Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 7.5 - Capítulo 3


LA FORMA DE PASAR EL TIEMPO DE CADA QUIEN 



Día 24, ahora es víspera de Navidad. Hoy y mañana, incluso mientras están ocupados, las parejas pasarán tiempo juntas y felices. Por otro lado, para la mayoría de los estudiantes, puede ser un día que no tenga nada que ver con ellos. Sin embargo, dado que la Nochebuena también será igual para ellos, estoy un poco interesado en su forma de pasarla. 

Temprano por la mañana, salí de mi habitación antes de las 7. Por extraño que parezca, hoy he prometido reunirme con hombres en dos ocasiones distintas. Llamé a uno para arreglar una reunión y el otro me invitó a una, que extraño. 

Cuando salí del dormitorio, todo alrededor se había vuelto blanco, y me hizo pensar en un invierno en toda regla. 

— Así que se acumula de esta manera. 

El poder de la naturaleza es verdaderamente asombroso. La nieve seguía cayendo pesadamente desde el cielo, pero de acuerdo con el pronóstico, alrededor de las 7 se espera que deje de caer, por lo que debería detenerse pronto. 

Tal vez es porque el frío se destaca visualmente, pero a pesar de que la temperatura no era tan diferente de la de ayer, extrañamente me sentí congelado. 

Debería considerar usar de guantes y bufanda. Por supuesto, antes de las 7 durante las vacaciones de invierno, la mayoría de los estudiantes todavía están durmiendo. 

— Hace frío. 

En el banco cerca del Centro Comercial Keyaki, naturalmente no hay rastro de nadie. Después de limpiar la nieve de la banca, me senté. En el momento en que la nieve dejó de caer, apareció ese hombre. 

— No llames a alguien tan temprano en la mañana. 

El que escupió esas palabras fue el líder de la Clase C, Ryuuen Kakeru. No, ex líder. Y con un brillo afilado en sus ojos, me miró. 

— No podría llamarte aquí si no fuera en un momento como este sin nadie alrededor. 

— Eso es porque te conviene. No tiene nada que ver conmigo. 


Era comprensible que Ryuuen maldijera así. Es verdad, si lo tuviera que decir, el que estaría incómodo si alguien atestigua esta reunión, soy yo. Una variedad de rumores... o incluso si no es el caso, no se podría evitar que algún rumor molesto se propague. 

— ¿Y? ¿Qué asunto tienes conmigo? 

— Estaba pensando que podríamos chismorrear un rato. Si dijera eso, ¿qué harías? 

— Jajaja. Es una broma graciosa para esta somnolienta y de mierda mañana. 

Aunque aún era temprano en la mañana, Ryuuen entiende bien el riesgo que estoy tomando. 

Desde el principio, nunca pensó que esta conversación careciera de sentido. 

— Hablando de eso, te vi ayer. Y también, en otro lugar, vi a Ishizaki y los demás. 

También sirvió como evidencia de que Ryuuen había renunciado como líder tal como lo había dicho. No puedo descartar la posibilidad de que sea falso, pero después de ver a Ishizaki y los demás, eso no es posible. En primer lugar, no hay ninguna ventaja para ellos el hacer que me parezca así. 

— ¿Estás contento de haber podido evitar que abandone la escuela como pretendías? 

— Me impresionó. Aunque ahora estás solo, no terminaste recluido en tu habitación. 

— Soy libre de hacer lo que quiera donde quiera. O, ¿sucumbes ante la ansiedad cada vez que me ves? Porque no sabes cuándo, en qué momento, decidiré mi venganza. 

— Y entonces lo lamentaré, ¿eh? Que no te expulsé. 

Ryuuen coloca una pierna en la banca al lado de la que estoy sentado y quita audazmente la nieve. Entonces, se sentó impávidamente en ella. 

— Si es posible, me gustaría que no lo hicieras. Es por una vida escolar pacífica, pero también es una molestia luchar contra ti. 

Si juego con los métodos de Ryuuen, me desgastaré más de lo necesario. 

Derrotados por su persistencia, puedo imaginar el estado de los que habían caído bajo la sombra de Ryuuen. 

— Entonces no me llames. Estás desperdiciando el milagro de que yo venga aquí. 



Dejemos la charla sin sentido sobre esto y vayamos al grano. Si desperdicio el tiempo torpemente, Ryuuen dejará este lugar sin piedad. No solo eso, sino que pude haber una continuación de lo de la azotea. 

— Con respecto al incidente en la azotea en ese entonces, estaba pensando que me gustaría agregar algo. 

— ¿Agregar? 

En qué estás pensando ahora, es en lo que probablemente está pensando Ryuuen. Especialmente si analizo su derrota, ciertamente no es algo agradable para él. Sin embargo, es vital que le explique las partes que pasó por alto mientras le transmitía los hechos. 

— En ese lugar fue donde se produjo el juicio decisivo, Ryuuen. Probablemente, si hubieras estado allí solo, incluso ahora estarías obsesionado con el incidente de la azotea y podrías haber sido capaz de pelear conmigo de nuevo. 

Pero, Ibuki, Ishizaki y también Albert también estaban allí con él. También es un hecho que este fue uno de los principales factores que causaron que Ryuuen acelerara su decisión. 

Si la situación se hubiera agravado, el riesgo aumentaría proporcionalmente. En el peor de los casos, existía la posibilidad de que no terminara solo con la responsabilidad de Ryuuen. No solo en este caso, se rindió después de anticipar eso. Era una mano que valía la pena jugar. Por supuesto, lo manipulé para que lo hiciera, pero en lo que respecta a las expectativas, Ryuuen tiene un gran potencial. 

— De verdad, eres un bastardo que solo anda jodiendo, estoy asombrado de todo lo que haces para tomar esa actitud de condescendencia hacia tus oponentes. Pensé que eso era mi especialidad, pero cuando lo haces así, me saldré del negocio. 

— Sólo te decía la verdad. 

— Ni siquiera tengo que pensar en cómo decir que eso te beneficia. Significa que tiene algo que ver con el hecho de que incluso usaste a Ishizaki y los demás para evitar que abandonara la escuela, ¿verdad? 

Esperaba que se diera cuenta si mantenía adecuadamente el flujo de la conversación, pero parece que las perspectivas de ello son escasas. 

— Tú y tu astucia. ¿Crees que todavía haré un movimiento? 

— ¿Movimiento? ¿Qué quieres decir? 

— No te hagas el tonto. Me refiero a que intentas obligarme a atacar a otras clases. Si no, no hay razón para mantenerme en esta escuela. 

Si no uso a Ryuuen, su existencia no será más que un obstáculo. Él optó por dejar la escuela voluntariamente, por lo que si lo hubiera dejado a su suerte, eso habría sido el final, es fácil pensar eso. 

— ¿Tu motivación no regresa? ¿No eres el tipo de hombre que disfruta el conflicto? 

— Aunque aplaste a la Clase B o la Clase A, siempre y cuando estés aquí, no hay ningún significado para eso. 

No tiene sentido. Esa es una afirmación bastante definitiva. 

— ¿Qué? ¿Tu espíritu se ha roto tanto por una sola derrota? 

Cuando dije eso, los ojos de Ryuuen se iluminaron con una emoción que se parecía ligeramente a la ira. 

— ¿Entonces debo causar un alboroto aquí? Si eso es lo que deseas. 

— Dije demasiado. Por favor, perdóname. 

Si el problema con Ibuki, Ishizaki y los demás no existiera, probablemente ya habría sido golpeado y enviado a volar. 

Este hombre aquí no conoce el miedo. 

Entonces, conoció el miedo. 

Sin embargo, Ryuuen probablemente se levantaría fríamente y lucharía. Tiene el potencial más que suficiente para avanzar, incluso cuando se siente aterrorizado. Por supuesto, esto solo se aplica si él recuerda avanzar y madurar sin abandonar la escuela. 

— Ya hemos arreglado las cosas entre nosotros. De ahora en adelante, no voy a mencionar el incidente en esa azotea. Les prometo que esta es la última vez. Ahora, hablemos. 

Por supuesto, Ryuuen no creerá en meras promesas. A lo sumo, esto solo se está haciendo pro forma, palabras destinadas a consolarlo. 

— Sospechoso. Incluso si continuamos esta conversación, no tiene sentido. Dudo que pueda surgir algo beneficioso para mí, me iré. 

Quizás su índice de incomodidad haya aumentado, se mueve para irse. 

— No necesariamente. 

Detuve a Ryuuen, quien hizo un movimiento para levantarse. La acción de intentar irse, mirándolo desde la perspectiva de Ryuuen, puede ser una estrategia para sacarme las palabras. Precisamente porque pensó que algo está pasando, salió del dormitorio tan temprano por la mañana. Probablemente no tenía intención de volver con las manos vacías. 

Entonces, sin mirarme, Ryuuen volvió a sentarse. 

— Eres libre de interpretar lo que voy a decir de la forma que quieras. Sin embargo, a partir de ahora, ¿no crees que será aburrido si estas batallas simples continúan sin cesar? 

Ryuuen parecía frustrado conmigo, que seguía con las preguntas como acertijos, pero respondió de inmediato. 

— ¿Batallas simples, dices? 

— La clase D supera a la clase C, luego a la clase B y finalmente a la clase A. Después, alegremente, Horikita y los demás se convierten en la Clase A. Para un resumen de la historia, parece ser la salida popular y fácil. Pero, lo que estoy diciendo es que no necesitamos estar atados de esos patrones. 

Si se tratara de una simple película de acción y aventura, podríamos haber golpeado adecuadamente en orden de debilidad. Sin embargo, esta es la realidad. No hay algo así como una secuencia cuando se trata de batallas. 

Somos libres de comenzar a atacar desde A o B. No está fuera de cuestión que nos unamos a C, que también es nuestro enemigo. 

— Curiosamente, parece que a partir del tercer semestre, la Clase A atacará a la Clase B. Mientras que la atención del enemigo se centra en la Clase B, es posible tomarlos por la retaguardia y de un solo golpe, colapsar a la Clase A por completo. 

Y con esto ya no es una conversación sin sentido para Ryuuen. 

— ¿Qué tan creíble es esta información? 

— No lo sé. Yo diría que es 50-50. 

Debo tener en cuenta la posibilidad de que Sakayanagi simplemente esté tratando de engañarme. 

Si leo esto desde el punto de vista de su personalidad, nueve de cada diez veces hará lo que dijo. 

— Si se trata de información confiable, se puede decir que es una buena oportunidad. Pero, pensé que ustedes, la Clase D, tenían un pacto de no agresión con la Clase B. Es bueno y todo atacar a la Clase A, pero mientras hacen eso la clase B será aplastada. Ichinose no puede vencer a Sakayanagi, ya lo sabes. 

— No me importa quién gane y quién pierda. No planeo involucrarme. 

— ¿Así que solo vas a dejarla caer sin ayudar? 

— Si ella destruye Ichinose por mí, me ahorra el problema. La Clase D puede llegar a la Clase A sin esfuerzo. Y además, si es Sakayanagi, puede expulsar a algunos de ellos. Ya es hora de que sepa, qué tipo de sanciones habrá si hay una expulsión. 

— Hay muchas cosas que no me gustan de esto. No tienes la ambición de aspirar a las clases superiores. ¿No estás actuando bajo la mentalidad de no querer sobresalir? 

— Eso es cierto. Sin embargo, no tengo inconveniente si mi entorno actúa por su cuenta. Si podemos llegar automáticamente a la Clase A, no creo que sea un mal trato. 

Por entorno, por supuesto me refiero a la Clase A y la Clase B. Y también a Ryuuen. 

— ¿Entonces solo observarás sin hacer nada? 

— Hay un problema que necesito resolver. Todavía hay una existencia problemática en nuestra clase. 

Esa existencia es una persona que Ryuuen conoce muy bien. No hay necesidad de pensar en ello, el nombre de esa persona salió de su boca. 

— Kikyo, ¿eh? Es verdad, para ti, ella es problemática. Por la forma en que funciona esta escuela, si tienes un enemigo en el interior, habrá una buena cantidad de limitaciones a las que te enfrentarás. 

Para hacer frente a la protuberancia delante de mis ojos. Esos fueron mis pensamientos honestos. 

En este punto, ya no es necesario prestar atención a llegar a la Clase A, así como a las expulsiones que se produzcan dentro de la clase, pero el problema es que, en el caso de Kushida, a la que tiene como objetivo es Horikita. 

En cuanto a mí, ya que hice algo imprudente durante ese incidente en la azotea, no puedo hacer que del ex presidente del consejo estudiantil, Horikita Manabu, se convierta en mi enemigo. Mientras siga matriculado en esta escuela, si su hermana Horikita Suzune es expulsada, ese hombre seguramente no me perdonará. 

En mi vida escolar, me gustaría evitar encender luces de señales amarillas. 

— Hace unos días, Kikyo me llamó, ¿sabes? Me preguntó cuándo atacaría. Desafortunadamente, en ese momento estaba absorto buscándote y no respondí, pero desde que perdió en el examen, ha estado vigilando atentamente buscando una oportunidad y no parece que haya dejado de desear la expulsión de Suzune. Kuku, es una mujer muy interesante. 

— Si hubieras usado Kushida, podrías haber asestado un golpe letal a nuestra clase, ¿verdad? 

— Si hubiera querido atacar a Suzune o a la clase, no había mejor material para usar. Pero para aplastar a alguien como tú que es indiferente a su clase, Kikyo es demasiado débil. 

Es cierto, si fuera un ataque contra mí, entonces Kushida es insuficiente. 

— ¿Qué pretendes hacer? Incluso si puedes suprimirlo temporalmente mediante el uso de medicamentos, siempre y cuando el cáncer no se elimine, no desaparecerá por completo. Aparte de eso, puede incluso hacer metástasis en otros órganos, ¿sabes? 

Eventualmente, esos órganos se descompondrán y morirán. 

— Ya llegué a esa conclusión. No hay necesidad de discutirlo. 

— ¿Hmm? Entonces déjame escucharlo, Ayanokouji. ¿Cómo exactamente vas a suprimir por completo a Kikyo? 

— ¿Necesito responder eso? 

— Si esto resulta como quieres o no, depende de esta respuesta. 

Divirtiéndose, Ryuuen se rió un poco. Pero quizás el dolor en su boca todavía está presente, ya que su sonrisa desapareció instantáneamente. 

Se ha puesto un poco más frío. En esta temporada, permanecer fuera demasiado tiempo y enfriar tu cuerpo no es algo bueno. 

— La clase D, a partir del tercer semestre, ascenderá a la clase C. Sin embargo, con toda probabilidad, regresaremos a la clase D. ¿Por qué? Porque… voy a expulsar a Kushida Kikyo. 

— Kukuku. ¡Kuhahaha! —Ignorando el dolor, Ryuuen rió a carcajadas—. Realmente eres un hombre aterrador. Así que estás dispuesto a perder una batalla para ganar la guerra. Esta escuela está repleta de seres insignificantes de los que ni siquiera puedes deshacerte con este problemático sistema escolar. Sin embargo, incluso sabiendo eso, harás que la expulsen, ¿eh? 

Por supuesto, las cosas no son tan simples. Mientras no posea los materiales necesarios para expulsarla en este momento, terminará influyendo en el contenido del próximo examen. La presencia de una existencia preocupante es también un hecho. 

— Está bien. Así está mejor, Ayanokouji. 

— ¿Estás convencido ahora? Hay cosas en las que podemos ayudarnos sin tener que unirnos. ¿No lo crees? 

— Kuku. Me has entretenido con tu charla anti-Kikyo. Pero, dejarme llevar por tus halagos y atacar sin pensar a la Clase A es una historia diferente. 

— Aunque creo que es posible. 

— Ni siquiera te molestes. En lugar de ir contra alguien más, prefiero ir por ti. 

Parece que algo de vigor ha regresado a los ojos con los que me está mirando. 

Incluso después de aprender el miedo, todavía hay un brillo en los ojos de Ryuuen. Nuestros ojos se encontraron. 

— Ayanokouji, parece que estás intentando manipularme incluso si requieres la fuerza, pero no tengo ninguna intención de luchar. 

— Así parece. 

Parece que ha confirmado su resolución. Ryuuen parece querer desaparecer por completo del escenario. O tal vez continuará haciendo movimientos detrás de escena. 

— Ryuuen, déjame darte un consejo. Tu plan de aferrarte a los puntos privados no es malo. Sin embargo, también es un hecho erróneo. Incluso si una o dos personas pueden ganar, llevar a toda la clase a través de eso es imposible. 

— Esa Ibuki, soltó la lengua ¿eh? 

— No es como si lo hubiera hecho. Simplemente me preguntó si era posible ahorrar 800 millones. 

No es difícil imaginar que fue una estrategia que Ryuuen estaba tratando de llevar a cabo. Y el hecho de que esta estrategia no tenga posibilidades de triunfar es algo que la historia de la escuela establece. 

Ahorrar una cantidad estimada de 800 millones de puntos privados es muy poco realista. Pensé que Ryuuen estaba intentando ejecutar una estrategia para ahorrar puntos solo para él o para aquellos que eran cercanos a él. Solo renunció a esos puntos privados en la azotea porque había intentado abandonar la escuela, y una vez que eligió permanecer, esperaba que comenzara a actuar nuevamente para ahorrar puntos privados. 

Sin embargo, a juzgar por el estado de Ibuki, parece que Ryuuen había estado ahorrando puntos privados como parte de una estrategia para permitir que toda su clase ganara. Ciertamente, al existir como tirano, existe la necesidad de proporcionar una compensación adecuada, pero al final del día, podría haber invalidado eso. Debido a que hacer una promesa tan clara, no debería haber quedado registrado. 

— ¿O podría ser que solo pretendías estar ahorrando 800 millones? 

Si ha estado engañando incluso a Ibuki, entonces esta conversación terminará aquí. 

— Incluso si por casualidad, los puntos que posees en este momento sean cero, el contrato que has realizado con la Clase A aún permanece. Si se toman en cuenta los 800 mil puntos por mes, aún quedan 25 meses para el final. Los cálculos te permiten apenas llegar a tiempo a la graduación. Si tienes en cuenta los puntos privados que recibes cada mes, puede ahorrarte un poco más de tiempo. No aspires a nada más que eso. 

Ahora, con esto, Ryuuen puede seguir abiertamente el sistema, llegar a la Clase A y graduarse. Por supuesto, todo esto se basa en la premisa de que la Clase A no colapsa, y tendrá que evitar cualquier gasto innecesario, pero no es una tarea demasiado difícil. 

— Ayanokouji. En verdad eres muy inteligente y muy talentoso. Pero aun así, estás lejos de ser perfecto. 

No como una broma, sino ridiculizándome, Ryuuen dijo eso. Pero su tono era serio. En otras palabras, hay una manera de ahorrar 800 millones de puntos, es lo que significa. 

— ¿Me estás diciendo que tienes algún truco secreto para ascender a toda la clase, Ryuuen? 

— Escucha, la cantidad de puntos privados que se mueven en un grado escolar es colosal. Suponiendo que no haya expulsiones, cada año escolar tiene aproximadamente 160 personas. La combinación de los tres años escolares en total suma 480 personas. Si puedo extorsionar 100,000 puntos de todos ellos por mes, solo eso me da 48 millones de puntos. Si puedo obtener más de 200,000 puntos por mes, sumará 100 millones. 

Si continúa haciendo eso durante 8 meses, entonces obtendrá unos 800 millones. ¿Está diciendo que no es simplemente un sueño alcanzar ese objetivo? Incluso si es suficiente de acuerdo con los cálculos, no es algo que sea ejecutable. Incluso una teoría impracticable, tiene un límite. Y la estrategia de utilizar mentiras y fraude fortalecerá la vigilancia de la escuela una vez que comience a moverse una gran cantidad de puntos. 

Incluso si todos los estudiantes fueran atrapados con éxito en su inteligente estratagema y les extorsionara puntos cada mes, 100 millones es el límite. Como pensé, es imposible. 

Incluso esos 100 millones, si está dentro del alcance de la ilegalidad, serán confiscados inmediatamente por la escuela y recibirá sanciones. Incluso si acumula su ingenio y lanza un ataque frontal, me pregunto cuánto podrá ahorrar. 

Sintiendo que era improductivo, intenté usar el ábaco otra vez. Suponiendo que la ayuda entre todas las clases es inevitable, y suponiendo que los puntos de la clase se mantendrán en un nivel alto de 1000 puntos, entonces habrá alrededor de 50 millones de puntos por año. 

Si se pueden aprobar los exámenes especiales y ahorrar puntos, se podrían acumular aproximadamente 10 millones de puntos. En otras palabras, dentro de un año, aproximadamente 60 millones de puntos. 

Incluso si uno no gasta y aprueba perfectamente los exámenes, este sería el límite. 180 millones de puntos en 3 años. Ni siquiera alcanzará los 200 millones de puntos. Esta es la cantidad máxima de puntos privados que una clase puede lograr, sin embargo, en la práctica debería ser mucho menor que eso. 

Como lo más realista, obtener unos 150 millones de puntos debería ser lo más satisfactorio. Llegué a esa conclusión, sin embargo, no sentía que Ryuuen dijera que tenía alguna base. Mirando su cara, esos fueron los pensamientos que pasaron por mi mente. 

— No hay forma de que puedas alcanzar eso, o más bien ese no es siempre el caso, ¿eh? —La estrategia en la que Ryuuen se había estado enfocando. La estrategia que no pude ver—. Nuestros métodos son similares, pero el proceso de pensamiento fundamental detrás de ellos es diferente, eso parece. 

— Es mi política evitar al máximo tomar decisiones con una baja probabilidad de éxito. 

— Ahh. Tu estrategia, que inicialmente pensé que tenía cero posibilidades de éxito, ha aumentado a más del 5%. 

Sin embargo, para que tenga éxito, hay varias cosas indispensables que absolutamente necesito. 

— Más importante, Ayanokouji...... tú, ¿por qué la nieve se acumula en tu cabeza? 



Señalándome eso, me fijé en mi apariencia. 

— Ahh, no, de alguna manera simplemente terminó así. Porque la sensación de nieve se siente realmente bien. ¿Es extraño? 

Mientras nevaba, pensé que era interesante y permanecí inmóvil, y entonces se acumuló. 

Desde mi cabeza hasta mis hombros, mis brazos y mis rodillas, pude ver que la nieve restante había comenzado a derretirse. Me sentí agradecido por habérmelo señalado, pero no hice ningún movimiento para quitarme la nieve. De cualquier manera, se derretirá y desaparecerá pronto. 

Si ese es el caso, no es tan malo tratar de tocar la nieve de esta manera. 

— Bastardo, seguro que te gusta joder. 

— Ahora que has escuchado lo que tengo que decir, debería llevarlo aún más lejos y alinear nuestros intereses. 

— Obviamente, esto es demasiado bueno para ser verdad, pero también hay un olor peligroso sobre esto. Si lo consideras necesario, incluso desecharás a tus aliados. ¿Cómo puedo asociarme con alguien cuando ambos estamos pensando en apuñalarnos? 

— Si ya has pensado en eso, entonces no debes preocuparte. Si tienes miedo de ser superado, entonces simplemente debes ser más astuto. Eso es todo, ¿verdad, Ryuuen? 

No estoy pidiendo una alianza entre dos buenos amigos o algo así. Solo estoy alineando los intereses de los dos. Eso, en cierto sentido, daría lugar al tipo más fuerte de relación. 

— Si es así, Ayanokouji. Yo seré la persona quien al final siente las bases. 

— ¿Sentar las bases? 

— Depende de cómo se desarrolle el tercer semestre, pero la Clase C, no, mi clase ha caído a la Clase D y probablemente será liderada por Kaneda y Hiyori. En última instancia, serán ellos los que decidirán si atacarán la Clase A y no a ustedes, que se han elevado a la Clase C, los persuadiré de que esos son unos buenos planes. 

Como mínimo, significa que son otras personas además de Ryuuen quienes decidirán qué hacer. 

— Eso no suena tan mal. 

Aunque Ryuuen se retire, si Kaneda y los demás deciden atacarnos, entonces no hay forma de evitar ese problema. 

En particular, Ishizaki e Ibuki no tienen exactamente una impresión favorable de mí. También es posible que ellos influyan en su clase para desafiar a la nuestra. 

— Sin embargo, como condición para sentar las bases, también incluiré el tema de antes. Cuando suban a la Clase A, si aceptan nuestra solicitud, te escucharé. 

— ¿Así que significa que vas a manipular a Shiina y a los demás desde las sombras? 

— ­Eso es imposible. Ya les dije que voy a renunciar. 

— En otras palabras, solo por sentar las bases... me estás cobrando bastante. 

Aunque sea una condición de no agresión, esto hace que sea abrumadoramente inconveniente para mí. 

— No creas que haré un movimiento a un costo tan bajo, Ayanokouji. 

También está el contrato que firmó con Katsuragi, Ryuuen sabe muy bien cómo meterse en los bolsillos de su oponente. 

— Esa propuesta, no me importa aceptarla, pero no puedes ponerla en un papel. A lo sumo, será una promesa verbal. 

— Kuku. No estoy esperando algo así de ti que se mueve furtivamente. Pero sabes, si te niegas a esto, no te perdonaré. Usaré cualquier medio que tenga para hacer que te arrepientas. 

“Si no te gusta eso, entonces aplástame”, casi podía escucharlo decir eso. 

— Creo que esto puede ser innecesario, pero por favor déjame preguntarte una cosa. Incluso si llegamos un acuerdo secreto aquí, no puedo imaginar una “estrategia” que sea posible sin Ryuuen. 

Incluso si aumenta de 0% a 5%, cualquier cosa más que eso requiere una cantidad apropiada de habilidad y suerte. Y si hay una persona que posee eso, es nada menos que Ryuuen. 

— No sé tanto. Los que aprovecharán la oportunidad o la desperdiciarán son Kaneda y los demás. 

Parece que está diciendo que a lo sumo solo pondrá la mesa. Así es como el hombre que solía gobernar la antigua Clase C a través de la violencia y el terror asume la responsabilidad. Lo menos que puede hacer para expiarse, probablemente algo así. 

— Entonces la negociación está completa. 

Hice un movimiento para estrechar la mano de Ryuuen. De cualquier manera, Ryuuen no es una existencia fácil de controlar. Aunque ahora está retirado, si puedo manipularlo para que no se convierta en un obstáculo, entonces eso es un buen negocio. No, solo con esto, todavía no puedo permitirme ser negligente. 

— Entonces, ¿esto es todo lo que tienes que decir? En tu invitación inicial, dijiste que había una persona que querías que conociera. Pero no creo que una persona que valga la pena esté entre los de primer año. 

— Es cierto. Puede que no haya nadie así en primer año. 

— ¿Qué? 

— Ya es hora. 

Justo cuando era inminente la llegada de la hora señalada, y como si lo hubiera cronometrado, ese hombre apareció a lo lejos. 

Al ver esa figura, Ryuuen no pudo ocultar su sorpresa ante el inesperado visitante. Mientras ese hombre caminaba hacia nosotros, se detuvo exactamente entre Ryuuen y yo. 

— ...... De todas las personas, ¿él? ¿El que querías que conociera? 

Dirigí mi mirada hacia ese hombre sin negar la pregunta de Ryuuen. 

— Lo siento, tenía que ser temprano en la mañana. 

— No me importa. Este es un buen momento para una reunión clandestina. La elección del lugar tampoco es mala. 

Es porque es un campus escolar cerrado, y está dentro de la estrategia. Es una posición en la que puedes detectar de inmediato a cualquiera que venga por ambos lados. 

Si por casualidad, alguien viniera aquí, este hombre probablemente fingiría no conocernos y simplemente se iría. 

— Pareces muy cercano al ex presidente del consejo estudiantil. ¿Suzune también fue útil? 

Incluyendo el incidente en la azotea de hace un tiempo también, Ryuuen se rió ligeramente. Tal vez ya había adivinado que ella es la hermana pequeña del presidente del consejo estudiantil, y parece que ya lo ha investigado. 

— Pensé que estarías solo, Ayanokouji. Imaginar que Ryuuen te acompañaría. 

Más que sorprendido, fue más como si lo confirmara conmigo por si acaso. 

Mirando una vez la nieve acumulada en mi cabeza, luego de no prestarle atención, el mayor de los Horikita comenzó a hablar. 

— Entonces, continuaré con lo que tengo que decir bajo el supuesto de que Ryuuen Kakeru también es un colaborador. Si no nos damos prisa, no hay forma de saber quién nos verá. 

— Espera un minuto. ¿A quién llamas colaborador? 

— Por lo menos puedo garantizar que no es un enemigo. 

Aliado, colaborador. No pude responder con una mentira como esa, así que respondí de esa manera. 

— Ayanokouji, cuando me pediste ayuda hace un tiempo, ¿recuerdas la promesa que me hiciste? 

— Sí. Se trata de ayudarte a detener a Nagumo Miyabi, ¿verdad? 

— ¿Nagumo? ¿Te refieres al nuevo presidente del consejo estudiantil? 

La razón por la que estoy con Ryuuen en este momento es porque quería que él supiera lo que también está pensando el Horikita mayor. Por supuesto, podría habérselo dicho yo, pero tener al Horikita mayor aquí para que lo diga directamente tendrá un efecto persuasivo más fuerte. 

— Parece que no le gusta la forma en que Nagumo está haciendo las cosas. 

— Ya veo. Así que estás tratando de usar a Ayanokouji para detener a Nagumo, ¿eh? Es un famoso chisme que el segundo año está dominado por ese hombre. Para lidiar con él, no hay otra opción que usar a uno de primero. Dime algo, Horikita. ¿Desde cuándo empezaste a mirar a Ayanokouji? 

Ryuuen le dijo eso al Horikita mayor y lo llama directamente por su nombre. No solo eso, sino que su actitud es de condescendencia. Bueno, ya que estoy haciendo algo similar no puedo decir nada. 

— Justo después de que se inscribió. Por otra parte, parece que has tenido dificultades para encontrarlo. 

No fue en represalia, pero en respuesta a Ryuuen, el Horikita mayor simplemente respondió indiferentemente. 

— Kuku. Es porque soy del tipo que se toma su tiempo disfrutando del proceso. 

— Por todo eso, seguro que te golpearon considerablemente. 

En respuesta a Ryuuen, que estaba tomando una actitud enérgica, respondió como si lo estuviera rostizando. Parece que Ryuuen también sintió eso, pero endureció su mirada. 

— Si crees que mis habilidades son deficientes, ¿te importaría probarlas aquí? 

“Aunque estoy herido, todavía puedo derrotarte”, Ryuuen lo provocó con ese espíritu. 

— Tendré que negarme. No me interesan esas cosas. 

El mayor de los Horikita respondió con calma. 

— Kuku. Sabía que no me harías caso. 

Mientras Ryuuen se ríe ligeramente, planta sus pies cruzados en el suelo. Justo después de eso, usando una patada frontal, envía nieve volando hacia la cara de Horikita. El objetivo era cegar al oponente. 

Buscando el momento en que se agite después de que su visión ha sido bloqueada por la nieve, Ryuuen lanza su puño derecho hacia el abdomen del Horikita. 

Ante eso, sin siquiera dar la sensación de que su visión está obstruida, el Horikita mayor predice el ataque y se protege completamente. Incluso mientras retrocede, sin pánico y con calma, utiliza su dedo medio para ajustar sus gafas por el puente. 

— Pensé que solo eras un bastardo inteligente que solo tiene su astucia, pero eres bastante bueno, ¿no? 

A pesar de haber sido un ataque sorpresa, al Horikita mayor que lo bloqueó, Ryuuen lo elogió. 

— Creo que te dije que lo rechazaría. 

— ¿Qué pasa? Si no te gusta, eres libre de atacarme en cualquier momento. ¿O podría ser que no puedes luchar contra alguien de primer año? 

— Parece que te has conseguido un amigo confiable, Ayanokouji. 

¡Pan! Y con ese sonido, el Horikita mayor limpia la nieve y la suciedad de su ropa. 

— También estaba pensando eso. 

Pero la mirada de Ryuuen que se fijaba en casi cualquier persona no cambiaba. 

— Bueno, eso está bien. Te evaluaré como un hombre que puede hacer las cosas hasta cierto punto. Horikita-“senpai”. 

Podía tomarse como sarcasmo, Ryuuen agregó un honorífico. 

— Del mismo modo. No eres apto para el consejo estudiantil, pero te estoy dando cierta cantidad de valor. 

— Estoy muy feliz de ser elogiado por el ex presidente del consejo estudiantil. 

Sin recibirlo con sinceridad, Ryuuen levantó la mano y respondió como si lo hiciera a un lado. Dado que la interacción entre esos dos ha terminado, el Horikita mayor se puso manos a la obra. 

— Ahora lo que quiero que haga Ayanokouji es proteger y mantener el orden en esta escuela. Puedes usar cualquier medio necesario. Puedes destituir al presidente del consejo estudiantil Nagumo Miyabi de su trono, o exponerlo por una acción descuidada, o simplemente obstruirlo, puedes elegir el método que sea más fácil para llevarlo a cabo. Una vez que comience el tercer semestre, el poder real de Nagumo se fortalecerá y comenzará a actuar en serio. 

— En detalle, ¿cómo va a cambiar? ¿Estás diciendo que el consejo estudiantil tiene tanta influencia? 

— Por supuesto, el consejo estudiantil no es omnipotente. Sin embargo, a diferencia de otras escuelas donde el consejo estudiantil está solo para decorar, es un hecho que se otorga cierta influencia a este consejo estudiantil. En la actualidad, siempre que surgen problemas en la escuela, el consejo estudiantil ocupa un lugar central y lo resuelve. Tanto Ayanokouji como Ryuuen deberían ser conscientes de eso. 

Durante el caso violento de Sudou, los que presidieron el caso no fueron los maestros, sino el consejo estudiantil encabezado por el Horikita mayor. 

— Y también, el consejo estudiantil tiene la autoridad de pensar y decidir sobre partes de los exámenes especiales. Este año, se realizó un examen de supervivencia en una isla deshabitada con los de primer año, pero eso fue algo que pensó el consejo estudiantil anterior y se hizo realidad. 

En otras palabras, en los exámenes especiales, Nagumo puede crear algo completamente diferente de lo que hemos encontrado hasta ahora, existe esa posibilidad, ¿eh? 

— Él está tratando de convertir esta vida escolar de mierda y aburrida que ustedes han construido en algo interesante, ¿verdad? Deberían darle la bienvenida 

Riendo, Ryuuen una vez más cruzó sus piernas. 

— Si es la manera correcta, que lo sea. Sin embargo, hasta ahora, Nagumo ha usado métodos que han logrado que muchos estudiantes sean expulsados. De hecho, entre los de segundo año hasta este momento, 17 estudiantes han sido expulsados. De acuerdo con las entrevistas previas a la expulsión, aunque puede que ya lo sepas, en más de la mitad de ellos Nagumo estuvo involucrado. 

17 estudiantes. Entiendo que esto es una cantidad bastante grande. 

— Si puede lograr que muchas personas sean expulsadas, no creo que le resulte difícil gobernar un año escolar completo. 

Seguramente existía una fuerza que había intentado detener a Nagumo. Sin embargo, si los papeles se invertían, dependiendo de la situación, esa fuerza podría debilitarse, absorberse y luego capitular. 

Y entonces, Nagumo logró ganar el control sobre todo el segundo año. 

— Ahora que asumió el cargo de presidente del consejo estudiantil, eso también se extenderá al primer y tercer año. Una vez que comience el próximo ciclo, incluso en los nuevos estudiantes de primer año, esa influencia será más pronunciada, eso es lo que pronostico. 

Si lo dejamos en paz, puede que no termine con tan solo 10 o 20 personas expulsadas. 

— ¿No es que Nagumo solo está siendo racional? Esos 17 estudiantes no eran más que personas sin valor y por eso fueron aplastados, ¿verdad? 

— Los que rompan las reglas serán expulsados. Eso es natural. Sin embargo, guiar a todos hasta la graduación sin perder a una sola persona. ¿No es de eso de lo que se trata un líder ideal? 

— Entonces, ¿Horikita-senpai-sama está tratando de decirnos que no ha expulsado a nadie? 

— Solo hablaba del ideal. Por lo menos, hasta este momento, nadie de entre los de primer año ha sido expulsado. Perseguir ese ideal no es algo malo, ¿cierto? 

— Es lo que dice, Ayanokouji. ¿Qué piensas sobre eso? Sobre el ideal del que habla este hombre. 

— Puedo entenderlo en lo que se refiere a ser un ideal. También está bien, que haya personas que aspiren a lograrlo. Sin embargo, al menos puedo decir que Ryuuen y yo no somos de los que buscan ese ideal. 

— Kukuku. Eso es completamente cierto. 

Si hay alguien que cumpla con esos criterios en este momento, tendría que ser nada menos que Ichinose Honami de la Clase B. 

— Por supuesto, no tengo ninguna intención de pedir tanto de ti. Si puedes detener el alboroto de Nagumo, eso es suficiente. 

Lo dijo de manera simple, pero si eso pudiera hacerse fácilmente, el Horikita mayor no lo habría pedido. Si el consejo estudiantil también tiene su cuota de poder, entonces aún más, no es algo que pueda detenerse. 

Es porque si actúo para no causar negligentemente expulsiones, todo lo que podría lograr a través de mis esfuerzos es asegurarme de que los de primer año no sufran sanciones, así como conocer el contenido de los exámenes especiales. 

— Me despediré en este momento. Después de todo, también me han convertido en un partícipe secreto. 

Al parecer, Ryuuen no tiene ningún interés en los acontecimientos del consejo estudiantil. 

— Pero fue una charla bastante fascinante, pero más que esto es una pérdida de tiempo. Nos vemos. 

Quizá fue una negociación que fue de su satisfacción, sin vacilación alguna, Ryuuen se dirigió hacia el dormitorio. 

Llamé a Ryuuen. 

— De ahora en adelante, ¿planeas quedarte solo? 

— Déjame en paz. Desde el principio, esta es mi naturaleza, me sienta bien. 

Dejando atrás esas palabras, Ryuuen se fue junto con sus huellas en la nieve. 

— Ayanokouji, la razón por la que dejaste que Ryuuen escuchara todo esto, ¿es para convertirlo en un aliado? 

— Eso no está del todo mal, pero... si tuviera que decirlo, la meta era más para poder evitar ser un objetivo de su interés. 

Tenía la intención de convencer a Ryuuen de que definitivamente no participe en el conflicto entre las clases de primer año. Si se le hago creer que de ahora en adelante estaré ocupado planeando contramedidas contra el consejo estudiantil, la posibilidad de que me ataque nuevamente disminuirá. 

Alguien tan belicosa como Sakayanagi, que se convertirá voluntariamente en una enemiga para él, debería ser más entretenido para Ryuuen. Por supuesto, parece que él mismo ya no tiene ningún deseo de luchar seriamente contra nadie. 

— En cualquier caso, de ahora en adelante también necesitarás un amigo comprensivo. En ese sentido, alguien que haya peleado contra ti como Ryuuen puede ser una buena opción. 

— Amigo, ¿eh? 

Bueno, más importante, en este momento debo acumular toda la información que pueda. Hacer contacto con el Horikita mayor es, así como con Ryuuen, algo que no me gustaría hacer con frecuencia. 

Me gustaría aprovechar al máximo cada una de estas oportunidades. 

— Apenas tengo información sobre los estudiantes de último año. ¿Puedo confiar en que me ofrezcas eso? 

— Por supuesto. Ya he completado los preparativos. 

Dicho esto, el mayor de los Horikita sacó su teléfono. Cuando le di mi número, un mensaje llegó de inmediato. Mientras revisaba el mensaje, recibí una explicación del Horikita mayor. 

— De entre los miembros del consejo estudiantil, te diré a los que debes vigilar aparte del propio Nagumo. Uno de ellos es el recientemente nombrado Vicepresidente de la Clase B de segundo año, un hombre llamado Kiriyama. Luego, el secretario Mizowaki, y luego el secretario Tonokawa. Ambos secretarios eran ex alumnos de la Clase B que fueron contra viento y marea junto con Nagumo y son de las pocas personas capaces de ofrecerle sugerencias. Ahora, los miembros restantes. 

Como si fuera un currículum formal, me entregó algo con retratos adjuntos. Solo un vistazo fue suficiente para hacerme entender quién pertenecía a qué clase. Comenzando con el Vicepresidente, a juzgar por la cantidad de estudiantes inscritos actualmente en el consejo estudiantil que no pertenecen a la Clase A, puedo inferir cuánto poder ejerce Nagumo. 

En cualquier caso, esta información es valiosa. No es una tarea fácil hacer contacto con estudiantes de un año escolar diferente. Especialmente los que están en el círculo del presidente del consejo estudiantil, no puedo permitirme tomar acción descuidadamente. 

Normalmente me tomaría un tiempo considerable solo para recopilar la información que he obtenido en este momento. 

— Los únicos que saben a detalle las acciones de Nagumo y su carácter son, con toda probabilidad, estudiantes del mismo año escolar que él. Aunque estamos conectados a través del consejo estudiantil, tampoco es que yo sepa todo sobre Nagumo. 

Con el fin de destruir Nagumo, se requerirá de manera vital más información. Qué tipo de personalidad posee, qué tipo de estrategia prefiere. Es necesario comprender esas cosas. 

— Y dado que esos vitales estudiantes de segundo año también están en la palma de Nagumo, eso parece difícil. 

— Exactamente... sin embargo, hay estudiantes en segundo año que incluso ahora se oponen a Nagumo. 

Lo dijo como si tuviera una idea de quiénes eran. 

— ¿Su nombre es? 

— Desafortunadamente, aún no puedo decirte en esta etapa. Es porque no puedo garantizar la seguridad de ese estudiante si Nagumo descubre su conexión conmigo. 

— Será calificado de traidor y eliminado... existe la posibilidad de que sea expulsado, ¿es lo que estás diciendo? 

— Es posible que pueda protegerlo mientras todavía estoy inscrito, pero una vez que me gradúe, esa protección desaparece. 

De lo que debería desconfiar es de por qué el Horikita mayor me está diciendo esto. 

— Tienes la intención de hacer algo para que yo y el estudiante de segundo año entren en contacto, ¿no es así? 

— Si está preparado para ello, me gustaría nombrarte como un estudiante de primer año capaz de actuar. 

Es lo que probablemente quiere decir. Mientras no revele su identidad, no tendré más remedio que proporcionar mi nombre. A pesar de que se opone a Nagumo, todavía es de segundo año. Teniendo en cuenta el ciclo escolar que se avecina, me gustaría evitar sobresalir descuidadamente. 

— Qué se hará depende de ti. 

Normalmente, negarme aquí sería una buena idea. 

Pero, eso es con la condición de que nadie se dé cuenta de mis habilidades. O, a condición de que dicho alumno no las divulgue. Sin embargo, la verdad sobre mí ya se la sabe Sakayanagi y los estudiantes que estaban junto a Ryuuen. En particular, Sakayanagi es una estudiante que también conoce mis antecedentes de la Habitación Blanca. 

Cuanto más intento mantenerlo en secreto, más potente se vuelve como arma para Sakayanagi. Pero no hay mucho beneficio al rechazar su propuesta aquí. 

— Entendido. No me importa si le cuentas a ese de segundo año sobre mí. 

— Es una elección audaz la que has hecho, pero la correcta. 

— Ahora todo lo que queda es ver si sus palabras tienen algún peso para ellos o no. 

Hay un estudiante confiable, aunque diga eso, desde la perspectiva del otro estudiante, solo soy alguien de primer año. ¿Está bien confiar en alguien más joven que yo? Debe sentirse ansioso. 

— Si no crees en lo que digo, entonces derrotar a Nagumo será imposible. 

— Bueno, te lo dejo a ti. 

— Desde que te conocí, has poseído una increíble humildad. 

— Porque estoy en deuda contigo. 

Por supuesto, este es el caso si obedezco dócilmente al Horikita mayor y tomo medidas. 

Como alguien que aspira a una vida cotidiana pacífica, involucrarse con el consejo estudiantil obviamente es algo que me gustaría evitar. A pesar de que solo tengo que soportar esto hasta que el mayor de los Horikita se gradúe, todavía hay cosas de las que desconfío. ¿Cree que después de su graduación, protegeré nuestra promesa con integridad y ayudaré a derrotar a Nagumo? 

Ese seguramente no es el caso. 

— ¿Sabes lo que estoy pensando? 

— ¿Qué pasa después de que me gradúe, algo así? 

Bien hecho. 

— No esperaba que tú abordaras el tema. ¿Te pareció más problemático que mantenerte callado al respecto? 

— Es porque no puedo saber lo que piensas y me sentí extraño. 

— En última instancia, no me importa si tu ayuda solo dura hasta mi graduación. Si para entonces, las mentes de los estudiantes inscritos no han cambiado, entonces eso significa que se acabó para esta escuela, así es como es. 

— El problema podría ser antes de eso, ¿sabes? ¿Qué pasa si no puedo enfrentar a Nagumo? 

— No me molestaría con alguien que crea incapaz de hacer algo tan importante. 

¿Significa que el Horikita mayor me ha catalogado como alguien capaz de detener a Nagumo? ¿O simplemente me está elogiando ya que incluso aquellos con bajas capacidades pueden superarse cuando se sienten halagados? De cualquier manera, no puedo entender a esta persona. 

— Intentaré pensar en una estrategia, pero no puedo garantizar que produzca resultados antes de tu graduación. 

— Entiendo eso. 

¿Por qué este hombre confía tanto en una existencia desconocida como yo? Si desea preservar las tradiciones de esta escuela, debería confiarle esto a un individuo más apasionado. 

Incluso como ex presidente del consejo estudiantil que se enorgullece de su escuela, esto es demasiado anormal. En primer lugar, incluso después de darse cuenta de una anomalía como Nagumo, el Horikita mayor solo observó. Dijo que fue después de que me diera a conocer, pero incluso eso me hace sentir un poco incómodo. 

— No espero que te muevas exactamente como lo espero solo por esa deuda. Desde el principio, tú también aceptaste el asunto anti-Nagumo con esa intención. ¿Estoy equivocado? 

Parece que el mayor de los Horikita también entiende adecuadamente ese hecho. 

— Aunque eres el ex presidente del consejo estudiantil, aún tienes un cierto grado de autoridad... no, de influencia. Había evaluado que sería útil si te convertía en un aliado. ¿No es eso natural? 

El Horikita mayor no dejará su posición imparcial y me favorecerá directamente. Sin embargo, hay muchos casos en los que se han construido alianzas a través de la confianza en cada punto importante, siempre y cuando haya una conexión detrás de la escena. Mientras esté inscrito en esta escuela, al menos me enfrentaré a una variedad de riesgos. En ese momento, haber construido intereses comunes y aliados puede ser útil. 

— Eres libre de confiar en mí si lo deseas, pero será problemático si esperas demasiado. 

— No tengo ninguna intención de hacerlo. A lo sumo, está bien si me ayudas con un “último intento”. 

Por supuesto, sería mejor que ese “último intento” no fuera necesario. 

En cualquier caso, lo importante es si podemos lograr ese “último intento” o no. 

— Bien. Porque derrotar a Nagumo no será algo fácil. 

Lidiar con este asunto problemático hasta que Horikita se gradúe y por otro lado obtener una carta de triunfo para emergencias. 

— Por cierto, en cuanto a la estrategia contra Nagumo, la desarrollaré tranquilamente a partir de ahora. Pero antes de eso hay algo que me gustaría confirmar. Se trata de tu hermana pequeña. 

— Si usas a Suzune o no, eres libre de decidir. 

— No es eso. He estado en la misma clase que Horikita por cerca de un año, y creo que posee cierta aptitud. Aunque has tenido a tu hermana a tu lado por mucho tiempo, ¿no lo has notado? 

— Aptitud, ¿eh? ¿Qué es lo que la hace apta? ¿Su éxito académico? ¿O sus habilidades atléticas? 

Parece que ya ha notado las partes a las que he estado prestando atención. 

— Quiero decir en términos de capacidad de coordinación. Horikita tiene aspectos torpes en ella, pero en general, su capacidad es alta. 

— Mi hermana es incompetente. Siempre persiguiendo mi sombra, se ha propuesto alcanzar esa meta. 

Qué superficial, él escupe eso. Sin embargo, esas palabras justo ahora eran..... 

— ¿Podría ser...... que convertirte en la “estación final” para ella es el problema? 

— Eres libre de interpretarlo como quieras. No es como si algo cambie solo por esto, ¿verdad? 

— Eso puede ser verdad. 

Pero con esto, siento que ahora entiendo la razón por la cual el Horikita mayor actúa tan severamente con su hermana. 

— Si tu hermana se uniera al consejo estudiantil, ¿le darías un “último empujón”? 

— Voy a ayudar en la medida de lo posible. 

Solo al escuchar eso, aunque solo sea un poco, comienzan a aparecer pistas para vencer a Nagumo. 

— He recibido la información. También logré comprender la situación, todo lo que queda es que te tomes tu tiempo y esperes. 

— Haré eso. Porque, después de todo, se puede decir que el futuro de la escuela depende de ti. 

Poniendo una cantidad excesiva de presión sobre mí, el Horikita mayor se fue. 



PARTE 1 

Después de mi conversación con Ryuuen y el mayor de los Horikita, cambié mi programación y me dirigí de regreso al dormitorio. Hasta la tarde, pasé el tiempo solo y tranquilo en mi habitación, matando el tiempo navegando por la red y leyendo libros. Y luego lo siguiente que hice, fue enviarle un mensaje a Horikita. 

Siendo nominada por el Horikita mayor y habiendo recibido su anuencia, ahora es posible que le mencione lo del consejo estudiantil. Para alguien como Horikita, que es básicamente una solitaria, también puede estar encerrada dentro de su habitación como yo. 

De alguna manera, parece que es débil contra el frío. Si es así, eso lo hace más fácil. 

[Hay algo de lo que me gustaría hablar] 

Ese mensaje que le envié se marcó como “leído” después unos minutos. 

[No me molesta. ¿Pero es suficiente una llamada? ¿O quieres reunirte en persona?] 

[En persona, supongo. Si es posible, ¿qué tal ahora?] 

[Estoy en un café ahora mismo. Si puedes venir aquí, te escucharé.] 

Contrariamente a la imagen que tenía, parece que Horikita se encuentra en medio de un paseo. 

Me sentí un poco preocupado por eso, pero es mejor terminar las cosas problemáticas lo más rápido posible. 

[Voy para allá inmediatamente.] 

Respondí con eso y me cubrí con mi abrigo. Cuando bajé al vestíbulo del dormitorio, Ike y Yamauchi, y también Sudou, se habían reunido allí. Habían bajado por el ascensor y estaban saliendo de él, no me notaron detrás de ellos. Cuando comencé a caminar en la misma dirección que esos tres sin llamarlos, escuché su conversación. 

— ¿Qué pasa con eso, Ken? Al final, Horikita rechazó una cita navideña contigo. 

— Cállate, Haruki. Olvídalo. 

— Al final, vamos a terminar este año sin tener novia, ¿eh? Me siento tan vacío. 

— Tch. Me lo voy a tomar con calma. No es como si Suzune ya tuviera novio. Es solo que, como debería decirlo, ella no ha mostrado ningún interés en cosas como el amor todavía. A partir de ahora, actuaré sin apresurarme. 

Al parecer, Sudou ha estado haciendo un movimiento con Horikita. 

Sin embargo, parece haber sufrido una derrota brillante y honorable. 

Pero lejos de rendirse, parece que decidió continuar de manera constante. 

— Eres muy serio. Oye, Kanji, ¿quieres pasar la noche en el karaoke hoy? Vamos a cantar canciones solitarias de Navidad con entusiasmo y seriedad. 

— Ehh, ¿de qué hablas? 

— ¿Qué quieres decir con que de qué hablo? Estoy diciendo que deberíamos pasar la noche en el karaoke hoy. 

— No, lo siento, Haruki. No puedo hacer eso. 

— ¿Eh? ¿Qué quieres decir con que no puedes? No hay nada que vayas a hacer en Nochebuena, ¿verdad? Tu única pareja es tu mano derecha. 

— ..... Incluso yo tengo muchas cosas que hacer. 

Ike estaba obviamente agitado, pero no dijo la razón por la que no podía ir al karaoke. 

— Oye, podría ser, ¡Kanji........! 

Sudou, que también parecía haberse dado cuenta de lo extraño de su actitud, se acercó a él. 

— N-No, no es así. 

A pesar de que no le habían preguntado nada en particular, Ike dijo eso negándolo y luego les dijo la razón. 

— Solo voy a salir a cenar con un amigo, eso es todo...... 

Diciendo eso, Ike desvió su mirada y el volumen de su voz bajó. El hecho de que este “amigo” no era un hombre era algo que incluso yo, escuchando detrás de ellos, entendí. 

Y entonces, una escena de ayer me vino a la mente. 

— ¿¡Quién es!? ¿Con quién vas a salir? ¡Escúpelo! ¡Escúpelo! 

Habiendo perdido la calma, Yamauchi agarró el cuello de Ike mientras gritaba. 

— Realmente no es tan importante... es S-Shinohara. 

— Shinohara... quieres decir, de nuestra clase, ¿¡ESA Shinohara !? 

Habiendo confesado eso, Ike asintió ligeramente. 

— Pero, ¿por qué Shinohara? Quiero decir, ustedes dos constantemente están peleando. 

Yamauchi también está de acuerdo con la simple pregunta de Sudou. Una combinación inusual. 

— Como dije, es solo para cenar. No hay manera de que me sienta satisfecho con una mujer así, ¿verdad? Hace poco tuvo problemas, y cuando la salvé, dijo que quería agradecerme. 

— No, no, no. No sé si quiere agradecerte o no, pero es Nochebuena, ¿sabes, la víspera? 

— En realidad no es nada, hablo en serio. No voy a salir con alguien así, incluso si ocurriera un cataclismo, ¡no hay manera de que lo haga! 

— ¡No te creo! Vamos a seguirlos, Ken. ¡A seguirlos, a seguirlos! 

— Ustedes, ya en serio, paren. Será una molestia para mí si rumores sobre mí y esa fea Shinohara se difunden. 

Ike respondió así, pero parecía algo feliz. Ike y Shinohara, ¿eh? Pueden ser inesperadamente una buena pareja. Por supuesto, la probabilidad de que eso suceda es, en este punto, todavía desconocida. 



PARTE 2 

Vacaciones de invierno, los estudiantes llenan el Centro Comercial Keyaki como si fuera parte de sus vidas diarias. Mi destino también está lleno. Como más del 80% de sus clientes son mujeres, no pude encontrar a Horikita de inmediato. Mientras vagaba por el interior de la tienda, finalmente la vi por detrás. 

— Estoy aquí. 

— Eso fue rápido. 

Justo después de tener ese saludo con Horikita, alguien a su lado también me saludó. 

— Buenos días, Ayanokouji-kun. 

Realmente me he encontrado con un par realmente inesperado. ¿Esto ha pasado antes? Que Horikita esté sola con Kushida. No puedo evitar pensar que hay alguien más presente. Utilicé mi mirada para escanear los alrededores. 



— No hay nadie más aquí. 

Respondiendo a eso, Horikita me dice con indiferencia. Pensé que era posible que Hirata también estuviera involucrado, pero ese no es el caso. 

— No quiero meter mi nariz en esto pero... ¿cuál de ustedes invitó a la otra? 

En respuesta a esa pregunta mía, Kushida sonrió suavemente. 

— Yo invité a Kushida-san a salir. 

Esa pregunta se resolvió con una respuesta que no creí que fuera posible. No, supongo que esto no es tan extraño. Al contrario, recientemente, Horikita ha intentado resolver proactivamente el problema de su conflicto con Kushida. Con toda probabilidad, esta reunión también puede atribuirse a eso. Si solo estuviera Horikita, Kushida no hablaría de forma reservada, pero en un lugar público como este, no tiene más remedio que ponerse la máscara. Horikita hizo un buen trabajo al citarla aquí. 

— Por cierto, Horikita-san, ¿cómo te va con Sudou-kun recientemente? 

— ¿Cómo? ¿Qué quieres decir con eso? 

— ¿No vas a pasar la Navidad con él? --- es lo que estaba pensando. 

— No hay manera de que haga algo así. 

Respondió rotundamente de esa manera. 

— ¿En serio? ¿No te invitó a salir Sudou-kun? 

— ¿No es eso algo irrelevante en este momento? 

Kushida había intentado usar mi interrupción para cambiar el flujo de la conversación, pero fue evitado por Horikita. 

Horikita, que por naturaleza, ya posee una actitud arrogante, está usando dos puntos: su predominio de haber ganado durante el examen y el hecho de que es un café público, para asediar a la inexpugnable fortaleza que es Kushida. 

— Y también, Ayanokouji-kun. ¿Cuánto tiempo más pretendes estar ahí parado? Si tienes algo que decir, ¿te importaría hacerlo? 

“En este momento estoy ocupada hablando con Kushida”, es lo que quiere decir. 

De hecho, mirándolo desde la perspectiva de Horikita, esta es una ocasión valiosa. 

— Lo siento. No esperaba que alguien más estuviera presente. Lo dejaré para la próxima vez. 

Decidí irme ya que era claramente innecesario aquí. Sin embargo, como era un momento como este, al contrario que Horikita, Kushida juzgó que mi presencia es bienvenida. 

— ¿No está bien, Horikita-san? Si todo es lo mismo, dejemos que Ayanokouji-kun nos acompañe a tomar el té. 

Dijo eso y no me dejo irme. Sin embargo, recibiendo la presión silenciosa de Horikita, no tuve las agallas para sentarme despreocupadamente. 

— Quizás la próxima vez. 

Dije eso y rápidamente intenté alejarme. 

— Espera. Te escucharé aquí. 

— No, es un asunto que no tiene ninguna relación con esto. 

Como no me gusta la idea de que Kushida escuche cosas innecesarias, traté de escapar. Recientemente, le he dicho a varias personas acerca de las circunstancias actuales, pero en lo que respecta a este caso, no hay absolutamente ningún beneficio en que se entere. Ni siquiera eso, no hay más que muchas desventajas. 

— ¿Podría ser que es algo que no quieres que ella escuche? 

Así me lo señaló la aguda Horikita. 

— ¿Es eso cierto, Ayanokouji-kun? 

Kushida me mira con ojos tristes. Por supuesto, tenía toda la intención de negarlo de inmediato. 

Sin embargo, Horikita regreso para sellar eso. 

— Lo siento, pero también es miembro de nuestra clase. Mantener secretos como esos es innecesario. 

— No es eso. Esto no tiene nada que ver con la clase. En el mejor de los casos, esto es entre Horikita y yo como individuos. 

— Ya veo. Entonces no me importa. Esto tiene algo que ver conmigo, ¿verdad? Dilo aquí. 

— Tendré que rechazarlo. 

— Entonces, lo que tienes que decir ahora, nunca te escucharé en ningún otro momento. 

Al parecer, la resolución de Horikita ha sido firme. Quizás piensa que hablar conmigo sin ocultar nada es el primer paso para mejorar su relación con Kushida. 

Como siempre, la expresión de Kushida está llena de amabilidad. 

No importa cuántas veces uno se sienta atraído a un pantano y no importa cuántas veces uno se acerque a morir, solo con ver su sonrisa, “tal vez esta vez” es algo que terminarías pensando. 

Tal vez pueda convencerlas inventando una historia apropiada. Pero, dudo que Horikita, que ahora está en guardia, acepte la propuesta que voy a decirle en el futuro. 

— Entendido. Entonces hablaré con franqueza. ¿Está bien? 

— Sí, dime. 

— ¿Tienes alguna intención de unirte al consejo estudiantil? 

No sirve llorar sobre lo que ya está hecho. No sé cómo tomará esto Horikita. Se lo dije directamente. 

— ..... Lo siento, pero no te entiendo. 

Inclinó la cabeza como para preguntar por qué le digo esto. 

— ¿No hay una completa falta de contexto? ¿Por qué dijiste eso? 

— También quería hablar más sobre eso. 

— Muy bien, continúa. 

— Umm, ¿está bien, Horikita-san? 

La que me interrumpió fue Kushida. 

— ¿Bien? ¿Qué quieres decir con eso? 

— Se trata del consejo estudiantil, así que creo que el hermano de Horikita-san también podría estar involucrado en este asunto. ¿Está bien si escucho esto? 

— Desde la secundaria, has sabido de mi hermano. ¿Qué estás diciendo ahora después de todo este tiempo? 

La razón por la que Horikita usó a su hermano como testigo también está relacionada con el hecho de que Kushida es consciente de su relación de hermanos. Mientras no sea algo que no tenga que esconder, lo usará de manera efectiva, es lo que quiere decir, ¿eh? 

Esto no es algo que terminará rápidamente. Reafirmé mi resolución y me senté junto a las dos. 

— Una persona determinada desea tu entrada en el consejo estudiantil. 

— ¿Una persona determinada? 

— .....Tu hermano. 

Por supuesto, estrictamente hablando, el Horikita mayor no solicitó eso. Solo me dijo que yo era libre de elegir si usar Horikita o no. Sin embargo, para hacer que Horikita actúe, no tengo más remedio que usar a su hermano. 

— ¿Por qué mi hermano me dice que me una al consejo estudiantil? Eso suena absurdo. 

Viéndose un poco insatisfecha Horikita lo descarta. 

— Es la verdad. 

— Si realmente fuera la verdad, entonces mi hermano me habría dicho esto directamente. ¿Por qué te lo dijo a ti? 

— ¿Crees que ese hermano es del tipo que te lo diga directamente? 

— No. En primer lugar, no es alguien que diga cosas como que me una al consejo estudiantil. 

En otras palabras, Horikita no creyó mis palabras. 

Si su relación como hermanos que se ha congelado hasta este punto, solo lo interpretaría como una mentira. Sin embargo, aun así, la existencia de Kushida es innecesaria si tengo que tratar completamente con la verdad. 

Una vez que comience el tercer semestre, se enterará de la caída de Ryuuen y se convencerá de que soy yo quien está detrás de las maniobras secretas. Si eso sucede, será aún más problemático. Dejando de lado que esto ocurrirá inevitablemente, ese momento no necesariamente tiene que ser ahora. 

— No tengo ninguna intención de jugar con tus mentiras. ¿Cuál es exactamente tu punto? 

— Es la verdad. Si crees que te estoy mintiendo, ¿por qué no lo confirmas directamente tú misma? 

Cambié el tema de una mentira que corté con la verdad. 

— Estás actuando bastante optimista... 

— Optimista o no, estás dudando de mí, ¿verdad? Entonces solo debes contactarlo. 

— Entonces tú, umm, ¿sabes el número de contacto de mi hermano? 

— No lo sé, pero como eres su hermana, ¿no es obvio que lo sepas? 

— No lo sé. 

— Si no te importa, ¿deberíamos intentar contactar a Tachibana-senpai? 

— Tachibana, ¿ella es la que actúa como secretaria de mi hermano? 

— Sí. He hablado con Tachibana-senpai muchas veces antes, sé su número de contacto. 

Como se esperaba de Kushida, parece que ha estado haciendo amigos incluso en lugares inesperados. 

— Está bien, incluso si realmente lo confirmo, ¿verdad, Ayanokouji-kun? Si resulta ser una mentira, las consecuencias serán fuertes. 

— Por favor, haz lo que quieras. 

De cualquier manera, si el Horikita mayor se da cuenta de mi estrategia, se adaptará en consecuencia. Todo lo que Horikita intenta confirmar será reescrito con la verdad. 

— Gracias, senpai. Sí, discúlpeme. 

Terminando de llamar, Kushida comenzó a operar su teléfono. Poco después, el teléfono de Horikita suena brevemente. Aparentemente, ella ha adquirido con éxito el número de contacto del Horikita mayor y se lo ha enviado a Horikita. 

— ­Gracias, Kushida-san. 

— No, de nada. 

A pesar de que había gente alrededor, tener que mostrar una respuesta tan amistosa a Horikita debe haber sido difícil para ella. 

Es impresionante que no haya mostrado nada. Horikita baja su mirada hacia la pantalla de su teléfono. Pensé que llamaría de inmediato, pero sus manos no se movieron y siguió agarrando su teléfono con ambas manos. 

— ....... Fuu. 

Un suspiro profundo, no, una respiración profunda. 

Estar nervioso por llamar a tu familia no es normal. 

— Si todo resulta ser una mentira... debes prepararte. 

— No hay necesidad de ser precavida. 

Esta es la apuesta de Horikita. 

No hay forma de que su hermano pueda decirle que se una al consejo estudiantil. Sin embargo, el hecho de que estoy lleno de confianza le preocupa. Incluso cuando piensa que esto puede ser un engaño, también piensa que puede ser la verdad. Si de alguna manera pudiera confirmar la verdad sin tener que contactar a su hermano, sería ideal para ella, pero esa es una tarea imposible. Horikita, quien no podía confiar en mí, se decidió y presionó el botón de llamada. Por unos segundos presionó el teléfono contra su oreja. 

Parece que la persona en el otro extremo de la línea contestó, pero lo que se transmitió fue el hecho de que Horikita se había puesto aún más nerviosa. 

— Ahh, umm, soy yo. Es Horikita Suzune. 

Horikita habla de manera formal. 

— Le pedí a Tachibana-senpai tu número de contacto, umm, y te llamé, nii-san. 

Luego, mostrándonos una mirada nerviosa que normalmente no se puede ver en ella (aunque probablemente no quiere que la veamos), hizo la pregunta necesaria. 

Entonces, probablemente le dijeron que el asunto de la entrada al consejo estudiantil del que estaba hablando antes es cierto. 

— Sí, muchas gracias. Por favor, discúlpame. 

Una pausa después de terminar la llamada, luego me miró intensamente. 

— Era verdad, ¿no? ¿Por qué tengo que ser fulminado con la mirada? 

— ¿Por qué estás actuando como puente? Es que eso me desconcierta. 

Es un asunto realmente fácil de entender. Ciertamente, no importa quién lo mire, no es natural. 

— Horikita-san, ¿vas a unirte al consejo estudiantil? 

— ..... No. No me uniré. 

— Espera. Tu hermano te dijo que te unieras, ¿verdad? 

— Unirme sería por mi bien, es lo que me dijo. Pero... dudo que unirme al consejo estudiantil sea por mi bien. 

Incluso si es el deseo de una existencia absoluta como su hermano, Horikita parece no tener la intención de estar de acuerdo con eso. Aunque insista más, no hay nada que ganar. 

Me gustaría dejar de dar información innecesaria a Kushida en este momento. 

— Entiendo. Por el momento, por favor, dame otra oportunidad para hablar contigo en el futuro. 

— No sé. Creo que solo será una pérdida de tiempo. 

— Probablemente. 

Parece que Horikita también se ha dado cuenta de que he hecho un movimiento para terminar esto, ya que no hizo nada para detenerme. Lo que es importante en este momento es conectarse con ella de nuevo. Mientras Kushida esté aquí, no puedo seguir hablando. 

— Hasta luego, Ayanokouji-kun. 

De Kushida, quien me despidió gentilmente, sentí algo inusual. 



PARTE 3 

Son las 10 de la noche. La Nochebuena pasa momento a momento. Estaba viendo la televisión solo sin salir con mis amigos hombres. Estaban pasando una transmisión en vivo del paisaje urbano de Tokio, mostrando su estado de ánimo navideño. Aunque intenté cambiar los canales, como se esperaba, todos los programas están relacionados con la Navidad. La clasificación de regalos para darle a las chicas (aunque creo que es tarde para eso), así como la clasificación de regalos que harían felices a los chicos (como se esperaba, siento que es tarde para eso). Sin embargo, no había programas en particular que me parecieran interesantes. 

Dejé de ver la televisión y encendí mi computadora. Quería ver algo más que información sobre la Navidad, miré a través de los diversos artículos que aparecieron. Accidentes y sucesos. Buenas noticias sobre deportistas extranjeros y demás. A pesar de que es Navidad, un día es solo un día y el flujo del tiempo, sin muchos cambios, sigue adelante. 

Sonó el timbre de la habitación. No era desde el vestíbulo sino desde la puerta principal. 

— Ya voy. 

Mientras me dirigía hacia la entrada y respondía, confirmé la identidad del visitante. 

— B-B-B-Buenas noches. 

Era la voz de una compañera con la que estoy familiarizado. Desbloqueé la entrada y abrí la puerta. 

— ¡Kiyotaka-kun! 

— ¿Qué pasa, Airi? Ya es tarde. 

Ya eran más de las 10 de la noche, pero a juzgar por su aspecto, parece que acaba de regresar. 

— ¿Has estado divirtiéndote hasta ahora? Pero si recuerdo bien, la reunión es mañana, ¿verdad? 

— Sí. Es diferente a eso. He estado con Haruka-chan desde la tarde. 

— Ya veo. 

Si se reunieron alrededor del mediodía, entonces ha pasado aproximadamente medio día. 

— ¿Te divertiste? 

— Fue un poco agotador, pero me divertí. 

— Eso es un alivio. 

Ya no tengo que preocuparme por Airi cada vez. Por lo menos, dentro de nuestro grupo, esto continuará. Probablemente pasarán tiempo juntos también mañana. 

— Escuché de Haruka-chan que tienes asuntos mañana y no podrás venir... 

Ya veo. Eso me recuerda que tuve una charla con Haruka. Cuando me dijo que lo manejaría, podría involucrar saliendo con Airi hoy. 

— Tengo una reunión. Lo siento por no poder participar. 

— No, eso está perfectamente bien. Umm, la verdad es que planeaba entregarlo mañana, ¡pero! 

Dicho esto, Airi extendió ambas manos hacia mí. Me entregó un paquete envuelto en una cinta roja simple pero linda. 

— Esto..... puedes tenerlo. 



Al parecer, ella ha preparado un regalo de Navidad para mí. 

— ¿Está bien? ¿Que lo reciba? 

— ¡Sí! También he preparado uno para todos los demás. 

Si ese es el caso, también es más fácil para mí aceptarlo. Aceptaré con gratitud. Tomé el regalo ofrecido en mis manos. En un momento como este, me pregunto qué es lo correcto que tengo que hacer. ¿Debo revisar el contenido de inmediato? ¿O debería hacerlo después de que Airi se haya ido? Mientras lo meditaba, sin saber qué hacer, Airi tímidamente dijo esto. 

— No me importa si lo abres, ¿sabes? 

Así parece, y entonces decidí obedecerla sin reservas. Cuando abrí la pequeña bolsa, lo que salió de adentro eran guantes de aspecto cálido. 

— Kiyotaka-kun, desde hace un tiempo, parecía que querías guantes... todavía no tienes unos, ¿verdad? 

— Estaba pensando en comprarlos, pero al final no lo hice. Gracias, Airi. 

— Jejeje...... me alegro. 

Había estado postergando la compra de los guantes. Eran simples, guantes azules. Es mucho más fácil de usar que los que tienen dibujos y diseños añadidos sin cuidado. 

Intenté ponérmelos de inmediato. Es la primera vez que llevo guantes en mi vida, pero no le dije ese hecho. Encaja en mi mano izquierda, y mi mano derecha también. Y luego traté de hacer piedra, papel, tijera una y otra vez. Airi felizmente me vio hacer eso. 

— ¿Cómo están? 

— El tamaño es perfecto, y son cálidos. 

— Me alegro. 

Nunca he hablado de mis gustos antes, pero incluso si tuviera que ir a comprar unos, estos guantes parecen ser los que elegiría. 

— Bueno, entonces, umm, siento haber venido tarde. Buenas noches, Kiyotaka-kun. 

Tal vez pensó que quedarse demasiado tiempo sería malo, Airi dijo eso y me dio la espalda. En cuanto a mí, no me hubiera importado darle una taza de té, pero es tarde. Además de eso, en la víspera de Navidad el día 24, sería todo un problema para mí invitar a una chica a mi habitación. Cuando vi a Airi, que estaba caminando hacia el ascensor, ya sea porque se dio cuenta de mi mirada o no, miró hacia atrás una vez. Y después de agitar su mano ligeramente hacia mí, entró en el ascensor y regresó al piso superior. 

Después de despedirla, volví a mi habitación. 

— ..... Me pregunto cuándo debería ofrecerle mi gratitud. 

La retribución del Día de San Valentín es el Día Blanco, algo así es natural, pero me pregunto cuándo será la retribución de la Navidad. Lo buscaré más tarde.












2 comentarios: