Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 7.5 - Capítulo 4


LA TORMENTOSA CITA DOBLE 


Navidad, ha legado la mañana del día 25. Hasta ahora, este día no tenía un significado particular, pero hoy ese no es el caso. En toda mi vida por primera vez, pasaré esta Navidad con una chica. Me pregunto qué tipo de día le parecerá a Satou. No sabemos mucho el uno del otro En ese sentido, sería genial si este fuera un buen día. 

— ...... De alguna manera, este es un sentimiento misterioso. 

Hasta ahora, nunca he participado en algo que pudiera describirse como una cita solo con otra persona. Es por eso que puedo decir que no me siento con los pies en la tierra, o mejor dicho, hay partes que no entiendo. 

Precisamente porque soy una persona así que puede decirse que hoy tiene un significado especial. Sin embargo, si es un éxito o un fracaso, es algo que en este momento es incierto. 

— Que pase lo que tenga que pasar. 

En cualquier caso, aunque lo piense, no hay respuesta evidente. Salí de mi habitación y bajé en ascensor al vestíbulo del dormitorio. Si recuerdo, íbamos a ver una película que comienza a proyectarse a partir de hoy ¿eh?.......... 

Desafortunadamente, el clima hoy está nublado y parece que gruesas nubes cubrirán el cielo durante todo el día. La hora prometida es a las 11:30. Pero vamos a llegar un poco temprano. 



PARTE 1 

Al llegar al lugar de la reunión, verifiqué la hora. La hora prometida será en unos 10 minutos. Levanté mi cabeza mientras pensaba eso, y vi a Satou que se dirigía hacia mí. Tal vez me estaba buscando y miraba a su alrededor, aparentemente incómoda. Muy pronto, nuestros ojos se encontraron, y Satou entrecerró los ojos alegremente. 

— ¡Buenos días, Ayanokouji-kun! 

Diciendo eso, trotó y redujo la distancia entre nosotros. Cuando se detuvo, me llegó un olor que me hizo cosquillas levemente. 

— Llegas temprano. 

— Tú también, Ayanokouji-kun... podría ser que, ¿te hice esperar mucho? 

— Acabo de llegar hace un rato. 

Era una línea cliché, pero como de hecho era verdad, se la dije. 

— ¿De Verdad? 


Estaba subyugado por Satou, quien se acercó a mí con un sentimiento depredador. Todavía quedan algunos minutos para la hora programada, pero no debería haber ningún problema en irnos antes. Pensé que podríamos movernos de inmediato, pero por alguna razón, Satou una vez más comenzó a mirar a su alrededor. Como ella no mostraba signos de moverse, la llamé. 

— ¿No nos vamos? 

— Cierto, espera un minuto. 

Poniendo su mano dentro de la bolsa que llevaba, comenzó a buscar algo. 

— ¿Podría ser que lo olvidé........? 

En un volumen que fue lo suficientemente alto como para que lo escuchara, ella susurró eso. 

— ¿Olvidaste algo? 

— Ahh, no. Me preguntaba qué pasó con mi teléfono. 

Cuando miré hacia abajo, hacia sus pies tambaleantes, pude ver que sobresalía una caja larga y estrecha cubierta con papel de regalo, pero como sentía que sería de mal gusto mirarla, desvié la mirada. 

— No me importa llamarte. 

— Sí, gracias. Eres muy amable, Ayanokouji-kun. 

El mero hecho de ayudar a alguien a buscar su teléfono, por no mencionar llamarla, no es algo que realmente pueda considerarse amable. 

Indudablemente, cualquiera hubiera ofrecido una forma similar de ayuda. 

— Si recuerdo, por la mañana. 

Como Satou dijo algo así de extraño. 

— Ahh, lo encontré, lo encontré. 

Escuché las buenas noticias de Satou. Mientras miraba hacia atrás, Satou se rió mientras sostenía su teléfono en sus manos. 

— Te he hecho esperar, ¿nos vamos? 

Satou se metió el teléfono en el bolsillo, pero luego. 

— Buenos días, Ayanokouji-kun. 

Inmediatamente después, detrás de mí, alguien me llamó. Mientras miraba hacia atrás, el que estaba allí era Hirata Yousuke. Como siempre, es un joven vigorizante. Buenos días, levanté mi mano ligeramente y le respondí así. 

Por cierto, al lado de Hirata estaba la figura de su novia, Karuizawa Kei. Parece que en este día, Navidad, los dos también están saliendo a una cita. Soy consciente de que la relación entre esos dos es falsa, pero tal vez para que su entorno lo perciba como verdadero, están haciendo esto. Si es así, entonces el efecto es instantáneo. 

— Buenos días, Karuizawa-san. 

Llamándola, Satou corre hacia Karuizawa. 

— Buenos días. 

Karuizawa también, sonríe naturalmente hacia Satou e inicia una conversación. 

— Esta es una combinación bastante inusual. 

Al vernos a mí y a Satou juntos, no podía evitarse que Hirata dijera algo así. 

— ¿También están ustedes en una cita? 

Incluso si es solo como una formalidad, preguntar eso sería bueno. 

— Sí. Yo también, “solo por si acaso” no hice ningún plan previo para Navidad. Afortunadamente, nadie me llamó. 

Anticipándose a cualquier y cada una de las situaciones, parece haber dejado vacante el día por el bien de su falsa novia Karuizawa. Hirata siempre se coloca en segundo lugar y siempre le da prioridad a las acciones que son por el bien de los que lo rodean. Incluso si pensara emular eso, no es algo que se haga fácilmente. 

— Parece que alguien de tu grupo de amigos debería haberte llamado. ¿No hay noticias? 

No solo los compañeros de clase, no sería extraño, incluso si sus superiores del club de fútbol lo llamaran. 

— No sé. Creo que solo fueron considerados. 

Respondiendo así, Hirata miró a Karuizawa con una mirada cálida. Ya veo. Por su entorno, Hirata y Karuizawa son vistos como la pareja ideal. Así que en lo que respecta a alguien como él con una novia, justo en la cúspide de la Navidad, no hicieron nada tan grosero como llamarlo. Esto es una prueba de que Hirata y Karuizawa funcionan correctamente como pareja. Sin embargo, mientras su relación falsa permanezca, será difícil para él tener intimidad con otra chica. 

Es algo lamentable que no pueda cerrar la distancia con el sexo opuesto. Incluso si encuentra a alguien en quien esté interesado, ya que es Hirata, no es el tipo que simplemente termine con la solicitud de Karuizawa. 

Precisamente porque Karuizawa también podía encomendársele así, le resultó fácil elegir a Hirata como su destino parasitario. 

— Desde el principio, Karuizawa-san es una persona que siempre ha sido franca con las chicas de la clase, pero nunca supe que eras tan cercana de Satou-san. 

Hirata susurra mientras las mira a las dos con una mirada familiar, como si estuviera mirando a una hermana menor o una hija. 

— Tenías la imagen de ellas juntas divirtiéndose bastante durante las vacaciones. ¿No es así? 

— Por lo menos, divirtiéndose juntas en las vacaciones, no creí que fueran tan cercanas. 

— ¿Es así? 

— ¿Por qué piensas que esto no es raro? 

— En realidad no, solo tenía un sentimiento. 

En cualquier caso, no tiene sentido interferir con Hirata y Karuizawa más que esto. Revisé la hora en mi teléfono. Ya son las 11:40. La hora de la proyección se acerca rápidamente. Ya es hora de que tome a Satou y me dirija al cine. Pensé eso, pero Satou y Karuizawa parecían estar charlando alegremente. Sin embargo, como estaban conversando en voz baja, no podía escuchar el contenido de su conversación. Incluso si espero, su conversación no muestra ningún signo de llegar a su fin. Como no sabía qué hacer, mis ojos se encontraron con los de Hirata. 

Con solo eso, parece que entendió lo que estaba pensando. 

Hirata, quien llegó a la conclusión de que quedarse más solo los llevaría a interponerse en nuestro camino, llamó a Karuizawa. 

— ¿No es malo si los seguimos molestando, Karuizawa-san? Vamos, ¿sí? 

Interrumpió la conversación de esas dos con su tono habitual y tranquilo. Como si regresaran a la realidad, Karuizawa y Satou se acercaron a nosotros. 

— Por cierto, ¿desde cuándo los dos han estado saliendo? 

Esa pregunta de repente llegó de Karuizawa. No, quizás incluso si esto fuera lo primero que saliera de su boca no sería extraño, es una pregunta natural. 

— Ehh, no es como si estuviéramos saliendo o algo así, ¿verdad? Ayanokouji-kun. 

Ante la mirada de pánico de Satou, respondí asintiendo levemente. Sin embargo, Karuizawa dirigió una mirada descaradamente sospechosa hacia nosotros. 

— ¿Ehh? Quiero decir, ustedes están teniendo una cita en Navidad, no importa cómo lo vean, obviamente están saliendo, Hirata-kun piensa lo mismo, ¿no? 

— Cierto. Probablemente no es el caso si los dos lo niegan, pero otros pueden pensar que ustedes están saliendo. 

— Eso, umm... Solo invité a Ayanokouji-kun a divertirnos... 

Satou tímidamente centró su mirada una vez más en mí. 

— A-Ayanokouji-kun, ¿está bien? Pasar la Navidad divirtiéndote conmigo. 

— Si no quisiera, lo habría rechazado. 

— .... Jejeje. 

Satou se rasca, pareciendo avergonzada. 

— Heh... no pareces tan insatisfecho con esto. ¿Entonces esto significa que Ayanokouji-kun está interesado en Satou-san? 

— D-Detente, Karuizawa-sa~n. 

Satou, mientras se sonrojaba, abanicó su cara con sus manos. Pero Karuizawa continuó. 

— Si es así, ¿por qué no empiezan a salir ahora? Entonces se convertirá en una cita entre novios. 

— Karuizawa-san, realmente no creo que sea nuestro lugar decirles eso. 

Al verme en problemas, Hirata detiene tranquilamente a Karuizawa. 

— Lo siento, lo siento. Podría haberme metido demasiado en esto. Lo siento, Satou-san. 

— No, realmente no me importa. 

— Oye, Yousuke-kun, tengo curiosidad por estos dos, así que ¿no sería bueno tener una cita doble? 

Por alguna razón, Karuizawa dijo algo así. 

— ¿Cita doble? 

Hirata y yo compartimos una mirada ante la inesperada propuesta. 

— Así es, Hirata-kun y yo, y Satou-san y Ayanokouji-kun todos tendremos una cita. ¿No suena interesante? Pensé que no sería tan malo para nosotros cuatro tener una cita así una vez en cuando. 

Si hubiéramos acordado esto de antemano, sería un asunto diferente, pero en este día, en esta etapa, proponer una cita doble inevitablemente me dejaría desconcertado. Incluso el plan para el día que había programado cambiará de forma importante, si es que no se derrumba por completo. No es tan simple mantener la calma. 

Por la expresión de Hirata, también pude ver que compartía mis preocupaciones. Por otro lado, hacia esa repentina propuesta, Satou no mostró ningún signo de estar sorprendida. 

— ¿Pero eso no será difícil? Creo que ustedes dos también podrían tener planes diferentes. 

Hirata le habló gentilmente de ese hecho, pero no pareció tener ningún efecto en Karuizawa. 

— Satou-san también me dijo que parecía interesante, ¿verdad? 

— Sí, parece interesante. 

Al parecer las dos ya han tenido una larga y prolongada charla sobre la cita doble. Pero independientemente de quien propuso la idea, es una ligeramente agresiva. 

— ¿Qué tal si lo dejamos para la próxima vez? Creo que sería mejor pasar el día por separado. Si vamos a tener una cita doble, sería mejor tener una después de que nos hayamos preparado adecuadamente. De esa manera no debería haber problemas. 

Una preocupación natural, o más como si el miedo viniera de Hirata. 

— Eso podría ser cierto, pero ¿no parece interesante el hecho de que no sepamos qué podría pasar? 

Karuizawa ya parece haber decidido la cita doble ya que responde así tensamente. A diferencia de los dos que nos sentimos incómodos por la falta de planificación de todo esto, Karuizawa ya parece estar encontrando entusiasmo en los desarrollos imprevistos que aún están por venir. ¿Tal vez sea porque su cita con Hirata es como una rutina para ella y está buscando estimulación en esto? Creo que podría haber sido capaz de aceptarlo honestamente si este hubiera sido un incidente completamente ajeno a mí, pero ahora no sé. Si yo, quien lo sabe todo sobre Karuizawa, tomara medidas junto a ella, si podemos disfrutar de la situación incierta que nos espera, es algo que sigue siendo cuestionable. 

Pero aun así, aparte de eso, todavía no puedo pensar en una razón por la que ella propondría una cita doble. 

— Para que conste, es navidad. 

Hirata, que me miraba como si fuera un problema, tenía una expresión preocupada en su rostro. Mirándolo, Karuizawa le pregunta directamente si es un “Sí” o un “No”. 

— ¿Hirata-kun está en contra? 

— Estoy bien con eso, ¿pero no depende de Satou-san y Ayanokouji-kun? 

Sin saber cuáles eran nuestras opiniones al respecto, Hirata no tenía más remedio que responder así. Satou dirigió su mirada hacia Karuizawa, quien obtuvo el permiso de Hirata, como si preguntara si eso había sido demasiado problema. Me pregunto cómo Satou, quien es la más importante aquí, está tomando este asunto de la cita doble. 

— Puede que sea algo repentino, pero me gustaría probar... algo como eso. 

De verdad, fue un desarrollo repentino. Pero Satou aceptó esta situación y expresó su consentimiento. 

Quizás Satou simplemente no pudo rechazar una propuesta de Karuizawa, que se encuentra en la parte superior de la casta de la escuela de la Clase D. O eso creía, pero ese no parece ser el caso. 

— ¿Qué te parece, Ayanokouji-kun? 

De Hirata a Karuizawa, de Karuizawa a Satou y ahora de Satou a mí. El testigo ha sido pasado. No lo puedo dejarlo caer descuidadamente. Necesito aceptarlo con cautela. 

— Está bien..... 

No respondas de inmediato, piensa. Ya tengo suficientes problemas para salir solo con una chica, una cita doble es otra cosa. No es mucho, pero para un principiante sin experiencia, este es un evento con demasiada responsabilidad. Sin embargo, decirles simplemente que prefiero no tener una cita doble, así que por favor paren, es un obstáculo demasiado alto para mí. 

Cuando todos los que nos rodean están en perfecta sincronización, plantear una objeción es la tarea más difícil. Si la que hoy ocupa el papel principal, Satou, puede aceptarlo fácilmente, tampoco voy a rechazarlo. 

Supongo que también está de acuerdo con lo que dice Karuizawa: “es interesante porque no sé qué va a pasar”. Es solo que, todavía hay un problema. 

En primer lugar, íbamos a ver una película ahora, así que me pregunto si de repente será posible o no una cita doble. Esa es una pregunta obvia. Incluso si nos movemos para conseguir los asientos a toda prisa, quedar juntos ahora sería casi imposible. O podría ser que esto también sea una de esas cosas “interesantes”. 

Da la impresión de que nos hemos desviado del objetivo original de la “cita”, pero mirándolo desde una perspectiva diferente, no se puede decir que una cita doble sea algo malo. Si estoy solo con Satou y absorto en la conversación, puedo predecir que habrá momentos en que fluirá una atmósfera incómoda. Pero si Hirata y Karuizawa también están allí, podrán conectar adecuadamente los temas de discusión bastante bien. 

Y además, Haruka dijo que arrastraría a Airi y daría un paseo para asegurarse de que no nos encontráramos, pero aun así, pueden ocurrir incidentes inesperados. 

En tal ocasión, en lugar de verme divertirme a solas con Satou, naturalmente se vería mejor si ella nos viera a los cuatro juntos. De todos modos, si esta atmósfera no me deja negarme, debería pensar así. 

— Si los tres están de acuerdo con eso, no tengo ninguna objeción en particular. 

No queriendo hacerlos esperar, ya que respondí con un “Sí”, Karuizawa inmediatamente se movió. 

— Entonces está decidido. ¿A dónde se dirigen ustedes dos ahora? 

Al haber confirmado fácilmente la cita, Karuizawa comienza a empujarnos con fuerza a medida que avanza. Ante eso, Satou parecía estar algo calmada, emitiendo una sensación relajada. 

¿Podría ser que Satou también esté nerviosa y ansiosa por estar solo nosotros dos? Esperemos que este evento que apareció de repente dé frutos. 

— Umm, ¿sabes?, Ayanokouji-kun y yo planeamos ver una película en este momento. 

Satou les dijo el plan de nuestra cita mientras usaba su teléfono y tenía una reunión organizativa con Karuizawa. 

— ¿La película que comienza a proyectarse hoy? Si es así, tenemos mucha suerte. También estábamos planeando ir a verla. Uwa, además de eso, incluso la hora de la proyección es la misma. ¡Increíble, increíble! 

Ante esta coincidencia, las dos parecían emocionadas. 

Sin embargo, la expresión de Satou parece ligeramente rígida o algo incómoda. 

— Que coincidencia, ¿verdad, Ayanokouji-kun? 

— Eso parece. 

Ver la misma película al mismo tiempo también parecía haber sido una sorpresa para Hirata. A pesar de que es el primer día de proyección, traslaparse brillantemente en esta medida es realmente afortunado. 

— Incluso si vamos a verla juntos, ya que es una película, ¿qué hacemos con los asientos? No podemos cambiarlos, ¿verdad? 

Les pregunté a los dos dónde estaban sus asientos. Veamos si las coincidencias siguen acumulándose o no. Karuizawa revisa su teléfono para confirmar. 

— ¿Dónde están, Karuizawa-san? 

Satou mira el teléfono de Karuizawa y revisa sus asientos. 

— Nuestros asientos están separados, eh. Bueno, supongo que no se puede evitar--- 

Karuizawa le muestra los asientos a Hirata. Nuestras posiciones eran completamente diferentes. Parece que las coincidencias no llegan tan lejos, la posición de nuestros asientos es completamente separada. 

— Entonces, vamos ya, ¡Ayanokouji-kun! 

Satou parecía modesta y nerviosa cuando nos encontramos, pero después de haberse reunido con Karuizawa y Hirata, parece haber vuelto a su actitud habitual mientras se acerca a mí y comienza a caminar. 

— .....Demasiado cerca. 

Susurré eso sin pensar en una voz demasiado baja para que alguien la oyera. Habiéndose convertido en una cita doble, los cuatro caminamos hacia el cine. Los cuatro, alineados lado a lado, caminamos hacia el interior del centro comercial. Desde el borde sería yo, luego Satou, y junto a ella está Karuizawa, y el que está más lejos en el otro extremo es Hirata. 

— Heh... ustedes dos se ven bastante bien, ¿verdad? 

Mirándonos a los dos caminando íntimamente, Karuizawa susurró eso. 

— ¿E-en serio? 

— No importa cómo lo veas, ustedes se ven como una pareja que pasa cariñosamente la Navidad, ¿ese tipo de sentimiento? 

— Jejeje. ¿No es vergonzoso, Ayanokouji-kun? Están diciendo que nos vemos como una pareja. 

— .....Supongo que sí. 

Supongo que no puedo negar que esta es una situación que hace que ese parezca ser el caso. Mientras tengamos una cita en Navidad, no se puede evitar que nos digan más o menos eso. 

— Pero aun así, ¿en serio ustedes dos no están saliendo? ¿Podría ser verdad que ya están saliendo~? 

— N-N-No. No, en absoluto. ¡Todavía no estamos en ese tipo de relación! 

— ¿En serio? Si estás ocultando algo, será mejor que me lo digas ahora, ¿de acuerdo? 

En lugar de preguntar por curiosidad, se burla de nosotros. Es solo que, no pude ver ninguna señal de que a Satou le disgustara desde el fondo de su corazón o que le molestara. Si tuviera que decirlo, incluso ella parece estar feliz de que Karuizawa la molestara de esa manera. Eso parece extraño, o más bien, es un poco incomprensible y terminé confundido por eso. 

Sin embargo, al ponerme en su lugar, logré llegar a un cierto entendimiento. Por ejemplo, incluso si, por algún accidente, terminara yendo a una cita con una chica tipo ídol de esta escuela, ¿si un amigo me viera y me preguntara si ella es mi novia? Si me molestaran así, al mismo tiempo que me sentiría avergonzado, también sentiría algo parecido a un complejo de superioridad. Es solo que, en este caso, existe el orgullo de tener el estatus claro de “ídol de la escuela” y si Satou siente algo así hacia mí o no, es muy cuestionable. 

— Hablando de eso, Satou-san, todavía no tienes novio, ¿verdad? 

— N-no. 

Los ataques persistentes de Karuizawa no terminaban, sino que continuaban llegando uno tras otro. Escuchaba a medias lo que decía mientras pensaba en cómo superar la inesperada cita doble. 

Y por un rato más, mientras respondía las preguntas de Karuizawa, el tiempo continuaba... 

— Disfrutaremos de esto nosotros solos, así que ustedes dos, ¿no nos hagan caso, bien? 

Finalmente, diciendo eso, Karuizawa se volvió hacia Hirata. Entonces, después de decir todo lo que quería decir, se fue. El objetivo de Karuizawa aquí es relativamente predecible, pero aun así, todavía hay muchos aspectos que no entiendo. 

En cualquier caso, en la cita doble, actuaremos como un grupo, pero básicamente significa que todavía tenemos que mantener una conversación entre nosotros. No entendí esa regla en particular muy bien, pero digamos que no me importa. 

El problema comienza aquí. No sé de qué hablar con Satou o cuál es la respuesta correcta a esto. Incluso como compañero de clase, no sé mucho acerca de Satou. Durante el tiempo inexistente que tuve, hice un movimiento para obtener más información sobre ella, pero apenas recibí alguna pista útil de ello. Desde el incidente en la azotea hasta las vacaciones de invierno, tampoco tuve oportunidad de hacer contacto con Satou. Si hubiera tenido más tiempo hasta la cita, podría haber mejorado ligeramente la situación. Sin embargo, Satou también debería estar en la misma situación de torpeza. Ella también debe estar nerviosa. Por supuesto, hasta el día anterior, pensé más o menos en varias preguntas improvisadas. 

¿Qué alimentos te gustan? ¿Cuáles son tus aficiones? Esas cosas cliché. Pero cuando realmente se llegó el momento, son bastante difíciles de preguntar. 

Uwa, este tipo está haciendo exactamente lo que dice el manual en internet, es que no quiero que piense eso de mí. 

Mientras reflexionaba sobre el tema, tal vez se dio cuenta de mi silencio, pero por un momento Karuizawa me miró. Y nuestras miradas se encontraron por poco menos de un segundo. 

“Estás bastante callado. ¿No es difícil seguir desempeñando el papel silencioso?” 

“No estoy actuando ni nada. No estoy acostumbrado a las citas, simplemente no entiendo el estilo de vida de aquellos con temas para discutir”. 

Esa interacción fue hecha entre nosotros solo con nuestras miradas. Naturalmente, me imaginaba así las palabras de Karuizawa. Y cuando parecía que permanecería por siempre sin decir una palabra........ 

“Satou-san, ¿no es solo que Ayanokouji-kun no sabe de qué hablar?” 

Para romper el silencio, una flecha lanzada por Karuizawa voló hacia nosotros. Parece que casi todo lo que imaginaba antes era exacto. Ante eso, Satou mostró una expresión relajada cuando comenzó la conversación. 

— Oye, Ayanokouji-kun, ¿te gustan las ídols? 

Parece que Satou también había pensado en varios temas, porque ella me preguntó algo como eso. Lanzó una bola alta, voló hacia una posición fácil de atrapar. 



— Ídols, honestamente, no estoy muy familiarizado con ello... No tengo ninguno que me guste o me disguste particularmente. ¿Te gustan, Satou? 

— A mí me gustan bastante, a mí también me gustan las ídols geniales, pero creo que lo más atractivo ahora son esos grupos de ídols de chicas. ¿No has oído hablar de ellos? Hay unos 50. 

— Sí, los veo en la televisión todos los días. El grupo con la canción llamativa y los bailes, ¿no? 

— Sí, sí. Realmente me gustan, ¿sabes? También tienen muchas canciones buenas. 

— Hmm....... 

Me sentí abrumado por Satou, que estaba atacando con fuerza. 

— Puedo recomendar especialmente su canción de debut, así que intenta escucharla. La próxima vez, te prestaré el CD. 

— Gracias. 

Al responder con eso, me doy cuenta de que he cometido un error en el transcurso de nuestra conversación. Nuestra conversación naturalmente se había estancado. Si solo respondo con un “¡Ajá!”, eso equivale a que ella me lance una bola. La bola que recibo, naturalmente, debe ser devuelta por nadie más que yo. 

— ¿Qué tipo de canciones escuchas usualmente? 

Una vez más, independientemente de si ella se da cuenta de mi angustia o no, Satou una vez más me lanzó la bola. Ante esta bola que se conoce como el tema de discusión, me esforzaré por devolvérsela correctamente esta vez. Entonces, ¿qué tipo de canciones escucho habitualmente, eh? Es sorprendentemente un simple y fácil de responder tema. O eso pensaba yo. Sin embargo, la canción que me vino a la mente se atascó en mi garganta. 

Si honestamente me abriera a mis intereses, ¿qué pasaría? Si saco a Beethoven y Mozart aquí, entonces definitivamente es una salida. Pero aun así, responder con música curativa, como el sonido de las gotas de lluvia y el canto de los pájaros, también sería un error. 

En otras palabras, cuáles son mis intereses, es algo a ignorar con respecto a esta pregunta. La respuesta que espera probablemente sea la de un famoso músico o grupo de ídols, básicamente una canción moderna. Necesito responder con algo hacia la mirada expectante de Satou. 

— ....... Este año, hubo una película popular, ¿no es así? Un anime. 

— Ah, sí, sí. ¿Esa película romántica, verdad? Me conmovió mucho--- 

— El grupo que interpretó su tema principal, algo así, he estado escuchando algo así recientemente. 

Aunque no recuerdo bien el nombre del grupo, escuché esa canción innumerables veces. Usando eso como una pista, continué nuestra conversación. 

— ¡Ahh---! ¡Lo entiendo! ¡Realmente lo entiendo! ¡También me gusta mucho! 

Parece que logré devolver correctamente la bola, ya que Satou la atrapó celebrándolo. Es solo que, a medida que este tema de discusión se profundiza, comienza a desmoronarse. 

Necesito sobreponerme a eso. 

— Estás muy bien informada. 

— ¿En serio? Creo que es bastante normal. 

Parece que las criaturas conocidas como chicas, cuando se trata de cuestiones como esta, tienen mucho más conocimiento de lo que esperaba. Una vez escuché que la distribución de roles entre los géneros masculino y femenino que había existido desde la era primitiva había penetrado fuertemente en la era moderna, este podría ser un ejemplo de eso. 

Parece que las mujeres realmente han pulido sus habilidades de comunicación. 

— No estás participando en ninguna actividad del club en este momento, ¿verdad? ¿Eras parte del club de atletismo antes? 

El tema de discusión cambió a los clubes. Por qué terminó así, es un asunto bastante fácil de entender. Es probable que esté relacionado con el relevo en el que participé durante el festival deportivo. 

— No, nunca he sido parte de ningún club antes. 

— ¿En serio? Aunque ese sea el caso, pensar que eres tan rápido, ¿no es asombroso? Quiero decir, ¡fuiste incluso más rápido que el presidente del consejo estudiantil! 

Cuando le dije que siempre he sido parte del club de ir a casa, por alguna razón, Satou se emocionó quedando impresionada. 

Quizás el júbilo de Satou fue demasiado evidente, Karuizawa nos miró de reojo e interrumpió con una sola frase. 

— ¿No es solo que el presidente del consejo estudiantil fue demasiado lento? Nos hace pensar que es realmente rápido y la verdad es que solo fue una batalla entre dos fanáticos. 

— Realmente no creo que ese sea el caso, Karuizawa-san. Ambos corrían extremadamente rápido. 

— Hmm, es difícil de creerlo de repente. Ayanokouji-kun parece que también sería débil en peleando. Y además, parece una persona fría, o más bien, incluso si una persona apreciada para él se derrumba por un resfriado, no parece ser del tipo que les haga una visita~. 

Trayendo el tema de la pelea que no tenía nada que ver, puedo sentir el sarcasmo. Y me di cuenta de que la causa principal del ataque de hoy estaba allí. 

Karuizawa, cuyo cuerpo fue repetidamente congelado en esa azotea por las acciones de Ryuuen y puede haberse enfermado parece estar guardando rencor contra mí por no haber estado preocupado por ella. 

Podría ser que la cita doble que también propuso es su intento de sabotear mis acciones y distraerme. 

— Sin embargo, no lo veo así. Creo que Ayanokouji-kun es definitivamente una persona amable. 

— ¿Ehh---? ¿De verdad---? 

— También creo que Ayanokouji-kun es una persona amable. 

— Uwa, es casi como si yo fuera la villana aquí. 

A pesar de que ella dice eso de manera insatisfactoria, Karuizawa siempre se destacó claramente como el centro de la conversación en todo momento. Pude ver que ella estaba siguiendo la conversación por Satou mientras también me acosaba. 

Y a partir de la situación, entendí que su objetivo era convertirnos a Satou y a mí en pareja. 

— U-Umm, ¿sabes? Umm, tú...... 

Antes de que me diera cuenta, Satou había perdido su sonrisa. Pensé que se había desmotivado por la falta de plática que venía de mí, pero ese no parece ser el caso. Se sentía más como si estuviera tratando de decir algo, pero no podía expresarlo con palabras. Permaneciendo en silencio por un tiempo, observé la actitud de Satou pero ninguna palabra salió de ella. 

— Umm, oye. ¿Hay algo que quieras preguntarme? 

Diciendo eso, me entregó las riendas de la conversación. De hecho, es cierto que desde hace un tiempo, el tema de la conversación giró en torno a mí. Probablemente debería comenzar una conversación en torno a Satou. 

— Si te inscribes en esta escuela, no puedes contactar con el exterior, ¿verdad? ¿Alguna vez te molestó eso? 

Mientras intentaba hacer una pregunta inusual como esa, Satou comenzó a pensar seriamente en ello. 

— Es verdad...... Siento que hubo varios problemas de este tipo... 

Después de pensar, Satou expresó lo que podría considerarse un problema particular entre muchos. 

— Durante la secundaria, compré un gato, ¿sabes? Ahora creo que mi madre se está ocupando de él por mí, no poder ver a mi gato podría ser lo más difícil para mí. 

Aumentar la distancia con la familia, podría ser una respuesta general a eso. No poder ver una mascota que amas puede ser mentalmente casi equivalente a que a un padre no se le permita ver a su hijo. 

— No poder verlo durante 3 años sin duda suena difícil. 

— ¿Ayanokouji-kun también compró una mascota o algo así? 

— Ahh, quería comprar un perro y estaba bastante interesado en hacerlo, pero mis padres lo prohibieron. 

Era cierto que me interesaba hacerlo, así que simplemente respondí así. 

— Ya veo. Hablando de perros, el otro día vi a un cachorrito en el campus. 

Satou dijo eso. 

— Ehh, ¿en serio? 

Karuizawa, quien dijo que ella y Hirata se estarían divirtiendo, que no les hiciéramos caso, por alguna razón, nuevamente se unió a la conversación con Satou. Parece que ha estado escuchando atentamente nuestra conversación. 

— Sí, además de eso, parecía que era la mascota de alguien. Era realmente lindo--- 

— Como los estudiantes no pueden comprar mascotas, probablemente pertenecía a un adulto, eso supongo. Uno de los empleados o un maestro. 

Ya que era posible que no estuviera vagando por el campus solo, Hirata dijo eso. De hecho, si lo piensas bien, tiene un punto. 

— Una mascota suena genial. Sería lo mejor de todo si pudiéramos tener una en los dormitorios. 

— También estoy de acuerdo. Sería genial si tuviéramos una tienda de mascotas aquí--- 

— Más bien, ¿por qué no podemos tener una? 

— Sí, eso es cierto---. A pesar de que venden varias cosas aquí, no incluir mascotas es de alguna manera inaceptable, ¿verdad? 

Las dos chicas mostraron entusiasmo al hablar de mascotas, mientras que los dos chicos fueron hechos a un lado. 

De hecho, las mascotas están bien, pero mantener una en los dormitorios podría causar varios problemas. Si la premisa es permitir que cada persona compre una mascota, existe la posibilidad de que cientos de animales se queden en los dormitorios. Y al dejarlos por medio día al ir a la escuela, surgirían numerosos problemas en todas esas habitaciones. Inevitablemente, uno no puede dejar de aceptar el hecho de que las mascotas no se pueden quedar, pero no parece que lleguen a esa idea. Razones lógicas, esas cosas ni siquiera entran en sus mentes. Lindo o no lindo. Ya sea que quieran mantenerlas o no, esa es la única conclusión a la que llegó su conversación. 

— ....... Que pensamiento tan insignificante. 

Estoy pensando en algo terriblemente aburrido. Incluso soy muy consciente de ese hecho. En este momento, lo que se necesita aquí no es ese tipo de conversación realista. Uno no puede comprar una mascota. Incluso si me quejara de ese hecho, solo terminaría echando a perder esto. 

— Me gustaría comprar un conejo. Criarlos es bastante fácil y parecen bastante dóciles. 

Siguiendo honestamente el flujo de la conversación de las chicas, Hirata dijo eso. Y ambas chicas estuvieron de acuerdo con una sonrisa. Estoy seguro de que un hombre que es capaz de mantener una conversación como esta es popular. Antes de darme cuenta, el tema de las mascotas terminó y llegó el momento de buscar un nuevo tema de discusión. 

Mientras pensaba en esto y en lo que me preguntaba qué hacer, mi mirada se encontró con la de Satou. 

— Oye, Ayanokouji-kun. Umm, ¿sabes?....... 

Satou había recuperado su actitud habitual, pero parece que ahora, de repente, las palabras se atascaron nuevamente en ella. 

Parece que cada vez que Satou tiene algo que realmente quiere preguntar, su nerviosismo alcanza su punto máximo. Desconozco si esto es algo que solo ocurre cuando el sexo opuesto está involucrado, o si así es como suele actuar. Sin embargo, pareció reafirmar su determinación y pronunciar sus palabras... pero luego volvió a cerrar la boca. 

Probablemente sea algo más difícil de preguntar que su pregunta anterior. 

— ¿Qué tipo de chica le gusta a Ayanokouji-kun? 

Antes de que salieran las palabras de Satou, Karuizawa a su lado me hizo esa pregunta. 

— Me gustaría escuchar sobre eso también. 

Satou también estuvo de acuerdo, como si lo llevara a cuestas. Satou no se quejó de que hayan interrumpido su pregunta. Me pregunto si por casualidad ella iba a hacerme la misma pregunta. 

Podría ser que esta cita doble no sea una mera coincidencia, está empezando a parecer así. Lo percibí vagamente desde el principio, pero creo que debería interpretarlo como si me hubieran tendido una trampa. En cualquier caso, tengo que responder a la pregunta. Mi tipo de chica, ¿eh? 

— ........ Es algo difícil de responder. 

Satou, que me mira con ojos brillantes y Karuizawa, que me está mirando. Y Hirata, que me mira, parece entretenido. Esas eran las miradas de esos tres individuos. 

— El tipo genki...... ¿alguien así? (NT: genki.- personajes femeninos que desbordan vitalidad y están constantemente activas) 

Esa fue una palabra que me costó bastante decirla seriamente, pero ahora que la escucho como mi preferencia, suena dudoso. Ya que hay muchas chicas que podrían considerarse del tipo genki, elegí esa palabra con la intención de no causar ningún daño, pero no fue como pensé. 

— Sorprendente. No pensé que a Ayanokouji-kun le gustaría ese tipo de chica. 

¿Podría ser que Satou y Karuizawa no sean chicas genki? Puedo decir con seguridad que no son del tipo Horikita, y que Kushida e Ichinose también son del tipo genki... ¿verdad? 

— ¿Podría ser que Ayanokouji-kun piense que solo hay dos tipos de chicas, el tipo genki y el tipo tranquilo? 

No puede ser, una declaración tan aguda vino de Karuizawa. 

— ¿Es eso cierto? 

— No, eso no es cierto. Soy un tipo relativamente tranquilo, por lo contrario, pensé que apreciaría a una chica que me ayudara mejor. Si me he equivocado al expresarlo con palabras, lo corregiré. 

Respondí así, pero tengo la sensación de que no fue transmitido adecuadamente a Satou y los demás. 

— Entonces, ¿qué hay entre tú y Horikita-san? 

De nuevo, de repente, surgió una pregunta de Karuizawa. Eso no está relacionado, ¿verdad? Quería decir eso, pero la expresión de Satou había cambiado claramente. 

Esta también es seguramente una pregunta que Satou había querido hacer. Y por Satou, a quien le resulta difícil preguntar, debo entender que Karuizawa me pregunta esto en su lugar. 

No hay muchos estudiantes en nuestra clase que entiendan correctamente la relación entre Horikita y yo, pero entre los estudiantes que la entienden correctamente está Karuizawa. El hecho mismo de que surgiera esta pregunta es raro. No hay duda de que esto es por el bien de Satou. Si Satou se toma en serio el tener afecto hacia mí como hombre, entonces se lo habría dicho a Karuizawa y puedo ver el camino que llevó a la cita doble. En otras palabras, para este propósito, ella le pidió a Karuizawa que fuera su tirador de respaldo. Probablemente están intentando llenar el foso exterior sondeando varias cosas. 

Sentí que Karuizawa, aunque invisible, me está apuntando a algún lugar. No sé a quién se le ocurrió la cita doble que tenemos ahora, pero puedo suponer que la persona que viene con los detalles del plan es Karuizawa. 

— No pasa nada en absoluto con Horikita. De hecho, incluso en Navidad nos ocupamos de nuestros propios asuntos. 

El hecho de que Horikita no esté aquí ahora mismo está por encima de todo, es prueba de ello. Traté de hacerlas entender así. 

— Pero, solo porque eso sea verdad no significa que realmente no haya nada entre ustedes dos, ¿verdad? 

Eso debería haber sido suficiente, pero Karuizawa continuó acosándome. 

— También existe un patrón en el que Ayanokouji-kun está interesado en Horikita-san, pero ella no te hace caso y quieres invitarla a salir, pero no tienes el coraje para hacerlo. 

— .......Es cierto. 

Si uno lo considera seriamente, eso también sería una posibilidad. 

— ¿E-entonces? ¿Fue molesto que te invitara a salir? 

Ansiosamente, Satou me miró. 

— Te lo dije antes, si realmente hubiera pensado que es una molestia, lo habría rechazado. 

— Entiendo. ¡Eso es un alivio......! 

— Pero también está esto, ¿no? Ya que la chica que te gusta no te hace caso, hay chicos a quienes les gusta mantener un seguro. Una chica que mantienen en reserva en caso de que no puedan salir con la que realmente les gusta, algo así. 

Una pregunta rencorosa como esa me fue lanzada por Karuizawa. ¿Realmente ve a una persona capaz de hacer algo tan hábil aquí? Incluso si le pregunto eso, se acabará si ella responde que sí. Podría ser que Karuizawa me esté acosando así por el bien de Satou. Es como sumergirse en el río Nilo con un cocodrilo nadando en él. 

— ¿Realmente me veo como alguien que es capaz de hacer algo tan hábil? 

— ¿Claro que sí? 

— .......... Oye. 

A pesar de que lo sabía, traté de bucear de todas formas y me dieron un brillante golpe por ello. 

— Tu verdadero amor es Horikita-san, pero mantienes a Satou-san como un seguro y juegas con ella, esa posibilidad también está ahí, ¿verdad? 

Ella ya no está tratando de elevar a Satou, parece que Karuizawa está tratando de hacerme caer. Podría ser que no esté tratando de hacer que las cosas funcionen entre Satou y yo, sino más bien tratando de demostrarle a Satou que una persona como yo no sería adecuada para ella. 

— No creo que Ayanokouji-kun sea el tipo de persona que haría algo así. 

Ante esa dura declaración de Karuizawa, Satou se opone. 

— ¿Cierto, Ayanokouji-kun? 

— No soy tan experto. 

Logré escapar del feroz ataque de Karuizawa. Justo cuando estaba pensando eso, llegó el tercer ataque. 

— Pero sabes, Ayanokouji-kun se lleva bien con Kushida-san, ¿verdad? 

— Ehh, ¿en serio? 

No me di cuenta de eso, como si dijera eso, Satou saltó de sorpresa. 

— En el caso de Kushida, yo diría que ella se lleva bien con casi todo el mundo... 

Esto ya no es solo el cocodrilo que me mastica, brota del agua y se eleva hacia el cielo. 

— ¿No crees que la mayoría de los chicos quieren salir con Kushida-san? 

— ¿De verdad lo crees? ¿Hirata? 

Para escapar de ese cocodrilo, decidí buscar ayuda de Hirata. Si él entiende que estoy en problemas, debería hacer algo para ayudarme. 

— De hecho, creo que Kushida-san es muy popular, pero no creo que todos se sientan de esa manera. Y además, no creo que Ayanokouji-kun tenga una persona especial sobre la que se sienta así todavía, ¿no lo puedes decir? 

Tienes toda la razón, Hirata. Respondiste al 100% como yo esperaba. Al mismo tiempo que resuelve este malentendido sobre Kushida, también resolverá otros problemas. 

— Si Yousuke-kun lo dice, estoy segura de que ese debe ser el caso entonces. 

A pesar de que todavía parecía insatisfecha, Karuizawa se detiene. Las palabras de Hirata tienen un peso misterioso para ellos y no son algo que simplemente se invalide. Si es Satou, ella sentirá esto mucho más fuertemente. 

Bien, Hirata. Increíble, Hirata. Ánimo, ánimo, Hirata. 

— Hey, ustedes cuatro ahí. ¿Tienen algo de tiempo? 

Cuando los cuatro nos acercamos al cine, una voz nos llamó desde atrás. Mientras volteamos a mirar. 

— Eres Ayanokouji, ¿verdad? 

— .......Sí, lo soy. 

¿Y tú quién eres? Esas palabras se retiraron de nuevo a mi garganta. Un brillo agudo en sus ojos, y con una lozanía a su alrededor, estoy familiarizado con este hombre. 

No hay un solo estudiante en esta escuela que no lo conozca. Segundo año Clase A, Nagumo Miyabi. Y junto a Nagumo había varios estudiantes masculinos y femeninos que probablemente son amigos suyos. Y entre esos miembros también hay estudiantes del consejo estudiantil. Secretarios Mizowaki y Tonokawa. Y el vicepresidente Kiriyama también. Y mujeres miembros del consejo estudiantil también. 

Y luego, el único de entre los de primer año cuyo nombre llegó al consejo estudiantil. La figura de esa chica también estaba allí. Primer año Clase B, Ichinose Honami. 

Ella no salió imprudentemente de la alineación, y cuando nuestras miradas se encontraron brevemente, solo sonrió en respuesta. Los otros miembros del consejo estudiantil, aparte de Ichinose, no me prestaron atención y continuaron con sus conversaciones. 

Pero, la apariencia eminente de varios estudiantes mayores. El ambiente de este lugar se hizo pesado. 

— Eres de primer año ¿verdad? ¿Amigo de Miyabi? 

La mayoría de los estudiantes de último año no nos prestaron atención, pero una chica nos miró. Hace un tiempo, cuando pasé junto a esta estudiante mayor en camino al dormitorio, dejó caer su amuleto. Pero aun así, no hay forma de que ella pueda saber de mí. 

— Nunca he hablado con él antes. ¿No lo recuerdas? Fue el estudiante que luchó contra Horikita-senpai en el relevo en el festival deportivo. 

— Ahh---. Pensé que te recordaba de algún lugar... así que fue a partir de ese momento. 

— Tengamos una charla entonces, Tienes tiempo, ¿no? 

Terminé siendo llamado por Nagumo de esa manera. En este momento, es obvio para cualquiera que los cuatro estábamos pasando el rato. Sin embargo, no solo un estudiante mayor, sino también el nuevo presidente del consejo estudiantil, al ser invitado por alguien como él, no se puede simplemente rechazar. Hacia este incidente inesperado, Satou se marchitó y Karuizawa también parecía un poco molesta. 

Al ver a esas dos así, Hirata inmediatamente da un paso adelante. Entre nosotros, él es probablemente el único que puede enfrentarse cara a cara contra Nagumo. 

Pero aun así, estamos saliendo, así que no tenemos tiempo, por favor déjalo para la próxima vez, él tampoco puede simplemente decir algo así. Me pregunto cómo pretende resolver esto. 

— Buenos días, Nagumo-senpai. 

— Qué hay, Hirata. ¿Cómo va el fútbol? 

Nagumo, antes de asumir el título de presidente del consejo estudiantil, se había afiliado al club de fútbol. Parece que ha decidido aprovechar ese hecho para iniciar la conversación. 

— Todos están haciendo lo mejor que pueden. La próxima vez, únete a nuestra práctica. Umm, senpai, ¿Ayanokouji-kun hizo algo? 

Mirando un poco ansioso, Hirata interrumpió así. 

— ¿Hmm? Ahh, no, ese no es el caso. No hay forma de que intimide a mi kouhai, ¿verdad? Esto es solo por curiosidad. 

Nagumo dijo eso mientras se reía, pero esa risa no llegó a sus ojos en absoluto. Mientras no intervenga, la situación aquí no cambiará en absoluto. 

— ¿Tienes asuntos conmigo? 

Le respondí con un tono ligeramente rígido. 

— No seas tan cauteloso. Pero esa es una tarea imposible, ¿verdad? Por favor, sigan adelante. 

Tal vez pensó que una gran multitud me intimidaría, Nagumo se lo dijo a sus amigos. 

— Date prisa y ven ¿bien~? 

— Entiendo. 

No parece que tenga la intención de dejarnos ir, Nagumo hizo que su séquito se pusiera en marcha a alguna parte. Mirando a sus espaldas, podría inferir algo. 

— Vamos al karaoke. Después de esto, ¿quieres unirte a nosotros? 

— No, gracias...... 

— Estaba bromeando. Si alguien como tú, que ni siquiera es mi amigo, nos acompaña, la atmósfera se echaría a perder. 

Esta vez se ríe burlonamente de mí. 

— Entonces, tú eres el estudiante al que Horikita-senpai le está prestando atención... Estoy siguiendo esos rumores. 

— Senpai, ¿estás hablando de ese momento durante el relevo? 

Hirata irrumpió en la conversación respaldándome. 

— Sí, estabas mirando también, ¿verdad? 

— Sí, porque ya sabía que Ayanokouji-kun es muy rápido. 

Esa fue una mentira inventada por Hirata, pero Nagumo no tiene manera de averiguar la verdad. 

— Pero aparte de eso, Ayanokouji-kun no debería tener nada que atraiga la atención de senpai y los demás. 

— De hecho, solo se ve como un estudiante normal. Excepto por la velocidad de la que hablabas... ¿eh? 

Nagumo, con una expresión aguda en su rostro, se apoderó de mi brazo. 

Hacia esa visión anormal, naturalmente los otros tres se sorprendieron. Era una situación peligrosa, debió parecer que una pelea estaba a punto de estallar. Incluso Hirata, que estaba cerca de Nagumo, por un momento se congeló. 

— Presidente Nagumo, su cara da bastante miedo--- 

Para que la situación no progrese más, Karuizawa se rió y se acercó a Nagumo. 

— ¿Te asusté? Lo siento, lo siento, no era mi intención. 

Nagumo miró a Karuizawa con una expresión serena. 

Pero no soltó mi brazo. Luego volvió su mirada hacia mí. 

— Desafortunadamente, sé todo sobre Horikita-senpai. Si ese hombre ha visto algo en ti, entonces ese algo definitivamente existe. 

— Seguro que sabes mucho sobre el presidente del consejo estudiantil. 

— El “ex” presidente del consejo estudiantil, quieres decir. Estoy esperando esto, Ayanokouji. Una vez que ese hombre se gradúe, me espera un año aburrido. Para cumplir mis deseos, conviértete en mi oponente, ¿bien? 

Sabía que había varias cosas entre el Horikita mayor y Nagumo, pero para que esté obsesionado hasta el punto en que se desborda de la persona en cuestión y me afecte incluso a mí. Esto es un poco inesperado. 

Es porque pensé que Nagumo era del tipo que estaría bien siempre y cuando él y sus alrededores se diviertan. Pero mirando esta actitud, ese no parece ser el caso. 

Parece que le da mucha importancia a mostrarles a todos lo fuerte que es, lo increíble que es. 

— Entonces déjame preguntarte una cosa. 

Como yo, que había sido pasivo hasta ahora, pregunté por primera vez, Nagumo sonrió levemente. 

— En ese entonces, cuando asumiste el papel de presidente del consejo estudiantil, dijiste que harías más interesante esta escuela, teniendo todo decidido por capacidad. Específicamente, ¿qué pretendes hacer? 

Habiendo llegado tan lejos, incluso si me entrego a un poco a la conversación, no hay ninguna pérdida en particular para mí. Pensando eso, traté de preguntar. 

— No sé qué tipo de exámenes han hecho ustedes de primer año, pero todos deben haber sido aburridos, pomposos. Estoy harto de esos exámenes, como puedes ver. Es cierto, un examen especial basado en un popular juego en línea virtual, ¿no crees que eso suena interesante? 

— ¿Juego en línea virtual.......? 

Me acordé por un momento de esas aplicaciones que juegas en tu teléfono, pero inmediatamente después, Nagumo se rió y dijo esto. 

— No seas tan serio. 

Soltando mi mano que había estado agarrando todo el tiempo, Nagumo se ríe una vez más. Pero la risa no llegó a sus ojos. 

— Me disculpo por interrumpir tu cita. Nos vemos por ahí. 

Dicho esto, Nagumo siguió a sus amigos y se dirigió hacia el karaoke. En poco tiempo, un silencio cayó sobre nosotros. 

— Fuu---. Eso fue un gran suceso, ¿no? 

Hirata, acarició su pecho por el hecho de que no pasó nada. 

Por el contrario, Satou, que se había marchitado y había estado callada hasta ahora, estalló. 

— ¡Increíble, Ayanokouji-kun! ¡Imaginar que el presidente del consejo estudiantil piensa muy bien de ti! 

— No, no es realmente tan impresionante. 

Respondí así mientras era empujado por Satou, que está de muy buen humor. 

— No estoy realmente convencida de esto. Quiero decir, ¿no es lo único bueno en Ayanokouji-kun su velocidad al correr? Yousuke-kun es 100 veces más asombroso. Él es muy rápido. También es bueno para estudiar. Si a alguien le van a poner atención, es extraño si esa persona no es Yousuke-kun--- 

¿Verdad? Como si preguntara eso, Karuizawa le habla a Hirata con una sonrisa. 

— Creo que Hirata-kun es increíble, pero... pero, pero no creo que Ayanokouji-kun vaya a perder contra él. 

Aunque estoy feliz de que ella me sigua así con orgullo, no le pedí que fuera tan lejos. Evaluarme como ni bueno ni malo sería lo mejor. Y más que nada, decir eso hizo que Karuizawa interviniera. 

— Ella dice que no perderá, pero comparado con Hirata-kun, ¿no es él completamente inútil estudiando? 

— E-eso...... ¡él todavía es más listo que yo! 

De hecho, no lo negaré, pero ¿está bien, Satou? 

— ¿No es genial, Ayanokouji-kun? ¿Que Satou-san piense tan bien de ti? Aunque parece que ganaste todo eso simplemente corriendo rápido. 

— Tal vez. 

Acepté las palabras tremendamente fuertes de Karuizawa que me elogiaban........... o no. 

En cualquier caso, entendí que durante todo el día de hoy, Karuizawa planea seguir despreciándome. 



PARTE 2 

El cine en el centro comercial Keyaki había estado lleno de gente desde hacía unos días. El impacto que tuvo la película recién estrenada y los problemas del equipo pueden haber tenido algo que ver con eso. 

Por supuesto, no pude ver la figura de Ibuki en ningún lugar. Tal vez simplemente no le interesa el anime 3D producido por una compañía cinematográfica extranjera, o tal vez simplemente predijo esta multitud y la evitó... probablemente vendrá y la verá más tarde. 

Teniendo los boletos que habíamos reservado con anticipación, y entregando el talón del boleto ingresamos. 

— E-Es cierto, Karuizawa-san. Me gustaría que me acompañes al baño. 

— Es cierto. La proyección comenzará pronto. 

Dicho esto, Satou arrastró a Karuizawa un poco con fuerza y ​​se dirigió hacia el baño. 

Sólo quedamos Hirata y yo. 

— ........ Cómo debo ponerlo, buen trabajo. 

La primera palabra que salió fue una honesta como esa. Hirata está desperdiciando su preciosa Navidad solo para acompañar a Karuizawa, con quien solo tiene una relación falsa. Honestamente lo respeto por eso. ¿O podría ser que él también tenga algunos sentimientos genuinos hacia Karuizawa, podría ser posible algo así? 

— Karuizawa-san es la compañera de clase que primero pensé que tenía que salvar sin importar qué, ¿sabes? 

Por la mirada en sus ojos, pude ver que no veía a Karuizawa como una pareja romántica. Eran los ojos de Hirata Yousuke, quien se esfuerza diariamente por el bien de sus compañeros de clase. 

— Estoy realmente agradecido contigo, Ayanokouji-kun. En cuanto al asunto con Karuizawa-san. 

— No recuerdo haber hecho nada para que me agradezcan. 

— Estoy realmente agradecido por el hecho de que durante la prueba en el barco, tú y Karuizawa-san estuvieron en el mismo grupo. Ahora puede caminar sola sin mi existencia al lado de ella. 

Hirata luego suspiró aliviado, casi como si hubiera soltado lentamente un equipaje que había estado cargando. 

— Eso no ha sucedido todavía, ¿verdad? 

— ¿Es porque todavía estoy representando el papel de su novio? 

— Sí. 

Mentalmente hablando, Karuizawa se ha vuelto más fuerte. Ha crecido, Hirata también puede sentirlo. Sin embargo, el crecimiento en el verdadero sentido de la palabra se encuentra allí. 

— Eso es solo una cuestión de tiempo, es lo que pienso. Recientemente, la comunicación entre nosotros se ha reducido al mínimo. Dejando a un lado patrones excepcionales como el de hoy, ya no creo que yo sea necesario para ella. 

Ciertamente, como Hirata ha sentido, parece que Karuizawa ya está caminando sola. Si no es algo que solo yo he notado, sino algo que alguien más también ha percibido, entonces no hay manera de confundirlo. 

— Puede que esté preguntando algo grosero, pero ¿estuvo bien para Navidad? 

— Sí. Soy el novio de Karuizawa-san, después de todo. Por lo menos hasta ahora, no tengo nada con ninguna otra chica. Probablemente, de ahora en adelante tampoco. 

— ¿De ahora en adelante tampoco? 

Respecto al futuro, no tiene forma de saberlo con certeza, Hirata dijo eso como si lo estuviera profetizando. 

— Sabes, Ayanokouji-kun. Mientras todos a mi alrededor se lleven bien, estoy satisfecho con eso. 

— ¿Entonces es por eso que dices que no necesitas ningún romance? 

— Eso es cierto, supongo. Por lo menos en este momento me siento así. 

Él ha sido bendecido con tal mirada, tal personalidad y tales habilidades y, sin embargo, es una pena. 

— ¿Y tú, Ayanokouji-kun? ¿Tienes la intención de salir con Satou-san? 

— No....... 

No tengo la intención de hacer una cosa así, pero si lo niego de esta manera, sería lo mismo que negar el hecho mismo de venir a esta cita, así que me detuve. 

— No sé. No pienso nada de eso en este momento. 

No pude hacer nada más que responder así. 

— Puede que no sea mi lugar decir esto después de decir que no me gusta el romance, pero puede que te sirva de algo salir con alguien, Ayanokouji-kun. 

— Nunca has tenido novia antes, ¿verdad? ¿Es con eso con lo que estás tratando de entrometerte? 

— Jajaja, no es eso. Ciertamente pensé que nunca has estado en una relación antes, pero eso no es porque Ayanokouji-kun no sea popular, ¿verdad? ¿es porque nunca te has encontrado a una chica que podría ser tu pareja romántica, ¿verdad? 

— Honestamente, tengo que decir que son las dos cosas. Nunca he sido particularmente popular y nunca hubo una pareja romántica para mí tampoco. 

Es por eso que el romance no puede desarrollarse. En la Habitación Blanca, no había ninguna regla que prohibiera expresamente el romance como existe para las ídols, pero las cosas que permitirían que un romance se estableciera con éxito no existían allí. Tiempo para divertirse, vacaciones, esas cosas no existían. Además de las pausas para ir al baño y para bañarse, nos vigilaban constantemente. Algo romántico no podía ocurrir. 

— ¿No es esta forma de vivir agotadora? Siempre te pones en segundo lugar, ¿pasar tu vida escolar solo por el bien de tu clase? 

Intenté hacerle una pregunta tan obvia como esa. 

— ¿Agotador? Nada de eso. Por el contrario, para mí, una clase que carece de cohesión es mucho más difícil. Honestamente, la ansiedad que sentí después de inscribirme ha disminuido. 

Eso es porque casi inmediatamente después de llegar a esta escuela, Hirata actuó para unir a la clase. 

En la isla deshabitada, la cohesión de la clase se rompió de manera importante, y temporalmente, una sombra se cernió sobre el estado mental de Hirata. Sin embargo, recientemente hasta el punto que es obvio incluso para mí, la Clase D ha comenzado a mostrar su cohesión. No pude ver ningún tipo de acoso escolar en la clase, dejando de lado el factor externo que es la clase C. Hirata Yousuke es una figura central extremadamente importante para la Clase D. Si Hirata no hubiera estado allí, sin duda, la Clase D todavía estaría sola en el fondo. Sin embargo, Hirata también tiene un lado frágil... algo incierto. 

El examen de la isla deshabitada terminó sin ningún incidente, pero si el colapso de la clase va más allá de lo que sucedió esa vez, no se sabe qué pasará con Hirata. 

La razón por la que estoy pensando en esto ahora es porque la existencia de Kushida está en mi mente. En la secundaria, hubo un caso en el que Kushida provocó el colapso de una clase. E incluso ahora, en lo que respecta a Horikita, está mostrando signos de hacer lo mismo. 

En otras palabras, significa que si es necesario para ella, puede lanzar una bomba como esa a nuestra clase. Si eso ocurriera, la carga que pondría en el corazón de Hirata sería bastante sustancial. 

Si la figura central deja de funcionar, no se sabe qué podría pasar con la Clase D que actualmente está unida. Habiendo comprobado que esas dos aún no han regresado, decidí hablar sobre algo ligeramente diferente. 

— ¿Cuánto sabes sobre el presidente Nagumo, Hirata? 

Ya que pertenecían al mismo club, incluso entre los de primer año, él debería ser el que sepa algo sobre Nagumo. Juzgué que en este momento, sería fácil preguntarle. 

— No mucho. Solo lo conocí cuando era uno de mis superiores en el club, normalmente no me encuentro mucho con él, y además, cuando asumió el cargo de presidente del consejo estudiantil, la mayor parte de eso solo implicaba intercambiar saludos. 

— Entonces, cualquier impresión o cosas así que tengas de él también está bien. 

Cambié mi ángulo ligeramente y traté de preguntar de nuevo. 

— En cuanto a mi primera impresión de él, es senpai interesante, supongo. Incluso durante la práctica de fútbol, ​​progresivamente adoptó ideas novedosas, ese tipo de persona. Naturalmente, no es como si todo estuviera bien todo el tiempo, pero en última instancia, fue interesante. Era lo que pensaba de él, aunque se suponía que la práctica era un asunto cruel y brutal. 

Hirata luego se rió como si recordara la escena de esa práctica. 

— Al final, siempre produce resultados o, mejor dicho, sube de nivel. Aún antes de que nos inscribiéramos, parece que Nagumo-senpai ha estado produciendo resultados incluso en torneos. 

— Ya veo. Eso significa que es un senpai perfecto. 

— Es decir, es un asunto ligeramente diferente. 

Pensé que lo afirmaría, pero Hirata negó con la cabeza. 

— A la sombra de esa gloria, también hay dificultades que la acompañan. Parece que hay muchas personas que han abandonado el club. 

— Pero no ha habido malos rumores, ¿verdad? 

— ¿No es porque ya no están en esta escuela? Los estudiantes de segundo año que entraron en conflicto con Nagumo-senpai terminaron abandonando el club, y poco después, parece que también abandonaron la escuela. 

— ¿Entonces no solo abandonaron el club, sino que también abandonaron la escuela? 

— Tampoco conozco los detalles. No sé cuánto estuvo involucrado Nagumo-senpai. 

Puede ser que Nagumo fuera solo una parte de una larga cadena de eventos. También es muy posible que los estudiantes hayan abandonaron la escuela por razones personales. 

Sin embargo, también es un hecho que esto me inquieta. Eso es porque el mayor de los Horikita también había dicho algo similar. Ese Nagumo elimina completamente cualquier existencia que sea un obstáculo para él. 

Que como resultado, los de segundo año se han vuelto monolíticos. Si Nagumo es la luz, entonces cualquiera que se oponga a él será la oscuridad. Aplastó a fondo dicha oscuridad, pero el mundo no es tan simple. Al final de una luz, siempre hay una sombra. No importa cuánto intente eliminarla, solo se producirían nuevas sombras. 

— ¿Podría ser, Ayanokouji-kun tiene la intención de unirse al consejo estudiantil? 

Por el flujo de la conversación hasta el momento, no se pudo evitar, si esa es la suposición de Hirata. 

— No, no tengo esa intención. 

Se lo he dejado claro. Incluso si el resultado final fuera que Horikita se negara a unirse al consejo estudiantil, no sería posible que yo ingresara. Pero hay una necesidad de pensar en contramedidas. A diferencia de simplemente pedir un pequeño favor, unirse al consejo estudiantil también tendría un gran impacto en la vida diaria. Si es Karuizawa, definitivamente obedecería esa orden, pero mirándolo en términos de pros y contras, es obvio que no es adecuada para eso. Seguir mis órdenes, y además de eso, ser alguien que podría unirse al consejo estudiantil por sus propios méritos sin que resulte tan extraño. Apenas hay alguien que pueda superar los tres obstáculos. 

— Ya veo, creo que si es Ayanokouji-kun, podrás lograrlo. 

— Esa es mi línea, Hirata. Tú mismo eres una buena opción para el consejo estudiantil, lo sabes. 

— No encajo bien, y además, no quiero abandonar las actividades de mi club. 

Parece que hasta la graduación, Hirata no tiene intención de abandonar el fútbol. Sin embargo, si Hirata se hubiera unido al consejo estudiantil, existía la posibilidad de que las cartas disponibles para mí hubieran aumentado en una. 

Pero no lo acosaré sobre eso. 

Porque no tengo ninguna intención de cambiar mi posición en el campo. 

— Dejando de lado los asuntos del consejo estudiantil, a partir del próximo mes, probablemente estemos en una posición difícil. 

— Es decir, ¿porque estaremos ascendiendo a la Clase C? 

— Sí, las clases altas serán cautelosas con nosotros y la clase más baja nos perseguirá también. Sin mencionar que la diferencia entre los puntos de la clase está siendo superada. Si lo arruinamos, una vez que llegue febrero, podríamos regresar a Clase D. 

Es natural tener esas dudas. 

Los puntos de clase cambian casi mensualmente. Si solo se comete un error trivial, un desarrollo como el que Hirata predijo podría suceder. 

— Si llegara ese momento, el problema es si podemos o no hacer el esfuerzo. 

— Sin embargo, creo que todos quieren ascender hasta la Clase A. 

— Aunque se requiera una cantidad colosal de esfuerzo y suerte para que eso suceda, ¿crees que esos sentimientos de la clase permanecerán sin cambios? 

— Ese es el problema, ¿no? En última instancia, apuntar a las clases altas significa exponer a la clase a una gran carga. 

Si uno puede elegir libremente, naturalmente, todos elegirían la Clase A. 

Eso es algo que incluso alguien totalmente desinteresado en el conflicto entre clases como Kouenji elegiría. Sin embargo, hay una diferencia en las condiciones que se requieren para la Clase A y las otras clases. 

— Yo------- 

Justo cuando Hirata estaba a punto de continuar, una voz nos llamó. 

— ¡Siento haberte hecho esperar, Ayanokouji-kun! 

Aunque todavía estábamos en medio de nuestra conversación, Satou y Karuizawa habían regresado. Como la proyección de la película está a punto de comenzar, detuvimos nuestra conversación y juntos, los cuatro nos dirigimos al interior del cine. 



PARTE 3 

No suelo ver anime en 3D, pero fue lo suficientemente interesante como para traicionar mis expectativas. La recreación experta de los diversos movimientos y expresiones de los animales, y una historia que es capaz de conmoverte apasionadamente. A pesar de que era un enfoque simple, al seguir ese enfoque simple se convierte en esto, así es como describiría esta obra de arte. 

Con el jugo que habíamos comprado en la sala en mis manos, salgo del cine con Satou. 

— ¡Eso fue interesante! 

Hacia Satou, quien hablaba con entusiasmo, no podía hacer nada excepto que estar de acuerdo. Yo también estaba hambriento. Un poco detrás de nosotros, Hirata y Karuizawa también regresaron del cine. 

Para llegar a nuestro almuerzo que habíamos reservado, los cuatro comenzamos a movernos. Mientras tanto, mi conversación con Satou, comenzó de nuevo. 

— Oye, Ayanokouji-kun... ¿te importa si te pregunto algo un poco desconsiderado? 

Tal vez ver una película juntos ha cerrado un poco la distancia entre nosotros, en comparación con antes, Satou estaba más cerca de mí. En lugar de la cercanía física, sería más preciso decir que la distancia entre nuestros corazones se había cerrado un medio paso. 

— Si hay algo que te gustaría preguntar, por favor pregunta. 

No era como si respondiera a cualquier cosa, pero si hay algo que pueda responder, tengo la intención de hacerlo. 

— Ahh, yo ta~ambién quiero preguntar. 

A pesar de que ella misma dijo que deberíamos tener conversaciones separadas, una vez más Karuizawa irrumpió. Por parte de Hirata, que estaba observando el desarrollo de esta situación, surgió una opinión. 

— Esto parece una buena oportunidad, ¿por qué no nos hacemos preguntas a los demás que hemos estado pensando en hacer? 

Sentí que esta no era una mala propuesta. También podría aprovechar esta ocasión para hacerle a Hirata las preguntas que he querido hacerle, pero no puedo. 

— De acuerdo~. Entonces iré primero. 

Al expresar su aceptación, Karuizawa inmediatamente volvió su mirada hacia mí. 

— ¿Ayanokouji-kun alguna vez salió con alguien antes? 

Hirata me hizo esa pregunta justo antes. No, para ser precisos, en lugar de preguntarme, vio a través de mí. Nunca pensé que en un día recibiría una pregunta similar dos veces. Básicamente, no tengo novia = patético. Como chico, esa visión prevaleciente es bastante triste. 

No es algo que pueda responder de forma agradable, pero las miradas de Karuizawa y Satou se concentraban apasionadamente en mí. Dejando a un lado a Satou, por la actitud de Karuizawa parecía que estaba jugando completamente conmigo. 

— No tengo novia en este momento. 

Mientras respondía honestamente de esa manera, traté de incluir una implicación en ello. Si lo expreso de esta manera, “tuve una en el pasado”, también podría interpretarse de esa manera. 

— Está bien. Tu edad es igual a la cantidad de años sin novia, entiendo. 

Tenía la intención de responder de forma ambigua, pero como si eso lo hubiera asegurado, Karuizawa dijo eso. 

— Sabes, Ayanokouji-kun. Esa es una excusa que los hombres no usan, creo que te servirá recordar eso. “En este momento”, si incluyes eso lo hace sospechoso. 

— ¿De verdad? Aunque haya tenido una novia en el pasado, si no tengo una en este momento, creo que incluiría el “en este momento”. 

— ¿Entonces tuviste una en el pasado? 

— No...... No he tenido. 

— ¿Ves? ¡Como pensé! 

Karuizawa felizmente se divierte con eso. Más o menos, Satou también parece feliz. 

Tengo la sensación de que la teoría de Karuizawa es errónea, pero tampoco tengo el material para negarla. 

— No creo que no haber tenido una novia sea algo que debería importarte. Sin embargo, si eres descaradamente impopular como Yamauchi-kun u Onizuka-kun, en ese caso, es un inconveniente para ti, pero buscar a alguien con quien quieres salir, o más bien es como si no tuvieras prisa ¿no es así, Ayanokouji-kun? 

Dicho esto, Satou me apoyó. 

— Satou-san entiende a Ayanokouji-kun bastante bien. 

— Sería genial... si pudiera entenderlo. Pero, todavía no sé nada sobre él. Déjame preguntarte también, ¿sí? Entonces, Ayanokouji-kun. Entre una chica con el pelo largo y una de pelo corto, ¿cuál prefieres? 

Otra pregunta viene volando hacia mí. La pregunta que me hicieron esta vez también es bastante sencilla. La presencia o ausencia de una novia, el tipo de chica que me gusta y ahora mi preferencia en los peinados. Combinando todas estas preguntas, se siente como si estuviera apareciendo una imagen femenina. 

— Nunca me importó realmente... siempre y cuando se adapte a esa persona, ya sea con el pelo largo o corto, no importa, ¿no? 

— De alguna manera eso suena como una respuesta modelo--- 

De hecho, gracias a que di una respuesta modelo como esa, recibí un señalamiento de Karuizawa. 

— Siento lo mismo. Ya sea chico o chica, siempre que se adapte a esa persona, las cosas como el peinado no son un problema. 

La ayuda de Hirata llegó en un momento excelente. Quizás al ver la situación desfavorable, Karuizawa sonrió a Hirata. 

— Como pensé. Sinceramente, también siento lo mismo. Hay chicas que cambian la longitud de su cabello según la preferencia de sus parejas, pero no tiene sentido a menos que tengas en cuenta si te conviene o no, ¿verdad? 

Desde el principio, Karuizawa ha respaldado a Hirata y, frente a la gente, se aferra al Hirata-ismo, pero como siempre, brillante. Su personalidad testaruda y su contundencia se muestran brillantemente en su actitud. 

Si el objetivo de Karuizawa aquí es juntarnos a mí y a Satou, no sé si funcione sembrar una mala impresión de mí, a veces las predicciones pueden ser muy erróneas. 

— No tener ninguna restricción en el peinado y eso, creo que es algo grandioso. 

Lejos de tener una impresión negativa de mí, casi podía sentir los ojos de Satou brillando ligeramente. Por alguna razón, Karuizawa también, estaba mirando a Satou con ojos que parecían decir “No está mal Satou-san”. 

En respuesta a esa declaración que estaba destinada a empujarme hacia abajo, Satou me salvó y me empujó hacia arriba. 

— Oye, Hirata, ¿eres consciente del hecho de que eres popular? 

Aquí debería buscar la opinión del incomparable gran Hirata-sensei. O eso creía yo, pero por alguna razón, Karuizawa me miraba. 

Satou, también, tenía una expresión similar. 

— Oye, Ayanokouji-kun. En lugar de hacerle preguntas a Yousuke-kun, ¿no deberías preguntarle a Satou-san? 

— Así es. Así, casi se siente como si Ayanokouji-kun y Hirata-kun tuvieran una entrevista formal de matrimonio. 

— ...... Aunque digas eso. 

Frente a Satou no podemos cambiar a un tema extraño como ese, ya que Karuizawa y yo hemos logrado que parezca que no tenemos mucha interacción entre nosotros. Pero por otro lado, también es difícil cambiar el tema hacia Satou, que apenas conozco. 

En ese caso, no se puede evitar, incluso si tengo ganas de escapar hacia Hirata, quien es el más fácil para hablar. No importa qué tipo de tema delicado le lance, Hirata lo manejará bien. Y además, personalmente, tengo algo que me gustaría preguntarle a Hirata para que no pueda evitarlo. 

— Pregúntame cualquier cosa, Ayanokouji-kun. 

— .......Veamos........ 

Mientras buscaba alguna pista que me permitiera escapar, llegamos al restaurante familiar donde almorzaríamos. La conversación se suspendió una vez más con un flujo natural. 

Como Satou parece haber hecho una reservación de antemano, nos guió sin problemas a nuestros asientos. En los asientos, a los que nos guió había toallas y palillos preparados para cuatro personas. 

— Es para cuatro. 

La reservación era para dos. En la mesa, solo los que estaban preparados para mí y Satou deberían estar. 

— Ahh, escuché de Satou-san sobre este lugar cuando fuimos al baño. Así que reservamos más asientos, ¿verdad Satou-san? 

— S-sí. 

— ¿Es así? Tienes bastante tacto. 

— Supongo que sí. Cuando se trata de cosas como esta, soy una veterana ¿sabes? 

Dirigí mi mirada hacia Karuizawa, quien hinchó su pecho con orgullo. 

“Mentirosa”. 

Y Karuizawa me devolvió la mirada. 

“No quiero escuchar eso de Kiyotaka, quien nunca ha salido con nadie antes”. 

Algo como eso. 

— ¿No tienes nada que quieras preguntarle a Satou-san, Ayanokouji-kun? 

Quizás este es el costo de haberla mirado, porque incluso después de llegar a nuestros asientos todavía no podía escapar de un tema como ese. Karuizawa una vez más volvió a eso. 

— ..... ¿Qué haces habitualmente durante las vacaciones? 

Era un tema que había sacado ya que estaba en problemas, pero para eso, Karuizawa mostró descaradamente una cara de “Wow”. 

— ¿Qué es eso? ¿Es esa una pregunta que sacaste? 

Desde hace un tiempo, Karuizawa ha mostrado un nivel de irritación que incluso Hirata no podía comprender. ¿Por qué no estás haciendo uso de la información sobre Satou que obtuviste antes? Ella debe estar preguntándose eso. Sin embargo, no es como que obtuve esa información solo para que esta cita fuera exitosa. Había recopilado esa información porque quería saber más sobre la persona conocida como Satou. Es una gran diferencia. 

— Está bien, Karuizawa-san. Estoy feliz de que Ayanokouji-kun me haya preguntado algo. 

Mientras respondía así con una sonrisa, Satou mostró un gesto ligeramente pensativo. 

— Hmm. Básicamente solo me divierto con mis amigas, supongo. Es aburrido si estoy sola. 

Probablemente, con el grupo de chicas con el que Satou se lleva bien. De alguna manera, podía imaginarme eso en mi cabeza. 

— Pero, a veces, también puedo buscar varias cosas por mi cuenta. Como el diseño de moda. 

Diseño de moda. Una palabra que normalmente no escucho salió de Satou. 

— Verás, creo que convertirse en una diseñadora tampoco puede ser tan malo. 

— Heh ~ eso es nuevo. Entonces Satou-san es “así”. 

No sé qué es ese “así”, pero parece que las chicas pueden tener una conversación que solo ellas pueden entender. Satou asintió una y otra vez. 

— Si me puedo graduar de la Clase A, estaba pensando que podría llegar a un buen lugar. 

Dicho esto, Satou felizmente expande sus delirios. No es malo esperar los privilegios que vienen con la graduación de la Clase A, pero es mejor si ella también considera algo para que si se gradúa de la Clase B o menos, todavía le vaya bien. 

— Entonces, ¿Ayanokouji-kun también tiene pensamientos sobre lo que harás en el futuro? 

La pelota que había lanzado me fue devuelta suavemente por Satou. 

— ........ La universidad, supongo. 

No habiendo pensado aún en futuras ocupaciones, di una respuesta segura. 

— Uwa, lo odiaría. No soportaría tener que estudiar después de graduarme de la preparatoria, definitivamente. 

Habiendo escuchado sobre ir a la universidad, Satou tuvo una reacción de rechazo. 

— Dicen que la educación obligatoria termina con la secundaria, pero en realidad, la educación obligatoria dura hasta la preparatoria, ¿verdad? Si solo soy una graduada de secundaria, se burlarían de mí. 

Dejando de lado si se burlarían de ella o no, no hace falta decir que necesitarías al menos salir de la preparatoria, esa corriente existe. Esencialmente, la expresión educación obligatoria en sí misma podría no ser una exageración. 

— También podría estar ir a la universidad. Parece que los círculos son realmente divertidos. 

Por otro lado, sorprendentemente, en lugar de rechazar la posibilidad de ir a la universidad, Karuizawa respondió así mientras imaginaba la vida universitaria. Todo seguía siendo vago, pero todos parecen estar pensando en el futuro. Así que con todo esto, fue una comida que me permitió disfrutar de un grupo diferente al habitual. Es solo que, si esto sucede todos los días, sería extremadamente agotador, también había ese hastío. 



PARTE 4 

Después de terminar nuestra comida, eran justo antes de las 5 cuando terminamos de pasear por el centro comercial Keyaki. La cita doble que había durado casi 5 horas también estaba llegando a su fin. Mirando en retrospectiva, fue un día que podría describirse como inesperadamente interesante. Es solo que incluir a Karuizawa en él causa varios problemas, así que me gustaría rechazar la próxima vez. 

— Entonces, ¿qué vamos a hacer? 

Pedí comprobar si nos separaríamos o no. Podría ser que pudiéramos ir a algún lugar, además, incluí esa posibilidad en mi campo de visión, pero... 

— Entonces, ¿deberíamos... regresar, Yousuke-kun? 

Karuizawa, que había estado felizmente intimidándome hasta el momento, de repente declaró que tomábamos caminos separados. De aquí en adelante solo seremos una molestia, de repente ella mostró esa consideración. 

Parece que a partir de este punto, nos dejarán solos a los dos, debe haber algo que tiene como objetivo. Pude ver a Satou y Karuizawa enviándose señales con la mirada. No es difícil ampliar eso con mi imaginación. 

En cualquier caso, estando de acuerdo con ella, Hirata asiente. 

— Se está haciendo tarde. ¿Volvemos, Karuizawa-san? Pasear contigo hoy fue divertido, Ayanokouji-kun. Hasta luego, Satou-san. 

Hoy pasé todo el día con Hirata, y de hecho, sus acciones se adaptan a las de un santo o un sabio. Hirata, que podía interactuar bien con todo tipo de personas. Para alguien que no está familiarizado con las citas dobles, todos los méritos provienen de este hombre. 

— Ustedes dos, gracias por hoy. 

Parece que sin tomar ningún desvío, Hirata y Karuizawa regresarán directamente a los dormitorios. Los dos se alejan rápidamente. 

Satou los vio irse cálidamente. 

— Entonces, ¿qué vamos a hacer ahora? 

— Ummm, bueno. ¿Nos desviamos antes de regresar? 

Satou propuso eso. Como no tengo ninguna razón particular para rechazarla, di mi consentimiento. 

— Así es...... entonces, ¿volvemos por allí? 

Decidiendo tomar un pequeño desvío, regresamos. Satou, que había estado hablando a ritmo de ametralladora hasta hace un momento, ahora se había quedado bastante callada. 

— Lo siento, por haberlo convertido en una cita doble. 

— Me sorprendió al principio. 

— Esos dos realmente son increíbles, ¿no? Su aura como pareja es completamente diferente. 

En todo momento, Karuizawa se está moviendo para asegurarse de que Hirata, quien está desempeñando el papel de su novio, se destaque visiblemente. Eso también se transmitió a Satou y, naturalmente, también hace que la existencia de Karuizawa parezca más grande. 

— Realmente los admiro~. 

— Es verdad. 

A pesar de que estábamos caminando cerca, nuestras manos nunca se tocaban. La audacia que había demostrado cuando estábamos con Karuizawa y Hirata, no se podía ver por ningún lado ahora. De ninguna manera era incómodo, pero la atmósfera se había convertido en algo fuera de lo común. 

— Gracias por invitarme hoy. Me divertí. 

Dije eso para romper el silencio, pero la cara de Satou se mantuvo inquieta. 

— Oye Ayanokouji-kun....... no te divertiste hoy, ¿verdad? 

Escuché tal cosa. 

— De ninguna manera. 

Lo negué porque, sinceramente, lo disfruté, pero por alguna razón no parecía haberse transmitido a Satou. 

— Pero........ 

— ¿Por qué pensaste algo así? 

Como no entendía el razonamiento, traté de preguntar. 

— Quiero decir, hoy Ayanokouji-kun ni siquiera se rió una vez........ 

— No me reí, ¿eh? 

Antes de que pudiera darle una explicación sobre eso, Satou continuó hablando. 

— Pensé que podría ver una sonrisa tuya al menos una vez, pero… 

Parece que Satou, cuando estaba conmigo, estaba preocupada por eso. 

En cuanto a los acontecimientos de la cita doble, realmente no tengo quejas. Mientras meditaba sobre cómo explicarle eso, Satou abrió su boca pesadamente. 

— Después de todo, ¿el hecho de que dije que abusáramos de Horikita-san hace un tiempo... tiene algo que ver con esto? 

Ella tenía ojos ansiosos. Y una cara que parecía que estaba a punto de llorar. 

— Hablando de eso, algo así sucedió, ¿eh? 

Poco después de nuestra inscripción, Horikita se aisló y tuvo una fuerte tendencia a burlarse de sus compañeros de clase. Ese tipo de cosas eran obvias y no podían evitarse, pero Satou tampoco tenía buena voluntad hacia Horikita y eso también es un hecho. 

De hecho, ella propuso una vez en nuestro chat grupal intimidar a Horikita. Destruí esa propuesta, pero parece que la persona en cuestión lo ha recordado. 

— No me importa eso. O más bien, hasta ahora, casi había olvidado que sucedió. 

— ......¿De Verdad? 

— En primer lugar, no podía evitarse si Horikita se apartaba en ese punto. Y además, solo por tener eso como tema de discusión en un chat donde la persona en cuestión ni siquiera está, y no es como si hubieras hecho algo. No juzgo a alguien por algo así de estúpido. 

Los chismes son algo que cada humano expresa universalmente. Mientras uno no exprese eso delante de la persona en cuestión o actúe, no se convertirá en un problema importante. Sin embargo, “aunque haya chismes sobre ti a cambio, no puedes quejarse de eso”, siempre y cuando entienda ese aspecto. 

— ¿De Verdad? 

— Si, en serio. 

— Pero, ¿no te divertiste, verdad? No te reías. 

— La razón por la que no me reí fue........ cómo debería decirlo, soy malo para reírme, por eso. 

Seguí insistiendo en esa parte que negué antes. Cuánto de esto se transmite a Satou, honestamente no lo sé. Con toda seguridad, lo interprete como que estoy diciendo esto para consolarla. Sinceramente, hay muchas maneras de terminar con esto. Con respecto a las preguntas de Karuizawa durante el día, estoy seguro de que podría haber respondido de una mejor manera. Sin embargo, intencionalmente opté por no hacerlo. 

“Ella no es una compañera por la que necesite ir tan lejos”. 

Fue porque había hecho ese juicio. 

En ese sentido, el “¿No te divertiste?”, la pregunta de Satou tampoco es necesariamente equivocada. Lo encontré divertido en cuanto a pasarla bien, pero es cierto que no era la forma en que Satou había estado esperando. Solo será más problemático si le gusto más que esto, tomé esa decisión. 

— La razón por la que no estaba riendo, ¿no estás convencida? 

— No........ ese no es el caso, pero… 

Un pesado silencio cayó sobre nosotros. Hoy, todo el día, no para sobreestimarme, sino de parte Satou, he recibido una buena cantidad de buena voluntad. Sin embargo, si es posible, me gustaría que renunciara a esa buena voluntad aquí. 

Por eso actué como un hombre que no podía mantener una conversación y continué actuando sutilmente. Sin embargo, dándome la espalda una vez, Satou sacó algo de su bolso y escondió ese algo detrás de ella. 

— Umm, oye---- 

Y luego ella se vuelve hacia mí. Mirando como si ella hubiera reafirmado su decisión, Satou me atrapó con su fuerte mirada. 

Parece que mi deseo no será concedido. 

— Umm..... oye...... ¡p-por favor sal conmigo! ¡¡¡Ayanokouji-kun!!! 

Fuu~, una ráfaga de viento sopló. 

La primera confesión genuina que he recibido en mi vida. 

Mientras tanto, voy a ignorar a la persona que se esconde en los arbustos más allá de mi mirada. 

Considerar esto a detalle en este momento solo causará que Satou sufra. Inmediatamente elijo mis palabras y dicto mi sentencia. 

— Lo siento, Satou. No puedo responder a tus expectativas. 

— ¡¡¡…!!! 

Respondí con honestidad a Satou, quien ha reunido su coraje y se ha confesado. No, no es como si odiara a Satou. No es como si tuviera algún problema con su personalidad o apariencia tampoco. 

— Ya veo. Como pensé, es imposible, ¿eh? 

Al mostrarme una expresión que no estoy muy seguro de que sea una sonrisa amarga, Satou trató desesperadamente de mantener las apariencias para no dejar que su sonrisa se desmoronara. A lo largo de la cita, Satou también debe haberlo sentido ligeramente. 

El hecho de que yo no mostraba ningún tipo de gran interés hacia ella. 

— S-si no te importara, para futuras referencias...... ¿podrías decirme tu razón? ¿Es porque tienes a alguien más que te gusta? 

— Ese no es el caso. Es solo que, en esta etapa, no puedo salir contigo. Es realmente un problema con mis propios sentimientos. 

En una situación en la que uno no está enamorado de su pareja, elegir salir con ella, sería un insulto. 

Esa es mi razón en principio. 

Es una razón respetable con la que debería confrontar a Satou. 

— No importa si es Satou, o la que surgió antes en la conversación, Horikita, o si es Kushida, la respuesta para todas ellas es la misma. Aunque no me gustes, y salir contigo a pesar de eso, es algo que no puedo hacer. 

Por supuesto, incluso si es Airi, quien probablemente también lo esté pensando en su interior, habría dado la misma respuesta. Es solo cuestión de si ella decide o no confrontarme directamente con sus sentimientos. 

— Puede que sea una historia patética, pero ni una vez me he enamorado seriamente de una chica. Por eso, no es cuestión de rechazarte o algo así, simplemente significa que no he madurado todavía lo suficiente para ser capaz de mantener un romance. 

— ......Ya veo. 

No puedo hacer nada más que hacer que ella acepte ese hecho. 

— Puede que lo haya apurado demasiado. Así es, con una sola cita, todavía no sabes nada de tu pareja. 

Incluso mientras fruncía el ceño, intentando convencerse a sí misma, Satou asintió una y otra vez. 

La confesión, y la respuesta, ambas deben haber requerido una tremenda cantidad de coraje. 

— Puede que haya perdido una oportunidad. 

Acabo de rechazar a la chica que con entusiasmo me dijo sus sentimientos. Incluso creo que esta fue una elección estúpida. Quiero encontrar una novia y vivir una vida escolar normal. Tengo esos sentimientos en mí. 

Si Satou se convirtiera en mi pareja, no debería haber quejas. Incluso ahora, decirle que he cambiado de opinión, “por favor, salir conmigo”, sigue siendo el juicio correcto. Pero aun así, mi boca se ha cerrado herméticamente y ya no se abrirá. El teléfono en mi bolsillo vibró. No sé quién es, pero es una llamada. Por supuesto, no puedo responder en esta situación y por eso lo ignoré. 

Durante ese tiempo, Satou había estado tratando de devolver la caja envuelta que sostenía entre sus manos a su bolso. 

Entonces, Satou levantó la cabeza y dijo esto. 

— Gracias por el día de hoy, Ayanokouji-kun. 

Era una expresión que ya sabía que mi respuesta y su contenido no cambiarían. 

Incluso si en este momento, si Satou me dice que le gusto, no hay garantía de que este sea el caso mañana. 

A partir de este momento, no sé si seguirá queriéndome o si encontrará un nuevo amor. Sin embargo, el hecho de que Satou fue quien se me confesó por primera vez, es algo que nunca olvidaré por el resto de mi vida. 

— ¿Está bien....... si te invito a salir de nuevo? 

Probablemente estas son las palabras de despedida en las que Satou dio lo mejor para sacarlas. 

— Por supuesto, también disfrute saliendo con Satou, también creo que me gustaría invitarte a salir en algún momento. 

Es decir, más allá de cualquier sombra de duda, son mis verdaderos sentimientos. 

— De acuerdo. 

Un pequeño asentimiento llegó en respuesta. 

No sé hasta qué punto le he transmitido esto a Satou, pero el momento de la confesión ya ha pasado. A pesar de que la atmósfera pesada se ha quedado atrás, nuestra vida cotidiana regresó rápidamente. 

El viento frío del invierno sopla, y atraviesa nuestros cuerpos congelados. 

— Se está poniendo frío. ¿Regresamos? 

Independientemente de si lo deseamos o no, el tiempo sigue corriendo. No podemos darnos el lujo de quedarnos aquí para siempre, solo nosotros dos. 

Cuando comencé a moverme, Satou permaneció en su lugar sin moverse. 

— ¿Satou? 

Cuando pensé que era extraño y miré hacia atrás, en los ojos de Satou, grandes lágrimas se habían estado acumulando. 

Antes de que pudieran caer, ella usó sus manos para limpiarlas, y Satou se rió una vez. 

— Lo siento. ¡Creo que volveré corriendo! 

Dicho esto, Satou pisó la nieve con sus pies y, dejándome atrás, corrió de vuelta hacia los dormitorios. No podía llamarla otra vez, todo lo que podía hacer era verla irse en silencio. 

— Ni siquiera necesité pensarlo, ¿eh? 

No hay necesidad de que ella se preocupe por ser rechazada por una persona como yo, mirándolo desde su perspectiva, fue algo que ocurrió después de que había reunido todo su coraje. 

Mientras ese sentimiento no se transmita correctamente, ella no puede caminar naturalmente a mi lado mientras regresamos, ¿eh? Para que no nos encontremos más tarde en el dormitorio, la vi irse hasta que no pude ver su espalda. 

Si el asunto con el consejo estudiantil y el asunto con mi padre no existieran, tal vez mi respuesta habría sido diferente. Para ser un verdadero estudiante de primer año, probablemente habría tomado la mano de la chica que me había entregado su afecto. 

“Si”, era la premisa de este pensamiento. Si esta confesión hubiera tenido lugar antes del relevo en el festival deportivo, siento que habría aceptado a Satou. Sin embargo, irónicamente, fue en ese mismo relevo que el que hizo que Satou se enamorara de mí. Entiendo objetivamente que mi proceso de pensamiento es diferente de lo normal. Siempre actúo dando prioridad a la prevención de calamidades para mí. 

— Ahora........ 

Antes de volver, debo limpiar el problema restante. 

Pensando eso, justo cuando estaba a punto de llamar a quien estaba en los arbustos. Debajo de mí, mi teléfono sonó una vez más. En la pantalla del teléfono estaban las palabras “Llamada no identificada”. 

Pensé por un momento en ignorarlo, pero no creo que esto sea simplemente una llamada de broma. 

Apreté el botón “Contestar” y lo apreté contra mis oídos. Quería al menos determinar la forma en que respondería la persona que llamaba, cuyo sexo ni siquiera sé, aunque esperé unos segundos, el silencio continuó. 

— Hola. 

Intenté hablar una vez. 

Sin embargo, no hubo respuesta. 

Es por eso que inmediatamente tomé una decisión. 

— Voy a cortar la llamada. 

— ¿Puedo confiar en ti? 

Esas fueron las palabras que llegaron rompiendo el silencio. 

Eran palabras que no tenían ningún sentido. 

— Esto es bastante repentino. No entiendo muy bien qué es exactamente esta confianza que me pides. 

Devolví la pregunta mientras buscaba una explicación. 

— La campaña contra Nagumo de la que habla Horikita-senpai. Te preguntaba si te convertirías en un colaborador. 

Parece que el mayor de los Horikita le ha dicho a “ese” estudiante de segundo año sobre mí. Para tomarse la molestia de llamarme con un número no identificado, qué cauteloso. 

Pero el hecho de que me llamaron, significa que tiene la intención de reunirse conmigo después. 

Aunque oculte su número de teléfono, me deja escuchar su voz. Si no, sería muy extraño. 

— Por si acaso quiero preguntar. ¿Cómo te llamas? 

A pesar de que el mayor de los Horikita le había dicho mi número, parece que no le dijo mi identidad. 

Bueno, me dejó oír su voz y también sabe mi número. Si lo investiga más a fondo, no sería demasiado difícil para él rastrearlo hasta mí. 

— No creo que esté obligado a responder. 

A pesar de que también él lo entendía, me negué. 

— Supongo que está bien. Recuerdo esta voz. Ahora tengo más o menos una idea aproximada. 

Así que tiene una idea, ¿eh? Como es así, yo también siento que generalmente tengo una marca en ellos. No hay muchos de segundo año que también estén familiarizados con mi voz. 

— Esto puede ser algo repentino, pero quiero que nos encontremos ahora mismo. 

Como se esperaba, intervino con eso. 

Sin embargo, no es necesario que le diga que ya lo había esperado. 

— Eso sin duda es algo repentino. ¿Está bien que no seas más cauteloso? 

Es casi el atardecer, pronto se pondrá el sol. 

— No hay ningún problema conmigo. Si tienes el deseo de hacerlo, es decir. ¿Podemos reunirnos de inmediato? 

Eché un vistazo a los arbustos. 

— Sí. Tú también estás de suerte. 

— ¿Suerte, dices? 

— Honestamente, si no es ahora, estaba a punto de negarme. 

En el otro lado del teléfono, la otra persona probablemente está sintiendo una sensación de misterio. Si ahora está bien, probablemente esté contemplando el significado de las palabras que acabo de decir. 

Esas cosas, incluso si las contempla, no hay manera de que las entienda. Le dije mi ubicación actual. 

— Junto al edificio escolar cerca de allí, en un lugar donde sea difícil que otros nos vean, quiero reunirme contigo allí en 10 minutos. 

Una respuesta tan breve regresó. 

— Lo siento, pero tengo algunos asuntos que atender en este momento. ¿Está bien en 20 minutos? 

— ......Bien. 

La llamada terminó. No tardaré más de 5 minutos en llegar al lugar de reunión, pero lo pospuse. 

Por ahora, en los 15 minutos que tengo, debería terminar el asunto que me queda. 

Bajo el cielo invernal, hay alguien esperándome mientras se congela. 

— Si sigues escondiéndote ahí, te vas a resfriar. 

Llamé a la persona que estaba escondida detrás de los árboles y los arbustos. 

Sin embargo, no recibí ninguna respuesta. 

— Tengo algo que hacer después. ¿Está bien si te dejo atrás? 

Volví a llamarla. 

Cuando lo hice, tal vez ella tenía una idea poco entusiasta, pero sin mostrarse, sólo su voz me alcanzó. 

— ........¿Desde cuándo te has dado cuenta? 

— Desde el principio, escuchaste que Satou iba a confesarse aquí, ¿verdad, Karuizawa? 

— N-no realmente… sólo un poco. 

Mientras intentaba engañarme sutilmente, Karuizawa se puso en pie. 

Como se había escondido en los arbustos, algo de nieve se había acumulado en su hombro. 

— Hace frío. 

— ¿Qué le pasó a Hirata? 

— No lo sé. Seguramente regresó. 

Después de responder desinteresadamente de esa manera, salió de la suciedad y se limpió el polvo y la nieve de su cuerpo. Tal vez porque había estado merodeando todo el tiempo para no hacer ruido, su nariz también estaba roja. 

— Hace frío, ¿no? 

— Sólo un poco. 

Karuizawa actúa con dureza en una situación en la que no hay necesidad de hacerlo. Para Karuizawa, parece que hay algo que le preocupa más que estarse congelando. 

— Hablando de eso, ¿por qué rechazaste la confesión de Satou-san? 

— ¿Qué quieres decir? Tú misma lo dijiste, salir con alguien que ni siquiera te gusta es lo más bajo. 

— Eso es cierto, pero… uno necesita comerse la comida puesta ante ti, es lo que dicen ¿no? 

¿Qué es eso? A pesar de que está tratando de usar el conocimiento que había escuchado antes, lo ha entendido todo mal. 

— Es “rechazar los avances de una mujer es la vergüenza de un hombre”, ¿no? 

Una comida puesta ante uno, se utiliza para describir una comida que está lista para ser consumida en un momento dado. Y no agarrarla para uno mismo es la vergüenza de un hombre, así que se usa para describir las aventuras amorosas. 

Por supuesto, en el caso de Karuizawa, ella no lo dice con un significado sexual, probablemente quiere decir que es extraño para mí no salir con alguien cuando se presenta la oportunidad de hacerlo. 

— Para bien o para mal, Satou es una chica normal. Naturalmente, querría un romance normal. Pero, viéndolo objetivamente, ¿crees que soy capaz de tener un romance tan normal? 

— Eso es........ un poco difícil de imaginar. 

Sólo porque es Karuizawa, que me entiende mejor que nadie, es capaz de entender esto. 

Yo también anhelo un romance normal. Que se me confiese por una chica guapa y llevar una vida escolar agridulce era algo en lo que había pensado más de una o dos veces. Sin embargo, como era de esperar, no terminaría siendo el mismo patrón romántico que Satou ha imaginado. Incluso si me obligara a salir con ella, sólo estaría desperdiciando su tiempo en vano. Si se desilusiona conmigo más tarde, la vida escolar que ha perdido no volverá jamás. 

— Hey, tú~. No me corresponde a mí decirlo, pero puede que hayas sido un poco cruel. 

— ¿Cruel? 

— De hecho, Kiyotaka es diferente de los chicos normales. Y además, el “tú” que los demás ven normalmente es sólo una mentira, ¿verdad? 

— Mentira, o mejor dicho, es un hecho que no les estoy mostrando todo. 

— Por eso tienes razón al pensar que cuando les muestres tu verdadero yo, hay chicas que se desilusionarán de ti. Pero sabes, una vez que te has enamorado, también hay momentos en los que ya no te importan esas cosas. Es sólo una predicción mía, pero creo que Satou habría aceptado a Kiyotaka. 

— ¿Así que eso es lo que quieres decir? 

— A eso me refiero. Bueno, ya que la has rechazado, todo ha terminado. Aunque acababa de soltar la Flecha de Cupido. Y pensar que volvería tan pronto. 

— ¿La Flecha de Cupido? 

— No te preocupes. Ya no es relevante. 

Ella sonrió y se rió como un diablillo. 

— Las chicas superan sus sentimientos rápidamente, así que Satou-san probablemente se enamore de otro chico, ¿verdad? 

— Eso es algo que no se puede evitar. ¿No es cierto? 

— De alguna manera también puedo oír algo de arrepentimiento. 

— Por favor, ya déjalo. Esa es mi elección. 

Lo he dicho, pero parece que ha habido algunos aspectos poco convincentes en Karuizawa. 

— Ya es demasiado tarde, pero ¿no podías haber intentado salir con ella como prueba? ¿No? 

Ese punto es cierto. 

Aunque hubiera un problema en el punto final del aterrizaje, había más que suficientes posibilidades de que las cosas hubieran salido bien. Incluso si a mí no me gusta Satou como miembro del sexo opuesto, si la considerara valiosa para mí, podría haber llegado a gustarme. 

— Además, si eres tú, debes haberte dado cuenta de los sentimientos de Satou-san, ¿verdad? Invitarte a salir a una cita en Navidad, es algo que los amigos normales nunca harían. Dándole tu aprobación para eso, ¿no tenías en la cabeza que saldrías con ella? 

— Como resultado de haber tenido la cita, me di cuenta de que no soy compatible con Satou, ¿no puedes interpretarlo de esa manera? 

— Ese.... podría ser el caso. Pero por lo que pude ver hoy, las cosas salieron bien. Tú también parecías estar disfrutando. 

— Si tengo que ser honesto contigo, no es que no haya pensado en salir con Satou en absoluto. 

— ¿V-Ves? Como pensaba. 

— Saliendo con Satou, podría haber experimentado varias cosas. 

Quizás se sintió incómoda con mis palabras, pero me mostró una expresión de enojo. 

— ¿Qué quieres decir con varias? 

— Es el destino al que las parejas terminan llegando. Eso es lo que significa. 

Intenté decírselo tan suavemente como pude. Naturalmente, Karuizawa también entiende su significado. 

— ¿¡Huh!? ¡Tú, tú querías salir con ella por una razón tan despreciable! 

— ¿Nunca has pensado en querer hacerlo? 

— ¡No lo sé! También es un mundo completamente desconocido para mí. 

— Entonces, ¿nunca has pensado en saltar a ese mundo desconocido? 

— Eso es, quiero decir, ¿no depende en última instancia de tu pareja? 

— .......Bueno, no creo que lo haría con cualquiera. 

Traté de imaginarlo pero, por supuesto, uno querría una compañera que fuera lo mejor posible. 

— ¡¿Verdad?! 

— Pero no tendría ninguna queja en particular si fuera Satou. 

— Cielos......entonces ¿por qué rechazaste la confesión de Satou-san? ¡Podrías haber experimentado ese mundo desconocido del que hablaste! 

— No me tortures tan furiosamente. 

— ¡No estoy enfadada! 

Si le preguntas a 100 personas, 100 personas responderían ahora mismo, Karuizawa está enfadada. 

Por supuesto, ni siquiera tengo que pensar en por qué está enfadada. 

— Si hubiera elegido salir con Satou.... ¿hubieras estado a mi lado ahora mismo? 

— ¿Ehh? 

— Esa es la razón principal por la que no elegí a Satou. 

Al no haberlo comprendido, Karuizawa piensa en el significado de esas palabras. De hecho, durante esa confesión, elegir salir con Satou me habría llevado a una vida escolar muy agradable. Habría conseguido una novia, y habría compartido con ella momentos felices y momentos difíciles. Y habría profundizado mi relación con ella. Los estudiantes de todo el mundo deben haber imaginado un futuro tan dulce al menos una vez. 

Sin embargo, esto es sólo si salir con Satou no afecte en absoluto al estado mental de Karuizawa. Elegir a tu compañera especial, es en otras palabras, hacer una elección. Si hubiera elegido a Satou, me habría resultado extremadamente difícil hacer uso de Karuizawa en el futuro. No se trata de una mera predicción, de hecho, al igual que esta Karuizawa se está acercando a mí. Si hubiera elegido a Satou, Karuizawa se habría vuelto más cautelosa conmigo. 

El incidente en la azotea fue sin duda un gran punto de inflexión para Karuizawa. La confianza que Karuizawa tiene en mí se disparó, y ya no es una exageración decir que nunca me traicionará de ahora en adelante. Ryuuen o Sakayanagi, o incluso si una existencia como Nagumo se acercara a ella, Karuizawa no se desmoronará más. Sin embargo, la única excepción sería un caso como éste. 

“Un sustituto para mí”. Una existencia como esa. Tal vez ya no me necesiten, semejantes ansiedades nacerían en ella. Como resultado, diría que puede hacer cosas que no puede hacer, se volvería temerosa y que también nacería el temor de que las cosas que puede hacer ya no sean posibles. En ese momento, sería conveniente decir que el encanto de Karuizawa se reduciría a la mitad. Tenía mis dudas al respecto. 

Por supuesto, si Satou hubiera poseído un talento tan extraordinario que hubiera podido sustituir a Karuizawa, habría sido otra cosa. Poniendo a Satou como mi principal, y usando a Karuizawa como mi sustituto. Esa opción habría estado disponible. Pero gracias a nuestro contacto de hoy, tengo esta convicción una vez más. 

Satou no puede reemplazar a Karuizawa. 

En cuanto al pensamiento fundamental y a los aspectos mentales, puedo decir con seguridad que está lejos de llegar a Karuizawa. Milagrosamente, ese hecho fue fuertemente expuesto en la primera cita. 

Disfrazando la cita doble que habían organizado como una coincidencia, y comparada con Karuizawa, que todavía sigue ocultando tranquilamente ese hecho, en muchas ocasiones Satou había estado inquieta, y en contraste, hubo momentos en los que ella también estaba demasiado tranquila. Y el golpe decisivo ocurrió cuando Nagumo y yo nos enfrentamos. Karuizawa actuó inmediatamente, mientras que Satou estaba indecisa y no pudo ni siquiera participar. 

En caso de una emergencia, ese aspecto de ella podría hacer una gran diferencia. A partir de ahora, hay tres problemas que no podré evitar. El problema con el consejo estudiantil puede ser ignorado, pero no puedo hacer lo mismo contra Sakayanagi y mi padre. 

Si esos dos van en un frenesí, mi posición fácilmente cambiará completamente una o dos veces proporcionalmente. Hasta que pueda eliminar esa amenaza por completo, necesito hacer que Karuizawa funcione sin problemas para mí. Además, también me preocupan los movimientos de Chabashira y del presidente Sakayanagi. Dudo que los profesores hagan algo tan descuidado como eso, pero ahora que puedo ver el trasfondo, también son el blanco de mi vigilancia. 

También en ese sentido, la existencia conocida como Karuizawa Kei es indispensable para mí. Incluso el Presidente, al que los estudiantes consideran abrumadoramente poderoso, puede ser destruido socialmente mediante el uso de Karuizawa con una Honey Trap*. Bueno, si le sienta bien o no es otra cosa.... de todos modos, Karuizawa seguramente no será capaz de lidiar con asuntos sexuales, sí. En cualquier caso, Karuizawa es muy versátil. (NT: Honey Trap.- Es cuando se usa a una mujer atractiva para seducir a un hombre para sacarle información, dinero, secretos, chantajear, etc.) 

— He estado pensando vagamente que podría ser así, pero Kiyotaka sólo ve a la gente como herramientas, ¿verdad? 

— Esa no es mi intención. 

Respondí con eso, pero no podía llegar a Karuizawa, a quien hasta ahora he utilizado muchas veces como herramienta. 

— Oye, esta es una pregunta sencilla, pero ¿alguna vez has llegado a amar a alguien? 

— Hasta ahora, nunca. 

Creo que me gustaría amar a alguien. Es sólo que ese tipo de oportunidad no ocurrirá por pura casualidad. 

-----O... 

Es sólo que en mi corazón, no hay tal cosa como un “despertar del amor”. Chicos y chicas, entiendo la diferencia biológica entre ellos, pero todo lo demás es muy extraño para mí. 

En la Habitación Blanca, era una cuestión de sentido común. 

— .... En última instancia... 

— ¿Qué? 

— No, nada. 

En última instancia, incluso después de salir de la Habitación Blanca, tal vez todavía estoy atrapado en la Habitación Blanca. Nunca dejamos de prepararnos para defendernos en todo momento allí dentro. Aunque en la vida de un estudiante, esas cosas son innecesarias. 

Disfrutar de la cita honestamente y salir con Satou, también debería haber sido un futuro obvio. Pero no puedo dibujar un futuro así en un lienzo. En respuesta a las trampas de varios oponentes diferentes, me he estado moviendo para preparar varios seguros para esa oportunidad. 

No importa lo que le pase a alguien más, siempre y cuando al final ganes, eso está bien............. este tipo de mentalidad fundamental es algo que no podré desechar hasta el día en que muera. 

Cuando empecé a caminar, Karuizawa también empezó a caminar con un poco de retraso. Nunca se pone a mi lado, pero mantiene una distancia que nos permita mantener la conversación. Aunque alguien nos viera, era a una distancia milagrosa donde podíamos disfrazarlo de coincidencia. 

— Aunque me esforcé todo el día por Satou-san, resultó ser inútil... 

Es un comportamiento que hace difícil de creer que hace unos días, fue sometida a algo horrible en esa azotea. 

— Aunque algo así haya pasado hace solo un poco, seguro que te has recuperado, Karuizawa. 

— ....no me habían intimidado así en muchos años. 

— ¿Debería decir que la experiencia fue diferente? De hecho, desde que llegué a la primaria, ¿no? 

Acoso a largo plazo. Finalmente fue liberada de eso. El haber llegado a ser tan hábil y disfrutar de la vida de preparatoria de esta manera podría decirse que es un don natural. 

Sin embargo, Karuizawa puso una cara un poco misteriosa mientras me escuchaba hablar ahora. 

Pero quizás fue capaz de entender inmediatamente, se convenció al abrir la boca. 

— Ahh.... ya veo. Es así, ¿verdad? Lo siento, Kiyotaka, puede que haya mentido un poco. 

Fuu, como si estuviese convencida de algo, asintió Karuizawa. 

— ¿Mentido? 

— Esa cosa que le dije a Yousuke-kun sobre haber sido acosada durante 9 años. Eso fue una mentira. Sabes, en lugar de decir que sólo me intimidaron durante la secundaria, decirle que me intimidaron desde la primaria hará más fácil conseguir que me salve, pensé eso. Aunque el ambiente cambió, el acoso continuó, si él se enterara de eso, tal vez pensaría que lo mismo podría ocurrir en la preparatoria, ¿verdad? 

Riendo ligeramente, sacó la lengua. 

Así que así son las cosas. Una mentira para que pudiera hacer un uso adecuado de Hirata. Pensar tan adelante cuando se utiliza a alguien, demuestra la determinación de Karuizawa. 

— Más bien.... por haber incitado a Manabe y a las demás. ¿No te vas a disculpar otra vez? 

— Ahora que lo dices así, es cierto. Gracias a la cita, me había olvidado por completo de todo eso. 

— Además, eso. A pesar de que me dijiste que ya no te pondrías en contacto conmigo, lo hiciste y confiaste en mí. Eso también, siento como si no hubieras hecho el suficiente seguido con eso. 

— ­Retiro lo que dije sobre no contactarte más. Después de todo, los obstáculos han sido eliminados. Si te parece bien, déjame disculparme la próxima vez. 

— Sin embargo, no parece que tu corazón esté en ello. No esperaré nada de antemano, así que discúlpate ahora. 

— ¿Ahora? ¿Cómo? 

— Te he dicho muchas cosas, así que déjame escuchar algo a cambio, Kiyotaka. 

— ¿Sobre qué? 

— Hoy por la tarde, el Presidente Nagumo te llamó, ¿no? ¿Qué pasa con eso? 

Karuizawa, puede haber estado tan preocupada por esto como lo estaba por el asunto con Satou. 

Y pensar que lo que pidió para disculparme sería sobre el consejo estudiantil. 

— Tú también lo tienes difícil. No sé por qué te tomaste en serio la carrera de relevos en el festival deportivo, pero siento que cada vez más gente se está dando cuenta de la verdad. 

— Pondré fin a eso también. Afortunadamente, en comparación con cómo empezamos, la unidad de la clase se ha fortalecido. Incluso si no hago nada, ahora no debería haber problemas. 

— Es cierto, pero ese tipo de pensamiento no es propio de ti. Si hablamos de unidad, la clase B es muy superior a nosotros. No creo que podamos vencerlos en ese aspecto. 

Diciendo eso, Karuizawa continuó. 

— Dejando de lado el fortalecimiento de la unión, es sólo que quieres alejarte de todo esto, ¿verdad? 

— Como era de esperar, has respondido correctamente. 

La clase D aún está en desarrollo. Perdería tanto contra la Clase A como contra la Clase B. Sin embargo, no tengo ninguna intención de ser su niñera hasta que puedan ganar. 

— Pero durante el festival deportivo, sólo porque te destacaste un poco, atrajiste tanta atención. ¿No es un poco raro? 

Parece que ella quiere decir que es extraño para mí haber atraído la atención de Nagumo Miyabi sólo porque fui rápido. Si es Karuizawa, incluso si se lo explicara ahora mismo, no habría problema. 

No, al contrario, debería hablar con ella sobre esto. Era algo con lo que quería intervenir, así que me ahorra tiempo y esfuerzo. 

— ¿Qué hay del hecho de que la Horikita de nuestra clase y el ex presidente del consejo estudiantil son hermanos? 

— De alguna manera creo que lo he entendido. ¿No es así? Pero estoy en ese nivel. Hablando de eso, durante el relevo, ¿el presidente del consejo estudiantil... no, es difícil de entender a menos que añada ex....... ustedes empezaron al mismo tiempo ¿verdad? Kiyotaka es un conocido, ¿verdad? 

— Sí. A través de mi conexión con su hermana. Y he estado llamando la atención desde el punto de vista del hermano. 

— ¿Eso significa que conoce tu verdadera cara bajo la máscara detrás de la que te escondes? 

— Detrás de la máscara, ¿eh? Lo que sabe es sólo la superficie. En esta escuela, no hay otra persona que me conozca tan profundamente como tú. 

— ....Hmmm. No me hace sentir feliz ni nada de eso. 

Así fue como Karuizawa respondió, pero no me pareció que estuviera tan insatisfecha como dijo. Conocer los secretos de los demás también es un caso difícil para la persona en cuestión, pero no es raro que la gente piense que ellos también son especiales. Mirándolo desde la perspectiva de Karuizawa, el hecho de que conozca tanto el secreto que ella misma guarda como el mío se quedará grabado en su corazón. 

— El título de ex presidente del consejo estudiantil puede ser útil de varias maneras. Estoy un poco en deuda con él también en el asunto de la azotea. 

Cuando envié a Karuizawa desde la azotea delante de mí, debería haberse reunido con el ex presidente del consejo estudiantil que estaba a la espera. 

— Hablando de eso.... sí, lo encontré en ese entonces. 

— De manera similar, estoy siendo presionado por él para devolver el favor. 

— Entonces, ¿tiene eso algo que ver con el hecho de que estás llamando la atención del Presidente Nagumo? 

— El mayor de los Horikita y Nagumo tienen una relación de confrontación entre ellos. Por decirlo suavemente, una rivalidad. El hecho de que el mayor de los Horikita haya estado hablando conmigo es probablemente algo que a Nagumo no le gustó. Parece que también tenía ganas de pelear durante el relevo. 

— De alguna manera esto es complicado. Así que, ¿significa que te metiste entre la pelea de esos dos? 

Ahora con esto, la razón por la que Nagumo se ha estado involucrando conmigo debería habérsele transmitido. 

Pero la verdadera pregunta es de ahora en adelante. 

— Por eso también, el Horikita mayor me pidió que le echara una mano. Parece que quiere sacar a Nagumo del trono del presidente del consejo estudiantil. 

— .....¿Podría ser, que confió ese papel a Kiyotaka? 

— ¿No es problemático? 

— Pero, eres el único que podría hacer algo contra ese increíble presidente del consejo estudiantil. 

— ¿Crees que puedo hacer algo? 

— Si no puedes hacerlo, entonces nadie más es capaz de detenerlo, ¿verdad? 

Antes de que me diera cuenta, su evaluación de mí ha aumentado bastante. 

No importa cuán humildemente trate de decirlo, Karuizawa no se lo tragará ni un poquito. 

— Por cierto, como ya es parte del flujo de la conversación, lo diré, pero ahora voy a encontrarme con un estudiante de segundo año. 

— ¿Un estudiante de segundo año? ¿Quién? 

— Eso me pregunto. La identidad sigue siendo un misterio. Él tampoco pudo confirmar quien soy. Es sólo que, lo único que está confirmado es que es un estudiante de segundo año que no tiene una buena opinión de Nagumo. 

— Heh........ ¿me estoy interponiendo en tu camino? 

— Si quieres estar presente, no me importa. ¿Qué vas a hacer? 

Al menos intentaré confirmar si va a venir o no. 

— ....Iré. 

Después de dudar un poco, Karuizawa respondió así. Al oír esa palabra de ella, apagué mi teléfono. Luego, los dos nos dirigimos al edificio de la escuela que me dijeron por teléfono.











3 comentarios:

  1. Las posibilidades serían infinitas si hubiera aceptado la confesión de satou, aun así no es por eso que leo esta novela y la decisión de porqué no lo hizo está perfectamente argumentada, buen capítulo

    ResponderBorrar
  2. Amo como se leen los pensamientos con sólo la mirada. <3

    ResponderBorrar