Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Volumen 8 - Capítulo 3

PREMONICIÓN DE LA DERROTA

En un sábado, que hubiera sido como un día festivo en nuestra vida escolar, hay clases que se imparten durante la duración de la escuela al aire libre.

Pero aunque yo las llamo lecciones, el horario en sí difiere un poco de los días de semana.

Lo que podríamos llamar lecciones terminaron en la mañana y después de eso es nuestro tiempo libre.

El examen especial que comenzó el jueves también, ya está en su tercer día.

La discordia comenzaba a producirse dentro del grupo.

Comenzó alrededor de las 5, temprano en la mañana.

— ¡Aaaaah, tengo sueño!

En la cocina exterior cerca del edificio de la escuela, Ishizaki gritó.

— Todos están en el mismo barco. Ahh, por favor mídelo para no estropear la cantidad de miso.

Keisei le advierte mientras echa un vistazo al papel en el que está escrito el menú del desayuno que los profesores nos habían dado.

— Cállate. ¿Por qué tengo que participar en la preparación de las comidas?

Mientras movía las manos para agitar el miso, Ishizaki no paraba de maldecir.

— No se puede evitar, ¿cierto? Existe la posibilidad de que incurramos en una penalización si no se reúnen todos aquí.

— No me importa, mierda... ahh.

— ¿Qué pasa con ese “ahh” justo ahora?

— .......Nada.

— De ninguna manera eso fue nada. ¿Dónde está la sal que tenías en las manos?

— La he añadido toda.

Al parecer, a la sopa de miso de la que Ishizaki estaba a cargo se le añadió un poco de sal.

Keisei entró en pánico, apagó el fuego y comprobó el sabor. Y luego tosió.

— Pusiste demasiada en ella, ¡ugh! No es comestible......


Si le dieras esa sopa de miso a los estudiantes mayores, te golpearían severamente por ello.

En primer lugar, es malo para tu cuerpo.

— No hay más remedio que hacerla de nuevo.

— No me jodas. Si la hacemos de nuevo, entonces empiezas de cero. Quiero decir, ¿qué hay de Kouenji?

— Al diablo si lo sé.

— Están en la misma maldita clase.

Mientras miraba a los dos discutiendo por la sopa de miso, Hashimoto manejaba hábilmente una sartén encima de la estufa mientras cocinaba un omelette.

— Eres muy hábil....

— Es porque siempre cocino mis comidas.

Lo dijo Hashimoto sin un atisbo de orgullo, y siguió cocinando enérgicamente.

Albert se acercó a Hashimoto en silencio. En sus manos llevaba un cuenco con huevos revueltos.

— Gracias. Si no te importa, ¿puedo pedirte que cortes las verduras también?

A pesar de su gran complexión, Albert comenzó a mover hábilmente un cuchillo de cocina sobre la tabla de cortar.

Como hay muchas bocas que alimentar, Hashimoto cocina los huevos uno tras otro.

Parece que, en lo que respecta a la cocina, estos dos son nuestros ases.

Por otro lado, logré adquirir la tarea extremadamente poco exigente de preparar las verduras crudas y la vajilla.

Sin embargo, como tengo que preparar las verduras de todo el mundo, sigue siendo mucho.

No puedo ayudar con la vajilla, pero siento que también debería ayudar con el corte de las verduras.

Mientras estaba junto a Albert, él me miró en silencio y traté de comunicarme con él a través del contacto visual.

“¿Puedes manejarlo? Me refiero a cortar las verduras”.

“Probablemente”.

De alguna manera, logramos entendernos lo suficiente y me entregó un cuchillo de cocina.

Me alegro de haber utilizado uno antes, aunque sea un poco, desde que empecé a vivir en el dormitorio.

Corté las verduras, manteniéndome a la par con la habilidad de Albert.

Aun así, me pregunto exactamente a dónde se fue ese Kouenji.

Ya han pasado más de 30 minutos desde que dijo que iría al baño. Los estudiantes de las clases A y B enviaron a un estudiante a buscarlo, pero viendo que aún no han regresado, parece que no lo han encontrado.

Al final, Kouenji no regresó hasta el desayuno e incluso después de su regreso, ni siquiera intentó insistir en la excusa de que estaba atrapado en el inodoro debido a un dolor de estómago.

Por lo tanto, debo suponer que la relación entre Ishizaki y Kouenji se ha deteriorado por completo.



PARTE 1

A las 3 de la mañana de ese mismo sábado, sucedió mientras estudiaba moral en el aula. Pude oír la voz alegre de una chica desde fuera. Cuando miré por la ventana desde el tercer piso, vi la figura de Ichinose corriendo enérgicamente por el campus. Parece que el primer día le costó mucho armar su grupo, pero lo importante es que ahora se ve muy alegre. (Nota: la verdad la hora se me hace extraña, pero así viene.)

Sakayanagi había declarado su intención de aplastar a Ichinose, pero hasta ahora no hay señales de que eso ocurra. Por supuesto, eso sólo puede ser en la superficie.

Mirando desde arriba, pude ver quiénes son los miembros del grupo de Ichinose hasta cierto punto. Sorprendentemente, sólo vi a una persona de nuestra clase C entre ellas. En cuanto a la clase B, Ichinose es la única que reconocí. Tal vez como los chicos lo han hecho, están formando grupos compuestos de una clase mayoritaria para mantener el status quo de las cuatro clases y la escogieron de la clase B para cumplir con el requisito mínimo.

Realmente no conozco a las estudiantes de las clases A y B en detalle, pero también vi a la chica que chocó con Horikita durante el festival deportivo y sufrió una lesión como parte de la táctica de Ryuuen.

Afortunadamente, parece que se ha recuperado completamente, ya que ahora corre sin mucha dificultad. Por cierto, la estudiante de nuestra clase C que forma parte de ese grupo es una chica llamada Wang Mei-Yu.

La primera vez que vino de China fue cuando era estudiante de primaria y ha permanecido en este país desde entonces. Eso es lo que escuché de alguien en clase. Su apodo es “Mii-chan”.

Un sobrenombre con el que difícilmente la llamarían los que no son cercanos a ella. En cuanto a lo demás que sé de ella, sus notas son nada menos que extraordinarias y es particularmente buena en inglés... es la imagen que tengo de ella.



Sus calificaciones generales pueden variar un poco, pero no importa cómo se mire, ella es tan buena como Keisei cuando se trata de estudios académicos. Y también, curiosamente, es similar a Keisei cuando se trata de practicar deportes. Está tratando desesperadamente de seguir el ritmo del resto de los miembros de su grupo, pero es con mucho la peor. Incluso ahora, respira con dificultad mientras mira al cielo como si estuviera a punto de colapsar. Cojea y se balancea.

Ichinose notó que Mii-chan se quedaba atrás y disminuyó la velocidad. Y mientras la apoyaba con ánimo, decidió correr a su lado. Y después de un ligero retraso, otra chica, Shiina Hiyori, de la Clase D, también se unió a ellas.

Ella no parece exactamente del tipo atlético, pero con una sonrisa en la cara, se mantuvo a la par de las otras dos chicas. Según lo que Ryuuen y los que le rodean han dicho, Shiina ha estado actuando como la líder de las chicas de la clase D. Si ese es el caso, entonces el grupo que estoy viendo ahora mismo tendría a las líderes de dos clases en él.

Teniendo esto en cuenta, no sería extraño que Horikita y Sakayanagi estuvieran en el mismo grupo, pero no parece ser el caso.

Ahora, sintiendo un poco de curiosidad por saber exactamente cómo surgió este grupo, quité los ojos del texto que se supone que estoy estudiando y miré por la ventana. Me di cuenta de que el ambiente en el aula se había vuelto pesado debido a las palabras del profesor.

— Haré que todos ustedes se presenten ahora. Sin embargo, quiero que tengan en cuenta que esto no es simplemente una presentación personal lo que harán, sino que es parte de su lección. A partir de ahora, cada día darán un discurso. El tema del discurso variará de un año escolar a otro, pero los cuatro criterios principales por los que se les evaluará son: “Volumen”, “Postura”, “Tema” y “Comunicación”.

La palabra discurso había sido escrita en los materiales que se nos habían dado en el autobús.

Sin duda es una de las asignaturas que se examinan aquí en la escuela al aire libre. Es muy probable que todos los miembros de este grupo grande tengan que dar un discurso propio. Para aquellos que tienen pocas habilidades de comunicación, este tema en particular puede parecer un infierno.

A los alumnos de primer año se les pide que den su discurso basándose en lo que han aprendido hasta ahora a lo largo de este año y en lo que desean aprender en los años siguientes. El segundo y tercer año darán su discurso basado en temas como su futuro rumbo y empleo. Básicamente, cosas que tienen que ver con su futuro.

— ¿En serio? Qué examen de mierda...

Puedo entender por qué Ishizaki dijo eso con asco, pero sus murmullos son demasiado fuertes. Parece que el maestro también escuchó eso, pero no pronunció ninguna palabra de reprimenda.

Ya sea que decidas tomar esto en serio o hacer el tonto, al final tus decisiones afectarán al grupo. Significa que somos libres de hacer lo que queramos.

Después de las clases, cierto hombre se acercó al grupo del primer año. Ishizaki había estado descansando sus piernas sobre la mesa, pero al ver a ese hombre, instantáneamente corrigió su postura.

Es Kiriyama de la clase B de segundo año, así como el vicepresidente del consejo estudiantil de Nagumo.

Solía estar en la Clase A, pero después de haber sido destruido por Nagumo, ha caído. Sin embargo, todavía desea la caída de Nagumo en lo más profundo de su ser, ya que se ha puesto en contacto conmigo a través del Horikita mayor.

— Creo que deberías corregir tu actitud con respecto a estas lecciones.

— S-Seguro. Quiero decir, no estaba haciendo ningún ruido ni nada.

— No estoy hablando sólo de Ishizaki. También estoy hablando de ti, Kouenji.

A pesar de desear su caída, en la superficie tiene que actuar como el obediente vicepresidente. Posiblemente quiera arreglar lo que pueda tener un efecto en la forma en que se evalúa a todo el grupo grande.

— En este examen especial sólo nos evaluarán por el examen del último día, ¿no? Que nos tomemos en serio o no estas lecciones no es realmente tan importante, eso creo.

— El examen escrito no es todo lo que hay en este examen especial. ¿No has pensado en el hecho de que tu actitud durante todo el campamento y la impresión que transmites puede tener también un efecto en él? Además, ¿cómo exactamente vas a obtener una calificación alta en el examen si no tomas estas lecciones en serio?

— La respuesta es “lo simple es lo mejor”, ¿verdad? Porque estamos hablando de mí.

— Ya veo. Entonces, ¿estás diciendo que es fácil para ti obtener una buena calificación? Sin embargo, después del examen veremos si has logrado o no obtener una calificación alta. Mientras seas parte de un grupo, ¿no crees que es importante que actúes para aliviar las preocupaciones de los que te rodean?

— Si este es un grupo que realmente se preocupa por cómo actúo, entonces tendría que decir que este grupo no vale mucho.

— No puedes juzgar eso, Kouenji.

— Entonces, ¿quién puede hacer ese juicio, si puedo preguntar?

— El todo colectivo. Eso es algo que cada estudiante debe decidir aquí.

Ishizaki se ríe mientras soporta las palabras del vicepresidente. Seguramente se regocija al ver cómo aplastan a Kouenji. Sin embargo, Kouenji no es alguien en quien el “sentido común” funcione.

— Aunque todos ustedes estuvieran apilados uno encima del otro, yo valgo mucho más como ser humano individual. Lo que quiero decir es que la gente que no tiene buen ojo para las cosas no puede esperar emitir un juicio como ese.

— Parece que eres demasiado inmaduro para ser un estudiante de preparatoria. Qué infantil.

Kiriyama utiliza el sentido común como arma contra Kouenji, que no se acobardó ni un poquito ante él. Para cuando me di cuenta, casi la mitad de los estudiantes de segundo año se están amontonando alrededor de donde estamos sentados los de primer año.

Ishizaki tampoco podía permitirse reírse eternamente y endureció su expresión. Podía escuchar palabras que sonaban un poco amenazantes viniendo de nuestro alrededor.

— Además, no es sólo Kouenji. Veo a otros estudiantes por doquier que también causan problemas.

Por supuesto, si estamos hablando de estudiantes problemáticos naturalmente incluyen a Ishizaki, pero honestamente no puedo pensar en nadie más. Todos los demás debieron tomar en serio las lecciones a su manera. Kiriyama seguramente agrupa a todos los chicos de primer año con el objetivo de que nos concentremos. Es probable que nos esté presionando recordándonos que si seguimos actuando arrogantemente de esta manera nos convertiremos en enemigos de los estudiantes mayores.

Kouenji es la gota que derramó el vaso.

— Déjalos en paz, Kiriyama.

El estudiante de tercer año, Ishikura vio la situación y ofreció su ayuda.

— La guía que va demasiado lejos puede ser interpretada como intimidación. Si se difunden rumores como ese, tú eres el que va a tener problemas. Los de primer año tienen un buen control de la situación, ¿no?

Cuando Ishikura nos hizo esa pregunta, todos, aparte de Kouenji, incluido yo, asintieron.

— Bravo, Ishikura-senpai. Has entendido muy bien la situación.

Nagumo, que había estado observando en silencio esta escena sin unirse a la conversación, ahora felizmente empezó a hablar.

— Estás desperdiciado en la clase B. En primer lugar, Ishikura-senpai no tiene mucha suerte.

— ¿No tengo suerte, dices? No quiero admitirlo, pero es que no soy lo suficientemente bueno.

— No creo que ese sea el caso. Senpai, la única razón por la que no pudiste subir a la Clase A es porque hay un genio como Horikita Manabu allí. Soy consciente de que has luchado bien durante estos tres años. La diferencia de puntos de clase entre la clase A y la clase B es de 312. La graduación no está tan lejos, pero creo que te estás acercando a ellos.

— Entonces, ¿estás diciendo que vas a llevar a este grupo a la victoria?

— Sí. Si Ishikura-senpai está dispuesto a confiarme todo, entonces venceremos en este examen especial. Y eso es una tontería porque te ayudaré a subir a la clase A. Quizá hasta podamos hacer que expulsen a Horikita-senpai de esta escuela, ¿sabes?

— Qué pena, Nagumo. Horikita no es el líder esta vez. Pero tú también estás igual, por supuesto. No hay manera de culparlo de algo que sea lo suficientemente bueno como para hundirlo.

— No importa si es el líder o no. Tampoco importa si puede ser hundido o no. Hay muchas maneras de aplastarlo.

Nagumo lo dijo así y se rió.

— Lo siento, pero no puedo confiar en ti. No en la medida de que te confíe el destino de la clase B.

— Eso es desafortunado.

Nagumo habló todo eso delante de todo el grupo. Inocentemente indefenso. ¿O tal vez se está haciendo ver indefenso a propósito? No hay forma de que sea lo primero.



PARTE 2

Durante la cena, decidí actuar. Digo “actuar”, pero todo lo que hago aquí es tratar de averiguar la situación del lado de las chicas. Porque el hecho de que Ichinose y Shiina estén en el mismo grupo me llamó la atención. Sería mejor si pudiera indagar qué está pasando con los otros grupos. En cuanto a Kei, está cenando en el mismo lugar que los días anteriores para que me sea más fácil acercarme a ella.

A pesar de que no ordené nada de eso. Qué confiable de su parte. Por otro lado, había estado escogiendo al azar asientos vacíos y no me limitaba a un solo lugar para comer.

Eso es porque elegí evitar hacer contacto abierto con Kei, por si acaso. No hay muchos estudiantes que sepan de la relación entre yo, Ryuuen y algunos otros estudiantes de la clase D, el vicepresidente Kiriyama y Kei.

Además, también hay un enemigo interno del que tengo que estar atento. Revisé la hora y me senté cerca de Kei. Y cuando empecé a pensar en una forma de hacerla consciente de mi presencia—

— …hnn---

¿Kei me saludó con un chillido? Me saludó con algo parecido a eso. Kei se dio cuenta de que venía, a pesar de que había estado charlando con sus amigas. Si es así, debo esperar pacientemente hasta que se deshaga de las molestias.

Kei continuó cenando tranquilamente y manipuló a sus amigas para que se fueran con la excusa de volver a su habitación temprano. Había estado considerando posponer nuestra reunión si eso significaba que otro estudiante pudiera irrumpir en ella durante la misma, o si sus amigas decidían quedarse, pero parece que ha tenido éxito en manipularlas.

Eventualmente, no queda nadie a nuestro alrededor que nos preste atención a ninguno de los dos y así comenzó nuestra conversación.

Por supuesto, si alguien se interpusiera en nuestro camino, esta conversación se interrumpiría instantáneamente.

— ¿Y? ¿Por fin tienes ganas de confiar en mí al tercer día?

— Así es, más o menos. Hay muy poca información sobre las chicas.

— Bueno, no se puede evitar, ¿verdad? Para alguien con un trastorno de comunicación como tú, sólo hay unas pocas chicas con las que podrías hacer contacto.

Me ha ignorado desde el principio.

Por supuesto, si eso es algo que Kei puede aprovechar para mantener nuestra relación, entonces es un precio barato de pagar, pero me apetecía molestarla. Sólo un poco.

— Entonces, incluso sin mi consejo, ¿puedes aprobar este examen especial?

— Por supuesto. ¿Quién te crees que soy?

— Ya veo. Entonces no hay nada que temer.

— .... Más tarde, al menos analiza mi situación para ver si hay algún peligro o no, ¿sí?

Quizás se sintió ansiosa por eso, ya que Kei me lo dijo.

— Por ahora, escuchemos a partir de la división de los grupos de chicas.

— Ahh, antes de que hablemos de eso hay algo que me ha estado molestando.

— Seamos breves.



Si la conversación entre nosotros toma demasiado tiempo, puede haber estudiantes que sospechen.

— Es algo muy importante.... o más bien, ¿qué está pasando con ese tipo Ryuuen?

— ¿Estás preocupada?

— Quiero decir, sí. Se ha convertido en un tema incluso entre las chicas. Por qué ese tipo dejó de ser el líder, pero no parece que nadie sepa la verdad.

— Siendo tan manso como un cordero, esa expresión no le queda muy bien a Ryuuen pero ahora mismo parece que está actuando muy maduro.

— ¿Significa eso que tu escarmiento funcionó?

— Escarmiento, ¿eh?

Detrás de las duras palabras de Kei yace su lado vulnerable, que a veces se muestra. Su curiosidad por él probablemente proviene de su ansiedad, que a su vez es el resultado del hecho de que Ryuuen la ha visto en su momento de mayor debilidad.

— No te preocupes por Ryuuen. No actuará descuidadamente. Como mínimo, puedo decir que no le hará nada a Kei de ahora en adelante.

Lo dije para tranquilizarla. Sin embargo, no obtuve respuesta de Kei.

Tenía toda la intención de ser cauteloso, ¿así que tal vez sea porque alguien vino? Eso es lo que había supuesto, pero no parece ser el caso. Inmediatamente me di cuenta de la situación.

— .... Lo siento, eso no fue nada.

Intentó engañarme con eso.

— Eso no parecía nada, Kei.

— Te estoy diciendo que no es nada.

— ¿Es eso cierto, Kei?

— .... Detente ahí mismo. ¡Lo estás haciendo a propósito!

No se dio la vuelta, pero lo dijo amenazadoramente.

Tal vez la fastidié demasiado.

— Ahh, cielos. En realidad, no debería haberte dado permiso para que me llamaras por mi nombre......

— Tú eres la que me llamó aquí en primer lugar.

— Sí. Eso no se puede evitar.

Y lo que es más importante, si hemos terminado de hablar de Ryuuen, me gustaría pasar a los negocios. Aunque nos estamos mezclando con el ajetreo, si alguien familiarizado con nosotros se topa con esta escena, sospecharían de la relación entre nosotros.

— Para que conste, he reunido toda la información que he podido... ¿Puedo hablar de ello?

— Sí.

— Para que lo sepas, no pude conseguir información de todos los grupos como tú querías.

— Lo sé. No espero todo eso de ti.

— Es una forma muy irritante de decirlo. Incluso alguien como tú no sabría a qué grupo pertenece cada uno, ¿verdad?

— Tal vez. No lo sé

— ..... ¿Qué?, seguramente no estarás diciendo que has memorizado todo eso, ¿o sí?

— Nunca dije eso.

— ¿A qué grupo pertenece el Shibata-kun de la clase B?

— Un grupo de clase B liderado por Kanzaki.

— ¿Qué hay del Tsukasaki-kun de la clase A?

— También es de esa forma. Pertenece a un grupo de la clase A establecido por un estudiante llamado Matoba.

— ¿Y qué hay de Suzuki-kun?

— La persona que lleva ese nombre fue asignada a un grupo pequeño diferente.

— ¡Así que lo has memorizado todo!

— Sólo la gente cuyos nombres conozco. Pero si puedo ver sus caras, puedo decir a qué grupo pertenece cada estudiante.

Lo único que debo agradecerle a este examen especial es que me hizo decidir memorizar los nombres de todos los estudiantes de primer año. Para cuando este examen termine, estoy seguro de que podré hacer coincidir cada nombre con una cara con una precisión cercana al 100%.

Siempre y cuando no haya pasado por alto a nadie ni haya malinterpretado nada.

— Haa.... ¿qué tuviste que hacer exactamente para tener tan buena memoria? ¿Eres tal vez del tipo nerd-kun de cuatro ojos?

Desafortunadamente, no entiendo muy bien lo que Kei está diciendo.

— Lo más importante es que vayamos al grano. ¿Qué pasa con el grupo de Sakayanagi y Kamuro?

— Las dos están en el mismo grupo compuesto de tres clases con nueve de la clase A. La clase A fue la primera en juntarse, ¿sabes?

Recibí esa explicación de Kei. Al igual que los chicos de la clase A, también siguieron la misma estrategia de reunirse de inmediato, ¿eh? Pero se conformaron con nueve en vez de doce, ¿no?

— Una composición de tres clases significa que alguien ha sido excluido. ¿O quizás Sakayanagi no les dejó unirse?

— No aceptaron a nadie de la clase B, por lo que fueron rechazadas desde el principio. Dijeron algo sobre que Ichinose-san no era de confianza y qué no. Por supuesto, quien dijo eso fue Kamuro-san en lugar de Sakayanagi-san.

— No es de confianza, ¿eh?

— Es decir, ningún alumno de otra clase es digno de confianza por defecto, pero Ichinose-san es la única persona a la que se le llama por su nombre de esa manera. ¿Pero no es eso extraño? He oído lo popular que es.

Si tuviéramos que nombrar a un solo estudiante de primer año de otra clase que sea digno de confianza, entonces sin duda yo también habría nombrado a Ichinose. Por supuesto, si son las otras clases las que se encargan de nombrar a Kushida, entonces habría muchos estudiantes que la elegirían. De todos modos, Ichinose debe ser la número uno o dos cuando se trata de ser el estudiante más confiable en nuestro año escolar. Sin embargo, la recompensa será menor si el grupo está formado por el número mínimo de personas de tres clases.

Una estrategia en la que no hay victoria total. Pero al mismo tiempo también una estrategia en la que no hay una derrota total.

— Injusto, ¿no es así? La clase A debería haberse cuidado por sí misma. Fueron demasiado arrogantes en la formación de grupos.

— Supongo que sí.

Una estrategia sólida y segura. Sin duda alguna, Sakayanagi debe ser quien ha elaborado este plan. Es sorprendente que alguien tan agresiva como ella decida adoptar una estrategia defensiva como ésta.

— ¿Y? ¿Qué debo hacer ahora? ¿Debería intentar algo?

— Los trucos no funcionarán en este examen especial. Pero hay algunas personas a las que me gustaría que echaras un vistazo.

Le dije eso y nombré a varias personas que podrían convertirse en los actores clave.

— Sí, suena bastante duro, pero lo intentaré.

Seguir obedientemente las órdenes que se le dan. Ese es el punto fuerte de Kei.

— ¿Pero qué pasa con este examen? ¿Son tan necesarios los modales y la moral?

— No lo sé. Si tengo que poner esto en términos de una historia, entonces podría ser algo así como un MacGuffin.

— ¿Ehh? Maguga--------

— No estoy hablando de una taza, ¿sabes?

— Yo... yo lo sabía. ¿Y bien? ¿De qué se trata todo esto?

No parece que tenga la menor idea.

— Es un “algo” importante para los personajes, pero no es algo vital para la historia en sí. Eso es lo que significa.

— No entendí nada de eso. Sé que Kiyotaka es inteligente, así que explícalo en términos simples

— Lo que estoy diciendo es que aunque las cosas como los modales y la moral pueden ser necesarias, no son importantes en sí mismas.

El tiempo asignado para la cena casi ha terminado y los estudiantes están empezando a dispersarse.

— Pero este examen... podría ser un poco tormentoso.

— Tormentoso.... ¿qué quieres decir? ¿Eso significa que si las cosas van como Kiyotaka predijo, algo terrible va a suceder?

— Relájate. Por lo menos puedo decir que no te pasará nada malo.

Esta vez, la tormenta no golpeará al primer año. Tomé mi bandeja y me levanté.

— Si te necesito de nuevo, te lo haré saber.

— Entendido.

Después de nuestro pequeño intercambio, decidí volver a la habitación común.



PARTE 3

Aproximadamente fue en el momento en que entré en el tercer gran baño público en la noche del tercer día.

Dentro de la gran bañera, había un par de muchachos agachados en una esquina.

Yamauchi e Ike, y no sólo ellos, sino también algunos estudiantes de la clase B, como Shibata.

Terminé intercambiando miradas con Kanzaki, que casualmente entró en la bañera al mismo tiempo que yo.

— Esta parece una reunión inusual.

Kanzaki también, mira a ese grupo con sorpresa.

— Eso parece.

— ¿Qué hay de tu grupo? ¿Algún problema en particular?

— No sé, no creo que pueda decir que va bien.

Como respondí francamente, Kanzaki parecía estar convencido de ello sin una pizca de sorpresa.

— Si sólo hay unas pocas personas en él y las cuatro clases no están representadas de manera uniforme, tiende a ser así.

— No me importaría que fuera sólo eso.

— Me enteré por Moriyama y los demás. Parece que tienes las manos llenas con Kouenji.

Supongo que algo así se supondría obviamente.

— Está contribuyendo como compañero de clase, pero no puedo controlarlo en absoluto.

— Hablando de controlar.... ¿has oído hablar de Ryuuen?

— No, no he oído nada sobre él.

Han pasado tres días desde que Akito fue reclutado en el grupo de Ryuuen. Lo veo a la hora bañarse y en los descansos para ir al baño, así como durante las comidas, pero seguimos sin tener contacto entre nosotros.

— Si está tramando algo, deberían aparecer algunos rumores, pero no he recibido ningún informe.

Como Kanzaki, que es el sublíder de la Clase B, está diciéndolo entonces, debe ser así.

Desde mi punto de vista, considerando que estoy al tanto de toda la historia, no hay forma de que Ryuuen haga nada más que levantar sospechas sobre él por lo que le rodea y espero que por fin se haya calmado.

Sin embargo, por el momento, no le quitarán los ojos de encima.

Porque se puede predecir que hay una alta posibilidad de que libere algún tipo de trampa al final del examen.

— Si hay algo que te preocupe, no dudes en consultarme. Me gustaría mantener buenas relaciones con la clase C también. Por supuesto, Ichinose también se siente así.

— Eso es algo por lo que estar agradecido.

— Ichinose parece tener una alta opinión de Horikita. Pero es por su honestidad más que por su talento.

— Honestidad....... ¿eh?

Si me preguntas si Horikita tiene o no una personalidad directa, para ser honesto, no me atrevo a llamarla honesta.

Sin embargo, creo que lo que Kanzaki llama “honestidad” y lo que yo considero “honestidad” tienen significados totalmente diferentes.

Asegurándose de cumplir sus promesas, ese tipo de integridad es probablemente a lo que se refiere.

No puedes contar con Sakayanagi o Ryuuen en ese sentido.

— ¡Oye, Kanzaki! ¡Por aquí, por aquí!

Shibata vio a Kanzaki de pie cerca de la entrada hablando conmigo, así que hizo un gesto con la mano.

— Ayanokouji, ven con nosotros también.

Y más o menos al mismo tiempo, Yamauchi me atrapó a mí también y me hizo una seña para que fuera.

Como el estado de ánimo aquí no me permite rechazarlo, me acerqué.

— ¿Qué pasa?

Le pregunta Kanzaki a Shibata.

— No, hombre, la cosa es que me estoy divirtiendo con Yamauchi y los demás con algo extraño.

— ¿Algo extraño?

— Estamos hablando de quién tiene el más grande en nuestro año escolar.

— ¿El más grande? ¿Con eso te refieres a?

— ¿No es obvio? Esto, esto.

Shibata se rió mientras señalaba al centro de la toalla que cubría su ingle.

— ....Ya veo, te estás divirtiendo.

Diciendo eso, Kanzaki suspiró exasperadamente ante la infantil competición en la que Shibata está participando.

— No, yo también creo que es infantil, ¿sabes? Pero verás, esto es inesperadamente divertido.

Tanto Kanzaki como yo no vimos qué es exactamente lo divertido de todo esto. Intercambiamos miradas y decidimos mantener la distancia teniendo en cuenta el momento.

Cuando Shibata y los demás continuaron su conversación, Kanzaki se fue.

Después de un ligero intervalo, yo también hice un movimiento para irme. Sin embargo—

— ¿Quién es el alfa por ahora?

Tal vez ha escuchado su conversación, ya que Sudou apareció con una actitud tranquila y serena.

Me agarró de los hombros y así, ya no pude escapar.

— ... No tengo ni idea.

Esquivé la pregunta.

Mientras que la mayoría de los estudiantes tenían toallas que cubrían su entrepierna, él se mostraba atrevidamente.

— Ohh... como se esperaba de Sudou.

Pude ver a Shibata aguantar la respiración.

— El alfa actual es Kaneda de la clase D.

— ¿Kaneda? ¿Ese cuatro ojos?

Apártate, como si le dijese eso a Shibata, Sudou lo aparta y se une a Yamauchi y a los demás.

Kaneda no parece tener ninguna intención de participar en la competición y parece incómodo.

— ¡Así que viniste, Ken! ¡Eres el único de confianza aquí!

— Déjamelo a mí.

Sudou participa como representante de la Clase C. Sudou se enfrenta a Kaneda, que se ha quedado perplejo por haber sido arrastrado a esta contienda.

— Así que llevas las gafas incluso dentro de la bañera, ¿eh?

— Si no lo hago, no puedo ver lo suficientemente bien como para caminar...

— ¿De verdad?

Por supuesto que no es como si esto fuera un acto de violencia. Son sólo ellos parados uno a lado del otro.

La victoria y la derrota casi siempre se deciden en un instante.

— ¡Muy bien!

Sudou hace una postura enérgica en el baño. Su voz resonó por todas partes. Por fin este juego ha terminado, es la expresión que tenía Kaneda mientras huía.

Sólo puedo decir que es una verdadera desgracia que lo arrastraran a esto.

— Entonces eso significa que soy el alfa.

No hay muchos estudiantes que desafíen a Sudou después de conocer su fuerza.

Esta competencia sin sentido termina con esto, es lo que pensaba, pero...

— ¿Alfa? No me hagas reír, Sudou.

Yahiko se acercó al sonriente Sudou.

Sin embargo, Sudou solo echó un vistazo al cuerpo desnudo de Yahiko antes de ignorarlo. Ya que Yahiko no cubría su frente, la contienda terminó sin pelear.

— No eres rival para mí.

— Eso puede ser.... pero no soy tu oponente aquí.

— No importa quién sea mi oponente. El alfa es de la Clase D...

— No, Ken. Somos la Clase C, la Clase C.

— ...Así es. ¡Sudou Ken-sama de la clase C es el alfa aquí!

— Sólo estás un poco por encima de la media. ¡No creas que puedes vencer a Katsuragi-san de la Clase A!

Aparentemente no es a Yahiko a quien va a pelear, sino al hombre que Yahiko admira tanto: Katsuragi.

Dicho Katsuragi estaba en una silla y en proceso de alcanzar el champú con el que lavarse la cabeza.

Tenía curiosidad por saber a qué parte exactamente va a aplicar el champú, pero este no es el lugar para preguntar eso.

— Basta, Yahiko. No tengo ningún interés en esta competición inútil.

— No puedo permitirlo. Se trata del orgullo de un hombre, no, tenemos que ganar ya que la dignidad de la clase A está en juego.

— Esta es una competencia sin sentido...

— Eso no es verdad, ¿o sí, Katsuragi?

Hashimoto se acerca. Yahiko dio una descarada muestra de repugnancia hacia él.

— Como dijo Yahiko, el orgullo de la clase A está en juego. Esa cosa tuya es la única que puede ir en contra de Sudou, ¿no es así?

Hashimoto personalmente comprobó lo que él llamaba la cosa de Katsuragi.

Y probablemente estimó que tenía una oportunidad de ganar mientras se reía descaradamente y aceptaba la posibilidad de una victoria.

Por otro lado, Katsuragi no hizo ningún movimiento para ponerse en pie.

— Adelante, Katsuragi.

Katsuragi se mantuvo en calma en respuesta a las provocaciones de Sudou. Sin embargo, todos los demás se entusiasmaron con eso.

Incentivaron a Katsuragi para que se enfrentara a Sudou.

— Honestamente. Tal y como están las cosas ahora, no podré lavarme la cabeza en paz.

Eso significa que realmente pretendía aplicarse el champú en la cabeza.

— El combate sólo durará un momento, Katsuragi.

— ...Que sea a tu manera.

Habiendo juzgado que la solución óptima es aceptar el desafío, se levantó lentamente.

Todo el mundo dio un suspiro de admiración por esa gran estructura suya. Y así los dos poderosos rivales se enfrentaron.

— ¿Esto es....?

Yamauchi, que se acercó para actuar como juez, se agachó.

Comprobó los activos de ambos a derecha e izquierda, pero parece que la diferencia entre ambos es imperceptible.

Mientras esperaba que se dictara la sentencia, Sudou elogió la decisión.

— No está mal, Katsuragi. Me has convencido de que hay una razón por la que eres la carta de triunfo de la Clase A.

— Esto es estúpido...

— El veredicto es...

Yamauchi se levantó.

— ¡Un empate!

En un combate en el que un empate es un resultado improbable, el juez dictaminó que era exactamente eso.

Ike, Shibata y los otros se apiñaron alrededor del juez para objetar. Sin embargo, parece que el juicio de Yamauchi es acertado, ya que tampoco pudieron decidir quién es más grande.

— ...¿Es esto suficiente?

Harto de ser exhibido, Katsuragi regresó a su posición original por la fuerza.

— No quiero reconocerlo, pero los dos compartiremos el primer puesto por ahora.

Dudo que alguien se oponga a eso, pero las cosas no terminarán así.

— Vi su duelo fracasar. Qué ingenuos.

El que dijo eso fue Ishizaki de la clase D.

— Já. No me hagas reír, Ishizaki. No eres rival para mí.

Sudou se ríe como si dijera que ni siquiera es una competencia.

Ishizaki está más o menos al mismo nivel que Yahiko.

— Yo no soy tu oponente.

— ¿Qué?

— ¡Idiota! Nosotros, los de la clase D, tenemos la mejor carta de triunfo.

— ....No puede ser, ¿Ryuuen?

— ¡No! —Ishizaki grita ruidosamente el nombre de ese hombre—. ¡Albert, es tu turno!

En el momento en que gritó ese nombre, todos los muchachos a su alrededor se alborotaron.

A pesar de que todos habían pensado en él al menos una vez, habían dejado a Albert fuera de la ecuación. Ahora esa regla tácita ha sido rota.

— ¡Eso es hacer trampa!

Incluso Sudou, que actuaba como un alfa, no pudo ocultar su malestar.

— Vamos. Si es una competencia para determinar quién es el número uno en nuestro año escolar, entonces hasta Albert es un amigo.

Bueno, considerando el flujo de la conversación hasta ahora, la afirmación de Ishizaki ciertamente ha sido correcta.

Sin embargo, nadie puede negar el hecho de que una competencia que va más allá de los países nos pondría en desventaja.

Los jugadores profesionales de béisbol de Japón son de alto nivel, pero si echamos un vistazo a las grandes ligas, la diferencia entre ambos en cuanto a capacidad física no podría ser más obvia.

Probablemente se sorprenderán por los cuerpos de los extranjeros que poseen diferentes físicos e incluso diferentes genes.

Albert aparece en silencio.

Sudou y Katsuragi también están bendecidos con un buen físico, pero no son rivales.

Además, a pesar de estar en la bañera, todavía lleva puestas sus gafas de sol.

Normalmente se nublarían y no se podría ver nada, pero quizás les ha aplicado un gel antiempañante, ya que Albert se mueve sin dudarlo un ápice.

— Kuu, es enorme...

Albert tenía una toalla de baño alrededor de su cintura.

Al parecer, los murmullos de Sudou se referían a su físico. Ahora entiendo que hay un contraste directo.

La diferencia entre ellos es como la diferencia entre un estudiante de secundaria y un estudiante universitario.

Por lo tanto, la diferencia entre sus “armas” también debería ser la misma.

O quizás aunque sea un poco, todo lo que Sudou puede hacer es rezar para que el arma no fuera muy grande.

— ¡Adelante!

Sin mostrar miedo, Sudou se adelanta.

Como alfa, no puede permitirse el lujo de huir.

Albert simplemente permaneció en silencio. Y luego, con suficiente intimidación, hizo que Ishizaki se encargara de desnudarlo.

El velo que ha sido abierto. Todo el mundo, no sólo el alfa Sudou, miraba.

Ahora bien, ¿se mostrará un arma digna de un último jefe? ¿O quizás será un resultado completamente inesperado donde es sorprendentemente pequeño?

Ahora mismo, ha comenzado un choque de machos.

— ¡Go---Albert!

Ishizaki probablemente tampoco lo sabe. El poder de Albert es finalmente revelado.

— ¡¿Esto es....?!

La primera aparición ante los ojos del alfa, la verdadera forma oculta de Albert.

Y el silencio cayó sobre nosotros.

— Yo... perdí.

Una sola frase del alfa, Sudou.

Cayó de rodillas y sintió una abrumadora sensación de desesperación.

A diferencia de la contienda que tuvo con Katsuragi, esta vez no había necesidad de un juez.

La diferencia entre ellos era así de grande.

— ¿Este es el poder de Albert, el último jefe?

Yamauchi, Shibata y los otros también perdieron toda su voluntad de luchar y cayeron como Sudou.

Ya no hay un retador capaz de ganar.

Las corrientes de desesperación comenzaron a soplar.

Albert lentamente dobló su gran estructura, cogió la toalla y se marchó sin más.

Y al igual que Sudou, los otros chicos también cayeron de rodillas.

Habiendo reconocido su derrota, justo cuando todos estaban a punto de rendirse.

— Ja. Ja. Ja. Parece que ustedes son como los niños que se divierten.

En un instante, atravesando la melancolía, se escuchó la voz de Kouenji.

Parece que ha estado observando la pelea desde dentro de la bañera.

— ¿Qué demonios, Kouenji? ¿No estás frustrado también? ¡Mira este estado patético en el que está Sudou ahora!

Gritó Yamauchi. Debido a su angustia, Sudou todavía era incapaz de levantarse.

— Lo sé. Pero el pelirrojo-kun peleó bien a su manera.

— Y una mierda, cabrón. ¿Intentas decir que puedes ir en contra de Albert?

Era una pregunta de Sudou, que ahora tenía los ojos sin vida.

Pero la actitud habitual de Kouenji no cambió.

— Soy, en todo momento, una existencia perfecta. Incluso como hombre, poseo el cuerpo supremo.

— No eludas la pregunta. Cuéntamelo en detalle.

Kouenji se deslizó el pelo hacia atrás sin siquiera salir de la bañera.

— No hay necesidad de pelear. Precisamente porque sé que no hay nadie mejor que yo, no hay necesidad de derramar sangre por asuntos tan insignificantes.

— Dices eso, ¿pero ese podría no ser el caso?

Yamauchi intentó pincharle.

Sin embargo, la actitud de Kouenji no sufrió ni un solo cambio.

— Eres un verdadero tonto. Sin embargo, supongo que es divertido jugar con ustedes de vez en cuando.

Parece que tiene la intención de aceptar el reto cuando Kouenji se deslizó de nuevo el pelo hacia atrás.

— Ahora bien, ¿debo asumir que Albert-kun es mi oponente en esta competencia?

¿Por qué se agarró la vara?

— ¡No, es Katsuragi-san!

Yahiko grita.

— No, no tengo nada que ver con esto Yahiko...

— ¡Kouenji no puede ganar si va contra Albert! Como representante del pueblo japonés, te lo ruego, Katsuragi-san, ¡por favor, derrótalo!

Después de todo, Yahiko y Kouenji también están en el mismo grupo, así que debe tener sus propias ideas sobre el hombre.

Aunque él también había estado en el baño, no hay forma de que Kouenji se entere de los activos de Sudou y de los demás en detalle.

Si es Katsuragi, que igualó a Sudou, todavía hay muchas posibilidades de que gane.

— ....De verdad....sólo esta vez, ¿de acuerdo?

Exasperado, el representante del pueblo japonés se puso de pie. Su cosa se balanceaba hacia la derecha y hacia la izquierda.

En ese momento, los muchachos comenzaron a mirarlo como si fuera algo divino.

— Como pensaba, es enorme. No puede ir contra Albert, pero si es Kouenji, entonces...

— Fufufufu. Ya veo. Así que no terminaste como el alfa una vez para nada, eso es lo que significa entonces.

— Por favor, termina rápido.

— Sin embargo, no eres rival para mí.

Después de ver eso, Kouenji ni siquiera intentó levantarse de la bañera.

— Oye, oye. No tienes miedo, ¿verdad, Kouenji? ¿Estás sólo para el show, ahora escondido en esa bañera?

Ishizaki también intentó incitarlo.

— No soy tan tonto como para apuntar con mi espada a alguien que no es rival para mí.

— Heh. Entonces te romperemos el espíritu hasta que no quede nada para demostrarlo. ¿¡Cierto, Albert!?

El representante extranjero, el hombre conocido como Albert, también se puso de pie junto a Katsuragi.

Y cuando lo hizo, ocurrió un fenómeno en el que incluso el de Katsuragi parecía pequeño en comparación.

Por primera vez, se produjo un cambio dramático en la expresión de Kouenji.

— Bravo.

¡Pan! Aplaude con las manos.

— Ya veo, ya veo. Como se esperaba del representante del mundo, parece que después de todo no son sólo palabras.

— ¿Lo entiendes, Kouenji? Qué payaso has sido, quiero decir.

— Ya es suficiente para mí.

Habiendo terminado de lavarse el cuerpo, Katsuragi entró en una bañera para alejarse de Kouenji.

Ya nadie está interesado en Katsuragi, ya que todos estaban absortos en la pelea Kouenji vs. Albert.

— Normalmente mi política es no mostrársela a los hombres. Pero este es un servicio de una sola vez.

Kouenji cogió la toalla que tenía a su lado en la mano, se la envolvió en la cintura como escondiendo su arma y se puso en pie.

Y luego salió lentamente de la bañera.

— ¿Finalmente estás a la altura del desafío, Kouenji?

La confrontación se produjo entre el máximo excéntrico y el alfa.

— El resultado es algo que puedo decir desde el principio. Tendré a todos aquí como testigos vivientes.

Kouenji posó mientras quitaba el velo de la toalla que le cubría.

En ese instante, una luz deslumbrante llenó mis ojos.

Una espada cubierta por la melena rubia de un león.

No, es demasiado grande para que la llamen espada.

Pude escuchar a Albert susurrar suavemente a mi lado.



『Oh mi God』



— Y con esto he demostrado de una vez por todas que mi existencia es perfecta.

Los muchachos que fueron utilizados como testigos vivientes no pudieron ni siquiera hacer ruido.

— ¿Eres realmente humano?

Ante el poder abrumador que va más allá de la nacionalidad, todo lo que Sudou podía hacer era ofrecer esas palabras.

Si Sudou y Katsuragi son rifles y Albert es una bazuka. Entonces Kouenji sería un tanque.

Nadie podía ir en contra de esa potencia de fuego abrumadora.

Su tamaño colosal, su armadura y su potencia de fuego derribarían a cualquiera.

Es muy probable que nadie capaz de detener a Kouenji aparezca ahora.

En cuanto al por qué, es porque en esta gran bañera no hay otro estudiante capaz de vencer a Albert.

Fue cuando todos estaban a punto de admitirlo.

— Kuku. Quieto ahí, Kouenji.

Una voz gritó. Vino de la bañera en la que Kouenji había estado hasta hace poco.

— R-Ryuuen...

Alguien lo reconoció.

Es el hombre que se mantenía calentito en la bañera de hidromasaje cerca de Kouenji. El antiguo líder de la clase D, Ryuuen Kakeru.

El hombre que debe de haber observado la batalla de Albert y Kouenji tenía ojos vivaces.

— ¿No estarás diciendo que eres rival para mí?

— No. Ni siquiera yo puedo vencer a esa cosa tuya. Sin embargo, puede que haya alguien aquí que podría dar una buena pelea, ¿sabes?

Hizo una declaración que insinuó algo y, de repente, los estudiantes miraron a su alrededor.

Sin embargo, no hay manera de que esa persona pueda existir.

Y entonces me di cuenta.

El hecho de que ahora mismo, Ryuuen me ha atrapado en su trampa.

— ¿En serio? ¿Quién podría ser?

Quizás eso también despertó un poco el interés de Kouenji, ya que le pregunta a Ryuuen.

— Ni idea. Pero si no me equivoco, todavía hay una persona más aquí que se está cubriendo con una toalla y escondiendo su verdadera fuerza.

Dejando atrás esa bomba que realmente deseo que no hubiese plantado, Ryuuen entró en la bañera y se dio la vuelta.

Afortunadamente, solo había unas pocas personas escuchando lo que Ryuuen decía, pero sus miradas se intensificaron.

Con toda probabilidad, sentí que no eran sólo los hombres en la bañera, sino también gente de todo Japón que estaba prestando atención.

— De ninguna manera, ¿un tipo como tú? Vamos, de ninguna manera.

Diciendo eso, Yahiko se acercó y me miró fijamente.

— ....¿Realmente estás tomando sus palabras en serio?

— No tengo intención de hacer eso.........es sólo que tengo curiosidad por saber cómo es que sólo tú te has estado escondiendo.

— Curioso o no, no tenía intención de unirme desde el principio.

Me negué a participar mientras daba un paso atrás.

— Puede ser, pero por favor, déjame comprobarlo, por si acaso.

Yamauchi y Yahiko se me acercaron y me flanquearon.

En ese mismo momento, vi a Ryuuen riéndose con audacia.

“Te haré saborear la derrota”.

Era lo que su mirada y su sonrisa transmitían.

Como me temía...

Ryuuen, que no tenía forma de saber cómo era la mía, instigó esto a propósito.

Al tener que lidiar con Kouenji, parece que quiere hacerme "perder" de una forma u otra.

Una forma de lucha muy maliciosa, como la de Ryuuen.

Podía salir a toda prisa y escapar del baño, pero eso equivaldría a rechazar la hora del baño en la escuela al aire libre. Tarde o temprano, este velo se abriría.

Si todavía hay una manera de salvarme, sería derribar a cada estudiante que se me acerque.

Pero eso ya no se puede considerar una estrategia viable.

De cualquier manera, he sufrido algo parecido a una derrota.

En otras palabras, ya no me queda ningún medio para evitar esta situación incomprensible.

Después de ver que no me movía, Kouenji se rió.

— Ja. Ja. Ja. No hay nada de qué avergonzarse Ayanokouji Boy. Aunque lleves puesto un protector, es algo que hacen muchos chicos japoneses. Es algo precioso para protegerte.

— Tú tampoco tienes mucha protección, Kouenji.

— Porque ya poseo una fuerza abrumadora. No necesito armadura.

No, todavía debe haber una forma de que pueda escapar.

Piensa, tengo que encontrarlo, un medio de escape.

— Ustedes hagan el cántico, el cántico.

A pesar de haber abandonado ya la escuela, Ryuuen dirige a los estudiantes desde el interior de la bañera.

Ha tendido una trampa, aplastando mi estrategia y asegurándose de que ya no pueda escapar.

— ¡Quítatela! ¡Quítatela! ¡Quítatela!

Comenzó a elevarse a mi alrededor, el cántico que los chicos desataron todos a la vez.

No les importaba a los chicos quién lo promovió. Ryuuen y todos los demás chicos me encajonaron completamente.

Vine aquí para reponerme después de un día agotador.

— .... Ya entiendo.

No puedo negar el hecho de que a veces tienes que luchar.

No tengo más remedio que admitir que ahora es uno de esos momentos.

Como hombre con un arma, si debo luchar, debo hacerlo.

Lo importante aquí no es ganar o perder, ni tampoco el orgullo.

— Hazlo a tu manera.

— ¿Quieres que te ayude en tu suicidio, Ayanokouji?

Sudou se me acercó.

Lo detuve con mis manos.

Me golpeaban esos cánticos implacables y me quité la toalla de la cintura.

El cántico que se escuchaba en ese momento se fue desvaneciendo poco a poco.

Y casi como si el ruido de antes nunca hubiera existido, un silencio cayó sobre nosotros.

— Tienes que estar bromeando, este tipo Ayanokouji...

— No puedo creerlo...

Susurrando, alguien en algún lugar habló de mí.

— Bueno, bueno, estoy sinceramente impresionado, Ayanokouji Boy. Y pensar que hay un japonés capaz de luchar contra mí. Si me preguntas, la diferencia de unos pocos milímetros puede ser también inexistente.

— ......Es casi como si dos T-Rex se enfrentasen....

Los chicos nos miraban con admiración desde el interior de la bañera.

— Es como si ustedes se hubieran convertido en testigos vivientes de cómo se hace historia.

Kouenji tiró la toalla sobre su hombro, riendo mientras se dirigía a todos.

— Sin embargo, en sentido estricto, yo gano. Si utilizan un T-Rex como ejemplo, la diferencia está en el número de presas que nos hemos comido. En otras palabras, la diferencia entre nosotros radica en nuestra experiencia.

Ya ni siquiera hace falta que nos cuente los detalles, Kouenji se volvió a meter en la bañera.



PARTE 4

En medio de la noche, me acosté en la cama de nuestra habitación compartida. Es la una de la mañana, ya se han apagado las luces. Obviamente significa que todos están dormidos. Hay una razón por la que estoy despierto en un momento como éste en el que debería estar durmiendo para prepararme para lo que vendrá mañana. Esa razón está en el pequeño papel que tengo debajo de la almohada. El número “25” está escrito en él.

Es precisamente porque es tan simple que no deja mucho a la imaginación. Es un aviso que indica que son las 25:00 horas. No tengo la menor idea de quién lo dejó aquí, pero la razón por la que estoy despierto ahora es para averiguarlo.

Si esto es sólo una broma o algo que tiene un significado completamente diferente, entonces eso será el final de todo esto. Entonces podré usar este tiempo para relajarme y pensar dónde se encuentra la verdadera esencia de este examen especial.

Poco a poco estoy empezando a ver el panorama general detrás del contenido de este examen especial. Por supuesto, puesto que no obtuvimos exactamente una explicación detallada sobre cómo funciona la puntuación, esto va a implicar algunas conjeturas, pero hay varias cosas que este examen especial casi con toda seguridad implica.

“Zen”.

Por la forma en que actuaban antes de Zazen, parece que hasta nuestras posturas durante Zazen están siendo calificadas. Cosas como el comportamiento inapropiado o ser golpeado con un palo Zen son todas causas probables de un demérito. 

“Carrera de relevos de larga distancia”.

Este probablemente va a tener un sistema de evaluación simple basado en el orden y el tiempo.

“Discurso”.

Cada persona en cada grupo grande debe dar un discurso de forma individual. Los criterios de puntuación ya han sido revelados.

Son los siguientes cuatro: “Volumen”, “Postura”, “Tema” y “Comunicación”.

“Examen escrito”.

Espero que este sea un examen que se centre principalmente en el tema de la moral. Al igual que un examen común y corriente, éste también debe determinarse por lo buenas o malas que sean tus notas.

También hay otras cosas a tener en cuenta, como “limpiar” y “cocinar”, pero todavía no puedo sacar conclusiones al respecto. Los problemas que surgen dentro de un grupo que llega tarde están fuera de la jurisdicción del examen, pero dependiendo del contexto, también pueden ser parte de lo que se está evaluando.

Tal vez muchos estudiantes están preocupados por cómo aprobar este examen multifacético. Una estrategia necesaria que sólo se puede ver después de comprender la verdadera esencia del mismo.

Para unir adecuadamente al grupo, cubrirnos unos a otros y asegurar una calificación promedio alta. En otras palabras, el enfoque simple. Parece fácil pero con obstáculos considerablemente difíciles en su camino. Esto se puede deducir de la formación de los grupos. Es extremadamente difícil cooperar completamente con estudiantes con los que normalmente se tiene una relación antagónica.

Sería una estrategia que Horikita y Hirata de nuestra clase, o Ichinose y Katsuragi de las otras clases habrían elegido. Ser influyente en el grupo propio y poseer habilidades de liderazgo hace toda la diferencia.

Elegir miembros para su grupo es, por supuesto, importante. Pero en esta etapa, es casi imposible determinar qué estudiantes son capaces de rendir bien en un examen como éste.

Keisei, que sobresale académicamente, tuvo problemas con cinco minutos y dos series de Zazen en el primer día y hubo estudiantes que ni siquiera pudieron cruzar las piernas.

En esta etapa, no se puede usar la excelencia académica o atlética para medir nada y en el futuro van a ser los estudiantes con mayor adaptabilidad los que se destaquen.

Y definitivamente hay más de unos pocos estudiantes que optaron por otras estrategias. También me di cuenta desde el momento en que me explicaron las reglas de este examen que incluso la escuela tuvo dificultades para preparar este examen poco ortodoxo.

Este ha sido el caso desde nuestro primer examen especial en esa isla deshabitada, pero en cada caso siempre ha habido una laguna que se puede explotar en las reglas.

Porque siempre hay un punto ciego, como cuando Horikita e Ibuki se pelearon en la isla deshabitada a pesar de que cualquier tipo de violencia estaba prohibida. Por supuesto, si el juego sucio es expuesto entonces las consecuencias también son extremas. Ya que la expulsión inmediata está sobre la mesa, la mayoría de los estudiantes no harán su movimiento. En primer lugar, no es como si cometer juego sucio fuera una forma segura de ganar. Disparar con las pocas lagunas y puntos ciegos que tienes o no. Necesitarás superar ese difícil obstáculo.

He ejecutado varias estrategias en todos los exámenes especiales hasta ahora. En la isla deshabitada, hice que Horikita se retirara y se cambiara de líder. En el crucero, hice el truco del teléfono. Hice un movimiento audaz durante el festival deportivo y durante el Paper Shuffle, paralizé a Kushida.

Pero esta vez, al principio decidí no hacer nada. Reuniría información y sólo desempeñaría el papel de observador. Esto se debe a que he considerado que este es un paso necesario si voy a desvanecerme y graduarme como un estudiante ordinario.

Aunque eso signifique que la Clase C sufrirá una enorme derrota ahora, no haré nada. En parte porque quiero mostrar a Sakayanagi y Nagumo, que han mostrado cierto interés en mí, que no tengo intención de luchar. Sin embargo, soy escéptico sobre la efectividad de dicha acción.

De esa forma, ya que estoy observando cuidadosamente, el mayor de los Horikita no tendría motivos para culparme a mí tampoco.

Sin embargo, si hay una acción que pueda tomar, esa sería la defensa. Si hay un estudiante que quiera expulsarme, es natural que reaccione en defensa propia. Ya son más de las 25:00. Parece que no ha pasado nada fuera de lo normal. Si es así, debería dormir. Pero justo cuando pensaba eso, la puerta que conectaba esta habitación con el pasillo exterior se abrió ligeramente y entró un poco de luz.

Es código Morse. Utilizar luces parpadeantes como forma de comunicación. En medio de la noche en el campo de entrenamiento, el pasillo estaba muy oscuro y por eso se habían colocado varias luces de linterna en nuestra habitación.

Con toda probabilidad, eso significa que tendré que traer una conmigo.

Comprendí que esto es una señal que me llama. La luz no hace ruido. Me levanté en silencio. Nuestra habitación no tiene baño. El acto de ir al baño en medio de la noche no es sospechoso.



PARTE 5

Salí de la habitación. El pasillo está cubierto de oscuridad, pero pude escuchar débiles pasos. Los seguí. La persona que sostenía la luz resultó ser Horikita Manabu.

— Pensar que tú serías el que iniciaría el contacto. ¿No es un poco notorio?

Para poner un aviso así en mi cama, tiene que saber dónde duermo. En ese caso, sólo hay una persona que me viene a la mente. Es Ishikura o Tsunoda, el estudiante de tercer año que Nagumo trajo con nosotros para jugar a las cartas el primer día.

Si le pregunta a alguno de ellos, sabrá qué cama estoy usando.

— No hay escasez de estudiantes que se reúnen en secreto en una noche como ésta. Porque al menos dos o tres estrategias están siendo implementadas para este examen especial.

Los de primer, segundo y tercer año utilizan los conocimientos que poseen para ganar. Pero aun así, no hay forma de que la gente que se encuentre de la forma en que nos estamos encontrando ahora sirva para algo bueno.

— ¿Sabes por qué te llamé a esta hora?

— Porque Nagumo está tramando algo. Esa es la única razón que se me ocurre.

— Es exactamente eso. Te llamé porque pensé que sabrías algo de eso ya que estás en el mismo grupo grande que él. Además, quería responder al correo que me enviaste en el autobús.

— Déjame decir esto de antemano. Estás equivocado. No hay señales de que Nagumo esté tramando nada.

Hay varias cosas de las que preocuparse en ese sentido, pero le mentí y le dije que aún no había comprendido nada. Nagumo había desafiado al mayor de los Horikita. Mientras ese desafío se desarrollara frente a un gran número de personas, la derrota de Nagumo fácilmente sería un mal ejemplo para el segundo año y en el futuro, él quedará en entredicho tanto por sus mayores como por sus menores. Si vas a luchar, debes hacerlo sólo después de estar absolutamente seguro de tu victoria. Pero no puedo sentir eso aquí. Como el mayor de los Horikita le había ordenado que peleara de manera justa, yo esperaba que se esforzara durante las clases y que nos dirigiera estrictamente, pero tampoco hay señales de que eso ocurra.

Eso debe haber preocupado a Horikita Manabu. Si no fuera así, no se habría arriesgado a llamarme aquí.

— Entonces, ¿estás diciendo que Nagumo va a hacer el examen sin intentar nada?

— No lo sé. No creo que sea posible lograr mucho sin involucrar a un tercero.

Incluso si uno no habla o no se duerme durante la clase, aunque nunca llegue tarde y aunque se asegure de mantenerse sano, no es así como eso haría que los resultados de sus exámenes subieran dramáticamente.

En el mejor de los casos, sólo estarían actuando para asegurarse de que uno no reciba ningún tipo de sanción.

— En este momento, he evaluado que nuestro grupo grande es el más unido.

El mayor de los Horikita hizo su análisis con calma. Desde luego, también tiene el grupo enfocado en la Clase A del primer año. Si realizan el examen en este estado, sus posibilidades de ganar son extremadamente altas.

Precisamente por eso está preocupado por Nagumo, que aún no ha dado un paso.

— ¿Cuáles son las posibilidades de que rompa su promesa? No importa la forma que adopte, puede que quiera dejar una mancha en ti.

— Nagumo ciertamente no tiene piedad de los que van en su contra. Y también ha usado métodos sucios de una manera similar a la de Ryuuen en más de una ocasión. Y esa es la causa de la anormalmente alta tasa de deserción escolar en el segundo año. Sin embargo, ni una sola vez ha roto una promesa que ha hecho. Ni siquiera una vez.

— ¿Así que estás diciendo que va a mantener su palabra de no involucrar a un tercero en esto?

— Así es.

En lo que a eso se refiere, el Horikita mayor asintió sin dudarlo en absoluto. Probablemente es una de esas cosas que él sabe precisamente porque han estado juntos en el consejo estudiantil durante dos años. Después de haber escuchado esas palabras de absoluta certeza, sentí dudas al principio. Pero entonces llegué a la respuesta para eso. Eso es algo que se aplica al Horikita mayor que tengo ante mí ahora mismo y probablemente a todos los estudiantes de segundo y tercer año también. Quizás pueda ofrecerle al Horikita mayor otro consejo.

Sin embargo, puede que no tenga mucho sentido. Porque ya ha determinado que sólo podrá protegerse de los ataques si toma las palabras de su enemigo en serio.

— Parece que esto ha sido una pérdida de tiempo.

Dándome la espalda, el mayor de los Horikita comenzó a caminar de regreso a su habitación.

— Se trata de esa cosa que has querido saber, pero... el consejo estudiantil puede influir en los exámenes especiales. Cosas como modificar las reglas y las sanciones. Porque se supone que representan el punto de vista de los estudiantes y sus opiniones. Pero no es que puedan hacer lo que quieran.

— Ya veo.

Después de responder a mi pregunta, el Horikita mayor se fue.

— Él podría perder.

Antes de darme cuenta, terminé murmurando eso. No, supongo que “perder” no es la mejor manera de decirlo. El Horikita mayor no cometerá ningún error. Manejará bien su grupo y superará esto. No se equivocará.

Es sólo que... aun así, está claro que esto por sí solo no es todo lo que hay.

Empezando con este examen que inició el tercer semestre, un cambio importante podría estar cerca.








11 comentarios:

  1. Siendo franco, ya habia leido la competencia de ver quien la tiene mas grande antes, pero no habia visto el resto, asi que te agradezco el esfuerzo de traerlo aqui.
    Eso si, recalcare lo siguiente. Cuando Ayanokouji encontro el papel que decia 25, pense que esos 25 se referian a otra cosa.

    ResponderBorrar
  2. Jajaja, dos taqués contra una basuca dos rifles y un montón de pistolas de bolsillo

    ResponderBorrar
  3. Yo no entendí
    Si la clase de ayanokouji está en primer año o segundo

    ResponderBorrar
  4. Lo que le espera a la novia del prota xD

    ResponderBorrar
  5. "Es casi como si dos T-Rex se enfrentasen"
    JAJAJA tremendo capítulo

    ResponderBorrar
  6. Elver galarga ha entrado en el chat*

    ResponderBorrar
  7. Jajaja me cague de risa como nunca

    ResponderBorrar