Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 8 - Capítulo 6

COSAS QUE ESTÁN PERDIDAS, COSAS QUE NO ESTÁN PERDIDAS.

Es temprano en la mañana del séptimo día del campamento de entrenamiento. Nuestro grupo dejará de existir después de hoy. El examen se realizará mañana a primera hora. Aunque las acciones de Hashimoto salvaron al grupo del colapso total, este grupo unido y las relaciones que hemos construido como parte de él también terminarán junto con el examen.

Seguramente hay más de un estudiante que se siente triste por ello. La mayoría de los estudiantes de nuestro grupo, a pesar de su antipatía hacia Kouenji, se llevan bien entre sí. 

En cuanto a Ishizaki, puede que me odie más de lo que odia a Kouenji, pero está haciendo todo lo posible para que no se note. Para ser honesto, es probable que quiera acosarme, pero Ishizaki sabe muy bien lo que sucederá en ese caso. Esa brusca conducta suya puede parecerse a la de Sudou, pero cuando se trata de leer la atmósfera, Ishizaki es muy superior. Tengo la impresión de que respeta a sus oponentes y reconoce lo que no se puede negar. Probablemente es por eso por lo que Ryuuen lo mantuvo a su lado. Pero eso no significa necesariamente que Sudou sea inferior a Ishizaki.

Sudou es muy superior cuando se trata del aspecto físico de las cosas y, con toda seguridad, también lo supera en capacidad académica. Como Horikita lo está guiando, es muy posible que continúe desarrollándose lentamente. Aunque son de una especie similar, las armas que cada uno de ellos posee son fundamentalmente diferentes.

— Me gustaría repasar el relevo de larga distancia que haremos mañana. Por favor, escúchenme.

Todos, mientras aún están en sus camas respectivas, se giran para mirar a Keisei.

— Sólo somos 10 personas, por lo que cada una tiene que soportar una carga enorme, pero dependiendo de las circunstancias, eso puede resultar ser nuestra ventaja.

— ¿Qué quieres decir? ¿No es mejor tener más gente? Entonces la distancia que tenemos que correr disminuye.


— Sin duda, si tuviéramos 15 para repartir el trabajo de manera equitativa, entonces cada persona no tendría que soportar toda esa carga, pero también existe una alta probabilidad de que los estudiantes lentos también se mezclen. Por un lado, se puede contar el número de estudiantes que sobresalen a larga distancia en nuestro año escolar.


— ...Eso es cierto.

— En otras palabras, esta es nuestra oportunidad de cerrar esa brecha.

— Pero eso asumiendo que todo nuestro grupo sea muy atlético, ¿no?

Ishizaki miró a su alrededor.

Me considera uno de los deportistas, pero mientras no cuente a Kouenji, Hashimoto será la única persona con la que podremos contar para correr bien.

No puedes llamar a esto un grupo particularmente atlético. Y lo más importante...

— Esto es patético, pero después de hablar de esa manera, no seré de ninguna utilidad.

Keisei se conoce mejor a sí mismo. Porque de todos los de este grupo, Keisei es el que tiene una resistencia y una velocidad dudosas. Sin embargo, como líder, nos habló de su estrategia.

— El relevo de larga distancia será de 18 kilómetros. Eso implica que cada persona debe correr al menos 1,2 kilómetros, lo que significa que en un grupo de 15, todos deben correr alrededor de la misma longitud de 1,2 kilómetros cada uno. Pero en un grupo de 10, podemos hacer cambios significativos en la duración de la asignación de una persona.

— Pero no podemos limitarnos a denunciar una lesión y hacer que alguien más corra por ti, ¿verdad?

— Cualquier lesión o enfermedad en ese día será penalizada, de modo que no sólo nos pondría en desventaja, sino que también nos costaría más tiempo. Eso no es lo ideal. Y también, es importante notar que a menos que estemos hablando de 1.2 kilómetros, puede que no seamos capaces de obtener ningún punto por cambiar.

La escuela está haciendo todo lo que puede para cerrar cualquier vacío legal.

Los estudiantes tienen que hacer lo que se les exige. Keisei y Yahiko, que no confían en su velocidad, deben correr al menos un mínimo de 1,2 kilómetros.

Es posible que tengamos que incluir a los tres de la clase B en esa categoría mínima también.

Albert es bastante rápido, pero tiene problemas con su resistencia. Si hacemos que todos los demás corran sólo el mínimo, significa que los cuatro restantes tendrían que correr una longitud de 2,7 kilómetros o más. Si estamos hablando de un estudiante cuya resistencia es su fuerte, entonces es muy posible que puedan cubrir esa distancia. Le conté a Keisei lo que pensaba sobre esto.

Los miembros de nuestro grupo escucharon lo que tenía que decir.

— En ese caso, correré 3 kilómetros... no, haré 3,6 kilómetros.

Declaró Ishizaki. No hay duda de que es uno de los de nuestro grupo capaz de correr eso. Y otra persona levantó la mano siguiendo el ejemplo.

— Bueno, entonces, supongo que tampoco tengo otra opción. No soy malo para correr largas distancias o cualquier otra cosa.

Hashimoto fue el que dijo eso.

Los dos representantes de nuestro Grupo se comprometieron con entusiasmo a asumir esta gran carga. Esto significa que hemos recorrido 7,2 kilómetros hasta ahora.

— Gracias.

Keisei bajó la cabeza en gratitud y les dio las gracias con palabras honestas. Siguiendo el ejemplo, supongo que también debería cubrir al menos hasta cierto punto.

— Entonces... haré lo que pueda. No sé en cuánto tiempo puedo hacerlo.

— ¿Estás de acuerdo con eso, Kiyotaka?

— Por favor, no esperes demasiado.

Pero lo realmente importante es lo que viene después. Es la existencia del hombre con el mayor potencial de todos los demás, Kouenji, contra el que ni siquiera Sudou puede compararse a pesar de que se enorgullece de su destreza atlética.

Cuanto más corra Kouenji, más fácil será para los otros estudiantes. Probablemente correrá la distancia mínima de 1,2 kilómetros, pero todavía tiene que prometer que correrá más que eso.

Lo más importante es que no se sabe si va a correr en serio o no. Aunque los nueve, entre ellos yo, demos lo mejor de nosotros, si Kouenji simplemente camina sin tomárselo en serio, entonces será inútil.

— Kouenji. Me gustaría que tú también corrieras.

Precisamente porque es consciente del eslabón débil de la cadena, Keisei se acercó a Kouenji con una actitud indiferente y bajó la cabeza.

Kouenji estaba ocupado admirando sus uñas mientras sonreía sobre su cama.

— Kouenji.

Keisei tranquilamente dijo su nombre una vez más.

— Por supuesto que yo también correré. Pero a diferencia de ellos, no quiero correr largas distancias.

Supongo que no hay forma de que acceda a hacerlo con una respuesta inmediata.

Ishizaki miró con ira a Kouenji pero no hizo mucho más. Después de pasar unos días con él, empezó a comprender que la mayoría de las acciones de Kouenji no tienen sentido.

— Me gustaría evitar correr el riesgo de que nuestro grupo sea el último.

— Así es. Sé lo que quieres decir, Gafas-kun.

Apartando la vista de sus uñas, Kouenji miró a Keisei.

— Incluso si las largas distancias son imposibles, me gustaría que corrieras al menos 1,2 kilómetros en serio.

Todos en nuestro grupo miraron hacia Kouenji.

— No puedo prometer nada. Aunque nuestro grupo sea el último en la general, eso no significa que me expulsen. Sólo tú, el líder, serás expulsado. Y seguramente no harás algo inhumano como hundir a un compañero como yo, ¿verdad?

Si el líder no hubiese sido Keisei, sino alguien como Ishizaki o Yahiko, quizás Kouenji habría corrido.

Pero como estamos hablando de Keisei, un compañero de clase, se imagina que no será hundido. Quizás si lo amenazáramos con hundirlo ahora mismo, podríamos conseguir que Kouenji corriera, pero a cambio, nunca más podremos obtener la ayuda de Kouenji.

— .... Entonces por favor, dímelo. ¿Qué tenemos que hacer para que nos ayudes? Si darte puntos privados te hace correr, entonces no me importa pagar.

Es precisamente porque Keisei sabe que va a ser una carga que pretende compensarlo por su cuenta.

— No lleves esa carga solo, Yukimura. No es mucho, pero yo también tengo puntos.

— Yo también pagaré.

Ishizaki y Hashimoto después de él, luego Yahiko y los otros también lo apoyaron. Muchos hacen ese ofrecimiento. Si los nueve juntamos nuestros puntos privados, entonces terminaremos con una suma relativamente grande.

En respuesta a la presión de la demanda del grupo, Kouenji---

— Desafortunadamente, no tengo ningún problema en lo que respecta a los puntos privados. Además, aunque no tenga ningún punto, puedo llevar una vida escolar satisfactoria.

Ni siquiera los sentimientos de un grupo unido le alcanzaron. Como temía, Kouenji no se moverá sólo ofreciéndole una miserable suma. Aún así, decirle que lo haga por el bien de la clase sería aún menos efectivo.

Durante los últimos días, el resto del grupo y yo hemos aunado esfuerzos para intentar obligar a Kouenji a entrar en acción. Más allá de los límites de los años escolares. Y todos ellos terminaron en fracaso.

— Entonces, ¿nos estás diciendo que no correrás?

— Exactamente, así es.

Como si lo hubiera pensado un poco, Kouenji dijo esto.

— No parece que me vaya a convertir en un recurso para ustedes.

Después de decir eso, Kouenji se negó.

Ya no podía soportarlo, Ishizaki intentó ponerse en pie pero Keisei le detuvo.

— Sin embargo, puedes relajarte. No tengo la intención de hacer nada más de lo que se requiere de mí, pero haré lo mínimo requerido. Yo también tengo mi propia manera de hacer las cosas.

— En otras palabras... ¿al menos producirás resultados promedio?

— Exactamente, así es. En primer lugar, cuando se trata de mí, es muy probable que termine obteniendo un resultado relativamente sobresaliente, aunque sólo esté haciendo lo mínimo. Bueno, son buenas noticias para ustedes, ¿no?

Con toda probabilidad, los nueve comprendimos las palabras de Kouenji. Aunque sea poco, nos dimos cuenta de que somos un grupo y empezamos a cuidarnos los unos a los otros.

Pero en la práctica no es así en absoluto. Mi análisis de Kouenji es que sólo actuará por su propio bien. En todos los exámenes anteriores, Kouenji actuó en repetidas ocasiones de una manera sin precedentes. Sin embargo, ninguna de esas acciones puede utilizarse para expulsarlo.

Kouenji está un 99% seguro de que Keisei no lo hundirá, pero aún existe la posibilidad de que eso ocurra. Obviamente, si él produce malos resultados, entonces la escuela se asegurará de señalar eso.

Y también está claro que una vez que has sido elegido como objetivo para ser hundido, ya no hay espacio para que escape. Este hombre no cometerá ese tipo de error.

— ¿Qué resultado sobresaliente? ¿Puede alguien como tú que tiene problemas con Zazen hacer algo así?

— Fu. Fu. Fu. Eso es porque ya dominaba el simple Zazen cuando era niño. No hay problema.

— ¿Qué clase de infancia fue esa?

Aún después de que se lo señalaran, Kouenji continuó riendo agradablemente. Sin embargo, esto puede ser suficiente para Keisei. Kouenji no tiene intención de cooperar, pero prometió hacer lo mínimo.

Esto es muy significativo. Precisamente porque somos compañeros de clase, soy consciente de lo alto que es el potencial de Kouenji.

Hay algunos factores desconocidos como Zazen y el examen escrito, pero puedo confiar en él en lo que respecta a la condición física y la resistencia.



PARTE 1

Un problema se ha resuelto y ahora es el momento de la limpieza matutina. Cuando Keisei intentó empezar a limpiar como siempre, Ishizaki cogió un trapo.

— Descansa un poco. Si hacer esto significa que no podrás correr en el relevo de larga distancia, entonces eso sería mucho más problemático.

— No, pero—

— Descansa. A cambio, haz lo mejor que puedas con el examen escrito. Consigue al menos el 120 por ciento, ¿de acuerdo?

— ...sí, el 120 por ciento es imposible, pero intentaré aspirar al 100 por ciento...

Ishizaki entiende lo que es dar y recibir.

Keisei, después de darle las gracias, se sentó.

— Esa es una buena actitud, Delincuente-kun.

— Cállate, Kouenji. ¡No has hecho nada desde el primer día!

— ¿Es eso cierto? JAJAJAJAJAJAJA.

Kouenji no cogió ni un trapo ni una escoba, sino que fue a dar un paseo por la naturaleza.

A pesar de que está llamando la atención del segundo y tercer año, está actuando con audacia.

— Es como una enfermedad. ¿Pueden ascender a las clases superiores con un tipo así en su clase?

Incluso la clase D terminó preocupándose por nosotros.

— ...No puedo decir que tenga mucha confianza en eso.

Keisei siempre ha tenido la firme intención de aspirar a las clases superiores, pero parece que Kouenji está más allá de lo normal. La forma en que Kouenji actuará mañana también es un factor importante. Durante nuestra discusión matutina, logramos que nos prometiera que haría lo mínimo, pero no es como si eso fuera una garantía absoluta. Puede que no lo dé todo cuando esté fuera de nuestra vista.

Si se niega a hacer algo como limpiar, hay muchas posibilidades de que acabemos en el último lugar. Hasta los estudiantes mayores que pasan por alto esto ahora pueden pelear con nosotros.

Aunque también creo que Kouenji es del tipo calculador que no hará algo así, sigo desconfiando del hecho de que esté más allá del sentido común y pueda traicionar mis expectativas.

Quizás notó la ansiedad de Keisei, Ishizaki se acercó a él.

— No te preocupes por eso. Sólo tenemos que compensarlo.

— Esa línea no te queda bien. Has madurado bastante en un solo día.

— Cállate, Hashimoto. ¡¿Tienes un problema con eso?!

— No hay problema. La posición del grupo también tendrá un impacto en mi plan, así que me gustaría que nos clasificáramos lo más alto posible. ¿Verdad, Yahiko?

— ...Bueno, supongo que sí. Ya que estamos en este grupo problemático, no hay otra opción. Si actuamos mal, Katsuragi se sentirá decepcionado con nosotros.

Hashimoto se ríe amargamente de Yahiko, cuyo único objetivo es Katsuragi, y le pega en el hombro una vez.

Yahiko también sabe que será una carga cuando se trate del aspecto físico como nuestro entrenamiento de maratón. A pesar de todo eso, ha estado actuando con modestia desde el principio.

— He actuado contra Katsuragi varias veces por orden de Sakayanagi. Creo que me despreciarás por eso, pero en este caso, somos verdaderos aliados. Por favor, olvídate de la mala sangre entre nosotros por ahora.

— Hmm. Eso me sorprende.

Yahiko no levantó la voz pero no parecía confiar mucho en Hashimoto. Probablemente no podía perdonar el hecho de que Katsuragi había sido obstaculizado por sus propios compañeros de clase hasta ahora.

— ¿No fuiste tú quien hizo de Katsuragi-san el líder esta vez?

— No tuve nada que ver con eso. Ese era el plan de Matoba.

Yahiko no parecía convencido, a pesar de que Hashimoto negó esas afirmaciones.

Aun así, se contuvo y actuó como un miembro más de todo el grupo. Me gustaría elogiarlo en ese sentido.


PARTE 2

Nuestra última cena antes del examen de mañana. Vi a Ichinose caminando mientras llevaba una bandeja y la llamé. No es como si esto fuera un intento de extraer información de ella o algo así.

Pero algo se sentía mal con Ichinose.

— ¿Tienes algún problema?

— ¿Ehh? Ayanokouji-kun. No, en realidad no. Es que estaba pensando en varias cosas.

— Estás lidiando con un problema difícil, ¿no?

Ichinose estaba a punto de irse, pero eso la detuvo.

— El examen finalmente se llevará a cabo mañana. ¿Qué opinas de este examen, Ayanokouji-kun?

— Esa es una pregunta bastante imprecisa.

— Quiero que me des una impresión sincera.

— Es un poco más difícil que los exámenes que hemos tenido hasta ahora, supongo. Siento que hay un alto riesgo de expulsión.

— Supongo que eso es cierto.... pero ya estamos en nuestro tercer semestre, así que ¿no es natural que el nivel de dificultad también aumente?

— Tal vez.

— Hablando de riesgos, está el sistema de “líder”, ¿está bien? convertirse en el líder de un grupo.

— Sí.

— Convertirse en líder es algo muy arriesgado, pero... convertirse en el líder por el bien de la victoria. Eso también es importante, ¿verdad?

No negué eso y presté atención a lo que Ichinose tiene que decir.

— Incluso si dices que existe el riesgo de expulsión, eso todavía está en el aire y no se sabe. Honestamente, hay muchos factores que no se pueden ver. Pero lo que realmente me asusta no es perder puntos de clase o puntos privados. Al menos eso es lo que pienso.

— .... ¿Estás hablando de tus compañeros?

— Sí. El riesgo de perder a un amigo es inconmensurable.

— Si, por casualidad, un compañero tuyo está a punto de ser expulsado, ¿qué pretendes hacer entonces?

— Lo que haré, ¿eh? —Ichinose lentamente levantó la cabeza y se rió un poco—. Ayanokouji-kun, eres realmente inteligente.

— ¿Por qué dices eso?

— Quiero decir, normalmente no hay nada que puedas hacer si ocurre una expulsión, ¿verdad? Pero sabes que hay un “después” de eso.

— Era sólo una pregunta hipotética...

— Si realmente fuera una pregunta hipotética, no habrías usado la palabra “pretendes”, ¿verdad? o en un sentido diferente, hubieras preguntando: “¿Estará bien tu clase?”

— Lo siento, pero me estás sobreestimando. Es sólo que no lo puedo expresar bien.

— Aun así, creo que es una respetable “intuición” la que tienes ahí.

Dije demasiado, eso fue lo que dijo antes de irse. Porque después de todo, Ichinose también tiene cosas en las que pensar a solas. Al despedirme de Ichinose, otros estudiantes también la llamaron. Ser popular debe ser difícil.

Aunque intentes pensar solo, la gente que te rodea no te dejará en paz. 

Por lo general, Ichinose siempre tiene una sonrisa en la cara, pero no parece ser el caso hoy.

— Sí... lo siento, es que hoy no me siento bien...

Ichinose, que claramente ya no tiene energía, ignoró a dos de las chicas con las que está muy unida y se fue.

— Lo siento. Tengo un par de cosas que hacer ahora mismo y quiero estar sola por hoy.

También está claro que ella no está limitándose a actuar.

Es casi al extremo de que se podría decir que es una persona completamente diferente a la que era cuando comenzó el campo de entrenamiento. Me di cuenta después de ver eso.

Esa Sakayanagi ha hecho su jugada.

La tormenta que se producirá en este examen especial puede que no se limite sólo a los chicos, sino también a las chicas. 



PARTE 3

Ya que hoy es el día anterior al examen, la situación también ha cambiado significativamente. El ambiente de la cafetería no ha cambiado mucho de lo habitual, pero ahora hay una clara división entre los que ríen y los que se muestran melancólicos.

En otras palabras, ha quedado claro qué grupos han sido capaces de hacer que funcione y qué grupos no han hecho lo mismo.

Cuando salí al pasillo, Kei estaba apoyada contra la pared de la cafetería.

Casualmente, como si sólo pasáramos de largo, recibí un trozo de papel de ella. Entonces entró inmediatamente en la cafetería. Seguramente se encontrará con sus amigas allí para comer. Después de que Kei y yo nos separamos, miré el trozo de papel antes de romperlo en muchos trozos pequeños y tirarlo en los muchos cubos de basura instalados en toda la escuela.

Ha aguantado bastante bien durante esta semana, pero parece que finalmente ha llegado a su límite. Salí de la cafetería y me dirigí a una esquina del edificio de la escuela.

Porque la persona que le pedí a Kei que vigilara está ahora deambulando por ahí con la esperanza de pasar un tiempo a solas.

Y el tiempo a solas en este campo de entrenamiento es difícil de conseguir. Es medianoche, pero si desaparece durante mucho tiempo de su habitación, los demás lo notarán. En ese caso, la opción ideal sería usar este tiempo cuando todos los demás se reúnen en la cafetería.

Mientras caminaba en la dirección en que estaba esa persona, la vi agachada como si se estuviera escondiendo.

Ella no me vio allí mientras seguía llorando y se acurrucaba. Y por un momento, dudé. Sin embargo, no importa lo difícil que sea este lugar para la gente, no hay forma de saber cuándo otro estudiante podría encontrarse con este lugar.

En ese caso, debería terminar esto rápidamente.

— Si estás en problemas deberías consultar a Horikita......... el ex presidente del consejo estudiantil, ¿no?

— ¿¡…!?

La chica que levantó la cara era Tachibana Akane de la clase A de tercer año. Aterrorizada por haberme mostrado su patética figura, se secó las lágrimas.

— ¿Qué quieres?

— No se trata de lo que quiero, se trata de lo que te acabo de decir.

— No es como si estuviera en problemas o algo así.

— Si lloras sin razón, eso es un problema en sí mismo.

— ¡No estoy llorando!

Diciendo eso, Tachibana apartó sus ojos de mí. La razón por la que no se está moviendo de ese lugar es que si va a algún lugar iluminado, sus ojos enrojecidos y los rastros de lágrimas en su rostro se volverán claramente visibles.

— A veces sólo quiero estar sola.



— Ciertamente no tenemos mucho tiempo privado para nosotros, ¿verdad?

Un descanso para ir al baño es el único momento para eso, pero aun así, es anormal usarlo por largos períodos de tiempo. También habría más de unos cuantos estudiantes que te verían entrar y salir.

— Para que conste, también estoy del lado del Presidente Horikita.

Eso es una mentira. Pero si digo eso, Tachibana confiará más en mí.

— Aun así, no serías de ninguna ayuda.

Bueno......si ella está de acuerdo con eso, entonces realmente no tengo una respuesta. Al contrario, nos arriesgaríamos a que se filtre información.

— Por favor, considérate afortunada de que no hayamos terminado como enemigos.

— Por favor, deja de hablar tan despreocupadamente con tus superiores. No dije nada hasta ahora porque Horikita-kun también estaba allí pero...

Y lo que es más importante, sentí curiosidad por saber cómo se refería a él como “Horikita-kun”. También es extraño cómo continúa refiriéndose a él como “Presidente Horikita” a pesar de que él ha dejado ese puesto.

También podría llamarlo “ex”, pero la forma en que Tachibana se refiere a él no es normal.

— Tú... debe ser bueno ser de primer año. Tan optimista.

— Esa es una afirmación bastante temeraria. ¿Estás ansiosa por el examen de mañana?

— No siento nada en particular. Está la líder y todo, pero no es como si hubiera mala voluntad dentro de nuestro grupo o algo así. Al contrario, las cosas van a la perfección.

— ¿Entonces por qué lloras aquí?

— Te lo dije, no estaba llorando.

Cuando señalé a los ojos de Tachibana, se asustó y usó su mano para comprobar si sus ojos aún estaban húmedos. Después de darse cuenta de que estaban secos, se volvió para mirarme con una expresión de enfado.

— Horikita-kun es de quien estoy ansiosa... preocupada.

Es una mentira que no es del todo mentira. No voy a ir allí todavía.

— Preocupada, ¿eh? ¿Hay algo de qué preocuparse cuando se trata de ese hombre?

— Horikita-kun......Horikita-kun siempre ha estado luchando solo. Hasta ahora, ha estado luchando contra el segundo y tercer año. No podrías entender lo que es luchar contra todos en solitario y lo difícil que debe ser.

Aunque tratara de entender, no hay forma de que lo entienda.

— Sé un poco sobre cómo Nagumo y el segundo año dirigido por él son el enemigo, pero no sabía que también había enemigos entre los de tercer años. No puede haber tanta gente rebelándose contra el hombre que asumió el papel de presidente del consejo estudiantil, ¿verdad?

— ¿No estás malinterpretando a Horikita-kun como una especie de dictador? Aunque era el presidente del consejo estudiantil, no abusó de su autoridad, a diferencia de Nagumo-kun. Porque no hay lugar para relajarse en ningún examen.

Aunque diga todo eso, nunca tuve la oportunidad de familiarizarme con los asuntos internos del tercer año y mucho menos de tener una pista sobre los antecedentes del mayor de los Horikita.

Pero al decir que no hay lugar para relajarse en ningún examen significa.......

— ¿Podría ser que el conflicto de clases entre el tercer año siga en pie?

— Por lo menos.... si Horikita-kun cae, la Clase A definitivamente caerá también.

— Heh...

Eso es también lo que Nagumo ha estado diciendo. Que la diferencia entre la clase A y la clase B del tercer año es de sólo 312. Definitivamente es posible si el Horikita mayor es su única fortaleza o si la Clase B posee estudiantes talentosos.

— Así que eso significa que al final sólo es un estudiante normal, ¿eh?

— ¡Horikita-kun es-----------!... no es nada.

Se detiene como si intentara contenerse para no levantar la voz.

Pero como si estuviera escupiendo sus frustraciones, poco a poco continuó.

— Debido a que los otros estudiantes de clase A siempre fueron una carga.... perdimos muchos puntos de clase que no debimos haber perdido e incluso nuestros puntos privados... siempre se ha sacrificado para proteger a sus camaradas.

Si lo que dice Tachibana es cierto, entonces eso significa que el Horikita mayor es del tipo Hirata. Para ser honesto, no me parece que sea así. Por supuesto, eso es lo que la única persona que realmente forma parte de la Clase A de tercer año, Tachibana, está diciendo, así que debe haber un grado de verdad en ello. Con toda probabilidad, hubo muchos casos en los que se ocupó de asuntos en un segundo plano sin revelar su virtuosismo.

La persona que ha visto esas cosas más que nadie a su lado es esta chica de aquí.

— En otras palabras, ¿te sientes deprimida por la situación actual?

— Hasta yo soy consciente de la situación de los chicos. El hecho de que Nagumo-kun desafió a Horikita-kun y que no puede hacer un movimiento debido a eso. Y también, que no podemos hacer nada para ayudarlo.

— Que puedas o no ayudarlo también depende de tu tenacidad, ¿no?

— Ya lo sé.

Puede que las lágrimas volviesen a brotar en sus ojos, Tachibana las secó una vez más con su brazo.

Sus pensamientos sobre el mayor de los Horikita pueden ser la razón de esas lágrimas, pero también hay otras razones.

— Estás metida en algún tipo de problema, ¿verdad?

— ...No. No realmente.

Ella lo negó.

— ¿Es eso realmente cierto?

— Eres persistente, ¿no? No estoy en problemas ni nada por el estilo.

— Si... no, si dices eso entonces debo haber entendido mal.

— Sí, lo malinterpretaste. Por favor, no le digas nada raro a Horikita-kun.

— Claro.

Después de advertirme con dureza, Tachibana volvió a la cafetería. Por si acaso, no quiere que el Horikita mayor sepa la verdad.

Pero estás cometiendo un error, Tachibana. Este no es un problema que puedas resolver sacrificándote.

— Supongo que esto significa que va a ser jaque mate a menos que haga un movimiento.

Después de ver la frágil espalda de Tachibana, me lo confirmé a mí mismo.



PARTE 4

Medianoche. Me desperté al oír un ligero crujido al salir de la cama. Un estudiante solitario se mueve en la oscuridad. Por supuesto, aunque la visibilidad sea nula, sé quién es.

Es Hashimoto quien se supone que debe estar profundamente dormido en la parte de arriba. Bajó silenciosamente usando la escalera de la litera y sin siquiera llevar una linterna, salió de la habitación.

Después de eso, me levanté lentamente.

Pienso que lo más probable es que vaya al baño, pero también hay otras posibilidades. Porque me di cuenta de que a lo largo de toda esta semana, no ha habido ni una sola vez en la que Hashimoto haya ido al baño en mitad de la noche.

Sólo le di una pequeña ventaja antes de levantarme y seguirlo. En el caso de que esté parado justo afuera de la puerta y me vea, puedo decir que también voy al baño.

Precisamente porque compartimos la misma cama, Hashimoto también pensará que acaba de despertarme. Escondí mi presencia y me dirigí al pasillo.

Sólo está la luz de emergencia y la luz de la luna que entra desde el exterior, pero es posible caminar sin una linterna. Vi a Hashimoto yendo hacia el baño.

Lo seguí. Y cuando lo hice, se giró a la izquierda en lugar de continuar por el pasillo. No parece que simplemente vaya al baño. Hashimoto, después de bajar al primer piso, salió al exterior con los zapatos puestos. Cuando me acerqué a él, me oculté usando la pared de mi lado. No hay nadie más que Hashimoto allí. A lo mejor vino a tomar un poco de aire fresco antes del examen.

¿O quizás está esperando a alguien? Me di cuenta de la respuesta a esa pregunta de inmediato.

Al sentir que estaba a punto de girar hacia mí, me moví a otro lugar. Porque vi otra sombra que creo que es su objetivo. Esa sombra siguió el camino que Hashimoto tomó y salió.

En una situación como ésta, en la que ni siquiera los sonidos de los insectos están presentes, se puede escuchar la voz de una persona con mucha más claridad de la que se espera.

— Hola, Ryuuen.

— ¿Qué demonios quieres de mí?

— Sólo quiero tener una charla contigo. Destacas demasiado en la cafetería. La única ocasión en que podemos encontrarnos es en medio de la noche, ¿verdad?

— ¿En el último día?

— Precisamente porque es el último día. Todos los demás deben estar profundamente dormidos ahora mismo.

— ...ya veo. Supongo que eso es cierto.

No hay estudiantes que se queden despiertos hasta tan tarde en la noche cuando hay un examen al día siguiente. Por eso Hashimoto eligió un momento como este para tener su reunión secreta con Ryuuen.

Pero Ryuuen y Hashimoto son una combinación bastante inesperada.... o no, supongo. Durante nuestra estancia en la isla deshabitada, Ryuuen cultivó una relación con la Clase A.

No sería extraño que Hashimoto desempeñara el papel de intermediario en aquel entonces.

— Hacer las cosas de forma indirecta no es como yo las hago. Dímelo sin rodeos. ¿Realmente renunciaste como líder de la clase?

— Kuku. No parece que te lo estés creyendo.

— Al menos no puedo creer que Ishizaki y los demás te hayan derrotado.

Hashimoto le cuenta cómo ese punto le llamó la atención. Es cierto que ser golpeado por Ishizaki suena bastante estúpido.

— Dejándolo a un lado, Albert es un tipo problemático. Si me enfrento a ese tipo, será difícil.

— Ya veo. Bueno, supongo que Albert es una amenaza. Pero el Ryuuen Kakeru que conozco nunca se escondería ante un enemigo como ese. Al contrario, siempre tendría una medida preventiva planeada, ¿verdad?

En lugar de apaciguar sus dudas, eso sólo pareció hacerlo aún más desconfiado.

— Me cansé de liderar a un grupo de gente que se rebelaba contra mí. Mientras los siga explotando, siempre estaré en un lugar seguro. No estoy obligado a salvar a esos tipos.

— Ya veo. Así que esa es la verdad.

— ¿Te he convencido?

— No lo sé. Para ser honesto, sigue siendo el cincuenta por ciento. Además, personalmente me gustaría que te defendieras de la situación en la que te encuentras ahora mismo.

— Para que puedas conseguir más ingresos, ¿es eso?

— Exactamente. Al igual que tú, deseo la “promesa de la Clase A”.

Si puedes ahorrar 20 millones de puntos, tienes derecho a pasar a la clase A. Cualquier estudiante que posea los medios para hacerlo puede estar tranquilo. Una situación que sería la envidia de todos los demás.

Pero hacer eso una realidad es difícil. Aparentemente, Hashimoto también es uno de los estudiantes que quiere eso.

— Supongo que estás preparado para traicionar a Sakayanagi si lo que quieres es la promesa de la victoria.

— Si es necesario, sí.

Hashimoto respondió así, pero inmediatamente añadió esto.



— Vender a Sakayanagi no es barato, Ryuuen. Porque ahora mismo, Sakayanagi está en lo más alto de nuestra clase. Estoy en el equipo ganador, ¿lo entiendes?

— Me gustaría ver cuánto tiempo funcionará este tipo de diplomacia.

— Soy bastante bueno labrando mi lugar. Le haré saber que soy más capaz de lo que parezco. Pero me alegro de haber podido hablar directamente contigo así. Tus ojos aún no están muertos.

Después de bostezar, Hashimoto finalmente añadió eso.

— Cuando la clase de Hirata superó a la tuya, me pregunté qué diablos estabas haciendo, pero puede que seas más duro de lo que pareces.

— ¿Eh?

— Si miras a cada miembro con calma, todo se aclara. Y empiezas a querer aplastarlos desde el principio.

— Pensar que los evaluarías. ¿Hay algún hombre en el que estés interesado o algo así?

— Al menos, Kouenji es una amenaza. Si actúa por el bien de la clase, no hay forma de saber lo que sucederá ni siquiera con la clase A. Además, hay estudiantes como Hirata y Yukimura que sobresalen académicamente. También está Sudou, que es uno de los mejores físicamente en nuestro año escolar.

— No sé los otros, pero no creo que ese hombre actúe.

Hashimoto se rió, y luego estuvo de acuerdo con él.

— A pesar de todo, no se sabe qué pasará ni cuándo. Pero lo tendré en cuenta, por si acaso. Aunque Hirata y su clase consigan ascender a la clase A, no hay problema, siempre y cuando haya espacio para que yo me meta.

— Para empezar, dudo que tengas tanto poder, pero haz lo mejor que puedas para no quemarte, ¿bien?

Ryuuen se burla de Hashimoto e intenta acortar la conversación.

— Incluso si es mierda, alargar esto es problemático.

— Sí.

Anticipé que habían terminado su conversación y así que intenté irme a otra parte. Hashimoto regresará a nuestra habitación de inmediato. Sería sospechoso a menos que esté durmiendo en la cama para entonces.

Pero entonces sentí que alguien más se acercaba y me abstuve de regresar. Esa persona inmediatamente se fijó en Ryuuen y Hashimoto y les llamó.

— Hey, chicos de primer año, ¿tienen una reunión secreta en un momento como este?

— ¿Eh?

Los que se pararon delante de Ryuuen y Hashimoto y que se dirigían de nuevo al edificio de la escuela eran Nagumo Miyabi y Horikita Manabu. Ryuuen dejó de caminar durante un instante pero inmediatamente perdió el interés y empezó a caminar de nuevo.

Hacia Nagumo. Pero Nagumo no se movió de allí.

— Fuera de mi camino.

En respuesta a la mirada de Ryuuen, Nagumo se rió como si eso le fascinara.

Hashimoto también, habiendo regresado al pasillo para ver lo que estaba pasando, se encontró con la mirada de Nagumo.

— He oído que eres un delincuente. Eres Ryuuen, ¿verdad? Voy a tener una pequeña charla con Horikita-senpai ahora, pero tú también deberías acompañarme.

Tú también, como si dijera que también hablaba con Hashimoto.

— No me interesa.

El hombro de Ryuuen chocó a Nagumo.

— Audaz, ¿no? ¿No me tienes miedo, Ryuuen?

— Presidente del consejo estudiantil o lo que sea que seas, aplastaré a cualquiera que se interponga en mi camino.

— Heh.

Nagumo parece ahora albergar un cierto grado de interés en Ryuuen, que no cedió ni un ápice.

— No me desagrada mucho tu tipo. Pero no estás hecho para ser parte de mi consejo estudiantil.

Cuando Ryuuen intentó irse, Nagumo volvió a llamarle.

— Como persona ajena, ¿por qué no haces una apuesta? En el examen especial de hoy, entre mi grupo y el grupo de Horikita-senpai, ¿cuál crees que se clasificará mejor? 10.000 puntos por apuesta. ¿Qué te parece eso? No importa a qué bando apuestes, siempre y cuando aciertes, yo pagaré esa cantidad. Si te equivocas, te haré pagar.

— Eso es estúpido. No me interesa esa cantidad de dinero.

— 10.000 es “esa cantidad de dinero” para ti, ¿eh? Eres de la Clase D, así que siempre estás corto de dinero, ¿no? Podrías ganar un poco más, ¿sabes?

— Entonces vayamos con un millón. Aceptaré si estás dispuesto a pagar eso.

Ryuuen dijo eso y se dio la vuelta.

— Jajaja. Eres muy gracioso, Ryuuen. Una broma atrevida. Ya puedes irte.

Aparentemente cree que la propuesta de Ryuuen era una broma.

— Si no tienes las pelotas para pagar al menos eso, no te molestes en pedirme que haga una apuesta.

— Oye tú, ese primer año de allí. ¿Crees que Ryuuen pueda pagar?

Preguntó Nagumo a Hashimoto.

Hashimoto, que es consciente del acuerdo secreto que hizo con la clase A, debería saber que es definitivamente capaz de hacerlo pero...

— No estoy seguro....estamos en clases diferentes así que no puedo decirlo.

— Si tuviéramos nuestros teléfonos y pudiéramos comprobarlo, no me importaría seguirte el juego. Lástima.

Al final, la apuesta fue cancelada. Y en ese momento, Hashimoto intentó irse. Quizás porque ya estaban fuera de su vista, Nagumo se apartó de ellos y miró al mayor de los Horikita.

— Horikita-senpai, por favor, abstente del examen de mañana.

De repente, interrumpió con esas palabras.

Ryuuen se fue desinteresadamente pero Hashimoto inesperadamente dejó de caminar.

— ¿Abstenerme?

— Así es.

— Esto es incluso peor que la broma que Ryuuen acaba de hacer.

— Lo digo en serio.

Pero añadió esto.

— Digo esto por tu bien, senpai.

— Sólo ponlo simple. Sé que tienes el hábito de hacer monólogos en tu cabeza, parece que no fuiste capaz de arreglar ese hábito.

— Lo siento. Poder ver el futuro con demasiada claridad también es algo que hay que tener en cuenta. Si no te abstienes, senpai, te arrepentirás. En otras palabras, te estoy mostrando piedad ahora mismo. Podría dejarte caer sin previo aviso, pero eso sería demasiado cruel, ¿no?

— ¿Qué estás planeando? Dependiendo de lo que sea, no lo aceptaré.

— Entiendo. Las reglas de nuestra lucha son hacerlo de manera honesta y justa sin involucrar a nadie. Pero con el examen yendo como va, no hay forma de saber quién de nosotros ha ganado hasta que abramos la tapa para comprobarlo. Por supuesto, espero que sea una batalla reñida, así que me gustaría ganar. Por eso he hecho algo.

— ¿Tiene eso algo que ver con que me pidas que me abstenga?

— Porque al hacerlo, estarías minimizando el daño que sufrirás, senpai. ¿Puedes ver qué preparativos he hecho? No, no puedes. No hay ni un solo estudiante en esta escuela capaz de leer mi tren de pensamientos. Así son las cosas. Incluso tu favorito es igual... ¿cuál era de primer año?

Nagumo miró a su alrededor y deliberadamente miró a Hashimoto. Pero no hay forma de que Hashimoto pueda entenderlo.

— Sí, así es. Si mal no recuerdo, está en el mismo grupo que este de primer año de aquí. Ayanokouji Kiyotaka, ¿verdad?

Para que Hashimoto se diera cuenta de ello, Nagumo enfatizó claramente mi nombre.

— ¿Qué opinas, Hashimoto? Sobre Ayanokouji.

— ¿Qué...? No, creo que es un estudiante normal...

Hashimoto está desconcertado después de haber escuchado inesperadamente mi nombre.

— ¿Verdad? Pero Horikita-senpai parece clasificar a Ayanokouji por encima de todos los otros estudiantes del primer año.

— ¿No es porque dio un buen espectáculo durante el relevo del festival deportivo?

— Normalmente hablando, sí. Pero eso no parece ser todo lo que hay que decir. Horikita-senpai coloca a Ayanokouji por encima de Sakayanagi, de Ryuuen y de Ichinose. Ya que están en el mismo grupo, pensé que podrían haber sido capaces de percibir algo.

— No.......

— ¿Por qué exactamente es eso, senpai? Por favor, dinos ya la razón.

— Estás exagerando, Nagumo. ¿Cuándo te conté mi opinión sobre Ayanokouji? No hay nada que ganar en distorsionar la verdad. Deja de burlarte del chico de primer año.

— Lo siento, senpai. Supongo que tienes razón. Lo siento, Hashimoto. Eso de hace un momento era una broma.

— Eso....

El tema de su discusión es un poco preocupante, pero decidí concluirlo. Los tres están bloqueando el pasillo, así que tendré que usar la escalera en el extremo opuesto para volver a nuestra habitación. Significaba tomar un desvío, pero decidí volver por una ruta alternativa. Si no estoy allí para cuando Hashimoto regrese, podría levantar sospechas.

Unos minutos después de que volví, Hashimoto regresó tranquilamente a la habitación. En la oscuridad, sentí una mirada dirigida hacia mí, pero eso fue todo. Después, Hashimoto se durmió en silencio.










1 comentario: