no creo en esta conversación de ojo por ojo. ¿Sabes? —Hirata me responde. 

Las personalidades de estos dos que aún no conozco, sentí diferentes convicciones que se entremezclaban allí. 

— ¡Pensemos juntos en esto, cómo llevarnos bien con Manabe-san y su grupo! —declara Hirata. 

— Eso es imposible. Fui atacada por ellas. Por favor, entiende... —Karuizawa le suplica a Hirata. 

— ¿Sin provocación? ¿No fue porque primero acosaste a Morofuji-san, Karuizawa-san? —Hirata le pregunta a Karuizawa en tono acusador. 

Por Morofuji, estoy seguro de que Hirata se refiere a la chica llamada Rika. También hizo su investigación sobre ellas, supongo, de alguna manera es increíble. 

— Pero eso es... no tenía otra opción... Shinohara-san y las demás me estaban mirando —dijo Karuizawa. 

— Así que básicamente porque Shinohara estaba allí, no tenías otra opción, ¿es eso lo que quieres decir? —pregunté. 

— ¡Cierra la boca! 

Una vez que expresé mi pregunta, Karuizawa inmediatamente gritó que me callara. El grito resonó en el pasillo. 

— Te lo ruego, por favor sálvame... Hirata-kun me protegerás ¿no? — Karuizawa le suplica a Hirata. 

— Por supuesto que tengo la intención de protegerte, pero no le haré nada a Manabe-san ni a las demás. Trataré de encontrar la manera de que hablen y se lleven bien —le dijo Hirata. 

— ¡Te digo que eso es imposible! Si las cosas fueran así de fáciles, ni siquiera te pediría ayuda en primer lugar —dijo Karuizawa. 

Parece un poco extremo, pero puedo entender los sentimientos de Karuizawa. La posición en la que está ahora es mucho más peligrosa de lo esperado. No me sorprendería si esto se convirtiera en un grave incidente violento. La escuela tiene ciertas reglas. Fumar para estudiantes menores de edad es un ejemplo, y por supuesto, esa es una regla que está presente en cualquier preparatoria de todo el país. Sin embargo, hay estudiantes que logran hacerlo una o dos veces a escondidas. 

En otras palabras, hay cosas que las reglas no pueden evitar. La intimidación es una de ellas. Hirata parecía estar preocupado por Karuizawa, pero al mismo tiempo, también estaba preocupado por Manabe. Parece que Hirata intenta resolver esto calmando pacíficamente a ambas partes. 

En otras palabras, Hirata no parecía estar pensando en ella como novia, sino simplemente como otra amiga normal. 

— No importa cuál sea el motivo, no puedo hacer lo que esperas que haga. Para mí, Karuizawa-san es realmente una querida compañera de clase. Si hay algo que te moleste, te protegeré. Pero sea cual sea el motivo, tampoco le hará daño a nadie más, incluso si es un estudiante de la Clase C —declaró Hirata. 

— ¡Mentiroso! ¡Dijiste que me protegerías! —Karuizawa le gritó a Hirata. 

— ¿Mentiroso? Te dije desde el principio que tomaría esta posición —le respondió Hirata. Hirata dijo cosas que los estudiantes de Clase D encontrarían difíciles de creer—. Te lo dije desde el principio, ¿no? Que no somos novios. No es real. No me importa fingir que salgo contigo, pero no te ayudaré así y no dependerás de mí —declaró Hirata. 

Parece que la relación de la que nadie dudaba entre estos dos, en realidad era fingida todo el tiempo. 

— ...¿Por qué me estás diciendo esto ahora? —preguntó Karuizawa. 

Seguramente esta es una queja contra lo que escuché hace un momento. Y ahora entiendo cuál es el objetivo de Hirata, utilizó a Karuizawa hace un momento para revelar información como tributo a Horikita. Algo como eso. 

— Pensé que para salvarte, se necesita una nueva perspectiva —dijo Hirata. 

No es que haya abandonado por completo a Karuizawa, realmente está tratando de salvarla a su manera. Se acercó a Karuizawa, que parecía haber perdido la compostura, pero no intentó tocar su frágil y delicado hombro. 

— ¿Estás diciendo... que necesito usar la violencia yo misma? —preguntó Karuizawa. 

— No dije eso. Haré todo lo posible para salvarte. Por la mañana, tengo la intención de hablar con Manabe-san y las demás. Pedirle que deje de molestar a Karuizawa-san. Puede que no te guste, pero tengo la intención de decirles que quieres disculparte con ellas —dijo Hirata. 

— ¡Eso no es lo que yo quiero! —Karuizawa respondió. 

De hecho, parecía que Karuizawa le estaba pidiendo a Hirata que tomara represalias contra Manabe y los demás por intimidarla. Tomando eso en consideración, esta parece ser la verdadera esencia de Karuizawa. Su verdadera personalidad. Más que nada, parece que hay algo a lo Karuizawa que teme más. 

— Ya veo. Si ese es el caso, entonces no hay nada que pueda hacer por ti. Lo siento —Hirata fríamente le dijo eso. 

Incluso en una situación como esta, él es capaz de mantener la calma. Pero incluso manteniendo la calma, Hirata le dio a Karuizawa, quien no podía hacer nada más que depender de él, una sentencia de muerte. 

— Ayanokouji-kun, si tienes alguna idea, dinos —Hirata me preguntó. Parecía estar tratando de darme ese papel. 

— ¡No es necesario! ¡Si no vas a escuchar mi solicitud, entonces no necesito a alguien como tú! —Karuizawa gritó eso mientras pateaba por el pasillo una lata de jugo de la máquina expendedora. 

El jugo del interior de la lata estaba esparcido por el piso y su sonido resonó por el pasillo. 

— Nuestra relación termina aquí y hoy. ¡Se acabó! —Karuizawa le dijo eso a Hirata. 

En lugar de revelar la verdad de su relación, Hirata parecía molesto consigo mismo por no poder ayudarla. A pesar de que Karuizawa huyó, Hirata no mostró signos de perseguirla. Eso significa que ya ha decidido que ella no es de la que necesita preocuparse en este momento. 

— Ayanokouji-kun, hay ciertas cosas que no puedo hacer. Es por eso que estás aquí, me gustaría que entiendas eso —me dice Hirata. 

Estaba tratando de extraer información sobre Karuizawa usando Hirata, pero en su lugar, parece que Hirata aprovechó la oportunidad para dejarme el papel de salvar a Karuizawa de sus problemas. 

— Parece que quieres ser más que un puente que conecta a todos, eso es muy egoísta de tu parte. Eres el aliado de todos ¿no? —Le pregunté a Hirata. 

— Sí. Estoy del lado de Karuizawa-san y también estoy del lado de Ayanokouji-kun. Pero dependiendo de con quién estoy hablando, también termino cambiando mi actitud. Eres mucho más capaz de lo que todos los demás piensan —me dijo Hirata. 

— Me estás alabando demasiado —respondí. 

— Realmente tengo mucha confianza en leer los sentimientos de otras personas. Es por eso que lo puedo decir —continúa Hirata. 

Me gustaría investigar más sobre esa confianza suya, pero supongo que hablar sobre la solución del problema es lo primero. 

— En primer lugar, una vez más me gustaría preguntar acerca de tu relación con Karuizawa. Parece que es solo una fachada y no es real —le pregunté. 

— En este momento, ¿Ayanokouji-kun ya sospechaba esto? —me pregunta. 

— Han pasado casi cuatro meses desde que comenzaste a salir con Karuizawa. Pero no he visto señales de que tu relación haya progresado desde entonces. Por supuesto, podrías considerar la opción de mantener una relación pura y platónica con ella. Pero siempre has mantenido la distancia con ella y aun se llaman por sus apellidos —dije. 

Incluso si su relación física no hubiera progresado, si se hubieran acercado emocionalmente, habrían cambiado su forma de llamarse entre ellos. Pero para bien o para mal, la relación entre Hirata y Karuizawa no había mostrado signos de progreso. En una relación entre un hombre y una mujer, no mostrar signos de progreso o cambio es extraño. 

— Eso es cierto. No estábamos saliendo, solo salimos juntos porque sentimos que era necesario. ¿Comprendes la contradicción aquí? —Hirata me pregunta. 

A pesar de no salir realmente, todavía era necesario hacerlo. Eso significa que sus objetivos se alinearon. ¿Y eso significaría que existe un beneficio en que salieran? Entonces, ¿quién es el que está solicitando esto y quién acepta la solicitud? Eso es obvio. Karuizawa fue quien le pidió a Hirata que simulara su relación y Hirata simplemente aceptó su solicitud. Sabiendo eso, las acciones que pueden explicar este hecho se han incrementado. 

— Los rumores comenzaron aproximadamente tres semanas después del comienzo del semestre, y desde ese momento la popularidad de Karuizawa se disparó. 

Este fenómeno también se puede observar en nuestro grupo. Al unirse a Machida, Karuizawa pudo posicionarse más agresivamente que antes y su influencia en el grupo también creció proporcionalmente. En otras palabras, así fue como Karuizawa se convirtió en el muérdago de Hirata. (NT: para los que no sepan, el muérdago es una planta parásita). 

— Entonces fingiste ser el novio de Karuizawa para ayudar a elevar su estatus. 

Le pedí la verdad y Hirata simplemente me sonrió. Por un momento pensé que esta era toda la verdad, pero me di cuenta de que las piezas aún no encajaban. ¿Tal vez ella usó a Hirata y Machida para estar en la cima del sistema de castas de la escuela? No, solo eso no explica la situación. Si quería dominar la clase todo lo que necesitaba era pedirle a Hirata que saliera con ella y Hirata probablemente estaría de acuerdo. Su solicitud era una orden demasiado alta. La actitud diaria de Karuizawa es muy fuerte, y a veces también interpreta el papel del agresor en una intimidación. Pero ¿por qué aceptar eso sin cuestionarla? 

Y... Karuizawa realmente usó a Hirata y los demás para aumentar su estatus en la clase. Eso también es un asunto cuestionable. En este caso, no puedes decir que usó Machida solo para aumentar su influencia en el grupo. En todo caso, ella no mostró ningún interés en lo que hacía el grupo y permaneció en silencio la mayor parte del tiempo. Si es así, no era necesario usar a Machida. 

Entonces, ¿cuál fue exactamente... el disparador que provocó que se acercara a Machida? 

Ahora finalmente siento que entiendo a la chica llamada Karuizawa Kei. “Para protegerse” ¿eh? Por proceso de eliminación, la única respuesta que queda es la verdad. No hay confusión. 

— ¿Entiendes ahora, no? Para ser sincero, cuando escuché esta respuesta de ti, tenía la piel de gallina —dijo Hirata. 

— Acabo de enterarme por Horikita, eso es todo, que Karuizawa tiene sus propios motivos para usar a Hirata y los demás —respondí. 

Traté de engañarlo de esa manera, pero Hirata no es un hombre tan simple como para caer en algo como esto. 

— Ayanokouji-kun, si tuviera que decírtelo honestamente... podría sonar grosero, pero te encuentro espeluznante. Como una existencia ominosa. Si te he ofendido, me disculpo —me dice Hirata. 

— ¿Ominoso? ¿Por qué piensas eso? —pregunté. 

— Te he estado mirando desde que comenzó el año escolar. Pero el Ayanokouji-kun de ese entonces y el Ayanokouji-kun de este momento son como personas totalmente diferentes. La presencia que emites y las palabras que usas. Casi como si fueras una persona diferente de lo habitual —me dice Hirata. 

Hirata tiene la capacidad de discernir las acciones y el comportamiento de las personas a su alrededor y nunca pasar por alto eso. No podía evitar que notara la diferencia en mí. 

— Ya te lo dije, ¿no? Es gracias al consejo de Horikita. Le conté a Horikita todo sobre mi grupo. Y acabo de obedecer las órdenes que ella me dio, eso es todo. El incidente en la prueba en la isla también fue igual. Horikita hizo los juicios correctos y guió a la Clase D a la victoria. Y la clase ganó muchos puntos como resultado. En otras palabras, también hay beneficio para mí si hago esto. Ella es terriblemente mala comunicándose como ya sabrás, así que simplemente le transmito lo que dices y recibo órdenes de ella —le dije a Hirata. 

Paso mucho tiempo con Horikita, y Hirata, que me conoce muy bien, seguramente no dudará de esas palabras que dije. 

— Si se trata de Horikita-san, seguramente debe haber juzgado que salvar a Karuizawa-san llevaría a la clase a obtener alguna ventaja —dijo. 

— Sí. 

— Pero todavía creo que eres increíble, Ayanokouji-kun. Eres diferente de Ike-kun o Yamauchi-kun —admite Hirata. 

— Soy inferior a ambos —respondí. 

— Incluso si solo estás siguiendo las órdenes de Horikita-san, sigues siendo tú quien me está hablando ahora mismo. No es que la conversación incluya solo los detalles de su orden. Adaptarse al ritmo de la conversación requiere una lógica clara, no es algo que simplemente puedas pensar en un instante —dijo Hirata en respuesta. 

— ...... 

Parece que Hirata es mejor de lo que esperaba. A pesar de su deseo de salvarla, puede mantener sus habilidades en altos estándares. 

— Es algo que dijiste, la razón por la que acepté la petición de Karuizawa-san de ser su novio fue para ayudarla a “protegerse”. Eso es lo que ella solicitó. Que quiere que la salve. Puede que sea difícil que lo creas pero, durante sus años de primaria y secundaria, durante 9 años completos, recibió una cantidad horrible de acoso —me dice Hirata. 

— No dudo de ti, pero esta historia es real ¿verdad? —Pedí confirmación. 

Parece que la hiperventilación de Karuizawa más temprano en el día fue provocada por su pasado. Ya que lo vi, no puedo evitar creer en el trauma de su pasado. 

— Por supuesto que conocí a Karuizawa-san después de que ella ingresó a esta escuela, pero lo entiendo. Conozco la apariencia, el olor y la presencia de una persona que ha sido víctima de intimidación. Por eso acepté salir con ella, usando su posición como mi novia, Karuizawa-san sería capaz de escapar de su pasado de ser acosada. Creo que en este momento, la actitud que tiene no es la verdadera Karuizawa-san. Ella está tratando desesperadamente de actuar con dureza ¿no? —Hirata me dijo. 

Normalmente pienso que ella no puede controlar sus sentimientos tan bien. Las víctimas de la intimidación suelen tener personalidades como una flor de sakura. Simple, obediente y débil. Por otro lado, las personas con una personalidad fuerte como Karuizawa también son propensas a ser intimidadas. Pero, en resumen, la personalidad actual de Karuizawa es falsa. Es por eso que necesita a alguien como Hirata o Machida a sus espaldas. Alguien que pueda gobernar el terreno por ella. Al hacerlo, puede recuperar su influencia. 

— Puedo entender eso ahora más o menos, pero espera, ¿cuáles son los beneficios para ti por hacer esto? —Le pregunté a Hirata. 

Esto puede ser un dicho común, pero el amor es una parte de la juventud para los estudiantes. Hirata es muy popular entre las chicas. Entonces, pretendiendo salir con Karuizawa, se daría por vencido con el verdadero amor. 

— ¿Beneficio? Ese sería Karuizawa-san viviendo su vida en la preparatoria sin ser intimidada. Eso es todo —me respondió Hirata. Solo dijo eso. No es hipocresía ni amor, y tampoco por él mismo—. ¿No me creerás si esa es mi única razón? —pregunta. 

— No es que desconfíe de ti, pero hay un significado más profundo detrás de eso, ¿no es así? —Le pregunté a cambio. 

Hirata no dudará si es para salvar a un amigo, pero también reconoce a Manabe y los demás como amigos. La forma en que se preocupa por los demás casi se puede describir como una enfermedad. 

Como me ha contado todo al respecto, sin duda Hirata también siente que es necesario que me cuente sobre esto. Él compra algunas bebidas enlatadas de la máquina expendedora y me arroja una. Agradecidamente lo acepté. 

— Hasta mi segundo año de secundaria, si tengo que decirlo honestamente, era un tipo promedio que no se destacaba demasiado —me dice. 

— Hirata era... realmente no me lo puedo imaginar —respondí. 

La imagen era demasiado diferente del hombre que siempre muestra un excelente liderazgo. 

— No me distinguía demasiado, pero tampoco era invisible. Mi amigo también era así. Era realmente normal. Tenía un amigo con el que me llevaba muy bien desde que era un niño llamado Sugimura-kun. Un niño. Durante seis años en la primaria estuvimos juntos en la misma clase. Y como también éramos vecinos, siempre íbamos y volvíamos de la escuela juntos —dijo Hirata con una voz llena de nostalgia. 

Y entonces Hirata recuerda su pasado. 

— Cuando ingresamos a la secundaria, por primera vez, quedamos en diferentes clases. Pero aun así, al principio seguimos yendo a la escuela y regresando a casa juntos. Pero los días en que lo hacíamos comenzaron a reducirse gradualmente y comencé a jugar con niños de mi nueva clase. Es una historia normal que podrías haber escuchado en cualquier parte —continuó. 

Es normal que en un entorno nuevo, uno inevitablemente haga nuevos amigos. No había nada inusual en eso. 

— Pero, verás... a pesar de que estaba ocupado jugando con mis amigos, sin darme cuenta, en realidad Sugimura-kun estaba siendo intimidado —continuó Hirata mientras agarraba con fuerza su lata de jugo. 

Incluso un extraño sabría lo que está sucediendo. 

— Sugimura-kun me envió un SOS muchas veces. Muchas veces apareció con la cara lastimada y heridas en todo el cuerpo, pero en su lugar le di prioridad jugar con mis nuevos amigos y nunca lo tomé en serio. Sugimura-kun, quien originalmente tenía una personalidad testaruda, siempre peleaba con facilidad, así que nunca pensé profundamente acerca de su situación. Pero cuando ambos nos convertimos en estudiantes de segundo año, nos reunimos. Y en ese momento, Sugimura-kun se había descorazonado, la imagen alegre ya no estaba allí y las marcas dejadas por puñetazos y patadas permanecían. Ni siquiera se le permitía ir al baño y se veía obligado a salir en medio de la clase. Ese tipo de cosas se convirtió en rutina —Hirata me dice. 

— Entonces lo viste y... 

— Sí. Creo que tú también lo entiendes. Pero no hice nada. No podía hacer nada. Tenía demasiado miedo de convertirme en el nuevo objetivo. Tenía miedo de que mi vida agradable fuera destruida... y a Sugimura-kun, que siempre había estado junto a mí, seguí fingiendo no verlo. Creía que un día los matones se aburrirían de él. Que un día Sugimura-kun dejará de ir a la escuela y el acoso se detendría. O que alguien más intervendría y lo salvaría. Seguí pensando en cosas egoístas como esa —continuó. 

— Y esa persona Sugimura... ¿qué le pasó al final? —Le pregunté a Hirata. 

— Incluso ahora, el recuerdo de ese día está grabado en mi cabeza. Después de la práctica de fútbol de la mañana, volví a mi clase. Y allí, vi a Sugimura-kun y decidí esperar hasta entrar. Honestamente, en ese momento me sentía incómodo. A pesar de que era un amigo con el que jugaba desde que era niño, en ese momento casi se sentía como un extraño para mí. No podía evitar tener pensamientos crueles como que sería intimidado junto con él. Quizás Sugimura-kun también vio mi negro corazón, pero no dijo nada. Y como un pedido de ayuda... ese día, en mitad de la clase, saltó por la ventana —me dice Hirata. 

— ¿Saltó? ¿Está muerto? —pregunté. 

— Parece que fue declarado con muerte cerebral. Pero incluso ahora, sus padres están esperando la recuperación de Sugimura-kun y creen en ello. Pero si él está vivo o muerto ahora, no lo sé. Los eventos de ese día fueron tan surrealistas, todavía me pregunto si fue simplemente un sueño o una alucinación. Fue increíble. Porque en el momento en que Sugimura-kun saltó, me volví muy consciente. Al atesorarme, empujé a mi querido amigo hasta su muerte —dijo. Y ese fue el nacimiento del hombre llamado Hirata Yousuke—. No creo que esto resulte en la salvación de Sugimura-kun, pero al menos, quiero redimirme. Y para hacer eso, pensé que la única forma era salvar a alguien como él —continuó Hirata. 

— No es como si no supiera cómo te sientes, pero el mundo no es tan simple, ¿verdad? Incluso ahora, alguien en algún lugar está siendo intimidado. Y como ese Sugimura del que hablabas, están tratando de suicidarse. No puedes detener a esas personas, ¿verdad? —le dije a Hirata. 

— Por supuesto que lo entiendo. No soy un héroe de la justicia. Pero me gustaría salvar a las personas que tengo enfrente. Tengo que salvarlas. Esa es mi responsabilidad por el pecado que llevo conmigo —dijo Hirata. 

— Entonces, ¿qué vas decidir sobre este caso? Quieres salvar tanto a Karuizawa como a Manabe. Pero esa es una tarea imposible —le dije. 

— Sé que es una tarea contradictoria, es por eso que estás aquí —dijo. 

Ya veo, parece que nota su propia anormalidad. En cualquier caso, no puede evitar querer salvar a las personas que conoce. 

— Nunca pensé que llegaría el día en que le contara esta historia a alguien más. Nadie lo sabe, esa es la razón por la que elegí esta escuela —continuó. Luego, después de terminar el jugo, lo tiró al cubo de basura. 

— ¿Puedo confiar esto a Horikita-san? —pregunta por fin. 

— Si puedes prometer no hablar a medias, estoy seguro de que Horikita hará algo al respecto —le respondí. 

— Entonces elegiré creer en ustedes dos. Porque ese también es mi ideal —me dijo Hirata. 

Parece que por ahora Hirata no participará en el asunto de Karuizawa. Y muy probablemente a partir de ahora, cuando esté en problemas, confíe en mí. Pero eso también significa que he logrado asegurar la cooperación de Hirata. Ese es un gran poder el que he ganado de mi lado. Es natural que también tenga su recompensa. 

— Hirata. Como tienes una gran red social, me gustaría pedirte un favor. ¿Puedes escucharme? —pregunté. 

Y con eso dicho, le entregué a Hirata un pedazo de papel. Y después de leerlo, aceptó mi solicitud sin siquiera hacer una mueca desagradable. 

— Y también Ayanokouji-kun. Desde que comenzó del examen, hay una cosa que te he estado ocultando. Sé quién es el último “objetivo” entre los estudiantes de la Clase D... —dijo. 



PARTE 6 

El día del intervalo del examen, elegí tomar un determinado curso de acción, pero inesperadamente me llamó Sakura, así que decidí escucharla. 

— Parece que el examen del grupo (Vaca) terminó —dije. 

— Sí... 

Revisé el correo de mi teléfono que también fue enviado por parte de la escuela a Sakura junto con todos los otros estudiantes. Simplemente decía: “La prueba para el grupo (Vaca) ha terminado. Los miembros del grupo (Vaca) ya no están obligados a participar en el examen. Asegúrense de no molestar a los demás estudiantes”. 

Era el mismo mensaje enviado después del examen del grupo (Mono). Sakura me miró con ojos incómodos. 

— ¿Hice algo malo? —ella pregunta. 

— No, no es eso. Solo significa que alguien en el grupo (Vaca) informó del “objetivo” a la escuela —le dije. 

Dejando de lado el caso que ocurrió gracias al alboroto de Kouenji, tal vez la traición se está volviendo más frecuente en este examen. O bien fue “traición por tener la seguridad” o “traición por estar apurado”. 

— Por cierto, Sakura, ¿eras el “objetivo” de tu grupo o era otra persona? —le preguntea. 

Cuando lo hice, Sakura negó sacudiendo la cabeza de un lado a otro para negarlo. 

— N-no. No era el “objetivo”. Pero, no estoy segura acerca de Sudo-kun y los demás... —respondió ella. 

Para Sakura, que había sido parte del grupo (Vaca) por solo dos días, parece que no tiene idea de qué hacer con la situación. 

— No lo pienses demasiado, después de todo incluso yo todavía no sé quién es el “objetivo” de mi grupo, —le dije. 

— Sí... gracias Ayanokouji-kun. Estoy feliz de que me lo hayas dicho. 

— ¿Cómo fue la situación con la Clase A? Según los rumores, parece que no participaron en las discusiones —le pregunté. 

— Eso es... sí. Al igual que como los otros han estado diciendo. No hablaron en absoluto —me respondió. 

Parece que Katsuragi ha estado llevando a cabo su estrategia en todos los grupos. Eso significaría que los que causaron este evento deberían ser la Clase C. Pero en ese caso surgiría una pregunta. Ryuuen había ignorado las reglas establecidas por la escuela. Pero dado que la escuela no anuncia los detalles del examen, es imposible determinar si estoy en lo correcto o no en este momento. Es precisamente por eso que es difícil descubrir la pauta detrás de este examen. 

Si lo interpreto equivocadamente, terminaría autodestruyéndome y recibiendo mucho daño. 

Además del grupo (Vaca), el hecho de que los otros grupos aún no hayan terminado sus exámenes debe significar que incluso Ryuuen aún no ha encontrado la respuesta. 

Después del final de un examen misterioso como este, sin duda, muchos estudiantes también se sienten confundidos. 

— Si hay algo más, siéntete libre de consultarme en cualquier momento —le dije a Sakura. 

— Gracias, Ayanokouji-kun. Nos vemos. 

Después de despedirme de Sakura, quien se fue mientras balanceaba su pequeña mano lindamente de un lado a otro lado, me dirigí hacia el sótano. Luego descendí a los niveles más bajos del barco donde la gente no suele ir. Aunque el área estaba prohibida para los estudiantes, estaba desbloqueada para permitir el acceso de la tripulación. El área donde se encuentra la sala del tablero de controles, aunque de fácil acceso, no es un lugar popular para las personas. 

Aunque si uno grita con voz fuerte, se formarán ecos, ya que este lugar está prácticamente automatizado, normalmente nadie viene a este lugar. 

Solo hay dos entradas y salidas de este lugar. Incluida la normal, la otra es una puerta que conduce a la escalera de emergencia e incluso la tripulación por lo general no la usa. Por el polvo que se había acumulado en esa puerta, podía decir eso. Eso significa que puedo monitorear la situación simplemente observando el acceso que normalmente se usa. 

Además, es más conveniente para mí, parece que los teléfonos no tienen recepción aquí. De vez en cuando, se logra captar señal, pero la mayoría de las veces es extremadamente difícil enviar un correo electrónico o un mensaje de texto desde aquí, y mucho menos hacer una llamada. 

— Todas las piezas están en su lugar —murmuré. 

Todo lo que queda es ejecutar el plan paso por paso para no cometer un error. 

Primero tendré que ponerme en contacto con Hirata, luego pedirle que llame a Karuizawa a este lugar. Para asegurarme de que haya suficiente tiempo para todo, tendré que llamar a Karuizawa aquí al menos una hora antes. Para eso, volví a subir a los pisos superiores para hacer la llamada. 

Estoy seguro de que será cautelosa después de los acontecimientos de la conversación de la noche anterior, pero si Hirata la llama nuevamente para hablar a solas con ella, Karuizawa seguramente responderá a eso. Ella dijo que rompería con Hirata, pero si realmente termina con él, ella será la única que sufrirá por eso. Mientras Manabe y su grupo la ataquen, para Karuizawa, la existencia de Hirata es necesaria para que continúe su vida escolar. 

“Ya le pedí a Karuizawa-san que esté allí a las 4PM. Te enviaré la dirección de Manabe-san ahora”. Recibí un correo de Hirata. 

Como era de esperar, ha escuchado mi solicitud de manera excelente y ha logrado llamarla aquí. Como beneficio adicional, Hirata incluso sabía la dirección de contacto de Manabe quien es de otra clase. Si no lo hiciera, tendría que correr el riesgo de preguntarle a Kushida, así que me ahorra el problema. 

“Pero no puedo ayudarte más que esto. No hagas que Karuizawa-san se ponga triste, por favor”. Hirata agregó eso como una postdata en el correo. 

Entonces él no quiere que ella esté triste, ¿eh? Si supiera lo que realmente le voy a hacer a Karuizawa, estoy seguro de que Hirata estaría furioso conmigo. Pero mientras no me encuentre con un problema, está bien. Como tal, incluso si ella se rompe aquí y ahora, siempre y cuando él no se dé cuenta después del evento, no habrá ningún problema. Para usar un ejemplo extremo incluso si cometes un asesinato, mientras no haya pruebas suficientes, eres un hombre libre. 

Luego paso rápidamente al mensaje de texto que escribí antes y lo envié. El contenido era el siguiente: “Oye, ¿tienes un momento?”. Una breve oración así de sencilla. 

Como regla general, la aplicación de chat que estoy usando solo permite una cuenta por teléfono. Pero hay una pequeña laguna en esa regla, al crear una nueva cuenta principal de SNS (Social Network Service) puedes crear otra cuenta para ti. Por supuesto, normalmente no hay estudiantes que se dividan entre una cuenta principal y una secundaria. Porque no hay mucho beneficio en cambiar entre estas cuentas. Pero al hacerlo, puedo contactar a un tercero sin tener que revelar mi identidad. 

Debo proceder delicadamente a partir de ahora. Mientras no cometa un error en el proceso, debería funcionar a la perfección. A pesar de que el mensaje provenía de un remitente anónimo, Manabe respondió rápidamente. 

“¿Quién eres?” Manabe, sin conocer al remitente, respondió con esa pregunta. 

“¿Hay alguien cerca de ti en este momento?” Respondí. 

“No. Estoy sola... ¿quién eres?” ella preguntó de nuevo. 

“No muestres esta conversación a nadie. Esto es por tu bien” le dije. 

“Como decía, ¿quién eres?” ella preguntó. 

“Soy igual que tú. Odiamos a la misma persona. Déjalo en eso” le dije a Manabe. 

Aunque el letrero de “leído” apareció inmediatamente, Manabe se tomó su tiempo para responder. Quizás todavía no entiende la implicación de esa oración. 

“¿Me has confundido con alguien?” ella finalmente responde. 

“No me estoy equivocando, Manabe-san. Me estoy comunicando contigo para informarte sobre la Karuizawa-san que odias tanto. Pensé que podría consultarte sobre la situación, Manabe-san” Le envié eso. 

“No sé de qué estás hablando. Por favor, deja de enviarme mensajes” respondió rápidamente. 

Parece que está en guardia, sin saber si soy un enemigo o no. Una reacción natural. Necesito resolver este malentendido primero. 

“La verdad es que, como compañera de clase, llevo un tiempo resentida con Karuizawa-san. Por eso pensé que podríamos cooperar y vengarnos de ella. Como soy su compañera de clase, es difícil para mí para tomar venganza sobre Karuizawa-san directamente, es por eso que me gustaría cooperar contigo” le dije a Manabe. 

“No sé de lo que estás hablando. Te voy a ignorar” respondió ella. 

Aunque desconfiaba de mí, el hecho de que todavía no haya cortado contacto es un testimonio de lo mucho que odia a Karuizawa. Seguramente se debe a su deseo de vengar a su amiga Rika y a su propio odio por Karuizawa. Podía deducir fácilmente eso del hecho de que Manabe usó la fuerza para llevar a Karuizawa a la escalera de emergencia. 

“Rika-chan todavía le tiene miedo a Karuizawa-san. ¿No quieres ayudarla como su amiga? Tu cara tiene venganza escrita por todas partes, ¿sabes? Pero la verdad es que no puedes hacerlo aunque quieras. Después de los eventos de ayer, Karuizawa-san está en guardia. Estoy segura de que no dejará a Hirata-kun ni a Machida-kun por un tiempo. Y siempre estará con sus amigas, así que tampoco estará sola” le dije a Manabe. 

“No necesito tu ayuda. Solo necesito poner a Rika en contacto con Karuizawa-san. La verdad saldrá a la luz” dijo. 

“Me pregunto si será así de fácil. No creo que admita su maldad fácilmente. Por el contrario, solo será un problema para Rika-chan. Si Karuizawa-san usa palabras desalmadas, terminará hiriendo aún más a Rika-chan. No, eso no es todo. Si le guarda rencor, incluso podría intimidar a Rika-chan aún más” le respondí a Manabe. 

“... ¿entonces qué debería hacer? ¿Estás diciendo que hay una manera?” ella pregunta. 

El deseo de Manabe de resolver esto en la próxima confrontación se vuelve claro. 

“Sí. Tú y yo podemos cooperar para asegurarnos de que podamos vengarnos de ella en un lugar seguro” le dije. 

“¿Y qué garantía hay? Parece que estás planeando venderme a la escuela. De todos modos, parece que estás usando una subcuenta —respondió Manabe. 

“Si de verdad crees que estoy vendiéndote, por favor siéntete libre de mostrar este registro de chat a los maestros, Manabe-san. Esta cuenta ha sido registrada en el teléfono de la escuela. En otras palabras, estoy arriesgando mi identidad para vengarme de Karuizawa-san. De esa manera, soy la que tiene la mayor responsabilidad. ¿No es así?” Le dije. 

Estoy seguro de que Manabe también entiende esto. Incluso si se trata de una cuenta secundaria, una vez que se analice a fondo, se puede revelar la identidad de la persona que está detrás de ella. Si se trata de eso, yo, como el autor intelectual de este plan de venganza, asumiría la mayor parte de la responsabilidad e indudablemente sería castigado severamente. 

“Entonces, si le muestro esta conversación a la escuela, ¿qué harías? Se acabaría para ti” me pregunta Manabe. 

“Creo que Manabe-san no es el tipo de persona para haría eso. Debo confiar para ser confiable” le dije. 

“Entiendo lo que estás tratando de decir, más o menos. Al menos te escucharé” dijo finalmente. 

Después de eso, le repito una historia similar varias veces. Acerca de cuánto odiaba a Karuizawa. Acerca de cómo quería vengarme de ella, pero no podía como alguien con una posición más débil. Y sobre cómo escuché que Manabe y sus amigas estaban peleándose con Karuizawa. Me aseguré de ser la víctima. 

“Una vez que regresemos a la tierra, el contacto con Karuizawa seguramente se volverá difícil. Como los dormitorios de la escuela están llenos de cámaras de vigilancia, incluso si tratas de llevarla a un área privada, hay ojos que te observarán. Este lugar, un campo de batalla sin escapatoria, es el lugar perfecto para ti” Le dije a Manabe. 

Esto aseguraría que Manabe y las demás se den cuenta de este lugar, solo en este barco, pueden vengarse. 

“Entonces... ¿qué puedes hacer?” ella finalmente me pregunta. 

Manabe, finalmente parece estar de acuerdo con mi plan y comienza a hacer preguntas. 

“Puedo llamar a Karuizawa-san. Después de eso, puedes tomarte el tiempo para hablar con ella y solucionar el problema” le dije a Manabe. 

Y con eso, a través del chat, le envié un mapa de los niveles inferiores del barco. 

“Como los teléfonos no tienen recepción allí abajo. Tampoco puede pedir ayuda. Y normalmente nadie baja por allí” le dije. 

“Ya veo... ¿así que puedes llamar a Karuizawa-san como compañera de clase?” Manabe pregunta. 

“Me gustaría que decidieras ahora si cooperar con mi plan o no. Después de llamarla, puedes decidir si quieres vengarte o no. De esa forma no habría problemas, ¿cierto?” le pregunté. 

Después de eso, durante más tiempo, a pesar de que apareció el letrero de “leído”. No hubo respuesta de Manabe. Entonces. Una vez que llegó la respuesta, me sentí seguro de que tendría éxito. Si fracasaba mi plan para convencerla a través del chat, tenía preparado otro plan en el que tendría que aparecer ante Manabe directamente. Por supuesto que eso era peligroso. Como había tomado varias fotos de ella amenazando a Karuizawa en la escalera de emergencia, podría chantajearla para que siguiera mi plan. Pero el riesgo también era enorme, ya que me gustaría evitar que mi existencia se destaque. 

— Ahora. Déjame ver lo que puedes hacer, Manabe. 



PARTE 7 

A veces, un ruido profundo y chirriante resuena en el oscuro piso. Tal vez eso sucede cada vez que el barco cambia de rumbo, o quizás sea porque el barco ha golpeado algo. Pero a pesar de eso, en un lugar donde solo se puede escuchar el sonido de las máquinas, la chica vino sola. 

— ¿Qué es esto? No puedo comunicarme por teléfono —murmura. 

Todavía quedan diez minutos antes de la hora acordada. Tal vez llegó temprano para poder calmarse antes de encontrarse con Hirata. 

Después de darse cuenta de que el teléfono es inútil, Karuizawa lo metió en su bolsillo nuevamente con una expresión aburrida y se apoyó contra la pared. 

Y con el tiempo, ¿qué conclusión sacaba de esto? Sea lo que sea, desafortunadamente, Hirata nunca la escucharía. Cuando llegaron las 4:00 p.m., la única puerta que se usaba en el piso se abrió con un fuerte golpe. Las que aparecieron fueron el grupo de tres chicas de la Clase C. Las chicas dirigidas por Manabe. Y una más. Una chica cuya aura se parecía a la de Sakura. Probablemente la chica llamada Rika. 

— Todo está bien. 

Manabe gritó mientras ponía un pie en la habitación. Y pronto, ella encontró la silueta de Karuizawa. Naturalmente, Karuizawa también los había notado. 

— ¿P-P-Por qué estás aquí? —Karuizawa tembló ante la aparición inesperada de esta gente. 

Pero en un espacio estrecho con solo una ruta de fuga, escapar es difícil. 

— Acabo de verte entrar a este lugar. Sí, este es un buen momento, así que quiero presentarlas. Esta chica es Rika. Karuizawa-san, ¿la recuerdas? —Manabe pregunta. 

Luego tira de Rika al frente, quien estaba escondida detrás de ella. Las dos estaban cara a cara. Karuizawa desvió la mirada y fingió no saber, pero por su comportamiento, es obvio que la recuerda. 

— Oye, Rika, la que te empujó antes es Karuizawa-san, ¿verdad? —Manabe le pregunta a Rika. 

— Sí... es esta persona —respondió ella. 

Habiendo escuchado la respuesta, Manabe sonrió felizmente desde el fondo de su corazón. Por otro lado, Karuizawa, al darse cuenta del peligro de la situación, se puso ansiosa y confundida. Todo lo que tengo que hacer ahora es ver los miserables eventos que pronto se desarrollarán aquí. 

Incluso si Karuizawa encuentra un tormento más severo de lo esperado, no tengo ninguna intención de salvarla. 

— Discúlpate con Rika. 

— ¿Eh? ¿Quién se disculparía? No he hecho nada malo —replicó Karuizawa. 

— Actuar con dureza incluso en esta situación, es bastante impresionante. Pero creo que lo entiendo más o menos —le respondió Manabe. 

— ......¿Qué entiendes? 

— Esa actitud extraña y aterrorizada. Karuizawa-san, tú ¿fuiste víctima de intimidación, verdad? —Manabe le pregunta 

— .... 

El hecho de que tan desesperadamente estaba tratando de esconder fue descubierto por una persona que ni siquiera conocía bien. 

— Estoy en lo cierto, ¿no? Lo sabía, tenía ese tipo de sentimiento sobre ti. Desde el principio —continuó Manabe. 

— E-Eso no es verdad... 

Fue una negación terrible, pero incluso para un buen actor, no podrían convencerla. No es que Manabe tuviera un buen ojo para observar estas cosas. Es porque ya se lo había dicho a Manabe de antemano. Que Karuizawa había sido intimidada horriblemente desde la infancia. Que ella tenía un trauma severo acerca de eso. No tiene sentido negárselo a alguien que ya sabe la verdad. 

— Si te arrodillas y suplicas ahora, podría perdonarte. Eso es en lo que eres buena ¿cierto? Arrodíllate —Manabe le dice a Karuizawa. 

— No voy a hacerlo. Además, nunca lo he hecho antes —responde Karuizawa. 

Trató de pasar por delante de Manabe intentando de escapar, pero Manabe simplemente agarró su largo cabello y la empujó hacia la pared, golpeándola contra ella. 

Después de haber sido tranquilizada dándole un lugar para su venganza, controlar a Manabe seguramente ya no funcionará. Lo que acordamos en nuestra charla fue que simplemente se “encontrara” con Karuizawa. 

Ella debería haber dudado en usar la violencia como un medio de venganza. Pero al encontrarse cara a cara, todo el estrés que debió haber soportado, junto con las expectativas de sus amigas a su alrededor de que se vengara de Karuizawa, aseguraron que Manabe no estuviera satisfecha a menos que hiciera sufrir a Karuizawa. 

Eso es precisamente lo que había estado buscando. 

Hubo un experimento en la década de 1960 conocido como el Experimento de Milgram. También conocido como el experimento de Eichmann, implicaba la realización de pruebas que incluían un rol de “maestro” y un rol de “alumno” en instalaciones aisladas. La función del maestro es administrar una baja descarga eléctrica al sujeto hasta el punto de que el miedo y el dolor del choque serían recordados por ellos. Luego, la persona a la que se le asignó el rol de “alumno” se separaba del “maestro” a través de un cristal con un dispositivo instalado que permite que la descarga fluya hacia el “alumno”. El interruptor se confiaba a quien tenía asignado el rol de “maestro”. Esto completa los preparativos para el experimento. 

Luego, el experimentador le da al “alumno” una serie de preguntas para que responda al “maestro”. Cada vez que el “alumno” responde incorrectamente, el “maestro” debe continuar administrando descargas eléctricas. Y con cada error, aumentar el voltaje de las éstas. Finalmente, el interruptor puede subir hasta 450 voltios, que es lo suficientemente potente como para ser fatal para los humanos. Por otro lado, la más débil era de 45 voltios y solo transmitía un leve picor. Sin embargo, contrariamente al conocimiento del maestro, el dispositivo era falso y los “alumnos” actuaban con dolor a través de gritos que se escuchaban del otro lado. 

Incluso si la corriente fluía hacia el sujeto, no había mucha reacción inicialmente, aunque cada vez que se aumentaba el voltaje, el dolor aumentaba de gritar, a gemir y finalmente a silencio. Los sujetos a los que se les asignó el rol de “maestro” no se vieron amenazados por esto y continuaron aumentando el voltaje a pesar de comprender que aquellos estaban sufriendo. Casi el 66% de los sujetos elevaron el voltaje hasta el punto en que los seres humanos habrían sido asesinados. El experimento muestra claramente que “según las circunstancias, cualquier persona es capaz de mostrar crueldad”. 

— ¡Duele! ¡Duele! ¡Duele! ¡Suéltame! —Karuizawa grita de dolor por haber sido tirada del cabello, pero Manabe solo se ríe cómodamente. 

En este momento, es un ambiente aislado en este nivel inferior del bsrco. El rol de “maestro” ha sido asignado a Manabe y el rol de “alumno” a Karuizawa según el experimento. Preparé un escenario tan similar al el experimento de Milgram como pude. Normalmente, incluso con estas condiciones, sería insuficiente pero, dada la historia entre las dos, los resultados del experimento deberían ser válidos aquí. 

El sufrimiento y el dolor de Karuizawa, que había estado actuando con dureza hasta hace un tiempo, se sentirán muy bien para ellas ahora mismo. 

— Haah. 

— Uwa ~ Shiho, estás usando tu rodilla para golpearla demasiado ¿sabes? 

Manabe continúa usando su rodilla para atacar el área alrededor del estómago de Karuizawa. 

Naturalmente, Manabe, que no está acostumbrado a patear así, tiene movimientos lentos y lánguidos y sus patadas no deberían doler tanto. Pero para Manabe, el dolor en la voz de Karuizawa es la mayor recompensa. 

Parecía que estaba pasando el mejor momento de su vida y le susurró a Rika, que había estado distanciándose de ellas hasta ahora. 

— Ven Rika, deberías intentarlo también. 

— Estoy bien... 

— Estamos haciendo esto por ti, ¿sabes? Está bien, nadie está mirando. 

Rika parecía rechazar tomar venganza directamente, pero este ambiente aislado no la deja. “Tú también eres mi amiga, ¿verdad?” Si algo como eso se pronunciara aquí, sería difícil para ella continuar rechazándolo. Si esa ira fuera dirigida hacia ella, sería la víctima mañana. Ella no puede negar que después podría encontrarse con los ojos que tiene Manabe ahora mismo. 

— Bien... intentaré hacerlo. 

Pechi. Con un sonido seco y ligero como ese, Rika golpea a Karuizawa con una bofetada que no causaría dolor. 

— ¿Así? 

— Eso no funcionará. Debes hacerlo más fuerte, ¡así! 

¡Pan! Un fuerte sonido como ese resonó cuando Manabe atacó la mejilla de Karuizawa. En respuesta a eso, Karuizawa sufrió. Y como se le indicó, Rika repite lentamente su bofetada. 

Lentamente, la fuerza de sus bofetadas aumentó de manera continua. 

— D-D-Deténganse... 

— Jaja... esto es divertido... jaja. 

Parece que más que Manabe. Rika habría sido una persona más apropiada para el experimento Milgram. Karuizawa, quien había estado presentando una fuerte resistencia hasta ahora, comenzó a mostrar dolor. 

— Por favor, perdóname ya... 

Entonces pide perdón. Sospecho que al ver esa figura debe haber sido insoportablemente cómodo y agradable. 

Como si nunca hubiera tenido tanto miedo, Rika comenzó a golpear y patear con fuerza. Además, lo interesante es que comenzaron a apuntar a los lugares que inicialmente no habían tocado, como debajo de su uniforme y debajo del pelo, lugares que normalmente no se podían ver. 

Karuizawa, que ya había colapsado de miedo, simplemente derramaba lágrimas mientras ocultaba su rostro. Y para no ser notado, yo, que había estado observando la escena, me moví sin hacer ruido. Luego, silenciosamente, abrí la puerta de la escalera de emergencia para no alertar a Manabe y a las demás. Por un tiempo más, la distracción de Manabe seguramente continuará. No importa lo que pase. Una vez que algo ha sido completamente destruido, te ahorra problemas mientras se reconstruye. 

Lenta y silenciosamente cerré la puerta detrás de mí y cuando los gritos de Karuizawa fueron bloqueados por la puerta, pronto ya no pudieron escucharse más. 



PARTE 8 

Después de asegurarme de que el grupo de Manabe se había ido, volví a entrar en la sala. Karuizawa probablemente oyó que se abría la puerta, pero continuó en cuclillas en el suelo llorando. Tal vez su abrumadora sensación de miedo le había impedido notarme. 

¿Entonces esta es la verdadera cara de la egoísta e inflexible líder de las “chicas” de la clase? 

Gracias a la sugerencia que le di a Manabe, el uniforme de Karuizawa y la piel expuesta estaban más o menos intactos. Si rasgaran el uniforme o alguien le cortara el pelo, sería difícil engañar a los demás. Si bien la intimidación es común, la singularidad de esta escuela hace que la intimidación sea mucho más difícil de contener. Si hay algo de lo que debería preocuparse, sería que su cara estaba un poco enrojecida debido al abuso físico, para mañana debería desaparecer. 

— Karuizawa. 

Dije su nombre. Ella levantó su cabeza y finalmente me notó. 

— ¿Có..mo...? 

El hombre que nunca pensó ver aquí, había visto lo que no quería que nadie viera. Ella comenzó a asustarse. 

Pero la experiencia era demasiado traumática como para dejar de llorar de inmediato y pretender que todo estaba bien. 

En algún momento dejaré de llorar. En algún momento me calmaré. Mientras él se vaya antes de eso, su pequeño e inútil deseo no se cumplirá. Silenciosamente esperé. 

Después de un rato, los sollozos de Karuizawa gradualmente se volvieron silenciosos. Si pones a 2 personas solas en este ambiente oscuro y aislado, no pueden evitar sentirse mentalmente más cerca. Esto funciona incluso si las 2 personas normalmente se odian. Eso es lo que hacen los humanos. 

— ¿Ya te calmaste? 

— ...Más o menos... 

Karuizawa usó sus mangas para secarse los ojos hinchados. 

Todavía está paralizada y no pudo levantarse. Extendí mi mano para ayudarla a levantarse, pero ella no lo tomó. 

— ¿Dónde está Hirata......? 

— A pesar de que se suponía que ustedes dos se encontrarían aquí, creo que un maestro lo llamó. Yo estaba con él en ese entonces, así que vine en su lugar. 

Esta explicación debería ser suficiente para explicar cómo todo terminó así. Por ahora no necesito que sepan la verdad. El primer elemento de la lista de tareas pendientes es hacer que baje la guardia y llenar las grietas de su mente. 

— Entonces, ¿por qué estás llorando? 

— Es Manabe y su pandilla... No voy a dejar que se salgan con la suya. 

Parece que está recordando lo que le acaba de pasar. El cuerpo de Karuizawa comenzó a temblar. Incluso si no quiere mostrarme su ser humillado, el miedo que corrompió su cuerpo no es tan fácil de eliminar. 

— No le digas a nadie que lloré. Si lo haces, no te perdonaré. 

La debilidad de Karuizawa es que no puede informar lo que le pasó a la escuela. Si se conoce el asalto físico de Manabe y compañía contra Karuizawa, entonces la escuela querría averiguar el motivo detrás de ello. Para proteger su estatus social, no puede permitir que eso suceda. Es por eso que ahora planea usar a Hirata para vengarse de las chicas. 

— ¿Sabes?, vengarte de ellas, incluso alguien como tú puede hacerlo. Son solo chicas después de todo. 

— Qué petición irrazonable. 

— ¿Tienes miedo de que se venguen después? Y dices que eres un hombre... 

— Es evidente por el incidente de Sudou que una simple “venganza” no va a resolver nada. Ojo por ojo solo aumentaría el conflicto. También involucraría a la escuela y comenzaría una investigación. Eso no es lo que deseas, ¿verdad? 

— ¿Así que estás diciendo que me lo trague? —Sé cómo responderle, pero elijo callarme—. De igual manera, tal vez, no, seguro que continuaran haciéndome todo tipo de cosas... 

El cuerpo de Karuizawa continuó temblando. Es cierto que no hay garantía de que Manabe se detenga con esto. Hay más posibilidades de escapar una vez que regresemos al campus de la escuela, pero Karuizawa no puede seguir jugando a las escondidas por el resto del tiempo que le queda aquí. Al mismo tiempo, nuestros compañeros de clase comenzarán a notar los cambios de Karuizawa. A medida que ambos bandos se acerquen, Karuizawa no tendrá a dónde ir. 

Karuizawa se da cuenta de la situación y ahora está extremadamente ansiosa por detener esto. Y esta ansiedad es lo que he estado buscando todo el tiempo. 

— Sería una pena si las cosas volvieran a ser como eran antes. Puedo identificarme contigo en eso. 

— Ah... ¿Qué dijiste? ¿Qué quieres decir? —Karuizawa está tratando de juzgar cuanto sé. 

Vi que la pandilla de Manabe la intimidaba, pero no debería saber de su pasado. Si realmente no lo sé, entonces su pasado es algo que debe ocultarme. 

— ¿Qué quiero decir? Exactamente lo que significa la frase. Contra viento y marea escapaste a este páramo aislado e incluso reclamaste el trono de líder de la clase D. Pero el hecho de que seas víctima de ntimidación no ha cambiado. 

— ¿Quién, quién dijiste que es una víctima de intimidación? 

— ¡Me refiero a ti, Karuizawa! —Agarré la muñeca de Karuizawa y la arrastré hacia arriba. 

— Espera, ¿qué estás haciendo? 

Puse a Karuizawa en la pared e hice que su rostro mirara el mío. 

— Estabas siendo atormentada por Manabe, ¿verdad? Tiraron de tu cabello. Abofetearon tu cara. Golpearon tus senos, cintura y estómago. Y así es como terminaste en el suelo, miserable, humillada, sollozando lastimosamente. 

— ¿¡…!? 

Aunque ella no quería estar cara a cara conmigo, no puede escapar. Como si nos estuviéramos zambullendo el uno en el otro, nos miramos a los ojos. No hay romance en lo que compartimos aquí, es la oscuridad misma. 

— Desde que eras pequeña, fuiste víctima. En la primaria, en la secundaria, el acoso no cesaba. ¿No es por eso que quieres detenerlo? 

— ¿Has oído... de Hirata? 

— No sé si debería decirte esto o no. Hirata se considera como el compañero confiable de todos. Él te ayudará y ayudará a los demás. Incluso si aseguraste tu lugar en la clase D fingiendo ser su novia, él no te servirá de mucho en situaciones como esta. En otras palabras, para un parásito, no es un buen hospedero. 

Karuizawa es mucho más inteligente de lo que aparenta. Entiende la alineación neutral de Hirata, por lo que inicialmente no hizo nada estúpido en el grupo (Conejo). Demasiado malo para ella que para mostrar su estatus social, peleó con Rika y por extensión con su pandilla. Esto la llevó a su caída. No podía mostrar este lado débil de ella al resto de las chicas de la clase D. 

— Por qué tú...... ¡Qué te da el derecho de sermonearme pretenciosamente! 

— ¿Mi derecho? ¿Aún no te has dado cuenta? Debes conocer tu lugar. ¿Sabes quién está frente a ti? No es Hirata. Soy yo. Conozco tu escabroso pasado. Sé acerca de la relación falsa entre Hirata y tú. Sé que Manabe te atacó físicamente y todo lo que pudiste hacer fue gritar desventuradamente. Sé todo esto —Todo lo que Karuizawa Kei no quiere que otros sepan. Yo, un extraño, ahora lo conozco todo—. En otras palabras: si te conviertes en algo problemático, en cualquier momento puedo divulgar esta información. 



¿Qué tan aterrador sería eso? Karuizawa debería saberlo muy bien. 

— ¡No, no bromees! ¿Quién te crees que eres? 

— Alguien que sabe la verdad. Eso es todo. ¿No es eso todo lo que te importa? 

Cuando me acerqué a ella, Karuizawa giró su rostro para evitar mirarme. Agarré sus mejillas y la forcé a mirarme. Ella desesperadamente quiere evitar mi mirada, pero la fuerza de un hombre es demasiado para que se resista. Cerró los ojos en un inútil intento de escapar. 

— ¿Qué…? ¿Qué quieres de mí? ¿Tu objetivo es mi cuerpo? 

— Tu cuerpo, eh. Eso podría no ser una mala idea. 

Mis dedos se deslizan por los muslos de Karuizawa. La suavidad que siento es casi inhumana. La suavidad de su piel es muy diferente de lo que conozco y de la que tengo. 

— ¡¡No!! 

Trató desesperadamente de alejarse de mí. Fortalecí mi agarre en sus mejillas y la obligué a mirarme a los ojos. 

— No te resistas. Si lo haces, daré a conocer todo a la escuela. 

Esta oración, como un maleficio, había maldecido a su cuerpo a una rigidez total. Ira, horror, miedo, desesperación. Sí, ¿cuántas emociones ha estado llevando Karuizawa? Debería notar que ahora mismo soy completamente diferente de la persona que proyecté en la vida cotidiana. 

— Abre tus piernas —le dije. 

Las lágrimas de Karuizawa comenzaron a caer cuando lentamente las extendió. 

Incluso si sabe que será violada aquí, quiere proteger el lugar que tiene ahora. El dolor de su intimidación ha tomado el control, y esta es la prueba. Puse mi mano en mi cinturón e intencionalmente jugué con la hebilla metálica. Incluso entonces, Karuizawa no huyó. 

Está tratando desesperadamente de aceptar esta nueva realidad. Ella me miró con ojos ahuecados, y murmurba para sí misma. 

Mi posición es correcta. Karuizawa Kei es una herramienta utilizable. Mi objetivo no es su cuerpo. La estoy amenazando para ver hasta dónde podría llegar para proteger lo que tiene. Es una apuesta arriesgada para mí revelar mi verdadera naturaleza. Si Karuizawa huye e informa sobre mí, entonces nuestras posiciones serían completamente inversas. Pero esta chica no puede hacerlo. 

Ella tiene miedo de su pasado más que cualquier otra cosa. Temerosa de perder el lugar que tiene. Para proteger esto, ella incluso está dispuesta a usar su cuerpo. Eso es lo que significa este lugar para ella. 

— No me inclinaré ante ti... No estoy siendo intimidada por ti ... ¡simplemente averiguaste mi debilidad y me estás usando! ¡Idiota, haz lo que quieras y viólame! —Karuizawa aulló, como si estuviera exponiendo su enojo al mundo. 

— Pero está bien. Esta no es la primera vez que he sucumbido a las fuerzas... 

Ella se rió burlonamente. Karuizawa se giró y me miró a los ojos. 

— Hoho... Oye, ¿sabes? Cuando se presenta una verdad inmutable, ¿cómo reaccionan los humanos......? —Ella se sacudió y se abrazó. Con una sonrisa hueca y apagada, me miró distantemente—. Me rindo. Sí, me atacaron y devoraron. Me redujeron a reaccionar mecánicamente ante el estímulo. Ni siquiera podía reunir el valor para resistirme. No podía hacer otra cosa. Todo lo que puedo hacer es recibir. 

Cuando finalmente llega a aceptar esta decisión, Karuizawa se levantó la falda y colocó sus manos sobre sus bragas. Agarré sus muñecas y la sostuve contra la pared del barco. 

— ¿Qué recibiste? ¿Dónde estaban los dolores que te atormentaban? 

— ¿Qué...? Por supuesto que en todo lo que tenía. Mis zapatos tenían tachuelas puestas. El cajón del pupitre estaba lleno de cadáveres de animales. Cuando iba al baño me salpicaban con agua sucia. En mis uniformes escribían palabras como “prostituta”. Me arrastraban por el pelo, los golpes y las patadas eran tan numerosos que no valía la pena mencionarlos. Cualquier tipo de acoso que puedas imaginar, lo he experimentado. Lo que dije fue solo una muestra seleccionada. Eran tan relativamente “gentiles” que podría reír. Entonces, ¿por qué no te pones a reír? Ríete de mí, de la que continuamente escupían e intimidaban. 

Después de experimentar todo esto, es impresionante que todavía pueda armarse de valor y lanzarse a la batalla nuevamente. Su “núcleo” es fuerte, y esta es la razón por la que todavía puede ponerse de pie e ingresar a esta preparatoria. 

Entonces eso es lo que está pasando. Pero... esto no es suficiente para explicar algunas de las cosas que noté. 

— ¿Son estos los únicos tormentos que has experimentado? 

— ¿Qué......? 

— Lo que dijiste, ¿era toda la verdad? 

Siento que todavía hay algo crítico que hizo añicos su corazón. Esa forma anormal de mostrar sus terrores, no pudo evitar hacerme pensar que hay algo más detrás de eso. Karuizawa está ocultando algo que vale tanto como renunciar a su cuerpo. 

— ¿Qué estás escondiendo? 

— Que, nad... 

Por un momento, Karuizawa giró su cabeza y su mira hacia su cintura del lado izquierdo. Lo noté y extendí mi mano para tocarla. 

— ¡Pa, para! 

Su grito fue contenido ominosamente por las paredes circundantes, y resonó en el pasillo vacío. Pero mi sospecha fue confirmada por sus gritos. Agarré su uniforme y lo levanté. En su hermosa piel había una fea cicatriz. Una cicatriz que solo puede ser causada por una cuchilla afilada cortando profundamente. 

— ¿Es esta tu oscuridad? 

— ¡Fu, hu, huhu...! 

Esta cicatriz no es un producto de simples chicos atormentándose unos a otros. Una cicatriz tan profunda debe haber puesto en grave peligro su vida. Incluso si su pasado lleva tal peso, ella todavía elige ponerse de pie. En los últimos días he estado observando a esta mujer llamada Karuizawa Kei. Esta persona, para protegerse, arrastró a la fuerza a la gente que la rodeaba a su territorio. Incluso si recibe desdén por sus acciones, quiere proteger su estatus. 

— La desesperación viene en muchos aspectos y formas, pero lo que has experimentado fue, sin lugar a dudas, la desesperación —La oscuridad de Karuizawa. Sus pupilas. Se superpusieron con él. 

Aquellos que eligen llevar su oscuridad con ellos se sienten atraídos. Y luego, son devorados el uno por el otro. 

Y finalmente, aquellos que llevan la oscuridad, envolverán la oscuridad del otro consigo mismos. 

— Qu, qué... ¡Tú......! 

Si esta persona está siendo reprimida por su pasado, entonces todo lo que tengo que hacer es liberarla por la fuerza de sus ataduras. Incluso si no la conozco profundamente, puedo sentir la oscuridad que tiene. Sí... Este mundo tiene muchas más cosas que Karuizawa no ha experimentado. En lugares más profundos, incluso una oscuridad más vil ha echado raíces. 

— Puedo prometerte una cosa, y eso es que a partir de ahora te protegeré de la intimidación. Soy mucho más confiable que Hirata y Machida. 

— ¿Quieres decir que puedes detener a Manabe y su pandilla......? 

— Lo que debes hacer ahora es decidir qué tan confiables son mis palabras. Un pequeño parásito es fácil de expulsar, pero una llama más grande tendría el efecto contrario. Al final, el fuego evolucionará en algo que ni un soplo ni el viento pueden extinguir. Actuarás en mi nombre. Actuaré en tu nombre. Tus emociones no deben entrar en juego aquí. ¿Estás de acuerdo con esta relación?... Primero, deshagámonos de tus preocupaciones —dije y saqué mi teléfono—. Tengo una manera de detener las acciones de Manabe. 

Y luego, encendí mi pantalla. En mi teléfono había una foto de Karuizawa siendo asaltada por la pandilla de Manabe. 

— Esto es... 

— Si les envío esto, deberían reconsiderar hacerte más cosas. Si todavía deciden perseguirte difundiendo rumores, esto me daría buena munición para intervenir. 

En cuanto a Manabe y compañía, este incidente en particular debería calmar su enojo. Ir innecesariamente más allá de esto solo las pondría en una posición desfavorable. Solté sus mejillas y luego, con un tono sin emociones, le dije: 

— Solo busco a alguien que me ayude. Espero que en el futuro me ayudes cuando surja la necesidad. 

— ¿Qué, mi ayuda? ¿Qué quieres que haga...? 

— Si la situación actual continúa, la clase D nunca superará a la clase A. Mientras que las habilidades individuales de los miembros de la clase D son pasables, estamos muy desprovistos de unión. Somos como arena de playa. Sin embargo, si puedes controlar a las chicas para mí, esta situación gradualmente mejorará. 

Y eso te convierte en un ser más valioso que Horikita, que solo sabe cómo luchar sola. 

— Tú, ¿qué estás haciendo...? 

Ella debe haber pensado que soy una persona normal, así que verme en este estado debe haberla asustado. Pero no me explicaré. Cuantas menos palabras, más aterrador y menos se resiste. 

— El primer paso de nuestra cooperación será llevar a nuestro grupo a la victoria en este examen. 

— ¿Victoria, pero cómo...? 

— Porque tú eres-, ¿no es así? 

Cuando escuchó la palabra clave, Karuizawa abrió los ojos ampliamente y me miró. Como si la verdad estuviera reverberando dentro de sus pupilas, su mente, sus ojos. Le presenté la verdad. 

Karuizawa parecía un poco perpleja, pero eso también podría ser mejor. Porque un parásito solo puede vivir al unirse a un hospedero. Y ahora que Karuizawa se ha unido a mí, un nuevo hospedero. Su vida no tiene forma de avanzar, si no es conmigo.






1 comentario: