Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 9 - Capítulo 1

LAS INTENCIONES DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO ESTUDIANTIL





A principios de febrero, después de que el campo de entrenamiento terminó y del regreso a la Advanced Nurturing High School. Sakayanagi Arisu de la clase A de primer año estaba en la sala del consejo estudiantil.



Colocando su sombrero favorito en el escritorio, se enfrentó al presidente del consejo estudiantil, Nagumo Miyabi, de la clase A de segundo año.

— La sala del consejo estudiantil se ha vuelto bastante llamativa. Es completamente diferente de como solía ser.

Para decirlo bien, es primitivo y apropiado.

Para decirlo de forma mezquina, se ha convertido en una sala extremadamente formal. Incluso los tapices se han cambiado y los accesorios que parecen pertenencias personales de Nagumo se han trasladado aquí al por mayor.

En vez de una habitación del consejo estudiantil, parecía más bien una habitación que existe por el bien de Nagumo.

Se han llevado a cabo renovaciones de este tipo.

Un lugar que existe casi como una especie de símbolo de su poder.

Esa es la impresión que Sakayanagi tenía de ella.

— ¿Por casualidad, Horikita-senpai te recomendó para el consejo estudiantil?

Ante la visita de Sakayanagi, que parecía no tener nada que ver con el consejo estudiantil, Nagumo planteó esa pregunta.

— Desafortunadamente, no soy apta para ese papel, así que no me invitaron a que lo hiciera.

— No tiene buen ojo para ese tipo de cosas. Tanto tú como Ryuuen. Tenemos muchos alumnos interesantes este año, ¿no?

— Entonces, ¿quizás quieras decir que eres diferente, nuevo presidente del consejo estudiantil?

Nagumo se rió levemente.

— Por supuesto que te daría la bienvenida. Pero entonces tendrías que ser de mi propiedad.


Respondiendo así, Nagumo acarició la cabeza del conejo de peluche que estaba cerca de él.

¿Es de él? ¿O tal vez es de una de las chicas que lo rodean?

Ser de su propiedad. En otras palabras, significa que no tiene interés en tomar prestado el talento de otros. Toma decisiones basándose sólo en la apariencia.

Podría haberlo pasado por alto, pero Sakayanagi atrevidamente eligió seguir ese tema.

— Me pregunto qué debería hacer para obtener tu sello de aprobación.

— Muéstrame una cantidad apropiada de talento. Es la única manera. En primer lugar, no es demasiado tarde para unirse al consejo estudiantil, ¿sabes? Ven a mi lado, Sakayanagi

— Ya veo —Sakayanagi sonrió, pero luego continuó inmediatamente—. No hagamos eso. Creo que sería un problema que hubiera dos líderes en una organización. Y lo más importante, los estudiantes mayores podrían ser humillados.

— Dos líderes, ¿eh?

Es como si Sakayanagi dijera que ella es igual a Nagumo si no es que superior a él a pesar de ser sólo de primer año.

Pero incluso después de escuchar eso, Nagumo no se enfadó. Al contrario, relajó sus mejillas aún más que antes y se rió.

Esta escuela no tiene ni un solo estudiante considerando hacer del consejo estudiantil su enemigo.

La mayoría de ellos se acurrucaría en el intento de llegar a la Clase A. O se asegurarían de no atraer su atención.

Pero tanto Sakayanagi como Ryuuen no se lo pensarían dos veces antes de hacer enemistad con cualquiera. Y tampoco mostraban piedad.

— No puedo decir que sea una sabia elección de estilo de vida.

Hay estudiantes que alaban a ese tipo de estudiantes con enemigos en todas partes, pero Nagumo no es uno de ellos.

Prefiere reconocer a aquellos que están dispuestos a tirar por la borda su orgullo a veces para hacer uso de su poder y lograr una meta.

Y con eso, el teléfono de Nagumo, que hasta ahora estaba encima del escritorio, vibró una vez. Las vibraciones continuaron unas cuantas veces después de eso a intervalos cortos.

— ¿Está bien?

— Estoy reservando tiempo para ti. No te preocupes por eso.

— La gente popular lo tiene difícil, ¿no? Seguramente siempre recibes llamadas así sin fallar.

— Si lo entiendes, ¿por qué no nos ponemos manos a la obra? Si no quieres unirte al consejo estudiantil, ¿qué asuntos tienes conmigo al punto que me hagas vaciar la habitación? Lo siento, pero después de esto, otra “de primer año” va a hacerme una visita. Ya ha concertado una cita conmigo, así que no puedo dedicarte mucho tiempo.

— ¿Es eso cierto? Entonces supongo que será mejor que me ponga a ello.

Nagumo dijo intencionadamente que era alguien “de primer año” para Sakayanagi, pero no hubo ningún cambio en su expresión.

Pero Nagumo concluyó que, por el contrario, significaba que estaba interesada.

— Vine aquí hoy para pedirte un favor. Se trata de un miembro del consejo estudiantil, Ichinose Honami-san de la clase B de primer año. Pronto lanzaré un ataque contra ella. Puede que se ponga algo tormentoso una vez que eso suceda.

— Ya he escuchado eso antes. ¿Y bien?

Nagumo la instó a continuar. Esto es algo que Nagumo escuchó de Sakayanagi durante su anterior reunión a solas.

Por supuesto, no hay mucha gente consciente de este hecho.

— Es la única de primer año en el consejo estudiantil. En otras palabras, se podría decir que está prevista para convertirse en la futura presidenta del consejo estudiantil.

— Asumiendo que ninguno de los otros estudiantes de primer año sea aceptado en el consejo estudiantil y que no haya ningún talento sobresaliente entre los estudiantes de primer año entrantes.

— Sí, tienes razón.

En otras palabras, la derrota de Ichinose es también la derrota del consejo estudiantil y de Nagumo.

— Como agradecimiento por lo del otro día, pensé en informarte de ello con anticipación. En el peor de los casos, Ichinose Honami-san puede ser expulsada, así que debo pedirte que tengas paciencia.

Sakayanagi declaró que sin mostrar ningún miedo a Nagumo.

— No recuerdo haberte dado permiso para llegar tan lejos, Sakayanagi.

Por primera vez, la sonrisa de Nagumo desapareció.

— Sí, dijiste que solo intimidara a Ichinose-san y nada más, Presidente. Sin embargo, pensé en jugar un poco con rudo ella.

— Honami es mi propiedad y planeo disfrutarla. Sólo te di permiso para que la debilitaras un poco.

— Soy muy consciente de ello. Pero, siempre hay factores imprevistos en juego.

Nagumo miró a Sakayanagi con una mirada ligeramente aguda.

Algunos pueden incluso describirlo como un destello.

Sakayanagi se encogió fríamente de hombros ante esa mirada de Nagumo.

— Así que.... ¿no te importará si termina siendo expulsada?

Nagumo levantó lentamente su codo del reposabrazos de la silla.

— Eres una mujer valiente. ¿No me tienes miedo?

— Está en mi naturaleza.

— Dime algo. Podrías haber hecho lo que quisieras sin pedirme permiso. Pero de todas formas has venido aquí para pedirlo. ¿Debo asumir que esto significa que no quieres convertirme en enemigo?

Nagumo le hizo esa pregunta a Sakayanagi, no engañado por palabras de respeto.

— Puedes interpretarlo como quieras.

— No lo escondas. Quiero tus pensamientos honestos al respecto.

Nagumo intentó descubrir sus verdaderas intenciones, a pesar de la adulación.

— El consejo estudiantil de esta escuela parece tener más poder del que esperaba al principio. Si, para proteger a Ichinose-san, el consejo estudiantil... no, si el presidente Nagumo hace un movimiento, entonces será problemático para mí también.

Sakayanagi también desea evitar que Nagumo cubra a Ichinose.

Esa fue su respuesta.

Como si estuviese satisfecho con eso, Nagumo mostró una sonrisa.

Era una forma indirecta de decirlo, pero eso significa que no desea convertir a Nagumo en su enemigo.

— Parece que la información que te di está resultando útil.

— Sí. Gracias a ti, podré atacar el punto débil de Ichinose-san. A partir de ahora haré un mejor uso de esa información.

— Muy bien, Sakayanagi. El consejo estudiantil también hará la vista gorda a tus acciones.

— ¿Debo asumir que el consejo estudiantil “también” hará la vista gorda?

No había forma de que Sakayanagi pasara por alto la promesa que hizo Nagumo.

— ....Fuu. Ahh, no hay duplicidad en decir que el consejo estudiantil "también". ¿Qué piensas hacer?

— Es algo que debes esperar con ilusión... Lo dejaré así. 

No hay nada bueno en discutir su estrategia aquí. Esa es la decisión que tomó Sakayanagi.

El hombre frente a ella, Nagumo, es alguien que no es digno de confianza. Simplemente va a desechar a alguien que podría convertirse en un recurso para el consejo estudiantil.

— Por cierto, no tengo muchas oportunidades de hablar contigo a solas así que hay algo más que me gustaría preguntarte.

— ¿Qué?

— La posibilidad de que esto ocurra es baja, pero cuando las cosas se pongan difíciles, como una medida drástica... hay posibilidades de que algún alumno recurra a la fuerza bruta. Me gustaría escuchar tu opinión al respecto, Presidente.

Sakayanagi confía en que no perderá ante un tipo tan ingenioso como Katsuragi, Ichinose o Horikita. Pero, la violencia es una historia diferente. Una lisiada como Sakayanagi no tendría ninguna posibilidad.

— ¿No te va muy bien contra el tipo de persona que recurre a la fuerza bruta en el último momento?

— No es exactamente mi especialidad.

Sobre todo para Sakayanagi, que tiene una discapacidad física.

— Desafortunadamente para ti, tampoco me desagrada el uso de la violencia. En primer lugar, las peleas entre estudiantes son normales. A diferencia de Horikita-senpai, no planeo tomar medidas contra ellos tampoco y......si es sólo una escaramuza, planeo reírme.

Esa declaración pareció poner a Sakayanagi, débil contra la violencia, en desventaja. Pero Sakayanagi estaba totalmente preocupada por otra cosa.

— Ya veo.... entonces de la pelea que estalló entre la clase D y la clase C del primer año hace un tiempo. Si fueras tú, Presidente Nagumo, ¿habrías dictado una sentencia diferente a la del anterior presidente del consejo estudiantil?

El grupo de Sudou e Ishizaki, quién lanzó el puñetazo y quién lo recibió. Ese incidente en el que pelearon por las cámaras de vigilancia.

Aunque Nagumo no estaba directamente involucrado en eso, no hay forma de que no lo supiera, ya que siempre se apegaba a Horikita Manabu.

— Veamos......ese incidente que terminó involucrando a la escuela. Realmente no podría dar un veredicto de inocencia al respecto, pero tampoco los presionaría hasta el punto de expulsarlos por ello. Lo terminaría simplemente suspendiendo de la escuela a las partes involucradas. Por supuesto, tampoco exigiría que se les restaran sus puntos de clase.

Esa es la opinión del consejo estudiantil en el mejor de los casos, fue lo que añadió Nagumo.

No importa cuán tolerante sea el consejo estudiantil, si la escuela dice “no”, entonces es un “no”.

Es muy probable que Sakayanagi también lo sepa.

Incluso si son mucho más poderosos que el consejo estudiantil promedio, al final del día son sólo estudiantes. Uno no puede permitirse el lujo de olvidarlo.

— Ya veo. Entiendo que eres una persona extremadamente tolerante.

Hay que tener en cuenta que, en el futuro, las batallas con intimidación y violencia se convertirán en una realidad, y hay que tenerlo en cuenta en sus cálculos.

— Si estás tan preocupada por eso, puedo prepararte una escolta de segundo año.

El segundo año usará la fuerza para someter al primero.

El presidente del consejo estudiantil hizo esa oferta.

— Estoy muy agradecida, pero eso no será necesario. Luchar con las piezas que tengo en la mano es mi modus operandi.

Lo que Sakayanagi quería saber era “hasta dónde puede llegar hasta que ya no sea seguro”.

Es más que suficiente para que ella sepa que tiene derecho a contraatacar después de haber sido atacada.

— ¿Estás satisfecha?

— Sí, bastante.

Satisfecha con su conversación con Nagumo, Sakayanagi se levantó lentamente mientras se agarraba a su bastón.

— Oh, hablando de eso...

— ¿Todavía tienes algo para mí?

No puede llevar mucho tiempo. Sin prestar atención a esas palabras de Nagumo, Sakayanagi continuó.

— Nuestra conversación ha terminado por opleto, pero he escuchado algo interesante. ¿Sobre un estudiante que compra puntos privados de alumnos de tercer año que están a punto de graduarse o algo así? Una estrategia que hace uso de lo que la escuela recoge antes de la graduación y lo utiliza como moneda de cambio después. Verdaderamente una formidable... se podría decir que es una forma segura de graduarse de la Clase A.

Durante el campamento de entrenamiento hace unos días. Fue un tema que surgió durante la conversación de Kouenji y Nagumo.

Es información que sólo los chicos escucharon por casualidad, pero no sería extraño que uno de ellos le informara a Sakayanagi. Al contrario, se podría incluso decir que es algo que definitivamente querrían que Sakayanagi supiera.

— Me aseguré de que ya no pueda usar esa estrategia. Además, no es que Kouenji sea el único que pensó en esa estrategia. Hay algunos estudiantes que han pensado en transferir los puntos privados excedentes que poseen los estudiantes de tercer año que se acercan a la graduación.

Nagumo se burló como si dijera que es algo que ya se ha hecho repetidamente en el pasado.

— Es por eso que cuando llegas a tercero, la escuela anuncia que van a recoger los “puntos privados que sobran en la graduación”. Es lo habitual.

— ¿Es eso cierto? La forma en que entendemos las reglas, los puntos privados deben ser recogidos en la graduación y por lo tanto se vuelven inútiles en ese momento. Por eso, no sería extraño que un estudiante de tercero piense en confiar sus puntos privados a un estudiante menor con el que tenga una relación cercana.

Incluso el polvo que se acumula se convertirá en una montaña.

Con sólo adquirir puntos privados de varias personas, un selecto grupo de estudiantes podrá recaudar una cantidad considerable.

No es de extrañar que Nagumo se haya dado cuenta de que Kouenji ha hecho su jugada en una etapa temprana.

— Normalmente hablando, es información anunciada sólo a los estudiantes de tercer año. Voy a ignorar cómo tú, Presidente, fuiste capaz de obtener esta información a pesar de ser sólo un estudiante de segundo año... y la razón por la que te atreviste a declarar esto delante de un estudiante de primer año es porque tienes la intención de alterar esta regla tan restrictiva de la que acabas de hablar, ¿no es así?

— Después de todo, Kouenji parece ser el único que posee una cantidad mayor de lo que la escuela permite. Es una forma de violación de las reglas.

Al anunciarlo delante de chicos de todos los años escolares, hizo que la escuela descubriera una laguna en su reglamento. Hay una alta posibilidad de que añadan una regla para disuadir a los alumnos del tercer año de transferir sus puntos privados.

Normalmente hablando, no importa cuán rica sea la familia en la que naciste, no hay garantía de que pagarás después de la graduación.

Sin embargo, Kouenji es una excepción especial.

Es bien sabido que Kouenji Rokusuke está en posesión de una gran cantidad de bienes personales como estudiante de primer año de preparatoria en el sitio web oficial del Conglomerado de Kouenji.

Aunque existe la posibilidad de que no cumpla su promesa, asumir un riesgo vale la pena.

— Pero nacer con dinero, esa es otra “habilidad”. ¿No se le permite hacer uso de ella?

— Entonces, ¿anticiparlo y desactivarlo tampoco cuenta como una “habilidad”?

— Fufu. Eso es indudablemente cierto.

Sakayanagi se rió como si estuviese fascinada y dio un ligero golpecito a su bastón.

— Nunca me gustó la regla de la escuela que permite ahorrar hasta 20 millones de puntos para llegar a la clase A. Si es posible, me gustaría revisar el sistema en sí. Bueno, incluso suponiendo que este sistema ya no exista en el futuro, no se aplicará a ustedes de primer año.

Como una medida que esta escuela tomó, Sakayanagi y los otros alumnos del primer año ya han sido informados de esta regla.

Teniendo en cuenta la posibilidad de que haya estudiantes que cuenten con ahorrar hasta 20 millones de puntos, no pueden revocarla.

— Pero he escuchado que hasta ahora no ha habido un solo estudiante capaz de ahorrar 20 millones de puntos de forma independiente. No creo que tengas que preocuparte por esa regla si no es más que una formalidad.

— Sólo significa que no puedes ahorrar tanto solo.

— No tiene sentido ahorrar como clase. Está la estrategia de enviar a alguien a una clase enemiga como espía y hay estudiantes que temen eso pero no es muy realista. Incluso si una de las clases bajas enviara a uno de los suyos a las clases altas, una vez que formen parte de la privilegiada clase A, acabarán convirtiéndose en traidores.

— Así es. No hay ningún mérito en hacer todo lo posible por derribar a una clase fuerte. Pero no se puede descartar a los estudiantes con un fuerte sentido de la justicia que actúan por el bien de sus camaradas.

— Supongo que tienes razón. Pero seguramente las clases altas tampoco entregarán información a un estudiante que se acaba de unir a ellos repentinamente. Además, en los exámenes de la escuela, es posible que algo negativo que ocurra por tu culpa pueda regresar contra ti. Si saboteas a propósito tu clase, serás expulsado.

Entendiendo que Sakayanagi ha comprendido completamente el sistema, Nagumo asintió satisfecho.

— Sólo te daré esta advertencia. No me desagrada esa actitud agresiva tuya, pero te estrellarás si haces enemigos de todos en esta etapa, ¿sabes? ¿No crees que es mejor ganarse primero la confianza de los demás? Todavía no es demasiado tarde. Construir confianza.

— ¿Y usar esa confianza como arma para asegurar la victoria?

— Es la estrategia más eficiente.

Una traición de alguien que estás seguro que nunca te traicionaría. Es un ataque que sería más que suficiente para causar daños críticos.

— Pero si dices que construyamos la confianza, entonces tal vez fuiste demasiado rápido para desechar la confianza que has tenido mucho cuidado en establecer, ¿Presidente? Como dijiste, ¿no crees que sería mucho más efectivo usarla al final?

Una declaración de guerra contra el ex presidente del consejo estudiantil durante el campo de entrenamiento. Y la traición de esa confianza.

— ¿Tiré la confianza?

En respuesta a las palabras de Sakayanagi, Nagumo respondió mientras parecía que estaba conteniendo la risa.

— Definitivamente perdí la confianza de Horikita-senpai y la confianza de los estudiantes de tercer año de la clase A. Pero nada ha cambiado en lo que respecta al segundo año y a los otros estudiantes de tercero. Los de primer año también lo entenderán enseguida.

El duro acto de Nagumo y su arrogancia.

Por un momento, eso fue lo que Sakayanagi pensó, pero inmediatamente cambió de opinión. Incluso romper las reglas que estableció con Horikita Manabu había sido algo planeado desde el principio.

Puede ser un consenso que el segundo año había alcanzado previamente.

— Déjame hacer una corrección, Sakayanagi. Reconozco tu talento. Si quieres unirte al consejo estudiantil en cualquier momento en el futuro, lo permitiré.

— Gracias. Aparte de eso, me alegro de haber venido hoy. Pude aprender la clase de persona que eres, Presidente Nagumo. Por lo menos, me alegra saber que tú y yo somos más parecidos de lo que nunca fui con el Presidente Horikita.

Inclinando educadamente la cabeza, Sakayanagi salió de la sala del consejo estudiantil. Y cuando lo hizo, Nagumo la siguió inmediatamente.

— Dejaste tu sombrero.

— Vaya, vaya. Muchas gracias.

Después de recuperar su sombrero, Sakayanagi volvió a bajar la cabeza.

— Por favor, discúlpame.

— Sakayanagi, ¿sabes algo de Ayanokouji?

Nagumo hizo esa inesperada pregunta.

— ¿Ayanokouji...? Estoy un poco familiarizada con ese nombre. Es de primer año, ¿no?

— Ya veo, no, no es nada.

Si no lo sabe entonces no hay razón para hablar de ello, Nagumo intentó terminar la conversación de esa manera.

— Si es necesario, ¿puedo investigarlo por ti?

Sakayanagi ofreció su ayuda con la intención de dar un audaz paso adelante.

— No, dije algo innecesario. Olvídalo.

— ¿Es así? Entonces, discúlpame.

Cuando Sakayanagi se marchó, se encontró con una estudiante solitaria. Ella es alguien que incluso Sakayanagi con su pequeña red social conoce: Kushida Kikyou de la clase C del primer año.

— Hola, Sakayanagi-san.

— Una coincidencia, ¿no es así? Por casualidad, ¿tienes algo que hacer en la sala del consejo estudiantil?

— Sí. Estaba pensando en postularme para el consejo. ¿Será que tú también, Sakayanagi-san?

— Algo parecido a eso. Por favor, discúlpame.

— Hasta luego.

Sakayanagi dudaba que Kushida quisiera unirse al consejo estudiantil en un momento como este. Normalmente hablando, una estudiante de honor como ella que aspira al consejo estudiantil no estaría fuera de lugar. Pero no estaba convencida.

Las chicas también son muy conscientes de las acciones de Nagumo durante el examen especial. Puede que sea una historia diferente para una estudiante mayor que conoce bien a Nagumo, pero no sería extraño que un alumno de primer año sospechara de sus acciones.

Si ella conoce la verdadera naturaleza de Ayanokouji Kiyotaka y está confabulada con él, existe la posibilidad de que haya sido enviada a investigar a Nagumo.

Pero conociendo la personalidad de Ayanokouji, no se involucrará de forma descuidada con Nagumo en este momento.

Kushida Kikyou.

No ha habido ni un mal rumor sobre ella. Es muy benévola.

— Fufu. Es exactamente ese tipo de persona la que se convierte en villana de forma inesperada.

Como mínimo, Sakayanagi no cree que sea totalmente virtuosa.












3 comentarios:

  1. Entre Kushida entrando al consejo estudiantil a cargo del tipo mas maquiavelico mostrado hasta ahora, y con posibilidades entonces de convertirse en la siguiente presidenta del consejo estudiantil, y Sakayanagi dejando en claro que su asedio hacia Ishinose comenzara, empiezo a preocuparme. Ya soy consciente de los medio spoilers acerca de como terminara esto, pero aun asi no se como se desarrollara, digo, sabia que en el volumen 7 Ryuuen iba a ser derrotado por Ayanokouji, pero leer la novela no fue menos interesante.
    Gracias por la traduccion.

    ResponderBorrar
  2. creo que se quiere unir al consejo estudiantil para tener a alguien quien la apoye ya que si tiene una buena deducion puede que crea que ayanokouji ya esta siendo los preparativos para que sea expulsada

    ResponderBorrar