Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 1 Capítulo 6

Bienvenido a un mundo basado en el mérito



Sonó la campana matutina del primer día escolar de mayo. Poco después, Chiyabashira-sensei entró sosteniendo un cartel enrollado en un tubo. Su rostro siempre es sombrío y grave. ¿Está en la menopausia? Si hiciera esa broma, creo que un bate de metal llegaría a pleno swing a mi cara.

— Sensei~, ¿estás en la menopausia?

Ike realmente lo preguntó en voz alta. Sin embargo, estoy sorprendido de que estábamos pensando lo mismo.

— Muy bien, la clase de la mañana está empezando. ¿Hay alguna pregunta antes de empezar? Si hay algo en su mente, siéntanse libres de hablar.

Chiyabashira-sensei ignoró completamente a Ike y siguió hablando. Hablaba como si estuviera completamente convencida de que los estudiantes tenían algo que preguntar. Inmediatamente, varias personas levantaron sus manos.

— Um, revisé mi saldo de puntos esta mañana, y no se depositaron. ¿No se suponía que se proporcionarían el primer día del mes, todos los meses? Estaba impaciente porque no podía comprar el jugo que quería.

— Hondou, lo expliqué antes, ¿no? Los puntos se transfieren a las cuentas de los estudiantes el primer día del mes, cada mes. Fueron transferidos sin ningún problema este mes también.

— Uh, pero... no obtuve puntos.

Hondou y Yamauchi intercambiaron miradas. Ike estaba demasiado sorprendido para notar su apariencia. Ciertamente, revisé mis puntos esta mañana también, pero mi balance de puntos no había cambiado del de ayer.

Así que pensé que se depositarían más tarde.

— ¿Son realmente tan estúpidos?


¿Está enojada? ¿Maravillada? Chiyabashira-sensei tenía un sentimiento ominoso sobre ella.

— ¿Estúpidos? ¿Qué?

Chiyabashira-sensei tenía un brillo agudo en sus ojos cuando Hondou repitió sus palabras como idiota.

— Siéntate, Hondou. Lo explicaré de nuevo.

— ¿S-sae-chan sensei?

Sorprendida por su tono estricto, Hondou se dejó caer en su asiento.

— Se depositaron puntos. Sin error. La probabilidad de que esta clase haya quedado fuera es muy baja. ¿Lo entiendes?

— No, incluso si digo que entiendo, no hemos recibido nuestros puntos.

Hondou tenía una expresión de insatisfacción en su rostro.

Sin embargo, si Chiyabashira-sensei está diciendo la verdad…

¿No hay algún tipo de contradicción? ¿Significa esto que se han depositado cero puntos?

Tenía una débil duda, pero mis sospechas se elevaron.

— Jajaja, ya veo, con que fue así, maestra. He entendido este enigma—. Dijo Koenji en voz alta mientras reía. Poniendo los pies sobre la mesa, señaló a Hondou con su clásica actitud importante—. No recibimos ningún punto porque estamos en la clase D.

— ¿Qué? Qué se supone que significa eso. Dijeron que recibiríamos 100 000 puntos cada mes.

— No recuerdo haber oído eso. ¿Cierto?

Sonriendo, Koenji se volvió y apuntó con el dedo hacia Chiyabashira-sensei.

— Su actitud tiene algunos problemas, pero lo que Koenji está diciendo va por el camino correcto. No mucha gente parece haber notado mi pista. Qué triste.

El aula estalló en alboroto y confusión.

— Sensei, ¿puedo hacer una pregunta? Aun no lo entiendo.

Hirata alzó la mano. En lugar de preocuparse por sus propios puntos, parece que está preguntando para ayudar a los estudiantes preocupados en el aula. Como se esperaba del líder de la clase. Está tomando la iniciativa otra vez.

— Por favor, dígame por qué no obtuvimos puntos. Si eso no es posible, nunca entenderemos.

Después de todo, nunca nos dieron la razón de por qué no nos dieron puntos.

— Un total de 98 faltas y retardos. 391 incidentes de hablar o usar teléfonos celulares en clase. Yo conté cada infracción. En esta escuela, el rendimiento de su clase se refleja en la cantidad de puntos recibidos. Como resultado de su comportamiento, los 100 000 puntos que podrían haber conseguido se fueron por el desagüe. Eso es todo lo que pasó.


— Les expliqué todo esto el día de la ceremonia de entrada. Que esta escuela mide las habilidades de sus estudiantes. Esta vez, ustedes fueron estimados con un valor de cero. No hay nada más que eso.

Chiyabashira-sensei hablaba mecánicamente, sin ninguna expresión. Mis dudas iniciales después de venir a esta escuela finalmente fueron contestadas. De la peor manera posible, no obstante respondidas.

En otras palabras, a pesar de que nos dieron una gran ventaja de 100 000 puntos al principio, nuestra clase D perdió todo en un solo mes.

Escuché el sonido de un lápiz sobre el papel. Horikita trataba de comprender con calma la situación mientras anotaba el número de ausencias, retrasos e infracciones por hablar durante la clase.

— Chiyabashira-sensei, no recuerdo haber escuchado nunca esa explicación antes.

— ¿Qué? ¿Son personas incapaces de entender sin explicaciones?

— Naturalmente. No se mencionó la reducción de puntos transferidos al principio de cada mes. Si se hubiera explicado antes, estoy seguro de que habríamos intentado no llegar tarde y no hablar durante la clase.

— Un argumento interesante, Hirata. Tampoco recuerdo haber explicado las reglas sobre los puntos recibidos al principio de cada mes. Sin embargo, ¿no han aprendido a no hablar en clase y a llegar a tiempo desde la primaria?

— Eso es…

— Estoy segura de que han aprendido en los 9 años de educación obligatoria, siempre les han dicho que esas cosas están mal vistas. Hablar en clase y llegar tarde es malo. ¿Además, dijiste que no lo entendían porque no lo expliqué? Esa excusa no es válida. Si se comportaran como un estudiante debe, sus puntos no se hubieran reducido a 0. Es su responsabilidad.

Sin espacio para debatir, su argumento era completamente sólido. Ya que todo el mundo sabe lo que es el buen y mal comportamiento.

— Después de convertirse en estudiantes de primer año de preparatoria, ¿de verdad creían que recibirían 100 000 puntos cada mes sin restricciones? ¿En esta escuela creada por el gobierno japonés para entrenar a personas excelentes? Eso es imposible, usen su sentido común. ¿Por qué dejar las dudas como dudas?

Aunque Hirata parecía frustrado por su argumento, se recuperó e inmediatamente la miró a los ojos.

— Bueno, entonces, ¿puede al menos decirnos los detalles sobre cómo los puntos se incrementan o disminuyen? Trataremos de hacer nuestro mejor esfuerzo a partir de ahora.

— Eso no es posible. No se nos permite divulgar los detalles de cómo evaluamos el mérito de los estudiantes. Es lo mismo que el mundo real. Cuando todos ustedes entren a la sociedad y encuentren trabajo en algún tipo de negocio, probablemente no les dirán cómo son evaluados, eso depende de la compañía. Sin embargo... no estoy tratando de ser fría, ni los odio chicos. Este es un espectáculo tan lamentable que voy a decirles a todos una cosa—. Por primera vez hoy, vi una leve sonrisa en el rostro de Chiyabashira-sensei—. Digamos que todo el mundo dejó de llegar tarde y dejó de hablar en clase... su deducción sería cero, pero eso no significa que obtendrán más puntos.

En otras palabras, la asignación del próximo mes también será 0 puntos.

No llegar tarde o no hablar con la clase no ayudará a regresar del fondo.

— Ténganlo en cuenta, les ayudará.

— Ughh.

El rostro de Hirata se volvió aún más oscuro. Una parte de la clase todavía no entendía; su explicación tuvo el efecto contrario. Los estudiantes que querían cambiar su mal comportamiento estaban desalentados. Ese es el objetivo de Chiyabashira-sensei; no, de la escuela.

La campana sonó, señalando el final de la clase.

— Parece que tuvimos demasiada charla. Espero que lo hayan entendido. De todos modos, vamos a pasar a la cuestión principal.

Extendió el cartel blanco que estaba enrollado en el tubo. Tomando un imán, lo colgó en la pizarra. Los estudiantes miraron el papel, todavía confundidos.

— ¿Son estos... los resultados de cada clase?

Horikita trató de explicar el papel, aunque solo estaba medio segura. Tal vez sea cierto.

Las clases A a D se enumeran en el papel, con números justo a su lado.

Nuestra clase D con 0. Clase C con 490. Clase B con 650. Y la clase A tenía el número más alto con 940. Supongo que 1000 puntos significarían 100 000 yenes. Todas las clases perdieron puntos de alguna manera.

— Oye, ¿no crees que esto es extraño?

— Sí... los números son demasiado limpios.

Horikita y yo notamos que había algo extraño en los puntos.

— Durante el primer mes, todos ustedes han estado haciendo lo que les place. Ahora, la escuela no está diciendo que esto está prohibido. Sus acciones, como hablar durante la clase y llegar tarde, sólo afectan el número de puntos que obtienen. Lo mismo ocurre con el uso de puntos. Tienen la libertad de usarlos como quieran. No hemos restringido cómo usan sus puntos.

— ¡Esto no es justo! ¡No podemos llevar una vida escolar normal así!

Ike, que se había quedado quieto hasta ahora, gritó.

Yamauchi también gritaba en agonía. Ese tipo ya usó todos sus puntos.

— Miren cuidadosamente, niños estúpidos. Todas las demás clases excepto la D obtuvieron algunos puntos. La cantidad de puntos que ustedes tienen aún debe ser suficiente para durar un mes.

— ¿Por qué las otras clases tienen puntos? Es extraño.

— Te lo diré, pero no es como si existiera una especie de fraude. En el mes pasado, todas las clases fueron juzgadas por las mismas reglas. Sin embargo, no perdieron tantos puntos como ustedes. Es un hecho.

— ¿Cómo... cómo hay tanta diferencia de puntos entre las clases?

Hirata también notó algo extraño sobre los números. Las diferencias en los puntos eran demasiado netas.

— ¿Finalmente lo entendieron? ¿Por qué los pusieron en la clase D?

— ¿La razón por la que fuimos puestos en clase D? ¿No es eso porque fuimos adecuados para esta escuela?

— ¿Eh? Así es como funciona en las clases ordinarias, ¿sabes?

Todos intercambiaron miradas.

— En esta escuela, todos los estudiantes se dividen en clases por mérito. Los mejores estudiantes son puestos en la clase A. Lo peor en la clase D. Bueno, es un sistema que se encuentra en las principales escuelas de cursos intensivos. En otras palabras, la clase D es la acumulación de las sobras. Eso también significa que son los peores estudiantes, los productos defectuosos de esta escuela. Este realmente es un resultado digno de estudiantes defectuosos.

El rostro de Horikita se puso rígido. Parece que la razón detrás de la división de clases realmente la sorprendió.

Ciertamente, es mejor poner gente inteligente con otras personas inteligentes, y gente incapaz con otras personas incapaces. Si pones mandarinas podridas con mandarinas buenas, las mandarinas buenas se pudren más rápido. Es inevitable que la superior Horikita esté en estado de shock con este tipo de división.

Sin embargo, es probable que haya estado bien que me pusieran aquí. Sólo hay un camino que recorrer y eso es todo.

— Esta clase D es la primera en perder todos sus puntos en el primer mes. Por el contrario, les aplaudo por vivir tan lujosamente hasta ahora. ¡Qué encomiable!— El aplauso antinatural de Chiyabashira-sensei resonó en el aula. 

— Después de llegar a cero puntos, ¿significa que nos quedaremos en cero puntos para siempre?

— Sí. Sus puntos se mantendrán en 0 hasta la graduación. Sin embargo, estén tranquilos, ya que pueden utilizar los dormitorios, y hay comidas gratuitas en la cafetería. No morirán.

Aunque una vida estudiantil con sólo lo mínimo es posible, a muchos de los estudiantes probablemente no le gustará. Después de todo, vivieron sus vidas este mes mientras se daban cada lujo posible. De repente, tener que vivir una vida con autocontrol se ve muy difícil para muchos de los estudiantes.

— ¿Ahora vamos a ser objeto de burla de las otras clases?

Sudou dio una patada a su pupitre. Después de saber que las clases están divididas por mérito, probablemente todos se burlarán de la clase D como el grupo de idiotas. No es irrazonable perder la esperanza.

— ¿Qué, aún te aferras a tu orgullo, Sudou? Entonces haz tu mejor esfuerzo y trata de convertir a la peor clase en la mejor.

— ¿Huh?

— Estos puntos de clase no sólo están vinculados a la cantidad de dinero que reciben cada mes. También es indicativo del rango de la clase.

Así que, en otras palabras... si, por ejemplo, la clase D se hubiera mantenido en 500 puntos, hubiera ascendido a la clase C. Esto es realmente como una evaluación de una empresa.

— De acuerdo, tengo otra mala noticia que tengo que decirles.

Puso otra hoja de papel en la pizarra. Los nombres de todos los compañeros de clase fueron listados. Junto al nombre de todos estaba un número.

— Al mirar estos números, llegué a entender que hay muchos idiotas en esta clase—. Miró a los estudiantes mientras sus tacones chocaban contra el suelo—. Estas son las puntuaciones de la prueba hace unos días. Sensei estaba feliz después de ver su maravillosa actuación. En serio, ¿qué diablos estudiaron en la secundaria? 

A excepción de los mejores estudiantes de la clase, casi todos se quedaron por debajo de 60. Ignorando la magnífica puntuación de Sudou de 14 puntos, la más baja fue la puntuación de Ike de 24. La puntuación media fue de 65.

— Si esta prueba fuera registrada, siete de ustedes tendrían que abandonar la escuela. Lo bueno es que no lo fue, ¿verdad?

— ¿A-abandonar? ¿Qué quiere decir?

— ¿Por qué, no lo he explicado? Si obtienes una calificación reprobatoria en un examen parcial o un examen final en cualquier asignatura, debes abandonar la escuela. En esta prueba, serían todos los que obtuvieron por debajo de 32. Vaya, ustedes son realmente tontos y estúpidos.

— ¿¡Queeeeeeeeeeeeeeeeé!?

Las siete personas que fallaron, o en otras palabras, Ike y su grupo, dejaron escapar una voz sorprendida.

En el papel, había una línea roja que separaba el resto de la clase y a las siete personas, la más alta de las cuales era Kikuchi con una puntuación de 31 puntos. En otras palabras, todos después de que Kikuchi fallaron.

— ¡No jodas conmigo Sae-chan-sensei! ¡No hagas bromas sobre dejar la escuela!

— Yo también estoy sin palabras. Son las reglas de la escuela, así que prepárate para lo peor.

— Como dijo la maestra, parece haber muchos tontos aquí.

Mientras pulía sus uñas con los pies sobre el escritorio, Koenji tenía una sonrisa satisfecha en su rostro.

— ¿¡Qué es eso, Koenji? ¡Tu calificación también están en el rojo!

— Ja. ¿Dónde están tus ojos mirando, muchacho? Mira cuidadosamente.

— ¿H-huh? Oye, el nombre de Koenji es... ¿eh?

Escudriñando desde abajo, sus ojos llegaron gradualmente a la cima. Y entonces... finalmente vio el nombre Koenji Rokusuke.

Para su incredulidad, Koenji había empatado la puntuación más alta en la clase. 90 puntos. Eso significa que fue capaz de resolver uno de los problemas más difíciles.

— ¡Nunca pensé que Sudou sería un personaje estúpido como yo!

Ike dijo en voz alta con sarcasmo en su tono.

— Ah, y una cosa más. Esta escuela, que está bajo el control del país, cuenta con un alto porcentaje de alumnos que van a la educación superior y una alta tasa de empleo. Eso es un hecho bien conocido. Lo más probable es que muchas personas en esta clase pasen a la universidad o busquen trabajo en una empresa.

Eso es obvio. Como ella dijo, esta escuela tiene la tasa de aceptación de empleo y aceptación a la universidad más alta. Hay rumores de que si se gradúan exitosamente de esta escuela, será mucho más fácil de unirse a una universidad o una empresa normalmente difícil. Otros rumores dicen que graduarse de esta escuela es como recibir una recomendación para ser admitido en la Universidad de Tokio.

— Pero... las cosas no son tan fáciles en el mundo. La gente como ustedes, que son de un nivel muy bajo, probablemente tendrán problemas para entrar en la universidad o conseguir un trabajo.

Las palabras de Chiyabashira-sensei resonaron en el aula.

— En otras palabras, para hacer realidad nuestros sueños de conseguir un trabajo o entrar en la universidad, sobrepasar la clase C es probablemente lo mínimo.

— Eso también es un poco incorrecto, Hirata. No hay manera de lograr tus sueños excepto si superan a la clase A. La escuela no garantiza nada para todos los demás estudiantes.

— ¡E-eso es... eso es algo de lo que nunca oí hablar! ¡Esto es absurdo!

Yukimura, que llevaba gafas, se puso de pie. Él era la persona que igualó la calificación de Koenji.

— Qué vergonzoso. No hay nada tan lamentable como los niños que hacen alboroto y se asustan.

Como si sintiera algo de las palabras de Yukimura, Koenji soltó un suspiro. 

— Koenji, ¿no tienes ningún resentimiento por estar en clase D?

— ¿Resentimiento? ¿Por qué sentiría resentimiento? No entiendo.

— Porque nos han dicho que nuestra clase es la acumulación de las sobras, ¡y que nuestras posibilidades de entrar en la educación superior o conseguir un trabajo son pequeñas!

— Fu. Eso es una tontería. Ni siquiera puedo responder a esa total estupidez—. Koenji no dejó de pulirse las uñas. Ni siquiera se enfrentó a Yukimura mientras hablaba—. Esta escuela no ha visto todavía todo mi potencial. Me valoro, respeto y considero mucho más que cualquier otra persona. Incluso si la escuela me pone en clase la D, no significa nada para mí. Si, por ejemplo, tengo que dejar la escuela, está bien. Después de todo, es la escuela la que volverá arrastrándose por mí.

Suena como algo que Koenji diría. ¿Es masculinidad o es presunción? Ciertamente, si no te importa la clasificación de la escuela, no importa en absoluto. Teniendo en cuenta su alto intelecto y capacidad física, es difícil pensar que los estudiantes de la clase A son todos mejores que Koenji. O tal vez fue asignado a la clase D por su personalidad.

— Sin embargo, no estoy buscando ir a la universidad o encontrar trabajo en algún lugar después de graduarme. Se ha decidido que voy a dirigir el Conglomerado Koenji en el futuro. No importa si estoy en la clase A o la clase D. 

Para alguien cuyo futuro ha sido garantizado, ciertamente no hay necesidad de preocuparse por la clase.

Sin palabras para replicar, Yukimura volvió a sentarse.

— Parece que su estado de ánimo feliz se ha amortiguado. Si hubieran entendido el difícil ambiente en que se les puso desde el principio, no tendríamos necesidad de esta clase tan larga. El examen parcial es en tres semanas, así que por favor eviten ser echados de la escuela. Estoy segura de que todos aquí pueden sobrevivir sin tener calificaciones reprobatorias. Si es posible, desafíen su situación con el comportamiento apropiado de una persona capaz.

Cerrando la puerta para enfatizar, Chiyabashira-sensei salió del aula.

Los estudiantes con calificaciones rojas se quedaron atónitos. Incluso el normalmente orgulloso Sudou bajó la cabeza avergonzado.




1

— ¿Qué voy a hacer sin más puntos?

— Usé el resto de mis puntos ayer.

Después de que Chiyabashira-sensei salió del salón, el aula entera estaba alborotada.

— Más que los puntos, este es un problema con la clase. ¿¡Por qué me pusieron en la clase D!?

Yukimura expresó frustración. Había gotas de sudor en su frente.

— Espera, ¿eso significa que no podremos ir a la universidad que queremos ir? Entonces, ¿en primer lugar para qué vine a esta escuela? Me pregunto si Sae-chan-sensei me odia.

Ninguno de los estudiantes puede ocultar su confusión.

— Entiendo que todo el mundo está entrando en pánico en este momento, pero cálmense.

Hirata tomó el control de la clase, tratando de calmar la sensación de crisis inminente.

— ¿Cómo podemos calmarnos en esta situación? ¿¡No estás frustrado de que somos la clase de las sobras!?

— Aunque dijera que lo estoy, ¿no es mejor trabajar juntos para salir de esta situación?

— ¿Salir de esta situación? ¡En primer lugar, ni siquiera estoy de acuerdo con esta jerarquía de clases!

— Comprendo perfectamente sus sentimientos. Sin embargo, no sirve de nada sentarse aquí y quejarse de ello.

— ¿¡Qué!?

Yukimura se acercó a Hirata y lo agarró por el cuello.

— Cálmense, ustedes dos. ¿Okay? Seguramente, Sensei debió explicarnos con severidad para animarnos, ¿verdad?

Kushida habló. Los separó y suavemente tomó el puño cerrado de Yukimura en su mano. Yukimura, como era de esperar, trató de no lastimar a Kushida e involuntariamente dio un paso atrás.

— Además, sólo ha pasado un mes desde que empezó la escuela. Como dijo Hirata-kun, creo que es mejor para todos nosotros perseverar en esta situación. ¿Creen que estoy equivocada?

— N-no, eso es... ciertamente, no creo que lo que Kushida dijo está mal, pero...

La ira de Yukimura ya había desaparecido. Kushida sinceramente miró a todos en la clase D, deseando su cooperación.

— Es verdad. No debemos ser impacientes. No hay necesidad de que Yukimura y Hirata peleen.

— Lo siento. Perdí mi compostura un poco.

— Está bien. Debería haber elegido más cuidadosamente mis palabras.

Con la ayuda de Kushida Kikyou, la pelea se resolvió de buena manera.

Saqué mi teléfono y tomé una foto de los puntos de clase. Viendo mis acciones, Horikita me miró con una expresión curiosa.

— ¿Qué estás haciendo?

— Todavía no he podido averiguar los detalles detrás de los puntos. ¿No has tomado también algunas notas?

Si puedo calcular el número exacto de deducciones por llegar tarde y hablar en clase, probablemente podamos llegar a algunas contramedidas.

— ¿No será difícil calcular los números con tan poca información? Además, incluso si logras algo, no creo que ayude a resolver este problema. Simplemente hablando, todo el mundo llega siempre tarde y habla demasiado durante la clase.

Como dijo Horikita, es difícil llegar a una conclusión con esta cantidad de información. Parece extrañamente impaciente; su habitual actitud calmada parece estar ausente.

— ¿También estás en esta escuela para entrar a la universidad?

— ¿Por qué preguntas eso?

— Es sólo que cuando habló de la diferencia entre la clase A y D, parecías realmente sorprendida.

— Esa fue más o menos la reacción de todos en la clase, ¿no? A pesar de que nos dieron una explicación el primer día de escuela, no puedo entender este nuevo desarrollo.

Bueno, eso es razonable. Las personas en las clases B y C probablemente están murmurando descontentos igual que nosotros. Cualquier otra clase que no sea la clase A es tratada como sobras por la escuela. Tratar de aumentar nuestro rango de clase parece ser el mejor curso de acción.

— Creo que antes de pensar en la clase A o en la clase D, deberíamos trabajar para garantizar algunos puntos.

— Los puntos son sólo un subproducto de nuestros esfuerzos en clase. No tener ningún punto no obstaculizará nuestra vida escolar. Después de todo, esta escuela ofrece todo de forma gratuita.

Incluso si piensas eso, es un alivio para los que perdieron todos sus puntos.

— No obstaculizará nuestra vida escolar, eh...

No es un problema para vivir al mínimo. Sin embargo, hay un montón de cosas que sólo se pueden obtener con puntos. Por ejemplo, ocio y entretenimiento. No tener ningún medio de entretenimiento probablemente sólo nos hará daño en el futuro...

— El mes pasado, ¿cuántos puntos utilizaste Ayanokouji-kun?

— ¿Hmm? Oh, cuántos puntos usé. Utilicé unos 20 000 puntos.

Los estudiantes que gastaron todos sus puntos estaban en problemas. Como Yamauchi, que había estado aterrado durante algún tiempo.

Ike también gastó todos sus puntos.

— Aunque creo que es desafortunado, están pagando por sus errores.

Ciertamente, usar 100 000 puntos en un mes es un pequeño problema.

— Fuimos atraídos por el encanto de los puntos el primer mes.

100 000 puntos al mes. Aunque pensamos que era demasiado bueno para ser verdad, todos celebraban.

— Chicos, una vez que las clases comiencen, le pido a todo el mundo que preste atención adecuadamente. Especialmente tú, Sudou-kun.

Hirata atrajo la atención de la ruidosa aula al levantarse en el estrado.

— Tch, ¿qué pasa?

— Este mes, no obtuvimos puntos. Este es un problema que afectará enormemente nuestra futura vida estudiantil. No podemos seguir así y graduarnos con 0 puntos, ¿no?

— ¡Definitivamente no!

Una chica gritó ante las palabras de Hirata. Éste asintió con la cabeza.

— Claro que no. Por lo tanto, no tenemos otra opción que tratar de obtener algunos puntos el próximo mes. Es por eso que todos en clase tenemos que trabajar juntos para solucionar nuestro problema. Debemos evitar llegar tarde y hablar durante la clase. Naturalmente, también se prohíbe el uso de teléfonos celulares durante las clases.

— ¿Por qué tenemos que escucharte? Los puntos permanecen constantes, no hay razón para detenerse.

— Sin embargo, si seguimos llegando tarde y hablando durante clase, nuestros puntos no aumentarán. No podemos bajar más de 0 puntos, todavía cuenta como negativo.

— No lo entiendo, aunque trabajemos duro durante la clase no es como si subirán nuestros puntos.

Sintiéndose insatisfecho, Sudou resopló y cruzó los brazos, advirtiendo los sentimientos de Sudou, Kushida habló.

— ¿La escuela no dijo que no llegar tarde y no hablar durante la clase debería ser una mentalidad obvia?

— Si, también pienso igual que Kushida-san, es natural.

— Esa es una explicación para su conveniencia. Hablen después de averiguar cómo aumentar nuestros puntos.

— No creo que haya nada malo en lo que dice Sudou-kun. Lo siento por hacerte sentir incómodo—. Hirata inclinó la cabeza hacia el descontento Sudou—. No obstante Sudou-kun, es un hecho que si no cooperamos, nuestros puntos nunca aumentarán.

— No importa lo que hagas. No me involucres. ¿Entiendes?

Como si se sintiera incómodo al permanecer en el aula, Sudou salió del salón.

¿Se ha ido sólo hasta que comience la clase o nunca volverá?

— Sudou-kun realmente no puede leer el ambiente. Es el que más tarde llega. Incluso sin Sudou-kun ¿Podemos obtener algunos puntos?

— Sí... es lo peor. ¿Por qué está en la misma clase que nosotros?

Bueno, todo el mundo estaba pasando el mejor momento de su vida hasta esta mañana. No había nadie quejándose de Sudou entonces.

Al bajar del podio, Hirata caminó hacia el frente del salón.

— Horikita-san y Ayanokouji-kun, ¿tienen tiempo después? Cuando termine la escuela, quiero hablar sobre cómo podemos aumentar nuestros puntos. Quiero que ustedes participen. ¿Pueden?

— ¿Por qué nosotros?

— Quiero escuchar los pensamientos de todos. Sin embargo, incluso si pido que todos hablen, creo que más de la mitad no escuchará en serio.

Así que por eso pensó preguntarnos a nosotros dos en particular. No creo que podamos dar ideas útiles, pero supongo que está bien participar. Aunque pensaba eso-

— Lo siento, pero ¿puedes preguntarle a alguien más? No soy muy buena para discutir cosas.

— No estás obligada a decir nada en particular. Es suficiente con estar allí.

— Lo siento, pero no tengo intención de ir a una reunión por una razón inútil.

— Creo que esta es nuestra primera prueba como una clase unida. Así que-

— Ya me he negado. No voy a participar.

Palabras tranquilas pero fuertes. A pesar de considerar el punto de vista de Hirata, Horikita lo rechazó de nuevo.

— Con que es así. Lo siento... si cambias de opinión, por favor participa.

Horikita ya dejaba de prestar atención a Hirata, que había renunciado.

— ¿Y tú, Ayanokouji-kun?

Honestamente, pensé que sería bueno participar. Después de todo, la mayoría de la clase probablemente lo haría.

Sin embargo, si Horikita era la única que no participaba, probablemente recibiría el mismo tratamiento que Sudou.

— Ah... voy a pasar. Lo siento.

— No, yo soy el que debería sentirlo, sin embargo si cambias de opinión, siéntete libre de unirte.

Hirata probablemente entendió lo que estaba pensando. No lo rechacé con contundencia como lo hizo Horikita.

Ahora que la discusión había terminado, Horikita comenzó a prepararse para la siguiente clase.

— Wow, Hirata es bastante notable. Fue capaz de poner a todos en acción. No es raro sentirse deprimido por la situación.

— Esa es una manera de verlo. Si eres bueno en resolver problemas con discusiones, no habrá ninguna dificultad. Sin embargo, si un estudiante que no es muy inteligente trata de mantener una discusión, probablemente se haga un alboroto. Además, no puedo aceptar la situación ahora mismo.

— ¿Aceptar la situación? ¿Qué quieres decir con eso?

Horikita, sin responder a mi pregunta, no dijo nada más.




2

Fue cuando terminó la escuela. Hirata estaba en el podio, usando la pizarra para prepararse para la discusión.

Debido al carisma de Hirata, parece que todos aparecieron excepto Horikita y Sudou. Esos dos ya salieron del aula. Antes de que comience la discusión, también debo dejar el salón.

— Ayanokouji~

Desde debajo del escritorio, Yamauchi asomó la cara, todavía parecía muerto.

— ¿¡Qué demonios!? ¿Qué ocurre?

— Compra esto por 20 000 puntos~. No puedo comprar nada porque no tengo puntos~.

Yamauchi dejó la consola de juegos con la que estaba jugando el otro día. No me metas en tus problemas.

— Si me vendes esa cosa, ¿con quién jugaría?

— Cómo debería saberlo. Está bien, ¿verdad? Es un buen trato.

— Lo compraré si bajas el precio a 1000 puntos.

— ¡Ayanoukouji~! No tengo a nadie más en quien confiar~.

— ¿Por qué sólo yo? ... no puedo dar lo que no tengo.

Yamauchi me miró con ojos llorosos, pero desvié los ojos porque me sentía mal.

Se dio cuenta de que pedirme puntos no iba a funcionar, así que cambió a otro objetivo.

— ¡Hasebe! ¡Tengo un favor que pedir a mi mejor amigo! ¡Compra esta consola por 22.000 puntos!

Parece que está tratando de que Hasebe lo compre ahora. Además, aumentó descaradamente el precio.

— Debe ser difícil para todos los que han agotado sus puntos.

Dijo Kushida mientras observaba el intercambio entre Yamauchi y Hasebe.

— Kushida, ¿estás bien de puntos? Después de todo, las chicas tienen muchas necesidades.

— Hmm, bueno, por ahora. He usado la mitad de mis puntos. Usé demasiados puntos este primer mes, así que será difícil controlarme. Ayanokouji-kun, ¿qué hay de ti?

— Ciertamente es difícil para alguien que es popular vivir una vida escolar sin gastar dinero. Prácticamente no he utilizado ninguno de mis puntos. Tampoco tengo nada que necesite.

— ¿Eso es porque no tienes amigos?

— Oye.

— Jajaja, lo siento, lo siento. No quise ofenderte.

Kushida se disculpó conmigo mientras reía. Ella es tan linda cuando se ríe así.

— Um, ¿Kushida-san?

— Karuizawa-san, ¿qué pasa?

— Para ser honesta, usé todos mis puntos. Ya he recibido ayuda de las otras chicas de la clase, pero también pensé en preguntarle a Kushida-san. Somos amigas, ¿verdad? Sólo necesito unos 2 000 puntos.

Karuizawa pidió puntos a Kushida con una sonrisa falsa. Esto debe ser un rechazo instantáneo.

— Un, ok.

Grité “¿¡Ok!?” en mi mente, pero supongo que depende de la persona en cuanto a cómo deciden a sus amigos.

Sin vacilar en absoluto, Kushida decidió ayudar a Karuizawa.

— Gracias~. Los amigos son realmente útiles. Este es mi número. Bueno, entonces nos vemos más tarde~. Ah, Inogashira-san, para ser honesta, usé todos mis puntos~…

Moviéndose hacia su siguiente objetivo, Karuizawa se alejó de nosotros.

— ¿Estuvo bien? Tus puntos probablemente no volverán.

— No puedo rechazar a un amigo cuando viene a pedir ayuda. Karuizawa-san también tiene muchos amigos, así que probablemente sea difícil para ella sin demasiados puntos.

— Sin embargo, creo que haber utilizado los 100 000 puntos debe ser tu propio problema.

— Ah, pero ¿cómo puedo transferir mis puntos?

— Has recibido un trozo de papel de Karuizawa con un número, ¿verdad? Puedes transferir puntos usando tu teléfono celular.

— Wow, la escuela realmente pensó en todo para los estudiantes. Incluso crearon un sistema como éste para ayudar a gente como Karuizawa-san.

Ciertamente, es una ayuda para Karuizawa. Sin embargo, ¿era realmente necesario enviarle dinero? En su lugar, parece un montón de problemas.

— Ayanokouji-kun de la clase D. Chiyabashira-sensei te llama. Por favor, ven a la sala de profesores.

Después de un tintineo, una voz llegó por el altavoz.

— Parece que te llamó la profesora.

— Sí... Lo siento, Kushida. Me iré yendo.

Desde el primer día de escuela, no recuerdo haber hecho nada para que me llamaran. Sintiendo las pesadas miradas de los otros estudiantes, salí del salón.

Llegué a la sala de profesores y tímidamente abrí la puerta. Mirando alrededor de la habitación, no vi Chiyabashira-sensei por ninguna parte. Llamé a la maestra que estaba revisando su cara en el espejo.

— Um, ¿Chiyabashira-sensei está aquí?

— ¿Qué? ¿Sae-chan? Ella estuvo aquí hasta hace un momento.

La maestra que miraba hacia atrás tenía el cabello ondulado a la altura de los hombros daba una impresión de tipo adulto. Dijo el nombre de Chiyabashira-sensei como si fueran cercanas. También parecen cercanas en edad.

— Parece que tenía algo que hacer. ¿Quieres esperar dentro?

— No, espero en el pasillo.

No me siento cómodo en áreas como la sala de profesores. Ya que no quería atraer la atención, decidí quedarme en el pasillo. Tan pronto como pensé eso, la maestra salió al pasillo.

— Soy Hoshinomiya Chie, responsable de la clase B. He sido la mejor amiga de Sae desde la preparatoria. Somos lo suficientemente cercanas como para llamarnos Sae-chan y Chie-chan~.

Nunca había oído hablar de ella, pero parece una información inútil.

— Oye, ¿por qué te llamó Sae-chan aquí? Oye, oye, ¿por qué?

— Quién sabe. Yo tampoco sé la razón.

— No entiendo. ¿Fuiste llamado sin razón? Fuun? ¿Cuál es tu nombre?

Una avalancha de preguntas. Me examinó de arriba abajo.

— Mi nombre es Ayanokouji.

— ¿Ayanokouji-kun? ¿No es un nombre genial~? Eres popular, ¿verdad?

¿Qué es esta maestra demasiado casual? Ella está más cerca de un estudiante que de un profesor como Chiyabashira-sensei. Si se tratara de una escuela solo para chicos, probablemente capturaría los corazones de cada estudiante.

— Oye, oye ¿ya tienes novia?

— No... um, no soy muy popular.

Traté de parecer ofendido y herido, pero Hoshinomiya-sensei aun se acercaba asertivamente a mí. Con movimientos suaves, ella agarró mis hombros con sus esbeltas y hermosas manos.

— ¿Fuun? Eso es extraño, yo habría ido totalmente por ti si estuviéramos en la misma clase~. ¿Es porque eres demasiado inocente? ¿O eres tsuntsun?

Me acarició las mejillas con los dedos. No sabía qué decir. Si de repente lamiera sus dedos, probablemente se detendría, pero si se plantea en una reunión de personal, probablemente sería expulsado de inmediato.

— ¿Qué estás haciendo, Hoshinomiya?

De repente, Chiyabashira-sensei golpeó la cabeza de Hoshinomiya-sensei con una carpeta. Hoshinomiya-sensei se agachó, sosteniendo su cabeza adolorida.

— Oww. ¿Por qué hiciste eso?

— Porque estabas haciendo cosas extrañas con un estudiante.

— ¡Estoy hablando con él mientras esperaba a que volvieras!

— Déjalo en así. Perdón por hacerte esperar, Ayanokouji. Bueno, vamos a la sala de orientación.

— No, no esperé mucho. Además, la sala de orientación... ¿hice algo? Pensé que estaba viviendo una vida escolar sin sobresalir.

— Una buena respuesta. Ven conmigo.

Seguí Chiyabashira-sensei mientras pensaba “¿De qué se trata?”

De repente, Hoshinomiya-sensei se acercó a mí con una sonrisa. Cuando se dio cuenta, Chiyabashira-sensei se volvió y la miró como un demonio.

— Tú no, te quedas atrás.

— No lo digas tan fríamente. No es gran cosa si escucho también, ¿verdad? Además, Sae-chan no es el tipo de dar clases individuales, ¿cierto? Además, llevar Ayanokouji-kun a la sala de orientación así de repente... ¿tienes algún tipo de meta?

Respondiendo a la pregunta de Chiyabashira-sensei con una sonrisa, ella se puso detrás de mí y puso sus manos sobre mis hombros.

No podía ver el rostro de Hoshinomiya-sensei, pero comprendí que había electricidad en el aire.

— Por casualidad, Sae-chan, ¿estás buscando a un hombre más joven?

¿Un hombre más joven? ¿Qué quiere decir con eso?

— No digas cosas estúpidas. Eso es imposible.

— Fufu, desde luego. Es imposible para Sae-chan~.

Hoshinomiya-sensei continuaba siguiéndonos.

— ¿Cuánto tiempo nos seguirás? Este es un problema relativo a la clase D.

— ¿Eh? ¿No puedo ir contigo? ¿No está bien? Mira, yo también puedo dar consejos~.

Como Hoshinomiya-sensei nos siguió contra nuestra voluntad, una estudiante de repente se acercó a nosotros y nos bloqueó el camino.

Era una muchacha hermosa con el pelo rosado claro que nunca he visto antes.

— Hoshinomiya-sensei. ¿Tienes tiempo ahora mismo? El consejo estudiantil tiene asuntos que discutir.

Ella nos miró por un momento, pero volvió a enfrentarse a Hoshinomiya-sensei.

— Ves, ella te está buscando. Apúrate y ve.

Chiyabashira-sensei golpeó el trasero de Hoshinomiya-sensei con su carpeta.

— Mou~. Creo que se enojará si me quedo más tiempo, así que hasta luego, Ayanokouji-kun. Bueno, vamos a la sala de profesores, Ichinose-san.

Con eso, giró sobre sus talones y volvió a la sala de profesores con Ichinose.

Después de ver a Hoshinomiya-sensei, Chiyabashira-sensei se rascó ligeramente la cabeza y siguió caminando hacia la sala de orientación. Llegamos poco después, ya que estaba justo al lado de la sala de profesores.

— Entonces... ¿por qué me llamó?

— Umu, sobre eso... antes de que hable de eso, ven aquí.

Mientras miraba el reloj de la pared, abrió una puerta que estaba en la habitación. Puso una tetera encima de la estufa en la cocina de la oficina.

— Voy a hacer un poco de té verde. ¿Estás bien con el té verde tostado?

Tomé el recipiente con polvo de té verde tostado.

— No hagas nada extra. Entra silenciosamente. Hasta que yo diga que está bien regresar, quédate aquí tranquilamente. Si no lo haces, serás expulsado.

— ¿Qué? ¿Qué quiere decir-?

Sin darme una explicación, cerró la puerta de la cocina de la oficina. ¿Qué diablos está tratando de hacer? Me quedé quieto como ella me dijo, y en poco tiempo, oí el sonido de la puerta de la sala de orientación al abrirse.

— Aquí, entra. Bueno, ¿qué tienes que decirme? Horikita.

Parece que Horikita fue llamada a la sala de orientación.

— Le preguntaré francamente. ¿Por qué me pusieron en clase D?

— ¿Estás preguntando francamente?

— Hoy, dijo que las clases estaban divididas por superioridad. Y que la clase D era la colección más baja de las sobras.

— De hecho dije eso. Parece que te consideras una persona “superior”.

Me pregunto cómo responderá Horikita a eso. Apuesto a que ella se opondrá con confianza a sus palabras.

— Creo que he resuelto casi todos los problemas en el examen de ingreso, y no tuve grandes errores durante la entrevista. Por lo menos, no creo que debería estar en la clase D.

Mira, lo tengo perfectamente claro. Horikita es del tipo que piensa en ella como la mejor. Tampoco es consciente de sí misma, y ​​realmente cree que es superior a todos los demás. En los resultados del examen, Horikita empató en el primer lugar.

— Resolviste casi todos los problemas en el examen de ingreso, ¿verdad? Por lo general, no podemos mostrar los resultados del examen de ingreso, pero haré una excepción especial. De casualidad tengo tu hoja de respuestas aquí.

— Está bien preparada, ya veo. Parece que también sabía que vendría para protestar mi colocación.

— Soy una profesora. Por lo menos entiendo a los estudiantes hasta cierto punto. Horikita Suzune. Como pensabas, en el examen de ingreso, fuiste el tercer lugar entre los aspirantes a primer año. Tus puntuaciones estuvieron por detrás del primero y segundo por sólo un pequeño margen. Lo hiciste muy bien. No hubo problemas particulares que observaramos durante la entrevista tampoco. Más bien, estabas muy bien calificada.

— Muchas gracias. Entonces, ¿por qué?

— Antes de eso, ¿por qué estás insatisfecha con la clase D?

— No hay nadie que sería feliz cuando no son evaluados correctamente. Además, las diferencias entre las clases también afectan en gran medida las perspectivas futuras. Es natural que sea infeliz.

— ¿Correctamente evaluado? Hey hey, tu evaluación de ti misma es demasiado alta—. Chiyabashira-sensei rió, o más bien, se rió abiertamente de Horikita—. Reconozco que tu capacidad académica es alta. Definitivamente eres inteligente. Sin embargo, ¿quién decidió que las personas inteligentes eran las que entraban en las clases superiores? Nunca dijimos eso.

— Eso es... eso sólo es sentido común.

— ¿Sentido común? ¿No creó ese “sentido común” el Japón roto en el que vivimos ahora? De hecho, solíamos separar lo inferior de lo superior usando los resultados de las pruebas. Como resultado, la gente incompetente trató desesperadamente de compensar la diferencia para derrotar a la gente verdaderamente superior. Al final, condujo a un sistema de herencia.

El sistema de herencia significa que el estatus social, el honor y el trabajo son transmitidos y heredados.

Escuchando esas palabras, involuntariamente solté un gemido. Me duele el pecho.

— Ciertamente, tienes la capacidad de estudiar. No lo negaré. Sin embargo, la meta de esta escuela es producir gente excelente. Es un gran error pensar que serás asignada a una clase superior sólo por estudiar. Eso fue lo primero que les explicamos en la ceremonia de entrada. Además, piénsalo tranquilamente. ¿Crees que alguien como Sudou lo lograría si decidimos aceptarlo sólo por inteligencia?

— Uggh

A pesar de que esta es una de las mejores escuelas en Japón, aceptan estudiantes que están interesados ​​en otras áreas aparte de estudiar.

— También, es precipitado decir que no hay nadie que sería feliz cuando se le evalúa incorrectamente. La clase A, por ejemplo, recibe mucha presión de la escuela y mucha envidia de las clases bajas. Competir bajo una fuerte presión es más difícil de lo que piensas. Hay estudiantes que están bien con ser evaluados más bajo de lo que realmente son.

— Es una broma, ¿verdad? No puedo entender a ese tipo de gente.

— ¿De Verdad? Creo que hay algunos en la clase D. Estudiantes excéntricos que se quedan en una clase de bajo nivel con placer.

Parecía como si me estuviera hablando a través de la pared.

— Todavía no ha explicado claramente. ¿Es mi asignación en la clase D la verdad, y no hubo error en mi evaluación? Revise otra vez, por favor.

— Es una lástima, pero su colocación en la clase D no fue un error. Estás definitivamente en la clase D. Eres una estudiante solamente de ese nivel.

— Es así. Lo escucharé de la escuela en otro momento.

Parece que ella decidió que su profesora de clase no era la persona adecuada para preguntar, y no se dio por vencida.

— Obtendrás el mismo resultado si intentas hablar con alguien en una posición más alta. No hay necesidad de estar tan decepcionada. Como dije esta mañana, las clases pueden adelantarse y superarse unas a otras. Recuerda que existe la posibilidad de ascender a la clase A antes de la graduación.

— No parece un camino muy fácil. ¿Cómo la inmadura clase D obtendrá más puntos que la clase A? No importa cómo lo mire, es imposible.

Era la opinión honesta de Horikita. Esta vez hay una enorme diferencia de puntos.

— No lo sabría. Es tu decisión si quieres o no dirigirte a ese camino imprudente. Por casualidad, ¿tienes una razón especial del por qué tienes que estar en clase A?

— Eso es... me voy a disculpar por hoy. Sin embargo, por favor recuerde que todavía no lo entiendo.

— Está bien, lo recordaré.

Oí el sonido de una silla empujada. Parece que la discusión terminó.

— Cierto. Llamé a otra persona a la sala de orientación. Es una persona que también es relevante para ti.

— ¿Relevante para mí...? De ninguna manera ... Niisa-

— Sal, Ayanokouji.

No me llame en tan mal momento. De acuerdo, no saldré.

— Si no sales, serás expulsado.

C-cruel. No debes usar injustamente la expulsión como arma.

— ¿Cuánto tiempo me harás esperar?

Mientras soltaba un suspiro, salí de la cocina de la oficina y entré en la sala de orientación. Naturalmente, Horikita se sorprendió.

— ¿Estabas... escuchándonos?

— ¿Escuchando? Sé que ustedes estaban hablando de algo, pero no oí nada. Las paredes son muy gruesas.

— Eso no es cierto. Puedes oír todo claramente desde esa cocina.

Por alguna razón, parece que Chiyabashira-sensei quería arrastrarme a la habitación.

— Sensei, ¿por qué haría eso?

Horikita inmediatamente se dio cuenta de que se trataba de un montaje. La ira estaba clara en su rostro.

— Porque decidí que era necesario. Bueno, entonces Ayanokouji, te diré la razón por la que te llamé.

Chiyabashira-sensei no le dio importancia a la pregunta de Horikita y volvió su atención hacia mí.

— Disculpe, entonces.

— Espera Horikita. Es mejor que escuches hasta el final. Esto será una pista de cómo puedes llegar hasta la clase A.

Horikita se detuvo en seco y se sentó en su silla.

— Por favor, hágalo breve.

Mirando hacia abajo a su carpeta, Chiyabashira-sensei se echó a reír.

— Eres un estudiante interesante, Ayanokouji.

— No soy interesante en absoluto, no tan interesante como Chiyabashira que tiene un apellido extraño.

— ¿Quieres postrarte frente a todos los Chiyabashira-san del país? ¿Hmm?

— No, incluso si buscara por todo el país a otros Chiyabashira, probablemente no habría nadie más que usted.

— Después de los resultados de tu examen de admisión, estaba pensando en los posibles métodos de enseñanza individual, pero después de ver los resultados de tu prueba, mi interés se despertó. Al principio me sorprendí—. Una familiar hoja de respuestas del examen de ingreso estaba en la carpeta—. 50 puntos en japonés, 50 puntos en matemáticas, 50 puntos en inglés, 50 puntos en historia, 50 puntos en ciencias... y el resultado de la prueba más reciente fue también de 50 puntos. ¿Sabes qué significa esto?

Sorprendida, Horikita miró mi formulario de prueba y luego me dirigió una mirada.

— Que coincidencia tan espantosa.

— ¿Hou? ¿Vas a afirmar que tus resultados son una coincidencia hasta el final? Es claramente intencional.

— Es una coincidencia. No tiene pruebas. De todos modos, ¿qué beneficio obtendría al manipular mis propios resultados? Si tuviera un cerebro que pudiera obtener altas calificaciones, apuntaría a obtener puntuaciones perfectas en todos los temas.

Mirándome fingir inocencia, dejó escapar un suspiro con una mirada asombrada.

— Honestamente, eres un estudiante muy raro. ¿Estás seguro? El problema de matemáticas # 5 fue resuelto solamente por el 3% de todos los estudiantes este año. Además, incluiste una fórmula compleja y la utilizaste sin problemas. Por otro lado, la tasa de respuesta correcta de # 10 fue del 76%. Cometiste un error ¿O es eso normal?

— No sé lo que es normal en este mundo. Es una coincidencia, una coincidencia.

— Maldición. Admiro tu actitud, pero te causará problemas en el futuro.

Pensaré en eso cuando tenga que hacerlo.

Chiyabashira-sensei envió a Horikita una mirada que decía: “¿Cómo estuvo?”

— ¿Por qué... finges que no entiendes?

— No, como dije, es una coincidencia. No es como si estuviera escondiendo que soy un genio o algo así.

— ¿Qué piensas? Podría ser más inteligente que tú, Horikita.

Horikita se estremeció visiblemente. Sensei, por favor no diga nada innecesario.

— No me gusta estudiar, ni quiero hacer lo mejor que puedo. Por eso obtengo ese tipo de puntajes.

— No se trata de los estudiantes que eligen esta escuela. Al igual que tú y Koenji, hay otros que están bien con la clase A o la clase D.

No es sólo esta escuela, incluso los maestros no son normales. Durante su conversación anterior, Chiyabashira-sensei pudo molestar a Horikita con sus palabras. Es como si tuvieran los "secretos" de todos los estudiantes.

— ¿Qué es? ¿Qué otras razones hay?

— ¿Quieres saberlo en detalle?

Noté que Chiyabashira-sensei tenía un brillo agudo en su ojo. De alguna manera, parece que está tratando de provocarla.

— No, me detendré aquí. Si sigo escuchando, creo que me volvería loca y destruiría todos los muebles aquí.

— Si lo haces, Ayanokouji será degradado a la clase E.

— ¿Hay una clase así?

— Ciertamente. Clase E significa expulsado. En otras palabras, abandonar la escuela. Bueno, la conversación termina aquí. Disfruta de tu vida estudiantil a partir de ahora.

Qué comentario tan sarcástico.

— También me iré. Es hora de que la reunión de profesores comience. Voy a cerrar esta habitación, así que salgamos.

Ella nos empujó a los dos fuera de la habitación. ¿Por qué Chiyabashira-sensei hizo que nos encontráramos? Ella no parece hacer acciones sin sentido.

— De cualquier modo... ¿volvemos?

Empecé a alejarme sin esperar que ella confirmara. Probablemente sea mejor para nosotros caminar por separado.

— Espera.

Horikita me llamó para que parara, pero seguí caminando. Si me alejo de ella hasta que lleguemos a los dormitorios, mi objetivo será un éxito.

— ¿Tu puntuación... realmente es una coincidencia?

— Ya dije que sí. ¿O tienes alguna evidencia de que lo estoy haciendo a propósito?

— No tengo ninguna evidencia, pero... Ayanokouji-kun, no entiendo. Evitas cosas molestas y no tienes ningún interés en la clase A.

— También tienes algunos pensamientos inusuales acerca de la clase A.

— ¿No debería? Estoy trabajando para que mis perspectivas futuras sean más ventajosas.

— No, es perfectamente natural.

— Ese ha sido mi objetivo desde que entré en esta escuela. En verdad, es un poco diferente. Ni siquiera estoy en la línea de salida.

Noté que Horikita aceleraba su paso y caminaba a mi lado.

— Entonces, ¿tu objetivo es la clase A?

— Primero, quiero encontrar la verdadera intención de la escuela. Por qué me pusieron en la clase D. Chiyabashira-sensei dijo que sólo fui juzgada como alguien apropiada para la clase D, así que... cuando lo averigüe, apuntaré a la clase A No, mi objetivo siempre es la clase A.

— Eso va a ser muy difícil. Tendrás que arreglar esos niños problemáticos. Los retrasos perpetuos de Sudou, hablar durante la clase y los resultados de las pruebas. Incluso si logras eso, sigue siendo ± 0.

— Eso ya lo sé. Todavía estoy esperando que mi colocación fuera un error de la escuela.

La anterior y desbordante confianza de Horikita se había convertido en ansiedad. ¿Realmente "ya lo sabes"?

La única conclusión que obtuve de la información de hoy es la palabra "desesperación". Si sigues las reglas básicas de la vida escolar, las disminuciones pueden ser evitadas hasta cierto punto. Sin embargo, lo crucial es que no sabemos cómo convertir las disminuciones en aumentos. La clase superior, clase A, todavía tenía una pequeña detracción de puntos.

Incluso si encontramos una manera de aumentar nuestros puntos de manera eficiente, las otras clases también encontraran una manera de hacer lo mismo.

Además, una vez que hay una enorme diferencia de puntos, es muy difícil ser competitivo entre las clases con tiempo limitado.

— Puedo entender tus pensamientos hasta cierto punto. Sin embargo, no creo que la escuela siga observando atentamente a los estudiantes. Entonces no tendría sentido competir.

— Ya veo, también puedes pensar de esa manera.

Leí que la escuela no permite que la clase A se escape en el primer mes de admisión. En otras palabras, Horikita creía que esta era nuestra oportunidad de hacer un gran aumento en puntos.

— ¿Estás pensando en ocuparte de esta situación con tus propias manos?

— Sí.

— Qué respuesta tan rápida.

Una mano apuñaló mis costados. Horikita me ignoró cuando hice una expresión dolorosa.

— Ay... entiendo tus sentimientos, pero no es un problema que puedas resolver por tu cuenta. Estoy hablando de Sudou. Incluso si mejoras, no hay nada que puedas hacer si el resto de la clase está en menos.

— No, es un poco diferente. Ciertamente, una persona no puede lograr nada por sí misma, pero si todos no ponen su propio esfuerzo, será un problema extraordinariamente difícil. A menos que todos lo hagan, ni siquiera podremos competir con las otras clases.

— ¿Entonces qué vas a hacer? Todo lo que has hecho es admitir que es un problema enorme.

— Hay 3 puntos clave que necesitamos arreglar para mejorar. Retardos y hablar durante la clase. Y luego asegurarse de que todo el mundo pasa el examen de mitad del trimestre.

— Los dos primeros probablemente se harán hasta cierto punto. Sin embargo, los exámenes…

La pequeña prueba de hace unos días tenía algún problema difícil, pero en general fue fácil. Hubo un montón de estudiantes que aun así fallaron en ese nivel, por lo que los exámenes parecen sombríos.

— También... quiero pedir la cooperación de Ayanokouji-kun.

— ¿Cooperación?— Horikita me miró con una expresión desagradable—. Rechazaste a Hirata esta mañana, así que me puedo negar por la misma razón, ¿verdad?

— ¿Quieres negarte?

— ¿Si dijera que ayudaría de buena gana?

— Nunca pensé que pudieras ir tan lejos como para decir que ayudarías de buena gana, pero tampoco creo que te niegues. Si realmente no quieres ayudar, entonces no lo pediría más. No se puede evitar si te niegas de la misma manera que lo hice. Bueno, ¿puedo esperar tu ayuda o no?

Si es posible, quiero recordar las palabras que ella usó para rechazar a Hirata antes... Sin embargo, no quiero rechazar bruscamente a alguien que está preguntando. No, no, mantén la calma. Si digo que voy a ayudar, probablemente voy a trabajar hasta la muerte hasta la graduación. Necesito tener un corazón como un demonio.

— Me niego.

— Creí que Ayanokouji-kun estaría de acuerdo en cooperar desde el principio. Te doy mi agradecimiento.

— ¡No dije eso! ¡Me he negado por completo!

— No, escuché la voz en tu mente. Dijiste que ayudarías.

De miedo, leyó mi mente.

— No creo que haya algo en lo que pueda ayudarte en particular.

Horikita es definitivamente una persona inteligente. No creo que haya necesidad de mis habilidades.

— No hay nada de qué preocuparse. No necesito tu cerebro. Deja los planes para mí, y tú puedes ser el músculo.

— ¿Qué? ¿Por qué debo ser el músculo?

— ¿No te preocupan los puntos de nuestra clase? Si sigues mis instrucciones, prometo hacer nuestros puntos positivos. Puedo garantizar eso.

— Estoy seguro de que tienes algún plan, pero puedes confiar en otras personas que no sean yo. Si haces amigos, puedes pedirles que ayuden.

— Es una lástima, pero aparte de ti no hay nadie más en la clase D que sea remotamente competente.

— No, no, hay mucha gente. Por ejemplo, Hirata. Un compañero como él tiene mucha influencia en la clase y es inteligente: es perfecto. Además, le preocupa que no tengas amigos.

Si te acercas a él, probablemente pronto se convertirán en buenos amigos.

— No es bueno. Incluso si tiene talento y habilidad, no puedo aceptarlo. Si hago una comparación, necesito una pieza de ajedrez. Lo que quiero ahora no es oro ni plata, sino más bien un peón.

¿Me estás llamando peón? ¿Es eso lo que me estás llamando?

— Un peón también puede usarse para ganar dinero.

— Una respuesta interesante, pero eres una persona que no haría mucho esfuerzo. ¿No has estado pensando, “Estoy bien con ser un peón, pero no quiero admitirlo?”

Ella disparó un tsukkomi en el acto. Si yo fuera una persona normal, mis sentimientos estarían heridos.

— Lo siento, pero no puedo ayudarte. No estoy preparado para esto.

— Bueno, puedes contactarme una vez que ordenes tus pensamientos. Esperaré hasta entonces.

Mis palabras no llegaron a Horikita.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario