Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 2 - Capítulo 2

Punto Débil



Las malas noticias no terminaron allí. A la mañana siguiente, durante la clase, Chiyabashira-sensei hizo un anuncio.



— Tengo un anuncio para todos ustedes. Hubo un poco de problemas el otro día. Él, Sudou, y algunos estudiantes de la clase C estuvieron involucrados en un incidente. Para decir la verdad, fue una pelea.

El aula se volvió ruidosa.

Dependiendo de los detalles del altercado entre los dos grupos, Sudou puede ser suspendido y la clase puede perder puntos. Sensei le contó toda la situación a la clase.

Chiyabashira-sensei estaba tan desinteresada y no tenía absolutamente ninguna expresión en su rostro, eso tenía cierta belleza en ello.

Sin ningún prejuicio, explicó la posición neutral de la escuela en todo el asunto.

— Uh... ¿por qué el asunto no está resuelto ya?

Hirata hizo una pregunta razonable.

— La clase C puso la queja. Dijeron que fue una pelea provocada por Sudou. Sin embargo, cuando le preguntamos a Sudou, él dijo que su reclamo no era cierto. Que los estudiantes de clase C lo llamaron para buscar pelea.

— No estoy equivocado, fue en defensa propia.


Declarando eso sin ninguna vergüenza, Sudoi atrajo las miradas frías de sus compañeros de clase.

— Pero no tienes evidencia. ¿Me equivoco?

— ¿Evidencia? No tengo nada de eso.

— En otras palabras, aún no sabemos la verdad. Por lo tanto, la situación ha quedado en espera. El resultado se decidirá en base a quién es el verdadero culpable.

— No sé nada excepto que soy inocente. Quiero dinero por mis problemas.

— Él mismo lo dice, pero a partir de ahora, no hay mucha credibilidad. Si, como dice Sudou, hay un testigo presencial, la situación puede cambiar. Si hay testigos de la pelea, por favor levanten la mano.

Chiyabashira-sensei siguió hablando con voz indiferente. Ningún estudiante levantó la mano.

— Lástima Sudou, pero parece que nadie aquí fue testigo.

— Así parece.

Cuando Chiyabashira-sensei miró a Sudou con ojos llenos de duda, éste bajó la mirada hacia su escritorio.

— Para buscar un testigo, cada maestro está informando a su clase sobre esta situación.

— ¡¿Hah?! ¿¡¡Se lo dijo a todos!!?

La escuela probablemente no puede hacer nada más. Dado que Sudou planteó la posibilidad de un testigo, le tuvieron que preguntar a cada clase en la escuela para encontrar a esa persona.

Para Sudou, quien había tenido la intención de ocultar el incidente, esta no era una buena situación.

— ¡Maldita sea!

El plan de Sudou de mantenerlo dentro de nuestro grupo ya había fracasado.

— De todos modos, eso es todo. Lo más probable es que obtengamos una decisión final para el próximo martes, tomando en cuenta la presencia o la ausencia de evidencias. La clase ha terminado.

Chiyabashira-sensei salió del salón y Sudou salió rápidamente justo después. Probablemente sabía que se enojaría con alguien si se quedaba en el aula.

— Oye, ¿no es Sudou de lo peor?

El primero en hablar fue Ike.

— Si perdemos puntos por culpa de Sudou, ¿no significa eso que vamos a tener 0 puntos otra vez?

La situación se estaba yendo de las manos cuando el aula se llenó de ruido y confusión.

Si terminamos perdiendo puntos, Sudou será el objetivo de la frustración de la clase. Naturalmente, Kushida trató de aliviar la situación.

— Hola a todos. ¿Pueden escucharme?

Kushida aprovechó la oportunidad para detener el alboroto y cambiar la situación.

— Como dijo Sensei, Sudou-kun estuvo involucrado en una pelea. Pero Sudou-kun fue arrastrado a ella.

— Kushida-chan, al decir “fue arrastrado a ella”, ¿eso significa que crees en las palabras de Sudou?

Kushida contó la historia de ayer a toda la clase. Sobre cómo se había ganado un puesto como titular en el equipo, y cómo algunas personas que sentían envidia intentaron sacar a Sudou del club y la pelea que resultó. Ella explicó que Sudou los golpeó en defensa propia. La mayoría de la clase escuchó las sinceras palabras de Kushida en silencio. Si Sudou o yo hubiéramos intentado explicar la situación de la misma manera, no tendría el mismo efecto.

Era una historia razonable, pero considerando su comportamiento habitual, nadie podía creerlo tan fácilmente.

— Me gustaría preguntar de nuevo. Si alguien sabe de alguna persona en esta clase, entre sus amigos o entre sus senpais que haya visto lo que sucedió, por favor dígamelo. Pueden contactarme en cualquier momento. Lo agradecería.

A pesar de que ella había dicho lo mismo que Chiyabashira-sensei, la clase tuvo una reacción completamente diferente.

Es fascinante cómo ella está naturalmente dotada para poder conectarse con la gente.

La clase fue envuelta en silencio. El que rompió el silencio no fue un testigo ocular, sino más bien, Yamauchi.

— Oye, Kushida-chan. No creo en la historia de Sudou. Creo que lo está haciendo para justificar sus acciones. Durante la secundaria, seguía hablando de golpear a la gente. Incluso nos dio una explicación sobre cómo era divertido golpearla.

Comenzando con Yamauchi, toda la clase expresó su insatisfacción hacia Sudou.

— En una ocasión, lo vi agarrar a un chico de otra clase solo porque chocaron en el pasillo.

— Lo vi meterse en la fila en la cafetería y enojarse con alguien que trató de reclamarle.

Las palabras de Kushida sobre la inocencia de Sudou no llegaron a la clase. Ellos, sintiendo que iban a perder sus puntos ganados con tanto esfuerzo, abandonaron a Sudou.

— Quiero creerle—. El héroe de la clase, Hirata, se levantó para apoyar a Kushida—. Puedo entender si un estudiante de otra clase duda de él. Pero creo que es un error dudar de un amigo, un compañero de clase. ¿No es ayudar a alguien que lo necesita lo que hacen los amigos?

— También creo eso~—. Cepillando su flequillo hacia un lado, Karuizawa lo siguió—. Si se trata de una acusación falsa, ¿no sería un problema? En cualquier caso, sería triste si fuera inocente.

Si Kushida es una líder con un corazón blando, Karuizawa es una líder con gran voluntad. La mayoría de las chicas expresaron su acuerdo, aparentemente influenciadas por su presencia.

Es un comportamiento típico de los japoneses: seguir el ejemplo cuando una persona hace algo con seguridad. En secreto, probablemente se burlan de él, pero al menos fingían ayudar. Por ahora, las críticas contra Sudou se detienen.

Hirata, Kushida y Karuizawa. Estos tres eran particularmente populares.

— Preguntaré a mis amigos.

— Entonces le preguntaré a mis senpais en el club de fútbol.

— Preguntaré por ahí también.

Con estos tres en el centro, comenzó el intento de probar la inocencia de Sudou.

Supongo que no tengo que ayudar. De todos modos, será mejor que se lo deje a ellos.

Bueno, es hora de desvanecerse en silencio.



1

— Planeaba... desvanecerme, pero...

Hora del almuerzo. Por alguna razón, participé con el grupo habitual y fui a la cafetería.

Los miembros eran Kushida, Horikita, Ike, Yamauchi, Sudou y yo.

Fue inevitable. Cuando llegó la hora del almuerzo, Kushida se me acercó y me preguntó con una sonrisa: 

— ¿Quieres ir a almorzar? 

No podría negarme ¿verdad? Entonces dije: 

— ¡Claro!

— Pareces estar involucrado en un problema tras otro, Sudou-kun—. Horikita suspiró con exasperación.

Naturalmente, el tema de discusión era cómo probar la inocencia de Sudou.

— Bueno, no se puede evitar, así que te ayudaremos como amigos, Sudou.

A pesar de que trató a Sudou como una mala persona al principio, la actitud de Ike cambió. Definitivamente es porque Kushida intervino. Aun así, Sudou se disculpó.

— Lo siento por causar problemas otra vez Horikita. Sin embargo, esta vez no fue mi culpa. Estaba realmente frustrado con esos bastardos de la clase C.

Como si fuera el problema de otra persona, Sudou habló con Horikita con un tono indiferente.

— Lo siento, pero esta vez, realmente no tengo ganas de ayudar—. Horikita inmediatamente rechazó la solicitud de ayuda de Sudou—. Lo más importante para que la clase D ascienda es recuperar los puntos que perdimos lo más rápido posible. Sin embargo, debido a ti, probablemente no obtengamos ningún punto. En otras palabras, acabas de arruinar ese plan.

— Espera un segundo. Probablemente sea cierto, ¡pero en serio no soy el culpable! ¡Solo los golpeé porque me provocaron primero! ¿¡Qué parte de eso es culpa mía!?

— Sigues diciendo que comenzaron la pelea, pero no es más que una diferencia trivial. ¿No estabas enterado de eso?

— Trivial mi culo. Es completamente diferente. ¡No soy yo el culpable!

— ¿Es así? Bueno, buena suerte.

Agarrando su bandeja intacta, Horikita se levantó.

— ¿¡No vas a ayudar!? ¡¿No somos amigos?!

— No me hagas reír. Nunca te he considerado como un amigo. Me siento muy incómoda cuando estoy con personas que no se dan cuenta de lo estúpidas y tontas que son. Adiós.

— ¿Qué pasa con ella? ¡Maldición!

Incapaz de desahogar su ira en otro lado, golpeó la mesa de la cafetería.

Noté que la sopa de miso de un estudiante cercano se estaba derramando. Vi que fulminaba a Sudou con la mirada, pero se calló al mirarle la cara. Y entendí cómo se sentía.

— Creo que tendremos que conformarnos con lo que tenemos.

— Sabía que lo entenderías, Yamauchi. También confío en ti, Ayanokouji.

Parece que estoy detrás de Yamauchi. Bueno, no es realmente sorprendente.

— Incluso si me pides que ayude, realmente no puedo hacer mucho, ¿sabes?

Parece que es ineficaz desaprobarme yo mismo cada vez que alguien pide ayuda.

— Has estado diciendo eso desde ayer Ayanokouji-kun. Ike, di algo.

— No, pero... bueno, es extraño que Ayanokouji diga que no será útil. Bueno, es mejor que no estar aquí. Probablemente.

Como era de esperar, Ike no pudo imaginar cómo yo podría ser útil.

Con cara petulante, miré a Kushida. Pensaba que estaba mostrando el poder de ser una persona aburrida.

— Esto es desalentador. Pensé que nos llevábamos bien cuando nos estábamos preparando para el examen.

Dijo Ike con un tono decepcionado. Vi a Horikita sentarse a lo lejos, un poco irritada.

— No entiendo a Horikita en absoluto. ¿Qué pasa con ella, Ayanokouji? ¿Por qué es ella así?

No sabía la respuesta a esa pregunta. ¿Qué soy, un manual de usuario de ella? Para evitar responder, me llené la cara de arroz.

— Sin embargo, es extraño. Horikita-san quiere llegar a la clase A, ¿verdad? Si salvamos Sudou-kun, la clase recibiría puntos. Me pregunto por qué ella no quiere.

— ¿No es porque no le agrada Sudou? Ella dijo que no pensaba en él como un amigo.

Decir eso no va a ayudar...

Ellos malinterpretaron lo que dijo antes de su aversión por Sudou.

— No quiero pensar de esa manera, pero creo que es verdad.

— Kushida, Horikita es-

Inconscientemente empecé a hablar. Kushida me miró con interés.

— ¿Horikita-san es…?

— Ah... Puede que no sea relevante, pero aquí está lo que pienso sobre esto: creo que Horikita normalmente habla de una manera dura. Pero también creo que ustedes la están malinterpretando.

— ¿Huh? ¿Qué quieres decir?

— Ella no ayudará si no hay razón para ello... creo.

— ¿Qué quieres decir con “creo”? ¿Estás adivinando?

Sudou irrumpe en la conversación. Como él está consiente de Horikita, no era difícil entender que no le gustaba que ella lo rechazara.

Horikita probablemente se había dado cuenta de esto cuando Chiyabashira-sensei nos estaba contando sobre el incidente.

Esto sucedió por una razón. Y el final que ella vaticinó... en otras palabras, la probabilidad de que esto termine con resultados positivos es casi imposible. Al darse cuenta de eso, Horikita actuó fríamente hacia Sudou.

Si dijera eso aquí, no sería muy diferente, ya que solo los hará sentir descorazonados. Sin saber cómo terminarán las cosas, dudé en responder al estallido de Sudou.

Como no quería verter agua fría en sus planes, Horikita probablemente no dijo nada y se fue.

— Bueno... Es una suposición como tú dices, Sudou.

— ¿Ni siquiera tienes una razón para pensar de esa manera?

— Después de todo, Horikita es inteligente. Siento que llegó a una conclusión que la hizo actuar de esa manera.

— ¿Una conclusión? Sí, una conclusión para abandonarme.

— No acusemos a otros, Sudou. Es natural que Ayanokouji-kun defienda a Horikita, ya que está con ella todo el tiempo. Ella es importante para él, ¿sabes?

Ike bromeó con una sonrisa malvada en su rostro.

Sudou chasqueó la lengua y alcanzó su bandeja, todavía irritado.

— Si alguien aparece como testigo, sería genial. Dado que los profesores preguntaron a todas las clases, es probable que esto se resuelva rápidamente.

Entiendo que quiera pensar de esa manera, pero ¿se resolvería la situación tan fácilmente?

Después de todo, el problema era serio. No es descabellado que Horikita se rinda. Sería un jaque mate si el testigo, asumiendo que hay uno en primer lugar, fuera de la Clase C. Sería natural que la clase C ocultara la verdad para protegerse. Después de todo, esta escuela está compuesta de rangos. Es poco probable que cualquier sentimiento de culpa supere las desventajas que pueda tener la clase.

Pero si el testigo no es de la clase C, el problema es dónde buscar.

Si era alguien neutral y había visto la situación desde el principio, el resultado puede ser diferente.

— Ah, lo siento, me iré por un momento. Voy a preguntarle a mi senpais que acabo de ver allí.

Kushida se levantó de su asiento.

— Estás haciendo lo mejor para gente como Sudou, Kushida-chan. Es lindo.

Fascinado por la espalda de Kushida, Ike estaba encantado.

— En serio, debo confesarme a Kushida-chan.

— Es imposible. ¿Crees que se rebajará a tu nivel?

— Tengo más posibilidades que tú.

Los dos chicos encantados de forma similar peleaban.

— Si salgo con Kushida-chan... fufu

Babeando, Ike comenzó a fantasear con pensamientos indecentes.

— Oye. ¿Por qué estás fantaseando con mi Kushida-chan?

— Noo...

— ¿¡Qué delirios estás teniendo!? ¡Habla!

Parece que perdió el control.

— ¿Qué quieres decir? Por supuesto, estoy pensando en ella desnuda, justo al lado mío. En otras palabras, acurrucarnos.

De alguna manera, toda la escena era imaginable hasta cierto punto con esas pocas palabras.

— ¡Maldición, no perderé! ¡También he pensado en varias cosas!

Oye, eso no es ético ni adecuado.

— Para. No toques a mi Kushida-chan con tus sucias manos.

De alguna manera, Kushida parecía dar lástima.

Ella es probablemente el objeto de las fantasías de muchos chicos todas las noches.



— Como pensé, la mejor parte de la preparatoria son las chicas. Realmente quiero una novia Si tengo una novia durante el verano, ¡puedo ir a la piscina con ella! ¡Sería lo mejor!

— Sería lo mejor si Kushida-chan fuera mi novia... sería lo mejor si fuera mi novia.

Como si fuera algo valioso, Yamauchi lo dijo dos veces.

— Pero dado que Kushida-chan es linda, ¿no conseguirá novio tarde o temprano?

— No digas eso, Yamauchi. No parece que ella tenga novio, así que está bien.

Ike respondió con confianza en sí mismo, aunque parecía que estaba tratando de tranquilizarse.

— ¿Quieres saber? Apuesto a que ustedes quieren saberlo.

— ¿Qué? ¿De qué estás hablando, Ike? Dime.

Mientras decía: 

— Bueno, supongo que no puedo evitarlo—. Ike sacó su teléfono—. Usando el teléfono que nos dio la escuela, podemos rastrear la ubicación de los amigos registrados.

Ike buscó la ubicación de Kushida cuando lo dijo.

Poco después, el teléfono parpadeó con la información de Kushida, mostrando que estaba en la cafetería.

— Siempre he estado revisándolo regularmente, incluso los fines de semana. Y luego hablo con ella, pretendiendo que nos encontramos por casualidad, para asegurarme de que no tenga novio.

Mientras cruzaba sus brazos, Ike tenía una mirada confiada en su rostro, pero lo que estaba haciendo no era nada más que acosarla.

Ya está en el nivel donde la policía generalmente intervendría.

— En realidad, Kushida-chan está fuera de nuestra liga... no bajaría a nuestro nivel. ¿Sería posible si apuntara más bajo?

— Sí... en primer lugar, mi novia no puede ser fea.

— Tiene que ser al menos un 70.

Parece que los dos chicos comenzaron a soñar con conseguir una novia.

Sus delirios salvajes fueron destrozados, pero no pudieron deshacerse de sus altas expectativas.

— Ayanokouji, ¿quieres una novia?

— Bueno, si es posible.

Si pudiera conseguir una novia solo porque quería una, no tendría mucha dificultad para socializar con los demás.

— Solo estoy preguntando otra vez, pero ¿estás seguro de que no sientes nada por Horikita?

Empujó sus palillos hacia mí mientras preguntaba.

— No, de verdad.

— ¿Estás seguro?

Preguntó de nuevo, luciendo como si no me hubiera creído. Asentí con la cabeza enérgicamente para recalcar el punto.

— Entonces está bien. Pensé que estabas apegado a ella. Quiero decir, eso sería una molestia para Horikita.

No recuerdo apegarme a nadie. Especialmente no a ella.

— ¿Pero estás bien con Horikita? Bueno, ella es linda, pero... es bastante aburrida, ¿verdad? No podría soportar a alguien como ella. Ella no querría ir a la piscina ni a ninguna cita.

— No lo sé. Horikita es mejor que Kushida.

Sudou asintió dos o tres veces y cruzó los brazos mientras se sentía orgulloso de sus preferencias.

— Si fuera alguien sin con el que no tiene ninguna relación, rechazaría la cita, pero si fuera su novio, probablemente estaría de acuerdo, ¿no? Y ella le mostraría a su novio expresiones de que no le mostraría a ningún otro chico.

— Ya veo... yo también puedo imaginarlo. Después de todo, ella es linda.

Mientras miraba a Horikita, que estaba sentada bastante lejos, Yamauchi se metió en sus ilusiones.

— Pero parece que Horikita te ha abandonado, Sudou.

— Eso es... bueno, es verdad. Maldita sea, ahora me siento triste.

— Bueno, no tengo nada que decir ya que el número de rivales para Kushida-chan disminuyó.

Parece que Ike decidió buscar chicas con un tamaño de pecho de 70, manteniendo a Kushida como su objetivo principal.

— Por cierto Ayanokouji, si no te gusta Horikita, ¿quién te gusta? Sudou tiene a Horikita, Yamauchi tiene a Kushida-chan. ¿Vas a ser un rival?

— Quien…

Ninguna chica en particular me vino a la mente.

Por unos momentos, lo pensé seriamente. Si tuviera que elegir, entonces... ¿Kushida? Ella es la persona con la que hablo más, por lo que es inevitable. Pero como sé que ella no me quiere, realmente no he pensado en ella.

— No hay nadie.

Sin embargo, Ike y Yamauchi me lanzaron miradas llenas de duda.

— ¿Crees que haya tipos que no estén enamorados de una chica?

— No hay nadie así en absoluto. No lo ocultes, Ayanokouji.

— A diferencia de ustedes, realmente no me he conocido muchas chicas además de Horikita y Kushida.

— Bueno, supongo. Realmente no te he visto hablar con otras chicas.

Es triste que sea verdad.

— ¿Debo presentarte a algunas chicas?

Poniendo un brazo alrededor de mi hombro, Ike habló con confianza.

— ¿No es triste que estés tratando de presentarme a algunas chicas cuando ni siquiera tienes novia?

— Uu... sí...

— Sae-chan-sensei dijo que tendríamos vacaciones en el verano, ¿verdad? Definitivamente voy a tener una novia entonces. ¡Kushida-chan, si es posible! ¡O alguna otra chica linda!

— ¡Yo también, yo también! Incluso si ella es la peor, conseguiré una novia... ¡y luego tendré mi vida de preparatoria llena de amor!

— ¿Cuándo debería confesarme a Horikita?.

Los tres hablaron sobre las chicas en sus mentes.

— Deberíamos tener una competencia para ver quién tiene novia primero. ¡La primera persona en tener novia nos invitará a todos una comida! ¿Bien?

Era difícil decidir si yo era un verdadero amigo al participar en una competencia como esta.

— ¿Qué pasa, Ayanokouji? Por casualidad, no vas a decir que no participarás, ¿verdad?

— No, me preguntaba por qué la primera persona en tener una novia es la que invita a todos los demás.

— Oh ya veo. Solo estás celoso, ¿verdad?

— Una persona que consigue novia es feliz. Como son felices, invitan a todos. Es ese tipo de sentimiento.

Aunque se estaban emocionando, el problema de Sudou aún persiste.



2

La clase se dividió en ciertos grupos después de la escuela.

Sin embargo, no había mucha gente ayudando en primer lugar.

Hirata y Karuizawa lideraron el equipo Héroe & Chica mientras que Kushida lideró el equipo Chica Hermosa & Compañía.

Habían decidido buscar al testigo por sí mismos.

Aun así, es difícil obtener resultados en tan poco tiempo.

Hay 400 estudiantes matriculados en la escuela. Incluso si se excluyera a todos los de Clase 1-D, no hay mucha diferencia.

Sería difícil incluso si estuvieran incluidos todo el tiempo durante la mañana, los descansos y después de la escuela.

— Bueno, me voy a casa.

— ¿Realmente te vas a ir a Horikita-san?

— Sí.

Horikita respondió sin vacilar y salió del salón de clases.

Como se esperaba de Horikita. Las miradas que la rodeaban no la desanimaron, y todas preguntaban: “¿Te vas?”. Cuando se convierta en una adulta, probablemente sea del tipo que salga rápidamente de una fiesta de beber, prometiendo terminar las cosas en la próxima reunión, sin leer el estado de ánimo.

— Bien…

Si la táctica de Horikita es irse abiertamente, mi táctica es irme silenciosamente en las sombras.

— Ayanokouji-kun.

Kushida me llamó con una voz ansiosa. El tamaño pequeño del salón de clases me impidió escapar, ya que me descubrieron de inmediato a pesar de mis pasos furtivos.

— ¿Qué pasa? ¿Necesitas algo de mí?

Lo siento, Kushida. Voy a rechazar tu invitación con un corazón de acero. Y luego regresaré a los dormitorios.

— Tú... ayudarás, ¿verdad?

— Por supuesto.

No podía rechazarla. Los ojos vueltos hacia arriba de Kushida y su lindo pedido se sumaron en una combinación letal.

No pude evitarlo; sentí que estaba siendo controlado por Kushida. No pude resistir.

Si una persona decide permanecer despierta, se dormirá en 24 a 48 horas. A pesar de algunas personas que de vez en cuando afirman que pueden permanecer despiertos durante mucho tiempo sin dormir, finalmente colapsarían.

En pocas palabras, una persona tiene un límite acerca de cuánto tiempo puede soportar. Es un mecanismo humano.

Cuando terminé de dar una excusa, Kushida hizo una sugerencia.

— Realmente quiero que Horikita-san ayude esta vez. ¿Puedes preguntarle otra vez, por favor?

— Pero ella se fue a casa hoy.

No pudieron detenerla hace unos momentos. ¿Ya es hora de vengarse?

— Sí. ¿Puedes ir tras ella? Si es Horikita-san, creo que definitivamente será de gran ayuda.

— Bueno, eso es cierto.

— Si nos tomamos el tiempo para persuadirla, ¿no tenemos una oportunidad?

Si quiere volver a intentarlo, no tengo derecho a detenerla. Asentí con la cabeza, diciéndole que lo entendía.

— Ike-kun, Yamauchi-kun, ¿pueden quedarse aquí? Regresaré rápido.

— De acuerdo.

Los dos no están en los mejores términos con Horikita. De todos modos, no parece que Kushida los obligue a seguirnos.

— Vámonos.

Tomando el brazo de Kushida, salí del salón de clases. Me pregunto qué es este sentimiento agridulce. Por alguna razón, escuché las voces enojadas de Ike y Yamauchi detrás de mí. Debe haber sido mi imaginación. Je.

Cuando me dirigía a la entrada del edificio, no había ni rastro de Horikita. Decidí salir del edificio. Como ella no es del tipo que se detiene para nada en el camino de regreso, probablemente se dirigía directamente a los dormitorios.

Empujé a la multitud de estudiantes poniéndose sus zapatos. Poco después, vi a Horikita entre la escuela y los dormitorios (ya que distancia en primer lugar no hay mucha).

La mayoría de los grupos que regresaban tenían dos personas o más, pero había una figura solitaria que se destacaba.

— Horikita-san.

Dudé antes de hablar con ella, pero Kushida la llamó con confianza.

— ¿Qué pasa?

Horikita se dio vuelta, viéndose ligeramente sorprendida. Parecía que no esperaba que la persiguiéramos.

— Realmente quiero que Horikita-san ayude con el incidente de Sudou-kun... ¿No es posible?

— Pensé que ya había rechazado eso hace unos minutos.

Ella se encogió de hombros, como si la persona con la que estaba hablando fuera una idiota.

— Lo sé... pero creo que tenemos que hacer esto para llegar a la clase A.

— Necesitamos hacer esto para llegar a la clase A, ¿eh?

Luciendo completamente desconfiada, Horikita no escuchó las palabras de Kushida.

— Si quieres ayudar a Sudou-kun, adelante. No tengo derecho a detenerte. Sin embargo, si necesitas ayuda de alguien, pregúntele a otra persona. Estoy ocupada.

— No hay nadie que esté haciéndose el tonto en este momento.

Yo respondí involuntariamente. Ella me miró con ojos que decían: “¿Por qué estás hablando?”

— Es importante pasar tiempo a solas. Es incómodo que te hayan arrebatado ese tiempo.

Como se esperaba de la línea de pensamiento de un solitario, no le gustaba pasar tiempo con otras personas.

— Incluso si lo ayudo ahora, esto volverá a suceder. ¿No será un círculo vicioso? Puedes creer que Sudou-kun es la víctima esta vez, pero pienso de manera diferente.

— ¿Huh?... ¿No es Sudou-kun la víctima? Sería preocupante si él estuviera mintiendo.

Kushida no entendió lo que dijo Horikita.

— Tal vez fue realmente la clase C la que comenzó la pelea esta vez, pero al final Sudou-kun también es culpable.

— E-Espera, ¿Por qué? ¿No fue forzado a la pelea?

Con una expresión que decía “Oh, Dios mío”, Horikita miró en mi dirección. A mí no, no he dicho nada. Evité mirarla a los ojos. Después de unos segundos de silencio, Horikita habló con voz cansada.

— ¿Por qué fue arrastrado a este incidente? Todo el problema será difícil de resolver sin contestar esta pregunta fundamental. No aceptaré ayudar hasta que se responda esta pregunta. Como no puedo ayudarte, ¿por qué no le preguntas al tipo de al lado? Aunque finge no entender, probablemente sepa lo que estoy pensando.


Por favor deja de hablar bajo la impresión de que entiendo.

Kushida me miró con una expresión confundida, como si estuviera preguntando, “¿Lo sabes?”

Horikita, no digas nada innecesario... Continuó caminando, dando a entender que nos dejaba resolver el problema. Kushida, habiendo entendido algo de las palabras de Horikita, no pudo detenerla.

— Sudou-kun también es... ¿culpable? ¿Es así?

Kushida me miró, pidiendo consejo.

Después de que Horikita reveló que estaba fingiendo, incluso si intentara pretender ignorancia, el futuro parece preocupante. Además, si Kushida preguntara con una linda expresión, con gusto le daría la información de mi cuenta bancaria.

— Entendí lo que dijo Horikita. Por lo menos, Sudou es parcialmente culpable aquí. Es el tipo de persona que fácilmente se ofende con los demás, por lo que tiene un comportamiento violento y tiende a decir comentarios imprudentes a los que lo provocan. Me sorprendió e impresionó cuando escuché que Sudou estaba siendo considerado como titular. Parece bueno en el baloncesto, pero su arrogancia y orgullo eventualmente hacen que algunas personas, particularmente aquellos que practican igual de duro, lo odien. Además, hay rumores de que Sudou ha estado peleando desde la secundaria. No conozco a nadie que haya conocido a Sudou anteriormente, pero dado que el rumor ha estado circulando por un tiempo, debe haber algo de verdad en el asunto—. La impresión que otras personas tenían de Sudou no era buena—. Esto iba a suceder tarde o temprano. Es por eso que Horikita dijo que Sudou también era culpable.

— En otras palabras, sus acciones habituales causaron esta situación, ¿verdad?

— Sí. Mientras siga provocando a quienes lo rodean con su comportamiento, este problema era inevitable. Y si no hay pruebas, su imagen, particularmente su impresión en otros, será usada en su contra. Por ejemplo, supongamos que hay dos sospechosos por un caso de asesinato. Uno de ellos tiene antecedentes de asesinato, mientras que el otro es honesto y diligente. ¿A quién le creerías?

Si uno se viera obligado a responder, la mayoría habría hecho la misma elección.

— Eso es obvio, a la persona honesta.

— Con o sin evidencia, se debe tomar una decisión, incluso si no es la verdad. Eso es lo que está sucediendo en este momento. Mientras Sudou no reconozca sus errores, Horikita no cederá.

Sin embargo, se sintió un poco diferente de la expresión “cosechas lo que siembras”.

— Ya veo, entonces eso es lo que quería decir.

Kushida, finalmente entendiendo lo que Horikita quería decir, asintió levemente.

— ¿Entonces Horikita-san no está ayudando para enseñarle una lección a Sudou-kun?

— Algo como eso. Al castigarlo, ella quiere que Sudou tenga algo de conciencia.

Kushida parecía entender, pero no podía estar de acuerdo.

En cambio, parecía que estaba enojada, había apretado los puños con ira.

— No entiendo por qué ella abandona a Sudou-kun solo para castigarlo. Si ella no está satisfecha con algo, debe decírselo directamente. Para eso son los amigos.

No pienso que Horikita considere a Sudou un amigo... Dejando eso de lado, ella no es el tipo de persona que enseñaría esto agradablemente. Ella no tiene ningún sentido de responsabilidad por los demás.

— Deberías hacer lo que crees que es correcto. En primer lugar, querer ayudar a Sudou no está mal.

— Sí.

Kushida asintió sin vacilar. Ella es del tipo que ayuda muchas veces a sus amigos. Para ser honesto, es algo realmente difícil de hacer; algo que solo gente como Kushida puede hacer.

— Sin embargo, probablemente sea mejor ser más cuidadosos cuando se lo contemos a Sudou. no tiene sentido si no reflexiona sobre ello, debería darse cuenta él solo.

— Bien. Seguiré el consejo de Ayanokouji-kun—. Cambiando su línea de pensamiento, Kushida estiró su espalda—. Vamos a buscar un testigo ahora.

Después de regresar al salón de clases, me uní a los demás.

— ¿Al final no pudieron persuadir a Horikita?

— Lo siento, lo intentamos.

— No es culpa de Kushida. Deberíamos estar bien con las personas que tenemos.

— Espero trabajar con ustedes, Ike-kun, Yamauchi-kun.

Kushida estaba allí, con los ojos brillantes, pidiendo ayuda. Los dos la miraron con loco amor en sus ojos.

— ¿A dónde vamos?

Buscar al azar a un testigo sería ineficiente.

Probablemente sea mejor idear un plan antes de hacer un movimiento.

— Si todo el mundo está de acuerdo, ¿qué les parece preguntar primero a la clase B?

— ¿Por qué clase la B?

— Porque son la clase que más se beneficia si se encuentra un testigo.

— Lo siento, Ayanokouji-kun, pero no lo entiendo del todo.

— Entre las clases D y C, ¿qué clase es un obstáculo para la clase B? Para decirlo simplemente, ¿qué clase es más una amenaza?

— Por supuesto, es la clase C. Entonces deberíamos preguntar a la clase C por última vez. Pero ¿por qué no la clase A?

— En primer lugar, hay muy poca evidencia. La Clase A no tiene necesidad de brindar ayuda en una situación que no los afectaría ya que esta disputa se encuentra entre las clases C y D. 

Por supuesto, todavía no estábamos seguros de si se podía confiar en la clase B. Si era alguien astuto, podrían tener un plan para vencer no solo a la clase C sino también a la clase D. Incluso si su plan no es tan detallado, tendrían algún tipo de plan.

— ¡De acuerdo, vayamos a la clase B!

— Alto.

Instintivamente agarré la parte posterior del cuello de Kushida mientras ella avanzaba.

— ¡Nya~!

Sobresaltada, Kushida dejó escapar un grito de gato.

— ¡Moe~!

Yamauchi tenía corazones en sus ojos ante el lindo aullido de Kushida. Eso probablemente fue a propósito.

Aunque lo había pensado, mi corazón murió por sobrecarga de ternura.

— Las habilidades de comunicación de Kushida son vitales aquí. Sin embargo, no es tan simple como ingresar de manera informal a la clase e intentar hacer amigos.

— ¿Es así?

Si el testigo fuera un amigo, o la ayudara gratis, no habría ningún problema. Sin embargo, si fuera una persona más calculadora, no aceptarían ayudar sin un precio.

No sabremos si nos ayudarán o no hasta que hablemos con ellos. Incluso si tomamos eso en consideración... ¿saldrán las cosas como se espera?

— ¿Tienes algún conocido en la clase B?

— Sí. Aunque hay pocas personas con las que hablo y con las que me llevo bien.

— Tratemos primero de preguntarle a esa gente.

No queríamos correr la voz rápidamente de que estábamos buscando testigos con urgencia.

— ¿Uno por uno? ¿No es mejor preguntarles a todos a la vez?

A Ike no le gustaba la estrategia indirecta.

— También creo que lo estamos viendo demasiado negativamente. Sería bueno preguntar primero a la clase B, pero creo que es mejor preguntarle a mucha gente a la vez. Es posible que no podamos encontrar al testigo a tiempo si lo hacemos lentamente.

— Ya veo. Eso podría ser cierto, haz lo que creas que es mejor Kushida.

— Lo siento, Ayanokouji-kun.

Si Kushida unió sus manos frente a ella y se disculpó. No era nada por lo que debería lamentarse. Es natural que nuestras opiniones no coincidan, y si hubiera varios puntos de vista diferentes, deberíamos ir con la opinión de la mayoría. Me retiré y dejé el plan a Kushida y los demás. Inesperadamente, sentí que alguien me observaba y miré hacia atrás.



Solo alrededor de un tercio de la clase permanecía en el aula.

Nada parece fuera de lugar.

Por lo menos, no pude identificar lo que me está molestando.



3

La primera clase que visitamos me pareció un poco extraña. Aunque tenía el mismo diseño básico, parecía que llegamos a un lugar completamente diferente. Corregí mi malentendido inicial de que un juego en casa y uno de visitante era solo un poco diferente. Como no sabíamos si la clase sería un enemigo o un aliado, nuestra impresión inicial de la clase también era diferente. Incluso Ike y Yamauchi se sorprendieron; no podían moverse de la entrada.

Siendo la única imperturbable, Kushida comenzó a hablarle a sus amigas con una sonrisa justo después de que ingresó al aula. Qué actitud tan increíble. Pudo platicar fácilmente con sus amigos sin importar su género, similar a cómo actuaba con la clase D. Yo no podría hacer lo mismo.

Los dos que estaban más celosos eran Ike y Yamauchi. Kushida estaba hablando y divirtiéndose con personas que eran claramente más atractivas.

— ¡M-Maldita sea! ¡Hay demasiados tipos interesados en mi Kushida-chan!

— ¿Qué quieres decir... qué tipo de dialecto es ese? 

— No entres en pánico, Ike, está bien. Tenemos una ventaja: ¡estamos en la misma clase que Kushida-chan!

Sintiéndose molestos, los dos orgullosos se consolaron mutuamente. Aunque solo había 10 personas en el salón, Kushida comenzó a explicar la situación a los que estaban allí.

La atmósfera de la Clase B se sentía igual que la de la Clase D, ciertamente no era lo que uno esperaría de un grupo de estudiantes de honor. No era rígida en absoluto y, contrariamente a lo que yo imaginaba, había personas que se teñían el pelo, mientras que algunas chicas usaban faldas demasiado cortas.

Supongo que no podrías juzgar un libro por su portada. ¿O había algo más que la capacidad académica en lo que la clase B era mejor que la clase D? El sistema de esta escuela todavía tenía demasiados misterios.



Es molesto pensar en estas cosas.

Como esta era la pista de Kushida, dejé que se encargara de las cosas.

Intentando no ser notado por los demás, retrocedí unos pasos hacia la entrada.

— Quiero ir a casa.

No quería que me escucharan quejándome conmigo mismo.

Afuera, en el campo, vi al club de atletismo dando vueltas alrededor de la pista.

Como el aire acondicionado era cómodo, no tenía ganas de salir.

— Los clubs deportivos seguro trabajan duro.

Habiendo terminado de explorar la clase B, Ike se unió a mí mirando por la ventana. Es un tipo voluble, esta espera debe ser aburrida para él.

— Las personas que participan en las actividades de club son estúpidas.

— ¿Qué pasa con el pensamiento repentino? Sabes que decir ese tipo de cosas convertirá a la mitad de la escuela en tu enemigo, ¿no?

No sabía el número exacto, pero estimé que alrededor del 60 al 70 por ciento de los estudiantes participaban en actividades de club,

— ¿Dónde está el mérito en un régimen de entrenamiento tan duro? Si les gusta hacer ejercicio, deberían hacerlo como hobby.

Era extraño considerar las actividades de club únicamente como un beneficio o un inconveniente.

Participar en clubes tiene sus beneficios. Uno es capaz de socializar con otros, así como experimentar el éxito y el fracaso. Estas eran experiencias no incluidas en lo académico. Además, los miembros del club de ir a casa no recibían los beneficios de estar en un club.

— Supongo.

Esperé el informe de Kushida durante los siguientes minutos, pero no obtuve lo que esperaba.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario